Y aquí, tras diez años y dos meses de actividad ininterrumpida, termina la andadura de Fo Fo Fo... (Moses take us to the promised land). Solo agradecer de todo corazón vuestro interés en mi humilde trabajo, vuestra compañía y añadir que me siento feliz por la experiencia y por todas las amistades fraguadas gracias a esta actividad bloguera. Sed felices, disfrutad del baloncesto y, si todavía no os habéis cansado de mi, emplazaros, después del verano, a otro sitio que espero que también sea de vuestro interés, Fo Fo Fo 2.0:


http://fofofo2.blogspot.com/


Será distinto, sin las secciones habituales de este blog, con artículos más elaborados pero mucho más espaciados en el tiempo; todo más pausado, pero, en definitiva, con el mismo espíritu, con la misma alma.


Y recordad siempre que la vida puede ser maravillosa.


miércoles, 10 de enero de 2018

Una noche cualquiera en la vida de Alvin Robertson (18 de Febrero de 1986)

Temporada 1985-86, 18 de Febrero, los San Antonio Spurs (30-26) recibían a los Phoenix Suns (22-31) en un duelo entre dos equipos de la parte media-baja de la conferencia Oeste. Los Spurs terminaron venciendo (120-114) gracias a un partido completísimo de Alvin Robertson. En los Spurs, además de Robertson, también destacaron Mike Mitchell (27 puntos y 6 rebotes), Steve Johnson (18 puntos, 11 rebotes y 2 tapones), Wes Matthews (14 puntos y 9 asistencias) y Artis Gilmore (14 puntos, 7 rebotes y 3 tapones) y por parte de los Suns habría que destacar a Walter Davis (22 puntos y 5 asistencias), Mike Sanders (15 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias), James Edwards (20 puntos y 3 rebotes), Larry Nance (17 puntos, 4 rebotes y 3 tapones) y Charles Pittman (6 puntos, 14 asistencias y 2 robos de balón).


Alvin Robertson escribió su nombre con letras de oro en los libros de historia de la NBA, al sumar 20 puntos (en una serie de 8 de 17 en tiros de campo), 11 rebotes, 10 asistencias y 10 robos de balón. Fue el segundo jugador de la historia en lograr un cuádruple-doble.

4 comentarios:

Oboman dijo...

Un tipo con un comportamiento más que cuestionable fuera de la pista. Pero ahí queda el hito de haber conseguido un cuádruple doble.

Imposible no acordarse aquí de Draymond Green que la pasada temporada se quedó sin conseguir el cuádruple doble en un partido contra los Grizzlies por fallar en la estadística de puntos. Personaje total, hasta para eso.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Oboman.

Cierto, sin duda es el menos glamuroso de entre ese puñado de elegidos que consiguieron sumar un cuádruple-doble... y todo un personaje fuera de las canchas.

Draymond también es otro personaje, desde luego, pero un jugador completísimo y un auténtico todoterreno.

Nique_is_better dijo...

Lo dicho, personaje con un caracter... "peculiar". Si no recuerdo mal con líos de drogas (?), violación etc etc

Un all-around player que hacía, también, mucho trabajo sucio y oscuro, jugando en la sombra y a la sombra de otros compañeros pero consiguiendo siempre muy buenos números, sobretodo en los Spurs.

Creo que era de esos jugadores que le pegan a los Spurs, de esos que lo ves y dices que tiene pinta de Spur, o de Bad Boy, aunque apenas jugara 5 de las 10-11 temporadas que estuvo en la NBA en el equipo tejano.

Saludos :)

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Sí, una vida personal muy convulsa, repleta de problemas con la justicia y de acusaciones de violencia doméstica.

Por lo demás, después de sus mejores años NBA con los Spurs, le recuerdo en los Bucks post Moncrief, Cummings y cia., llegando a coincidir allí con un crepuscular Moses Malone... y después en los Pistons post Bad Boys, donde son famosas unas imágenes en las cuales un jovencito Shaquille O'Neal usa su cabeza de punching ball.