The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 29 de junio de 2008

El All-Star Game de 1987

Este artículo no está centrado en ningún jugador ni en ningún equipo histórico, es un homenaje que me permito al partido de baloncesto que más me ha marcado a lo largo de toda mi vida, un partido que hizo que desde aquel momento empezara a amar este deporte.

Fue en Seattle, donde se estaba celebrando el fin de semana de las estrellas de la NBA de la temporada 1986-87. Ya el día anterior (Sábado) se habían celebrado los típicos concursos de triples y mates ganados por Larry Bird y Michael Jordan respectivamente (¡Ahh!... que tiempos aquellos) y el Domingo se disputaba un partido All-Star muy especial que entre otras cosas contaba con alicientes como el de ser el último All-Star de Julius Erving (en la temporada de su adiós a las canchas), el de poder ver a un jovencito Michael Jordan en la temporada en que tuvo la media de puntos más alta de toda su carrera y que no había podido disputar el del año anterior por lesión, el de poder disfrutar de un Magic Johnson en el momento cumbre de su carrera (de hecho ese año fue el MVP de la temporada y de las finales) o de ver a un joven Tom Chambers que entró en el último momento en la selección del Oeste debido a la lesión de Ralph Sampson y que al ser el único jugador local, Magic se "encariñó" con él y le abasteció de sus increíbles asistencias ayudándolo a ser el MVP del partido (como había hecho con Sampson dos años antes).

Eran todos los que estaban y estaban todos los que eran, con solo nombrar unos cuantos jugadores uno se da cuenta de porqué era la edad dorada del baloncesto: Magic Johnson, Michael Jordan, Larry Bird, Julius Erving, Kareem Abdul-Jabbar, Moses Malone, Isiah Thomas, James Worthy, Dominique Wilkins, Charles Barkley, Kevin McHale, Alex English, Akeem Olajuwon o Robert Parish, son todos auténticos mitos del baloncesto, forjaron juntos la época clave que hizo crecer la NBA hasta las cotas de popularidad mundial que tiene actualmente.
Además, en aquella época los All-Stars eran mucho mas competidos, pese a que lo principal era el espectáculo y jugadores como Magic o el Dr. J se encargaban de ello, los equipos ponían más énfasis en ganar, y no era imposible ver incluso algun pequeño roce entre por ejemplo Moses y Kareem después de un encontronazo. Nada que ver con el ...machácala que yo me aparto, después te apartas tu que la machacaré yo... que se ha visto demasiadas veces en los últimos años en partidos de las estrellas.

El partido tuvo prórroga, forzada por dos tiros libres de Rolando Blackman cuando ya parecía que el Este se iba a hacer con la victoria (después también de un imposible palmeo de Moses Malone a falta de tres segundos, que de haber ganado el Este hubiera sido el MVP del partido ) y tras el periodo extra donde el Oeste fue superior y Magic Johnson lo capitaneó a la victoria, el resultado terminó siendo Oeste 154 - Este 149. Los mejores del partido fueron el MVP Tom Chambers con 34 p. y 4 reb., Moses Malone (el verdadero MVP) con 27 p. 18 reb. y 4 tap., Rolando Blackman con 29 p. y 4 reb., James Worthy con 22 p. y 8 reb., Magic Johnson con 9 p. 13 as. y 7 reb., Larry Bird con 18 p. 6 reb. y 5 as. y un maravilloso Dr. J que en su última temporada profesional firmó unos increíbles 22 p. y 5 as. adornados con alguna que otra jugada de las suyas, imposibles de imitar por el resto de los mortales.

1 comentario:

drazgon dijo...

Hostia, hostia!!!!
Que recuerdos! Creo que lo estuve viendo hace poco y es, junto con el del 88, uno de los All-stars que más recuerdo.
El último All-star del Doctor J, los tiros libres finales de Blackman, el partidazo de Chambers, Isiah....
Tienes razón en lo de que ahora los All-STar son pura mierda pinchada en un palo.
Nosotros hicimos un artículo sobre la parafernalia del All-star de las Vegas:
http://baloncestistas.blogspot.com/2007/02/
la-parafernalia-del-all-star.html

Si quieres que intercambiemos links, me lo dices.