The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

martes, 22 de julio de 2008

Robertson, Baylor y Chamberlain: la revolución del baloncesto

Hay tres nombres que para mí representan el punto de inflexión donde empieza la era moderna del baloncesto: Oscar Robertson, Elgin Baylor y Wilt Chamberlain. Anteriormente a ellos ya habían aparecido estrellas que revolucionaron este deporte de distintas maneras, George Mikan, Bob Pettit, Paul Arizin o Bob Cousy son solo algunos de los más destacados; y contemporáneamente a ellos también hubo mitos del calibre del gran Bill Russell, Jerry West o Walt Bellamy, pero Robertson, Baylor y Wilt no solo fueron estrellas, dominaron la NBA o marcaron una época, sino que fueron unos adelantados a su tiempo, provocaron que el baloncesto evolucionara mas rápido.

Los tres eran muy completos, Robertson es el único jugador de la historia que no sólo hacía triple-dobles a menudo sino que llegó a promediar uno en la temporada 1961-62 con 30,8 p., 12,5 reb. y 11,4 as. por partido, jugaba de base, tenía un tiro espectacular desde cualquier posición, fue el precursor natural de Magic Johnson, es el 4º máximo asistente de la historia de la NBA, el 8º máximo anotador y para jugar de base está en un ¡¡increíble!! 58º puesto entre los máximos reboteadores.

Elgin Baylor es el antecesor de Julius Erving, hasta su aparición los únicos mates que se podían ver eran los de algún pivot alto que la machacaba después de la asistencia de algún compañero, el fue el primer jugador de menos de dos metros que hizo entradas a canasta imposibles, rectificando en el aire y machacándola de vez en cuando, además para su altura y su posición de alero bajo tenía promedios espectaculares de rebotes (promedió 15 o 16 muchas temporadas), Por cierto, tiene el record de puntos en un partido de la final de la NBA con 61.

Y por último Wilt Chamberlain, el hombre record, sus 100 puntos en un partido son de sobras conocidos, al igual que el dominio anotador y reboteador que impuso en la NBA a lo largo de su carrera, pero muchos no saben que en la temporada 1967-68 fue líder de asistencias de la liga con 8,6 de promedio (nunca mas en la vida un pivot va a liderar esta clasificación), que en la 1961-62 llegó a promediar 50,4 puntos por partido, o que en su última temporada como profesional (1972-73) y contando con 37 años de edad, lideró la NBA con 18,6 rebotes por partido y tuvo un porcentaje de tiros de campo del 72,7% ¡¡impresionante!!, todo esto ayuda a poder concebir el dominio que tenía sobre el resto de los mortales.

A su manera los tres revolucionaron este deporte y fueron el espejo donde se miraron siguientes generaciones y los patrones a seguir por futuras estrellas de la liga como Magic Johnson, Michael Ray Richardson o Dennis Johnson en el caso de Oscar Robertson, Connie Hawkins, Julius Erving o David Thompson en el caso de Elgin Baylor; y Kareem Abdul-Jabbar, Moses Malone o Bill Walton en el caso de Wilt Chamberlain.

4 comentarios:

costalgaraldals dijo...

felicidades por el post¡¡¡¡
Lo de Robertson es la leche... toda historia tiene sus precursores, estos 3 la tubieron en su momento. Igual que Bird, Magic y Jordan; creo yo, en la expansión global de la Nba.
Saludos y basket.

Mo Sweat dijo...

Yo siempre mantengo que las estadísticas por si solas no son totalmente exactas a la hora de comparar distintas épocas, ya que por ejemplo, si Shaq hubiese jugado en los 50 o 60 probablemente también hubiese llegado a los 20 rebotes por partido como Chamberlain o Russell; y si no lo creeis se pueden observar estadísticas de aleros de su misma época, que sin ser prodigios físicos tenian medias de mas de 10 reb. o incluso algunos de 14 o 15, pero de todas maneras si que reflejan el gran dominio que un jugador ejerció en su época.
De todos modos no quiero quitarles importancia a estos jugadores, tan solo humanizar las estadísticas extraterrestres de aquella época, si Chamberlain jugara en la actualidad seguro que sería el máximo reboteador de la liga, pero en vez de 25 por partido, cogería 16 o 17 como máximo y tampoco creo que pudiera tener medias de 40 o más puntos por partido, seguramente estaría ahí con Kobe y LeBron disputándose el título de máximo anotador de la liga; en definitiva, que en vez de 40 p., 25 reb. y 10 t. promediaría aproximádamente 30 p., 16 reb. y 4 t., y de todas maneras sería el MVP de la NBA.

Daniel L. dijo...

Indudablemente Mo. Todo va en función de las circunstancias, quienes son los rivales, cómo se juega etc.

Recuerdo a un jugador, creo que se llamaba Young, que metió 109 puntos en la liga Escocesa allá por los años 80. ¡Imagínate! Luego le vi jugar en un partido europeo y no parecía nada del otro mundo. El contexto siempre es importante.

Mo Sweat dijo...

Sin duda...