The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 15 de octubre de 2014

Una noche cualquiera en la vida de Artis Gilmore (12 de Diciembre de 1981)

Temporada 1981-82, 12 de Diciembre, los Chicago Bulls (9-13) recibían a los poderosísimos Philadelphia 76ers (18-3) del Dr. J. Artis Gilmore, el gigante amable, destacó por encima del resto a nivel individual, a pesar de que la victoria finalmente se la llevaron los Sixers tras prórroga (114-117). Por parte de Philadelphia destacaron especialmente Julius Erving (26 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias), Bobby Jones (24 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias) y Earl Cureton (10 puntos, 12 rebotes y 2 tapones) y por parte de Chicago, además de Gilmore, destacaron Dave Greenwood (25 puntos y 13 rebotes), Reggie Theus (22 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias) y Dwight Jones (13 puntos y 10 rebotes).


Artis Gilmore fue un auténtico baluarte en la zona, terminando con 28 puntos (en una serie de 8 de 16 en tiros de campo), 25 rebotes, 6 tapones y 2 asistencias.

4 comentarios:

Silvio SALVATICO dijo...

Creo era el pivot que más problemas daba al Alcindor, los pivote de antes eran mucho más gallos que los de ahora, dominaban los aros sin darse importancia.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Silvio.

La era de los grandes dinosaurios... Ahora da casi risa tratar de comparar los mejores 5 actuales con los grandes pívots clásicos como Jabbar, Gilmore, Walton, Malone, Olajuwon, Ewing...

Fat Lever dijo...

Curioso lo infravalorado que estaba Gilmore, siempre a la sombra de Kareem. Con sus estadísticas hoy se pegarían todos los equipos por contar con sus servicios. Quizás si hubiera recalado en un equipo de los grandes la historia sería muy diferente.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Fat.

Ya te digo, hoy en día si no sería el jugador más cotizado de la liga poco le faltaría... Ya no existen pívots como él.

En cuanto a lo del equipo y todo eso, decir que también son muchos los que le echan en cara no haber sido excesivamente competitivo; por un motivo o por otro se le achaca el hecho de haber tenido unas condiciones físicas casi que entre las de Kareem y las de Chamberlain y que los resultados, en cambio, están a años luz de ambos prodigios... Seguro que si Maverik se pasa por aquí tendrá algo que decir al respecto...