The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 14 de mayo de 2018

Una noche cualquiera en la vida de Dominique Wilkins y Charles Barkley (9 de Febrero de 1988)

Temporada 1987-88, 9 de Febrero, los Atlanta Hawks (31-15) recibían a unos Philadelphia 76ers (20-24) liderados por un Charles Barkley que ya se había quedado solo al frente del equipo, tras la marcha de sus dos principales puntales durante la década de los 80: Julius Erving y Moses Malone. Dominique Wilkins y Charles Barkley mantuvieron un duelo anotador absolutamente delirante, que terminó favorable al de los Hawks por apenas dos puntos de diferencia, justo como el marcador del encuentro, 112-110 para Atlanta. Además de Wilkins y Sir Charles, también destacaron los 12 puntos, 10 asistencias, 4 rebotes y 2 tapones de Doc Rivers y los 13 puntos y 6 rebotes de Kevin Willis por parte de los Hawks y los 10 puntos y 13 rebotes de Mike Gminski y los 13 puntos, 5 asistencias y 4 rebotes de Andrew Toney por parte de los Sixers.


Charles Barkley, "The Round Mound of Rebound", terminó el partido con 47 puntos (en una serie de 13 de 26 en tiros de campo), 15 rebotes, 3 robos de balón y 2 asistencias.

Dominique Wilkins, "The Human Highlight Film", coronó su actuación con 49 puntos (en una serie de 16 de 33 en tiros de campo), 12 rebotes, 4 asistencias y 2 robos de balón.

6 comentarios:

Nique_is_better dijo...

Vidas paralelas se podría llamar este post...hasta cierto punto; ambos de entre los mejores jugadores de todos los tiempos -no siempre los que aparecen en ranquings "oficiales" son los que realmente son-, siempre luchando con sus directivos para conseguir mejores compañeros, aunque, o esa es mi impresión, uno siempre mas en plan Cristiano Ronaldo -"vale, trae refuerzos, pero yo siempre el 1º y el mas mejor" (Wilkins), y el otro "me la trae floja, no hay nadie mejor que yo y lo demuestro cada noche" (Barkley).

Sobre Wilkins, una de mis debilidades, siempre le cayo el sanbenito de egoista,poco trabajador (que iba cogiendo la forma a medida que avanzaba la temporada), y de no saber compenetrarse con aquellos que, a su parecer, le podían hacer sombra (flagrante el caso de la temporada en que coincidieron con Moses Malone y Reggie Theus; un equipo pensado para ganar que se fue de vacaciones a la hora de la verdad. Aún así, los hawks siempre partían como serios aspirantes en la dura y difícil División Central, construyendo un equipo con "Doc" Rivers, Kenny Battle, Wilkins, Cliff Levingstone y Kevin Willis de iniciales, y ayudados por Spud Webb y Tree Rollins principalmente.

De Barkley, lo suyo acabó siendo una travesía del desierto, teniendo que conformarse siempre con desechos, eternas promesas y jugadores muy muy de complemento, y cada vez a peor, hasta el día que se hartó y forzó su traspaso a Phoenix, donde si bien ya había muchos puntales veteranos, éstos sí sabían jugar, perdiendo las finales 4-2 contra los Bulls del 1er tree-peat.

Saludos

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Bueno, en realidad Barkley llegó a estar mejor rodeado que Wilkins, solo que fue al principio (durante sus tres primeras temporadas al lado de Moses, Erving, Cheeks, Toney... lástima que cuando él fue creciendo el resto fueron desapareciendo por distintos motivos) y en la etapa que mencionas, cuando fichó por los Suns. Incluso al final, cuando se juntó con Olajuwon y Drexler en los Rockets, estuvo bastante bien acompañado... el problema fue que en todos aquellos años en Philadelphia tan pletóricos a nivel personal, entre 1986 y 1992, estuvo más solo que la una.

Nique_is_better dijo...

Correcto, yo me refiero a los 87-88-89-90-91-92, aunque la época que comentas de Houston yo no la tendría en cuenta como bien acompañado. Aquí ya pesaba la edad y mas los logros pasados que los venideros, puesto que los tres eran veteranos, y estaban lejos de la explosividad de antaño y ese punto de mas que les permitía ir un paso por delante del resto, .

Mo Sweat dijo...

A pesar de ello fue un equipo que me gustó mucho y al cual seguí bastante de cerca... y me atrevería a decir que es uno de esos equipos que quedaron a poco de hacer historia; ese pasito que te puede llevar desde a quedar olvidado con el paso del tiempo a quedar grabado a fuego en la historia. Me refiero a aquellas finales de conferencia del 97, en las cuales un triple en el último segundo de John Stockton los mandó de vacaciones. De no haber entrado aquel triple tal vez la historia hubiese sido diferente y hubiésemos podido ver a Jordan contra Olajuwon en unas finales.

Jordan y Olajuwon fueron los dos grandes dominadores de la década de los 90, pero nunca se enfrentaron en unas finales... y personalmente siempre he opinado que muy probablemente podrían haber sido los rivales más difíciles para los Bulls en esas circunstancias, porque ni los Lakers del 91, ni los Blazers del 92, ni los Suns del 93, ni los Sonics del 96, ni los Jazz del 97 y 98 tenían grandes pívots ¿Y quién hubiera podido parar a Hakeem en aquellos Bulls? ¿Longley, Wennington, Bison Dele...?

Nique_is_better dijo...

Triple de Stockton en el último segundo... triple de Horry (Lakers) contra los Kings...¡cuan diferente habría sido el mundo!.

Mo Sweat dijo...

Cierto, cierto... el destino dependiendo de una moneda lanzada al aire, que puede caer cara o puede caer cruz.