The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 2 de octubre de 2013

Una noche cualquiera en la vida de Isiah Thomas (7 de Enero de 1986)

Regular season 1985-86, 7 de Enero, los Detroit Pistons (16-19) recibían a los poderosos Boston Celtics (25-8) en el Silverdome de Pontiac. Isiah Thomas fue la estrella más rutilante en un partido ganado por su equipo (113-109) en el cual también brillaron, aunque menos que Zeke, Larry Bird (26 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias), Kevin McHale (29 puntos, 8 rebotes y 3 tapones), Kelly Tripucka (18 puntos y 9 rebotes) y Bill Laimbeer (14 puntos y 14 rebotes).


Isiah Thomas, el más pequeño en tamaño, terminó siendo el más grande sobre la cancha, sumando un total de 39 puntos (en una serie de 16 de 29 en tiros de campo), 13 asistencias y 6 rebotes.

4 comentarios:

Nique_is_better dijo...

¡Vaya crack!

Pero para partido el de las finales del '88, jugando con un esguince de tobillo y...¿terminó con 25 puntos en el 3º cuarto?.

Sea como fuere, mejor no encontrártelo en un ascensor.

costalgaraldals dijo...

Ese Pontiac fue mítico ... que sensación de espacio libre tenía.
Ascensor ??? A este no le pregunto ni por el tiempo que va a hacer ... glupsss ¡¡¡

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Lo que pasa es que el partido de las finales del 88 es hiperconocido por todo el mundo, y yo prefiero dedicar esta sección (o como la quieras llamar) a grandes actuaciones individuales menos conocidas, especialmente de regular season.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costas.

El Silverdome es historia pura de la NBA... Era gigantesco, en una época donde los pabellones no tenían esa capacidad. Aunque supongo que el Palace de Auburn Hills es más idóneo para el baloncesto.