The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 2 de junio de 2008

Enhorabuena a todos los nostálgicos por la final Celtics-Lakers

Bueno, que mejor manera de que empiece a funcionar este blog que con la noticia confirmada de que después de 21 años volverá a haber una final de la NBA que enfrente a los dos equipos más míticos de la historia de la liga. Y no solo por ser los dos equipos más laureados de la historia sino por la gran rivalidad que han mantenido siempre, sobretodo en los años 60 donde los Celtics ganaron 8 anillos consecutivos batiendo en casi todas las finales de aquella época a los Lakers que pese a ser un grandioso equipo (Jerry West, Elgin Baylor, Wilt Chamberlain) siempre terminaban sucumbiendo en las finales ante el orgullo verde de Boston, que en esa época se convirtieron en una verdadera bestia negra para los Lakers. Años después justo al empezar la década de los 80, llegaron a la liga dos rookies que transportando la rivalidad que ya habían empezado a tener en la NCAA a la liga profesional, provocaron a su vez el resurgir de la rivalidad entre Celtics y Lakers ya que uno fue a parar a Boston (Larry Bird) y el otro a Los Angeles (Magic Johnson), provocando que la liga llegara a unas cotas de popularidad que nunca había llegado a tener y marcando una época que ha sido denominada por muchos como la edad dorada del baloncesto americano.

Pues si con esto no fuera suficiente, aun tenemos muchos mas alicientes en esta final: Ver por fin a Kevin Garnett en unas finales (se lo merece), el nuevo Big Three de Boston (al igual que los Celtics de los 80 tenían al tridente Bird, Parish, McHale), Kobe de nuevo en unas finales (pero con un grado de madurez que le lleva a jugar el mejor baloncesto de su carrera) y por supuesto, la participación de un jugador español por primera vez en la historia de la final de la NBA. Y vaya jugador, no estamos hablando de un jugador que deba hacer acto de presencia en las finales ni de conseguir jugar minutos importantes ni nada por el estilo, estamos hablando de una estrella, de un All-Star, de un jugador que no se va a quedar conforme con haber alcanzado las finales, Pau va a intentar dejar su huella en ellas y calidad tiene para hacerlo. Nos esperan unas finales espectaculares, no me cabe duda de que se va a ver muy buen baloncesto y a priori tienen potencial para llegar a ser las mejores de los últimos años.