The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

jueves, 19 de junio de 2008

Los Boston Celtics campeones de la NBA

Y llegó el dulce 17º anillo, 22 años después los Celtics de Boston vuelven a ser campeones de la NBA en una temporada histórica, en la que tras fichar a Kevin Garnett y a Ray Allen han pasado de ser uno de los peores equipos de la liga los últimos años a conseguir una marca de 66 victorias y 16 derrotas en la temporada regular (la mejor de toda la liga); y en los playoffs, tras unas duras eliminatorias en la conferencia Este se han plantado en la final y han vencido con contundencia a unos Lakers que a priori parecía que les iban a poner las cosas mas difíciles a los orgullosos verdes.

Resaltar a Paul Pierce que ha sido elegido MVP de las finales con unas estadísticas de 23 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes por partido, heroicidad de película en el primer partido incluida y con unos Garnett y Allen a gran nivel (lo cierto es que cualquiera de los tres podría haber sido el MVP) y muy buena aportación del banquillo que a principios de temporada era señalado como el punto débil del equipo y que a la hora de la verdad ha sido mucho mas determinante que el de los Lakers.

Por el equipo de Los Angeles, destacar el bajo nivel de Kobe Bryant en comparacion al resto de los playoffs (aunque teniendo en cuenta los problemas físicos que ha ido acumulando, se puede considerar como normal; bastante ha hecho), a un Pau Gasol que ha tenido que bailar con la más fea (Garnett) y que tal vez por eso se ha visto resentida también su aportación en ataque (realmente se le veía fatigado) y a un Phil Jackson que por primera vez en la historia de las finales se ha visto superado claramente desde el banquillo por su rival, un Glenn Rivers que ha demostrado con creces por qué es el entrenador de este gran equipo y por qué fue elegido entrenador del año en la NBA en el 2000.