The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 29 de diciembre de 2013

Una noche cualquiera (o dos) en la vida de George Gervin (29 y 30 de Diciembre de 1981)

Y seguimos celebrando las fiestas navideñas con otra entrega doble de "Una noche cualquiera..." Hoy con, nada más y nada menos que, The Iceman.

Temporada 1981-82, 29 de Diciembre, los San Antonio Spurs (18-9) recibían a los San Diego Clippers (6-21). George Gervin ofreció una de sus exhibiciones anotadoras, logrando la victoria para su equipo (119-107), apoyado por los 16 puntos de Mike Mitchell y los 14 de Gene Banks, y frente a los 19 de Freeman Williams y Michael Brooks y los 14 de Phil Smith.


George Gervin fulminó a los Clippers anotando 46 puntos, en una magnífica serie de 21 de 31 en tiros de campo (tan solo 4 de los 46 puntos fueron de tiro libre). No existen más estadísticas de este partido.


Al día siguiente, en menos de 24 horas y sin apenas descanso, los Spurs volvían a jugar un partido oficial...

Temporada 1981-82, 30 de Diciembre, los San Antonio Spurs (19-9) recibían a los Houston Rockets (12-18). George Gervin volvió a erigirse en la estrella del partido, guiando a los suyos de nuevo hasta la victoria (109-104), apoyado por los 18 puntos de Dave Corzine y los 15 de Gene Banks, y frente a los 24 de Moses Malone, los 20 de Calvin Murphy y los 18 de Robert Reid.

George Gervin volvió a alcanzar los 40 puntos, convirtiéndose en uno de los pocos jugadores capaces de lograrlo en dos noches consecutivas, terminando con 42 puntos anotados mediante 17 tiros de dos y 8 tiros libres. No existen más estadísticas de este partido.

martes, 24 de diciembre de 2013

Merry Basketball Christmas!

Fo Fo Fo os desea ¡Felices Fiestas a todos!, con un árbol de Navidad virtual decorado de una manera muy especial...




viernes, 20 de diciembre de 2013

Una noche cualquiera (o dos) en la vida de Moses Malone (25 de Diciembre de 1986 y 10 de Enero de 1987)

Para empezar a celebrar la Navidad, aquí tenéis una entrada muy especial (de doble extensión) de "Una noche cualquiera...". Una entrada que bien podríamos subtitular "Return to Phila".

Temporada 1986-87, 25 de Diciembre, los Philadelphia 76ers (14-13) recibían a los Washington Bullets (13-13) de Moses Malone, en el esperado retorno a Phila del que había sido su máxima estrella en los últimos tiempos, no en vano fue uno de los dos partidos seleccionados por la NBA para el día de Navidad. La venganza de Moses fue implacable, logrando la victoria para su equipo (97-102) apoyado por los 23 puntos y 7 asistencias de Jeff Malone y los 15 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias de John Williams, frente a los 28 puntos y 9 rebotes de Cliff Robinson, los 16 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias de Charles Barkley y los 19 puntos, 10 asistencias y 5 rebotes de Mo Cheeks.


Moses Malone arrolló a los Sixers con 28 puntos (en una serie de 11 de 28 en tiros de campo), 21 rebotes, 5 tapones y 3 robos de balón.

Apenas dos semanas más tarde, Bullets y Sixers volvían a encontrarse; veamos lo que ocurrió...

Temporada 1986-87, 15 de Enero, esta vez eran los Washington Bullets (17-17) los que recibían a los Philadelphia 76ers (19-16) en su Capital Centre. Moses Malone no quedó suficientemente satisfecho con lo ocurrido en Phila dos semanas antes, y volvió a saltar a la cancha con los ojos teñidos en sangre, logrando de nuevo la victoria para su equipo (117-111), apoyado por los 20 puntos y 9 asistencias de Jeff Malone y los 20 puntos y 3 rebotes de Terry Catledge, frente a los 23 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias de Charles Barkley, los 24 puntos y 7 rebotes de Tim McCormick, los 20 puntos y 8 asistencias de Mo Cheeks y los 20 puntos y 7 rebotes de Julius Erving.


Moses Malone arrolló, de nuevo, a sus ex-compañeros, terminando con 39 puntos (en una serie de 12 de 25 en tiros de campo), 17 rebotes y 2 tapones.

sábado, 7 de diciembre de 2013

El mayor símbolo de la libertad ha muerto... ¡Larga vida a la libertad!

Cuando, en breve, finalice este 2013 y los medios de comunicación se pongan a hacer balance de todo lo sucedido a lo largo y ancho del año, no cabe duda que el fallecimiento de Nelson Mandela será uno de los sucesos más recordados y trascendentales con diferencia, pues se trata de la muerte de un auténtico símbolo de la humanidad, de una leyenda del nivel del mismísimo Martin Luther King... Y eso es decir mucho.

Tratar de sintetizar en unas pocas líneas la importancia de este momento histórico es algo prácticamente imposible, más incluso de forma tan vertiginosa, sin tiempo para la reflexión, con lo cual para los datos históricos os remito a todos los programas dedicados a la figura de Madiva que están proliferando desde ayer por la noche en todos los medios de comunicación... Y aquí, en este humilde espacio virtual, solo os pido unos segundos de silencio y de reflexión para tratar de comprender, aunque sea solo un poquito, el valor de la figura de uno de los hombres más grandes que haya pisado nunca la faz de la tierra.


NELSON MANDELA
1918 - 2013








lunes, 2 de diciembre de 2013

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: punto de inflexión

Hoy hace exactamente cinco años y medio que Fo Fo Fo comenzó a andar... Un buen momento para marcar como punto de inflexión y para compartir con todos vosotros ciertas inquietudes que llevan varios días sobrevolándome... Me explico.

Hace algún tiempo que muchos blogueros se están planteando hacia donde se dirige la blogosfera y si ésta tiene algún futuro, debido a la recesión que ha vivido en los últimos tiempos, especialmente debido al auge de las redes sociales. Y os puedo asegurar que eso no es algo circunscrito al baloncesto, pues como muchos sabéis tengo otro blog dedicado al cómic, y en la blogosfera "comiqueril" esta sensación probablemente sea incluso mayor... Debo deciros que personalmente nunca me ha afectado demasiado este tema y que siempre he tenido como lema: mientras yo disfrute haciéndolo y algunos de vosotros lo leáis y participéis en forma de comentarios, seguiré al pie del cañón... Bien, y así ha sido, hasta ahora.

Puede que sea debido a un cúmulo de circunstancias, pero la verdad es que por primera vez en estos cinco años y medio he llegado a plantearme dejar el blog. También es cierto que ahora mismo estoy muy metido en un proyecto relacionado con mi otro blog; un proyecto que me quita mucho tiempo y que convierte prácticamente en una odisea el hecho de intentar actualizar periódicamente ambos blogs (el tercero ya ni lo cuento)... Pero lo único cierto, vamos ya al grano, es que estoy cansado, por primera vez me siento cansado, y cada vez me cuesta más encontrar las fuerzas necesarias para tirar adelante.

Igual que ha ocurrido con muchos otros blogs, Fo Fo Fo también vivió una época dorada en la cual era muy habitual que un post tuviera entre 20 y 30 comentarios, incluso más; y lo mejor de todo no era el número de comentarios, sino la calidad de ellos, pues se originaban auténticos debates repletos de pasión y grandes conocimientos baloncestísticos (algo que os agradeceré eternamente)... Como comento más arriba, luego llegó la recesión, un ligero bajón progresivo en el número de comentarios y el histerismo colectivo con el cual la gente se tiró a las redes sociales... Pero a mi eso no me afectó ni un ápice, más cuando personalmente no me atrae mucho la rápida caducidad de todo lo vertido en dichas redes, en contraposición a lo "eterno" de lo plasmado en un blog o una web, que queda perfectamente archivado y localizable para quién lo quiera consultar en cualquier momento...

Pero ahora todo ha cambiado, más cuando comparo lo sucedido en Fo Fo Fo con lo acontecido en mi otro blog. Durante los primeros tiempos, Fo Fo Fo era la niña bonita, el blog que irrumpió con fuerza para quedarse, mientras que su hermano fue algo experimental, con bastantes números para resultar siendo efímero y anecdótico... Luego el destino quiso que terminaran yendo de la mano, cada uno en sus temas, cada uno con su estilo... Y ahora me está dando la sensación de que la cosa prácticamente se ha invertido, y no solo porque su hermano lo doble, e incluso triplique, en visitas diarias, sino porque me estoy dando cuenta de que el paisaje alrededor de ambos blogs no puede ser más diferente... En Comic is art hay una cierta constancia, una sensación de estabilidad provocada por gente que en su momento escribieron los primeros comentarios de la historia del blog y que actualmente siguen ahí, sean más o menos prolíficos. En Fo Fo Fo, por el contrario, he visto pasar tanta gente con épocas de auténtico "entusiasmo comentarista" que luego, de repente, desaparecían sin dejar rastro, que parece que en vez de cinco años y medio sean diez, o quince, los vividos en el blog... Tal vez sea algo provocado por la media de edad, por lo general más alta en el blog hermano, pero es algo que al final, con el tiempo, te hace pensar bastante...

Muchos de estos "comentaristas entusiasmados" que luego desaparecían como el humo, sin dejar rastro, han sido periodistas, estudiantes de periodismo y/o aspirantes a alguna de ambas cosas, quienes en el momento en que sus carreras comenzaron a despegar, desaparecieron por completo... También muchos blogueros que en su momento te felicitaban y te decían cosas como que disfrutaban mucho visitando tu blog y que era muy interesante, pero que a partir del momento justo en el que cerraron el suyo, el mar se los tragó, lo cual viene a demostrar que seguramente no les parecería tan interesante, sino que simplemente hacían "política" para que tu también comentaras en el suyo...

De todos modos dan igual todas estas elucubraciones, pues al final lo que queda es lo que hay, y el actual panorama no me ayuda mucho en este momento de flaqueza, en el cual tanto me cuesta seguir adelante, así que os anuncio que a partir de hoy mismo, Fo Fo Fo va a pasar a ser un blog mucho más tranquilo, sin exigencias, sin un mínimo de actualizaciones mensuales, en el cual, de momento, voy a seguir publicando mis Basketball landscapes (tengo muchos en la recámara todavía sin publicar y no me gustaría nada que quedaran en el limbo) y voy a tratar también de ir publicando aquellas series de posts que están abiertas y que mi orgullo personal me impide dejar a medias (Monográficos, Grandes del baloncesto femenino, Face to face, Una noche cualquiera), pero sin ninguna prisa y tomándome el tiempo que sea necesario (probablemente serán un par de posts al mes, un landscapes y otro)... Y luego, cuando con el tiempo vayan cerrándose estas series, y yo, tal vez, haya aligerado mi carga de estrés, decidiré si seguir adelante o no... Mientras tanto ya sabéis... Peace out.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Una noche cualquiera en la vida de Sidney Moncrief (12 de Febrero de 1984)

Temporada 1983-84, 12 de Febrero, los Milwaukee Bucks (28-23) recibían a los San Diego Clippers (17-34). Sidney Moncrief fue el mejor sobre la cancha en un partido ganado por sus Bucks (107-100), en el cual también destacaron los 16 puntos de Bob Lanier y Junior Bridgeman por parte de Milwaukee y los 23 puntos de Terry Cummings, los 18 de Craig Hodges y Greg Kelser, los 16 con 8 asistencias de Norm Nixon y los 14 con 14 rebotes de James Donaldson por parte de San Diego.


Sidney Moncrief, como era habitual en él, fue sobrio y decisivo en ambos lados de la cancha, terminando con 38 puntos (en una serie de 14 de 25 en tiros de campo), 12 asistencias y 8 rebotes.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Una noche cualquiera en la vida de Larry Bird (14 de Febrero de 1986)

Temporada 1985-86, 14 de Febrero, los Portland Trail-Blazers (29-27) recibían a los Boston Celtics (40-9) apenas cinco días después de haberse disputado el All-Star Game de la NBA. Larry Bird fue la estrella más rutilante en este encuentro ganado por los Celtics (119-120) tras una prórroga, aunque también brillaron Dennis Johnson (29 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes), Robert Parish (20 puntos y 4 rebotes), Kiki Vandeweghe (38 puntos y 6 asistencias), Clyde Drexler (20 puntos, 9 asistencias, 5 rebotes y 3 robos) y Jerome Kersey (21 puntos, 9 rebotes y 3 robos).


Larry Bird fue, sin ninguna duda, el mejor de este gran y competido encuentro, terminando con 47 puntos (en una serie de 21 de 34 en tiros de campo), 14 rebotes, 11 asistencias y 2 tapones.