The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 13 de octubre de 2014

Una noche cualquiera en la vida de Larry Nance (20 de Diciembre de 1987)

Temporada 1987-88, 20 de Diciembre, los Phoenix Suns (8-12) recibían a los Sacramento Kings (5-17). Larry Nance fue el más destacado de un partido igualado hasta el final y resuelto a favor de los Suns (109-120). Por parte de Phoenix también destacaron James Edwards (28 puntos y 12 rebotes), Jeff Hornacek (12 puntos, 11 asistencias y 6 rebotes) y Eddie Johnson (14 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias) y por parte de Sacramento, Kenny Smith (27 puntos, 11 asistencias y 5 robos de balón), Reggie Theus (23 puntos y 8 asistencias) y LaSalle Thompson (14 puntos, 13 rebotes y 3 tapones).


Larry Nance brilló por encima de todos los demás, terminando el encuentro con 45 puntos (en una serie de 17 de 25 en tiros de campo), 15 rebotes, 7 tapones, 3 asistencias y 3 robos de balón.

14 comentarios:

J. Pedro Nuñez dijo...

Larry Nance fue uno de esos jugadores que no fue valorado en su justa medida

Mo Sweat dijo...

Saludos, Juanpe.

Totalmente de acuerdo; en Phoenix fue algo parecido a lo que años más tarde sería Shawn Kemp en los Sonics, luego aquel famoso escándalo de las drogas que salpicó a aquellos Suns de finales de los 80 y que quizás también influyó un poco en su imagen... Y ya en los Cavs, tal vez quedara un poco a la sombra jugadores como Price y Daugherty, aunque en mi opinión era tan bueno como ellos, sino más...

Mo Sweat dijo...

Por cierto, hasta hace poco más de una década lo consideraba claramente el mejor cuatro taponador de la historia, pero con todos estos cuatros tan altos o más que los cincos que han proliferado en los últimos años (Duncan, Garnett, Sheed, Gasol...) puede que la elección sea algo más complicada... De todos modos para mi lo sigue siendo.

Anónimo dijo...

La dupla Nance-Daugerthy - sin duda la mas infravalorada de la historia de la NBA, segun yo recuerde.

Tambien tuvieron mala suerte; primero se toparon con los Pistons y despues con un tal Jordan...

Mo Sweat dijo...

Saludos, anónimo.

Pues sí, la más infravalorada o al menos una de las más infravaloradas, sin duda alguna... ¡¡Cuantos grandes equipos defenestrados debido al reinado Lakers-Celtics en los 80 y después Pistons y Bulls!!... No había pan para todos y muchos grandes equipos se quedaron sin trozo de tarta.

Jaime Sirvent dijo...

Nance es de esos jugadores tan elegantes que solo cogiendo el balón ya transmiten mucho más que muchos otros anotando 30 puntos. Gran taponador sin duda, también excelso dunker, aunque yo me quedo con sus incontestables medias vueltas en suspensión. Un clásico.

Saludos.

costalgaraldals dijo...

Por aportar .... me quedo con la sensación de ver, como un balón "empequeñecia" en sus manos, hasta el punto de convertirse en pelota de tenis ¡¡

Fat Lever dijo...

A mí me recuerda un poco a esos jugadores todo fachada, tipo Orlando Woolridge, pero a los que les faltaba algo, sangre o instinto asesino, para llegar al top. Recuerdo vagamente el escándalo de los Suns del que hablas, con Walter Davis y algún superclase más, creo que se fundieron a media plantilla. Un saludo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jaime.

La elegancia también es un grado... Grande en sus medias-vueltas, sin duda.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costas.

En eso tuvo un precursor insuperable en los Suns... The Hawk!!

Mo Sweat dijo...

Saludos, Fat.

También estaba James Edwards, que al final fue a parar de rebote a los Bad Boys de Detroit... Y el resto es historia.

En mi humilde opinión Nance estaba algunos peldaños por encima de Woolridge como jugador de baloncesto... Tal vez Orlando sí fuera uno de esos jugadores de buenos números, pero sin capacidad para llegar a más que eso (supongo que su cabecita loca no ayudaba...), pero Larry Nance fue un All-Star, del que tal vez se esperara más, pero un gran jugador al fin y al cabo.

Daniel L. dijo...

Sí, supongo que la diferencia estaba en que Larry Nance sí podía liderar a un equipo, como hizo con Phoenix Suns, y Orlando Woolridge no. Woolridge podía anotar muchos puntos pero no tenía esa capacidad de liderazgo. O al menos creo que no lo demostró demasiado.

Mo Sweat dijo...

No, más bien demostró otras cosas menos interesantes, lo cual fue una pena, pues a mi me gustaba bastante.

Daniel L. dijo...

Woolridge era un jugador espectacular a todas luces. Lástima los problemas que tuvo y fue arrastrando.