The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

jueves, 18 de septiembre de 2008

Dos jugadores legendarios llamados Olajuwon

Entre la década de los 80 y la de los 90, jugaron en la mejor liga de baloncesto del mundo dos grandes jugadores apellidados Olajuwon y de origen nigeriano. El que debutó primero se llamaba Akeem y el otro Hakeem, los dos jugaron en los Houston Rockets, eran pívots, median unos 2,08 m. y fueron auténticas estrellas de la liga, grandes defensores y reboteadores y anotadores versátiles.

Pero si como jugadores de baloncesto tenían mucho en común, como personas eran dos polos realmente opuestos. Akeem era muy egocéntrico, tuvo varios problemas con árbitros, jugadores rivales e incluso con sus propios compañeros, criticando a menudo a los Rockets por no reforzar debidamente al equipo y no tratar de hacer una plantilla campeona alrededor suyo. Por el contrario, Hakeem era una persona culta, tranquila y muy religiosa; musulmán devoto, practicaba el Ramadán estrictamente cada año, pese al ritmo de partidos y desgaste físico que hay en la NBA. Muy respetado por sus compañeros de equipo, era una estrella que ejercía de lider espiritual sin llamar mucho la atención, un líder callado (como Kareem Abdul-Jabbar).

Akeem Olajuwon junto a David Stern

Akeem tuvo varios problemas personales, generalmente asociados a su egocentrismo... ahora mismo recuerdo cómo dejó a la que había sido su novia durante bastante tiempo, alegando de forma frustrada que no le podía dar hijos altos como él. Dentro de la cancha protagonizó algunas de las tanganas más famosas de la década de los 80 y llegó a coleccionar una gran cantidad de técnicas. Por su parte, Hakeem fue un ejemplo de profesionalidad, un jugador comprometido y capaz de demostrar al mundo entero que él era el mejor jugador de la NBA, como cuando en los playoffs de 1995 humilló al recientemente elegido MVP de la temporada, David Robinson, a base de talento y una calidad sin igual, pero siempre educadamente y sin aspavientos.

Incluso como jugadores de baloncesto poseían ciertas diferencias. Akeem era más físico, más duro y con más masa muscular. Por su parte, Hakeem era más técnico, más cerebral y más ágil. Akeem era un poderosísimo defensor, un enorme reboteador y un gran jugador ofensivo, con una gran mezcla de potencia y talento en el poste bajo. Hakeem también fue muy buen defensor y un enorme jugador ofensivo, pero menos físico y más talentoso; lo cierto es que sus movimientos de pies son considerados por muchos como los mejores de la historia del baloncesto.

Hakeem Olajuwon

Dicho todo esto y por si hay alguien que todavía no lo sepa, aclarar que Akeem y Hakeem son la misma persona... aunque todo lo dicho anteriormente es cierto. Al introducirse de forma más seria en la religión musulmana, allá por 1991, se cambió el nombre por Hakeem (o como él dice, lo corrigió), cambió totalmente su filosofía de la vida y se entregó espiritualmente a Dios, pasando de tener la personalidad problemática que hemos descrito antes como Akeem, a ser una persona mucho más centrada y ejemplar, tanto en la vida personal como deportivamente hablando. Sus mayores éxitos le llegaron ya como Hakeem: 1 trofeo de MVP de la temporada (1994), 2 trofeos al mejor jugador defensivo (1993 & 1994), 2 anillos de campeón (1994 & 1995) y 2 MVP's de las finales (1994 & 1995).

Olajuwon es un ejemplo inmejorable de como puede llegar a cambiar una persona, centrándose en la vida y tomando un camino más espiritual... por cierto, las pequeñas diferencias físicas mencionadas anteriormente entre Akeem y Hakeem también son ciertas, seguramente favorecidas por su cambio de hábitos. Hakeem pasó de ser un jugador con mayor masa muscular y más potencia, a ser un jugador con menos volumen pero más fibroso, perdiendo tal vez un poco de fuerza bruta, pero ganando en agilidad y rapidez y mejorando más, si cabe, su ya de por si impresionante técnica individual.

Añadir que es uno de los cuatro únicos jugadores de la historia de la NBA que han conseguido sumar un cuádruple-doble; fue en 1990 y lo logró tras sumar 18 puntos, 16 rebotes, 11 tapones y 10 asistencias. También es el máximo taponador de la historia de la NBA, con 3.830 tiros bloqueados. Jugó en la universidad de Houston entre 1980 y 1984 y, durante el verano de 1982, se enfrentó varias veces en un gimnasio de la ciudad tejana al que por aquel entonces era el mejor pívot del mundo, Moses Malone. El legendario Moses lo tomó como su pupilo y viendo que el jovencito Akeem tenía un potencial increíble, se empeñó en hacerlo trabajar duro y jugó contra él como si estuviera jugando los play-offs de la misma NBA. Olajuwon siempre ha mantenido que aquel verano con Moses fue un punto de inflexión en su carrera... como Malone le decía: si puedes cogerme un rebote a mí, ganarme la posición a mí y anotar jugando contra mí, vas a ser capaz de hacerlo contra cualquiera en la NBA ¡Y así fue!

Para concluir, citar que Olajuwon fue el pívot más dominante en una década repleta de grandes pívots; los 90 fueron testigos de grandes duelos entre Olajuwon y auténticas figuras en la posición de center tales como Patrick Ewing, David Robinson, Shaquille O'Neal, Dikembe Mutombo o Alonzo Mourning... en esa década repleta de tantos pívots de calidad, él fue simplemente el mejor de todos ellos.

Hakeem "The Dream" Olajuwon contra Shaquille O'Neal

11 comentarios:

Juanejo dijo...

yo no he visto a nadie moverse al poste como a el. ni tener un timing de salto en defensa. sin tener un gran salto es como dices el maximo taponador de la historia. no esta mal. Las dos jugadas de su top 10, son historia, que manera de mear a robinson y a ewing.

Bias dijo...

No sabía ke "Akeem" fuera un jugador próblematico.
No era musulmán antes de corregirse el nombre?

Su cambio de nombre es menos cantoso y tiene algo más de sentido ke el ke se hizo hace un par de meses el famoso jugador de la NFL Chad Johnson. Ahora legalmente, Chad Ocho Cinco xDDD

Mo Sweat dijo...

Era musulmán por cultura y tradición, pero como diría él, no seguía verdaderamente el Islam; es como el que dice que es católico, por tradición familiar o porqué es lo típico, pero ni va a misa, ni hace muchas de las cosas que se le supondrían a un católico. Con el pequeño cambio en el nombre como punto de inflexión, Hakeem abrazó de verdad el Islam y se convirtió en una persona mucho más espiritual.
Sobre lo de problemático, es cierto que protagonizó varias peleas y tanganas durante los 80, seguro que si miras vídeos de estos que hay colgados en la red sobre grandes peleas en la NBA, veras alguna suya, ahora mismo recuerdo una famosa contra los Sonics (creo recordar que estaba involucrado Michael Cage)y un puñetazo que le pegó por las buenas a un pívot blanco, no estoy seguro de si era Billy Paultz, tan rápido y disimulado que el árbitro ni se enteró.

BigBen dijo...

impresionante señor. este Hakeem es como bien dices, un lider silencioso, del tipo de jugadores que hace muchas cosas pero no parece que haya hecho tantas. grande olajuwon

Lucas dijo...

Yo conocí a Hakeem y grande fue mi sorpresa cuando hace unos meses atrás mirando algunos videos he visto como le propinaba una terrible piña a otro jugador durante un juego, no conocía esa faceta del nigeriano.
Muy buen post!
Un abrazo!

costalgaraldals dijo...

Acertadísimo una vez más, lo de los dos jugadores es genial. Estoy recopilando imagenes para un video y cada vez me sorprenden más estos jugadores, tengo que hablar en plural, ya que despues de este post, nunca volveré a considerar a una leyenda sino a dos.
Sus entrenamientos con su "mentor" el gran Moses, me ponian los pelos como escarpias. Siempre un placer leerte.

Mo Sweat dijo...

Saludos y gracias a todos.
Por cierto Lucas, lo de que conociste a Hakeem ¿te refieres a que lo conociste en persona?, si es así te envidio, ya que no solo es uno de los jugadores que más admiro deportivamente, sino que es uno de los que más admiro como persona, es esa clase de estrella que destila humildad y saber estar, lo dicho antes, un líder silencioso. Admiro a grandes como Magic, Jordan o Bird, entre otros, pero con este tipo de jugadores que siempre han sabido ser auténticos líderes sin hablar mucho, sin intentar ser mediáticos y sin andar de "chulos" siempre les tengo una admiración especial, gente como el propio Hakeem (después de la llegada de la H, claro), Kareem, Moses o el Dr. J, grandísimos jugadores y a la vez personas humildes, tal vez sea porqué yo también tenga un poco ese tipo de carácter y me identifico más con ellos que con la grandilocuencia de Jordan o la brabuconería de Barkley, pero les tengo una simpatía especial.

dennis_mora91 dijo...

Muy buen articulo.

Hakeem fue uno de los mejores pivot de su epoca, una carrera inmaculada manchada en su epoca en Toronto donde pudo jugar contra Gasol, recuerdo una canastita que le hizo bastante curiosa :D

Maverik dijo...

Simplemente genial. ¡Menudo artículo!

Mi única pregunta es: ¿Hakeem mide 208 cm solamente?

Es posible q no sea un 7 pies como dice su ficha oficial, pero no sé, a mi siempre me pareció un tipo francamente alto.

Ahora mismo tengo en mente una foto suya con Shaq y la verdad es q a mi me parece q si Shaq es un 216 cm, Hakeem por lo menos es un 211 cm.

Por cierto, lo d los entrenamientos de Moses daría por otro artículo. Grande Moses, un tipo muy pero q muy peculiar. Dice el propio Hakeem q de Moses no aprendió nada en particular sino q más bien se vió superado una y otra vez hasta el punto q se sentía tan humillado como motivado por mejorar.

Mo Sweat dijo...

Saludos y gracias.
Lo de los 2,08 m. de Hakeem, es muy polémico, hace muchos años que un buen día leí en una publicación (creo que era en Gigantes, pero no estoy seguro), que midiendo a Olajuwon en alguna revisión médica de los Rockets o algo por el estilo, salió que medía 2,08 y como se que en USA este tipo de "aumentos artificiales" de la altura de los jugadores es algo habitual, personalmente siempre di esta altura como la válida.
Casos como los de Barkley o Larry Johnson son conocidos, siempre les habían dado bastante más de lo que miden realmente.

Mr. Naismooth dijo...

Totalmente deacuerdo en absolutamente todo lo que has escrito.