The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

martes, 9 de septiembre de 2008

Los Angeles Lakers de los 80

Si por los alrededores de la pasada final de la NBA, publiqué un artículo dedicado a los Celtics de los 80, ahora le toca el turno a sus máximos rivales, los Lakers de la era del Showtime.

A mediados de la década de los 70, Los Angeles Lakers eran un equipo desahuciado, poco a poco se habían ido retirando todas sus grandes estrellas de los 60, Elgin Baylor, Jerry West, Wilt Chamberlain,...; y tras una era de grandeza llegaron las vacas flacas, llegaron a ser últimos en la clasificación; hasta que en un gran golpe de efecto, en 1975 los Lakers se hicieron con los servicios del mejor jugador del mundo, Kareem Abdul-Jabbar; a cambio de Junior Bridgeman, Dave Meyers, Elmore Smith, Brian Winters y una suma de dinero. En las temporadas siguientes, el equipo mejoró y Kareem fue recolectando MVP's de la NBA, pero no terminaban de conseguir ser candidatos al anillo, faltaba algo. Y ese algo llegó en la temporada 1979-80, en forma de rookie polivalente y capaz de hacer cosas que nunca se habían visto antes, como jugar de base con 2,05 m. y a la vez jugar de pívot cuando el gran Kareem se lesionó, por supuesto estamos hablando de Earvin "Magic" Johnson, con él llegó lo que ha pasado a la historia como la era del Showtime, debido al espectacular juego de contraataque con el que dominaron la liga.

Ya en la primera temporada de Magic, consiguieron el anillo de campeón, superando en la final a los Philadelphia 76ers de Julius Erving, a lo largo de la década, llegaron a ganar 5 veces el anillo, a lo que habría que sumar 3 presencias mas en la final; algo impresionante, en total estuvieron presentes en 8 de las 10 finales de los 80.

En la primera mitad de la década, la columna vertebral del equipo estaba formada por el base Norm Nixon, el escolta Michael Cooper, el alero Jamaal Wilkes, el veterano de lujo Bob McAdoo y por supuesto Abdul-Jabbar y Magic Johnson, a mediados de los 80 fueron desapareciendo poco a poco algunos veteranos como Wilkes, Nixon o McAdoo y llegó savia nueva en forma de James Worthy, uno de los mejores aleros de la época, Byron Scott, un gran escolta que injustamente nunca llegó a ser All-Star (sufrió bastante el hecho de tener tanto mega-crack a su lado) y el batallador ala-pívot A.C. Green, estos tres jóvenes jugadores mas los eternos Kareem y Magic formaron el mítico quinteto inicial que tanto recuerdan muchos aficionados y que ganó los dos últimos anillos (87 y 88) de forma consecutiva, rompiendo una maldición que provocaba que desde finales de los 60, ningún equipo era capaz de ser campeón dos años seguidos.

A esta pléyade de estrellas y grandes jugadores, hay que añadir a varios especialistas y jugadores sacrificados que ayudaron lo suyo a hacer grande a este equipo, el más importante y emblemático es (por supuesto) el ala-pivot Kurt Rambis, al que acompañaron jugadores como Mitch Kupchak, Maurice Lucas o Mychal Thompson (aunque en diferentes fases de la década).

Añadir que fueron legendarios los enfrentamientos entre los Lakers de Magic Johnson y los Celtics de Larry Bird a lo largo de toda la década, traspasando a la NBA su rivalidad ya comenzada en la NCAA, donde la Michigan State de Magic venció en la final a la Indiana State de Larry. Estos duelos rememoraron los eternos Lakers-Celtics de los 60 y subieron la popularidad de la NBA hasta límites nunca imaginados, que sumados a la llegada de Michael Jordan a mediados de la década, convirtieron la NBA en la liga (de cualquier deporte) más popular del mundo.

Si en los Celtics, el tridente principal a lo largo de todos los 80 fueron tres de los nombrados en 1997 entre los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA (Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish), en los Lakers ocurrió exactamente lo mismo, Kareem Abdul-Jabbar, Magic Johnson y James Worthy fueron All-Stars a lo largo de toda la década y los tres fueron elegidos entre los 50 mejores en 1997.

De Jabbar ya hemos dicho que cuando lo ficharon los Lakers era el mejor jugador del mundo, de hecho es el jugador que posee más trofeos de MVP de la liga (6), a lo largo de los 80 fue bajando sus estadísticas por la edad y cediendo el liderazgo del equipo a Magic, que a su vez fue la inversa, a medida que Kareem fue envejeciendo, fue tomando mas responsabilidades y no solo era el mejor pasador de la liga, sino que era capaz de anotar más de 20 puntos de media y coger un montón de rebotes para un base, llegó a conseguir muchos triples-dobles por ese motivo y es el paradigma del jugador total.

El tercero en discordia, James Worthy, fue un gran alero que pese a jugar de tres, tenía movimientos de cuatro y un primer paso increiblemente rápido, posiblemente el mejor primer paso de la historia de un jugador que no fuera base o escolta. Siempre estuvo a la sombra de Magic y Kareem, pero eso no le impidió un merecido reconocimiento debido sobre todo a la fama (totalmente justa) de jugador que se crecía en los play-offs, era una especie de Reggie Miller, que al contrario de muchos jugadores, si en temporada regular promediaba 19 puntos, en los play-offs subía a 24, se crecía ante la adversidad, lo que le mereció el apodo de Big Game James.

8 comentarios:

Bias dijo...

Leches, no había caído en el dato, estuvieron presentes en 8 de las 10 finales e los 80!!!!!! TREMENDO.

BigBen dijo...

grande señor. que injusta es la nba a veces, y para ello no hay mas que ver como scott no fue all-star y como worthy es un mitico pero llegara a tener la fama de julius o gente de su nivel.

costalgaraldals dijo...

hablando de Worthy, he tenido la suerte de ver un Seattle-Lakers del 87 (play-off) y el bueno de James estaba a un nivel GARRAFAL¡¡¡ como las enchufaba, de todos los colores, maneras, que velocidad tenia. Solo Magic estaba a la altura.
SHOWTIME TOTAL ¡¡¡¡ el dato es devastador.

Maverik dijo...

Impresionante como siempre.

Una pregunta al master de la página: primero los Sixers, of course (el mejor equipo d la historia los Sixers del 83 ;-)) pero luego... ¿Lakers o Celtics?

Yo era d los Lakers en los ochenta pero creo q simplemente lo fui por Magic. Desd hace ya varios años q prefiero a los Celtics, no sé me gusta más su espíritu de lucha, su garra, su leyenda y todo eso...

Mo Sweat dijo...

Mmmmmm... Lakers, hoy en día admiro a los dos por igual, pero si me sitúas en la época en que empecé a seguir la NBA (a partir de 1987) te diría que yo siempre era de dos equipos, de los Lakers y del equipo en que jugara Moses Malone, fui de los Bullets, de los Hawks, incluso de los Bucks cuando un ya muy veterano Moses jugó allí, pero siempre de los Lakers.
Y es que Moses aparte, mi filosofía del baloncesto siempre ha estado muy relacionada con Earvin Johnson, siempre he sido más de Magic que de Jordan, tan solo por su concepción de baloncesto de equipo en contraposición al egocentrismo del gran Michael.
Curiosamente, años después de la retirada de Magic, tuvo que ser otro chaval de Michigan el que fuera a sustituirle en mi corazón, debido también a su filosofía del baloncesto, por supuesto me refiero a Chris Webber.

Maverik dijo...

¡Q grande eres Mo Sweat!

Evidentemente yo tb fui siempre de Magic y jamás de Jordan. Supongo q por ese motivo siempre he "justificado" las barbaridades d los Bad Boys jejeje

Jordan era el enemigo. No se podía ser fan de los dos. ¡No señor!

En cuanto a Moses, seré sincero: apenas lo recuerdo. Yo era fan d los jóvenes, es decir Pat Ewing, Olajuwon, Barkley...

pepe dijo...

Yo soy de los Sixers desde Julius,y admirador total de Barkley por lo que tengo simpatia a los suns,pero soy de los sixers por encima de cualquier jugador,hay que reconocer que eran muy grandes los lakers aparte con Ramon trecet en aquella epoca era eso celtics o lakers,lurgo llego quien llego,por cierto gran blog enhorabuena,gran Moses gran Moses,que bueno era

Mo Sweat dijo...

Saludos y gracias a todos.
Por cierto, bienvenido Pepe, yo también he admirado mucho a Sir Charles, si en la década de los 80 fue Moses y en esta última Webber, en los 90 Barkley fue de mis máximos favoritos, al igual que Shawn Kemp; y solo superados por el gran Hakeem Olajuwon.
Que pena que aquellos Sixers de mediados de los 80, que aunaban a un ya veterano Dr. J, con un aun grande Moses y un pujante Barkley no consiguieran llegar a revalidar el título del 83, demasiados inconvenientes, lesión de Toney, lesiones inoportunas como la que le hizo perderse los play-pffs del 86 a Moses, en fin que con un poco más de suerte los Sixers de los 80 podrían haber tenído tal vez otro título, ya con Charles Barkley.