The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

martes, 30 de julio de 2013

Especial fotográfico: los mejores matadores de la historia de la NBA (anterior a los 90)

Michael Jordan representó un antes y un después para muchas cosas, tanto por lo que respecta a la propia NBA como para el baloncesto en términos generales. A partir de él proliferaron en mayor medida los grandes saltadores, los jugadores cada vez más físicos y, en definitiva, los grandes matadores, pues es evidente que la capacidad física está inevitablemente ligada al arte del mate. Con esto no quiero decir que toda la evolución que ha sufrido el baloncesto a lo largo de los últimos 20 o 25 años esté directamente relacionada con la figura de Jordan, pues junto a él llegaron a la liga jugadores con físicos realmente asombrosos (Karl Malone, Akeem Olajuwon, Charles Barkley...) que también incidieron de forma importante en esa evolución hacia un baloncesto cada vez más físico, al igual que los Bad Boys de Detroit ejercieron también una influencia muy importante en el hecho de que el baloncesto se volviera cada vez más defensivo (y como todos sabemos, los aspectos defensivos del baloncesto siempre van muy ligados a la capacidad atlética), pero sí que es cierto que Jordan ha sido siempre el más icónico y que bien podríamos hablar de su figura como de un punto y aparte por lo que al arte del mate y a la capacidad atlética en la NBA se refiere... Por eso, hoy aquí, vamos a repasar a los mejores matadores de la historia de la NBA hasta el impacto del Rey Jordan. Algunos son hiperconocidos y no resulta necesario añadir gran cosa sobre sus figuras, pero hay otros que no son en absoluto tan conocidos para el público general... Y precisamente por ello se me antoja necesaria esta entrada:

LOS MEJORES DUNKERS DE LA HISTORIA DE LA NBA (ANTERIOR A LOS 90)

> ELGIN BAYLOR: Fue el primer jugador en dotar al mate de una nueva dimensión, pues hasta su llegada apenas se veían unos pocos mates muy rudimentarios realizados por jugadores muy altos. Baylor fue una auténtica revolución en muchos sentidos.



> WILT CHAMBERLAIN: No se acostumbra a citar a pívots en este tipo de menesteres, pero el caso de Wilt es muy particular, pues sus impresionantes condiciones atléticas y sensacional movilidad para un jugador de su tamaño y características, lo convirtieron en uno de los dunkers más terroríficos de la historia del baloncesto.



> GUS JOHNSON: Uno de los matadores más infravalorados de la historia... Y, sin ninguna duda, uno de los grandes jugadores más infravalorados de todos los tiempos. Probablemente fue el primer gran matador de la historia en su sentido más intrínseco.



> CONNIE HAWKINS: El primer gran embajador del streetball en la NBA, el primero en elevar el mate a la categoría de arte, antes que Julius Erving (y con permiso de Gus Johnson) y un jugador absolutamente revolucionario en sus formas.



> JULIUS ERVING: La consagración total y definitiva del mate como forma de arte... Me atrevería a decir que en ciertos aspectos del mate, especialmente en cuanto a la elegancia, el Dr. J todavía no ha sido superado por nadie.



> DAVID THOMPSON: Mientras el Dr. J era encumbrado como Rey absoluto del mate, "Skywalker" Thompson se erigía en el prototipo de matador del futuro; jugador más bajo, con un salto explosivo y una capacidad para volar por encima de tipos mucho más altos, que solo admite comparación posible con nombres mucho más recientes como Dwyane Wade o Jason Richardson.



> DARRYL DAWKINS: Conjunción sensacional de espectáculo y violencia machacando el aro, Chocolate Thunder rompió tableros, provocó la instauración de los aros basculantes y bautizó a cada uno de sus mates con nombres de lo más pintoresco.



> DARRELL GRIFFITH: Otro de los matadores más infravalorados, pues sus mejores momentos pasaron un tanto inadvertidos en un equipo de la parte media-baja de la tabla y en una época ensombrecida por la elegancia sin par de Julius Erving, los tableros hechos añicos por Darryl Dawkins y la irrupción de nuevos fenómenos del mate como Dominique Wilkins o Michael Jordan.



> LARRY NANCE: Un atleta con unas cualidades innatas para el baloncesto y una impresionante capacidad de salto pocas veces vista en un jugador de sus características. Fue el mejor cuatro matador de la historia hasta la irrupción, a principios de los 90, de Shawn Kemp.



> DOMINIQUE WILKINS: El más felino de todos los grandes matadores de la historia del baloncesto, pues sus mates eran la combinación perfecta de fuerza y plasticidad... Jamás la violencia machacando un aro de baloncesto fue tan poética y dulce como en el caso de Nique Wilkins.



> CLYDE DREXLER: Uno de los más grandes, plásticos y elegantes matadores que se han visto sobre una cancha de baloncesto... Se le acostumbra a situar por debajo de sus coetáneos Michael Jordan y Dominique Wilkins, cuando las condiciones del bueno de The Glide estaban prácticamente a la misma altura.



> SPUD WEBB: Con sus apenas 1,70 m. de altura, Anthony Webb fue un matador atípico, pues sus mayores momentos de gloria pertenecen al concurso de mates de 1986, siendo poco habitual verle machacar en partidos oficiales, pero no cabe duda que fue un fenómeno absolutamente adelantado a su tiempo y que sin él probablemente no podríamos hablar de muchas cosas que vinieron después...



> MICHAEL JORDAN: Y por último, ya que lo hemos mencionado como punto de inflexión, His Airness, el hombre que siempre conseguía aguantarse en el aire unas décimas de segundo más que sus oponentes, para terminar machacando mientras los demás ya habían iniciado la fase de descenso. Probablemente el matador (y jugador de baloncesto) más plástico que haya existido jamás.



Con posterioridad a His Airness, el número de ilustres matadores en la NBA aumentó, siendo habitual ver machacar a jugadores relativamente bajitos como Kevin Johnson o Robert Pack, ver aparecer a nuevos emperadores absolutos del mate, como Vince Carter o LeBron James, ver a jugadores altos machacar con suma elegancia y plasticidad, como Shawn Kemp o Kevin Garnett, ver nuevos pívots haciéndose especialmente famosos por sus demoledores mates, como Shaquille O'Neal o Dwight Howard e incluso ver a todo un ramillete de jugadores secundarios, algunos incluso marginales, que lograban hacerse un nombre en la NBA gracias únicamente a su gran capacidad para machacar (Harold Miner, Isiah Rider, Desmond Mason, Fred Jones, Gerald Green...).

Puede que en la actualidad haya muchos más matadores que antaño, que por lo general los físicos sean mucho más atléticos y explosivos, pero estos 13 nombres aquí presentes siempre brillarán con luz propia entre todos los demás... Y muy especialmente Julius Erving, Dominique Wilkins y Michael Jordan, que junto a Vince Carter sean muy probablemente los mejores matadores que el universo haya visto jamás.

Aprovecho para comunicaros que tras este post, Fo Fo Fo estará unos días de vacaciones, así que con esta ilustre colección de dunkers me despido hasta finales de Agosto o, como mucho, principios de Septiembre... Salud a todos y buenas vacaciones a quién las tenga.

17 comentarios:

Jorge (alerotirador) dijo...

Espectacular como siempre Mo.

Vaya foto de Wilt cuando estaba en el instituto. Cuando le veo en reportajes ya en la NBA, siempre me quedo con la sensación de que hacía los matets sin esforzarse, que podía ser más "bruto". Extraordinario.

Como extraordinario el gran Spud. Siempre en nuestros corazones por razones obvias.

Y el mejor de todos los que pones aquí, para mí Julius. Espero que hayas visto el documental "The Doctor". Alucinante.

Saludos.

costalgaraldals dijo...

Vaya nivel Maribel ¡¡¡
Cada uno por su estilo y capacidad para volar alto.
Puedo decirte que el primero que me sorprendió fue L.Nance, porque un hombre con su altura, no me esperaba que fuera capaz de hacer esos movimientos en el aire. Siempre esperaba un mate más sencillo y "ortopédico" ... pero no ¡¡¡ era capaz de hacer casi cualquier movimiento.
Uno que le tengo mucho cariño, es a "Dunkenstein", por si estilo desgarbado y callejero, con ese toque de pasotismo (serio, eso si)que desprendía. En el concurso de mates del 84 me robó el corazón.
Hablar de la elegancia que destilan Erwing-Drexler-Hawkins, la potencia descomunal de Wilkins-Gorila, la capacidad de salto de Webb-Thompson ... por nombrar a unos cuantos de ellos, todos excelentísimos matadores.
Para mí, elegir el mejor es fácil. Solo tengo que mirar y si quedo atrapado, si el mundo se para por unas décimas de segundo, si el corazón se acelera y no soy capaz de articular palabra en ese instante .... ese es mi jugador, ese es mi matador elegido. Sin ninguna duda, el único que ha sido capaz de hacerlo es Michael "Mister Aire" Jordan.
Aprovecha el verano,descansa y disfruta.
Un abrazo.

Pasiego dijo...

Estoy de acuerdo , quizás Wilkins marcó la nueva era , elegir entre los genios es un acto de simpatía más que de valoración . Me alegro siga el Manresa en la elite , los aficionados y la ciudad lo merecen .
Que tengáis buen verano .

Mo Sweat dijo...

Gracias, Jorge.

Todavía no he visto el documental, pero espero poder verlo pronto...

Yo también me quedo con Julius, aunque con Jordan y Wilkins muy cerquita.

Wilt era como Shaq, solo que menos musculado, en consonancia con la época, y me atrevería a decir que todavía más ágil y talentoso... Si no machacaba con más contundencia y recreándose más en los mates por encima de sus rivales es simplemente porque era otra época y eso no se llevaba, incluso me atrevería a decir que de haberlo hecho tal vez se lo hubieran echado en cara y habría jugado en su contra... Wilt en tiempos modernos podría haber sido algo absolutamente terrorífico.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costas.

Yo también recuerdo haber tenido ese sensación de sorpresa la primera vez que vi los mates de Larry Nance... Podíamos esperar los mejores mates salir de la factoría Erving, de la factoría Jordan o de la factoría Wilkins, pero no me los esperaba del bueno de Nance...

Pues totalmente de acuerdo, a mi Hawkins, Erving y Drexler también me parecen los más elegantes en ese sentido de feeling innato y sensación de deslizamiento por el aire... Wilkins era más explosivo y agresivo y Jordan más plástico e ingrávido, pero sin ese "no se como expresarlo" de Hawkins o Erving.

Mo Sweat dijo...

Igualmente, Pasiego.

Gracias, igual como ocurrió el pasado año con el Estu, es una sensación un tanto agridulce, pues no ha sido por méritos propios, pero ya que las cosas han ido así, ahora hay que trabajar para realizar la mejor temporada posible y seguir en la élite muchos años más...

Saludos.

Nique_is_better dijo...

No hay mejor manera para irse de vacaciones que ver este post.

Wilkins supuso un cambio, una revolución: jugador franquicia, anotador compulsivo, con explosividad, agresividad, muy buena técnica.... y que hacía levantar a la gente de sus asientos. Su a.k.a de Human Highlight Film le va como anillo al dedo. 25 años después aún flipo con algún que otro remembering:( Lo siento, ya sé que me repitom más que el ajo ;-) ) ese tiro de 3 que sale despedido y el mismo coge el balón en el aire y la mete por encima de John "Kontract", el balón que cogé en contraataque y Bird hace bién en encoger el brazo porque sino igual se lo rompe, su primer (creo) mate en partido oficial justo después del salto inicial.....

Luego vino Jordan....

....Y luego los '90, de la mano de Shawn Kemp, como un nuevo Wilkins pero jugando de 4, Penny Hardaway, Spreewell....

..... Y llegaron Vince Carter y "¡Que bueno eres!" Mc Grady. Cuando ya creíamos que se había llegado a la máxima evolución...¡PUES NO!. Se podía ir un paso más allá, mayor fluidez en el aire transmitiendo una mayor sensación de facilidad y gracilidad, como diciendo "¿Esto?, esto no es nada, espera a que me caliente"

Feliz verano

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

No he visto a nadie que me transmita tanto esa sensación que comentas de "¡pues no! se podía ir un paso más allá" como Vince Carter durante sus primeros años en la NBA... Ni LeBron y su abrumadora superioridad se le acercan... Y es que lo de Vince era la combinación perfecta de salto potentísimo, gracilidad absoluta y esa elegancia que solo han poseído unos pocos elegidos, comandados por el Dr. J.

Lo de Wilkins también sigue sin tener parangón, pese a ciertas similitudes con Shawn Kemp, y es que yo también flipo cada vez que veo todos aquellos mates de sus mejores años... Nadie, repito ¡Nadie! ha vuelto ha hacer lo que él hacía tal y como él lo hacía... Imposible para los mortales machacar con esa violencia y a la vez con tanta plasticidad y elegancia... La pantera negra de la historia del mate.

Feliz verano a ti también.

Marcos dijo...

Y sin aros abatibles, cámaras de aire en las zapas, fisios, infiltraciones ...y zarandajas varias. Estos jugones nacen un poco más tarde y se comen con patatas a muchos de los actuales "jugadores franquicia". Gloi eterna al Old School.
Por cierto, Dr. J, para mi es mejor matador de la historia, ni Jordan ni gaitas.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Marcos.

Eso es algo que no siempre se tiene en cuenta, pues no es lo mismo hacerlo con las zapas que hay ahora con las mejores cámaras de aire y toda la mandanga, que hacerlo con las de aquella época, apenas un trozo de tela con una suela más dura que el propio suelo... Por no mencionar, evidentemente, lo de los avances médicos y fisios...

Comparto tu predilección por el Dr. J.

Unknown dijo...

De que epoca era Kenny Walker? Tengo baile de años...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Unknown.

Kenny "Sky" Walker jugó en los New York Knicks entre la temporada 1986-87 y la 1990-91 para después jugar un año en Granollers. Posteriormente deambuló por varios paises, incluida una pequeña etapa en los Washington Bullets, hasta que se retiró en 1997... De todos modos nunca se acercó ni de lejos a lo que se esperaba de él cuando dejó la NCAA, donde fue un jugador de gran proyección.

Él y Walter Berry fueron dos estrellas universitarias malditas de la misma época, pues ambos estaban llamados a ser estrellas en la NBA y cada uno por sus propios y distintos motivos fracasó estrepitosamente.

Chamberlain dijo...

Qué grande Chamberlain, parece posar para la foto mientras vuela jajaja

Mo Sweat dijo...

Saludos, "Chamberlain".

Y tan grande... Dudo mucho que el baloncesto vuelva a ver un personaje como él.

Daniel L. dijo...

Parece ser que los jugadores de los Minneápolis Lakers ya a finales de los 40 y parte de los 50 ya hacían mates de forma habitual en los calentamientos. No estaba bien visto, sin embargo, hacerlos durante los partidos. Debía de ser considerado una especie de falta de cortesía o de educación. Concretamente Jim Pollard -primero en ser apodado "Kid Kangaroo", Chico Canguro- tomaba carrerilla y saltando desde la popular bombilla de la zona machacaba el aro. Ese mate que luego tanto se asoció a Michael Jordan en determinado concurso. Pollard medía aproximádamente 1'93.

Mo Sweat dijo...

Gracias por aportar estos datos que desconocía, Daniel, la historia acostumbra a ser mucho más compleja de lo que nos la pintan en ocasiones, como cuando algunos mencionan que el mate comenzó con el Dr. J... O que el primero de todos fue Elgin Baylor.

Saludos.

Daniel L. dijo...

Posteriormente, claro, aparecieron estos grandes especialistas en el mate que tú mencionas como Julius Erving y demás.

Con respecto a Kenny Walker, el jugador por el que preguntaba Unknown, tengo que decir que jugó unos meses en el Cáceres C.B. Un servidor se lo encontró en un bar de la localidad donde lo abordó con las mejores intenciones. Entre mi macarrónico inglés y la poca disposición de Sky Walker para la conversación todo quedó en un intento de contacto. Un conato, diría yo.