The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 26 de febrero de 2017

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: algo que denunciar...

Cuando terminó el partido de cuartos de final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el Morabanc Andorra, que terminó con la victoria de los primeros tras prórroga y la polémica arbitral del famoso campo atrás de Sergio Llull, estuve a punto de escribir un post denunciando la enorme cantidad de injusticias arbitrales que acababa de presenciar... sólo una mezcla entre falta de tiempo y la sensación de que lo único que hubiese hecho hubiera sido meterme de lleno al trapo de lo que se estaba cociendo en las redes sociales, hizo que al final lo dejara pasar.

Pero, como acostumbra a ser habitual en mi mismo y en este blog, al final he pensado que valía la pena, al menos, comentar un poco el tema, ya a toro pasado, lejos de las discusiones y la adrenalina propia del momento y de forma más pausada y reflexionada.

Primero un puñado de declaraciones posteriores a los partidos de cuartos entre el Andorra y el Real Madrid y de la final entre el Real Madrid y el Valencia:

Joan Peñarroya, técnico del Andorra, fue el que más se indignó y prácticamente se salió de sus casillas en ciertos momentos, como cuando entró al túnel de vestuarios gritando con mala leche a unos árbitros que se escurrieron rápidamente hacia sus aposentos. Poco después, en sus declaraciones a la televisión, se contuvo y terminó soltando un discurso políticamente correcto de esos que siempre se acostumbra a decir en momentos como esos, aunque no sin cierta mueca irónica en su cara... de todos modos yo me quedo con todas sus gesticulaciones antes de comenzar a hablar y a responder las preguntas del entrevistador, girando la cabeza de un lado a otro, con los ojos teñidos en sangre, a punto de cometer una locura y delante de toda España denunciar un tongo como una montaña y quedarse a gusto, pero tras unos largos segundos dominó sus instintos y soltó el mencionado discurso políticamente correcto antes mencionado.

Al final, lo único que se puede intuir de lo que respondió en la entrevista, es un escueto: "Valorad vosotros el último minuto".

Francesc Solana, director deportivo del Morabanc Andorra, fue un poco más sincero y directo en sus declaraciones, aunque en un tono bastante calmado: "Gana el que mete más puntos. Hay una situación que el árbitro no la ve. Poco puedes decir. Hemos hecho un gran partido, hemos ido a ganar. Cuando estás ahí, parece que te lo están quitando y te fastidia más".

Paco Raga, consejero delegado del Valencia, dijo lo siguiente tras la final de la Copa: "El equipo ha estado fenomenal, lo ha dado todo y el partido ha estado muy igualado, pero no entendemos cómo no pitan antideportiva en la falta que le hacen a Bojan. Como los árbitros no lo tienen claro se reúnen y si hay que perjudicar a un equipo, perjudican al Valencia. Habría cambiado totalmente el partido, con dos tiros y banda. Los árbitros se reúnen porque no tienen la conciencia tranquila, es una antideportiva reconocida por todo el mundo y no entendemos cómo tres árbitros no la pitan. Es una antideportiva clarísima que los árbitros no se han atrevido a pitar".

Rafa Martínez, jugador y capitán del Valencia, no se quedó atrás en sus declaraciones: "Todos sabemos lo que pasó. En el robo de balón de Sastre pasó aquello que no tiene que pasar, que sean más protagonistas los árbitros que el baloncesto. En esta Copa del Rey han pasado demasiadas cosas".


Bueno, una vez leído todo esto, y con la reflexión más pausada a la que hacía referencia al principio del post, debo decir, y a pesar de que las declaraciones de los integrantes del Valencia puedan parecer más duras y directas que las de los del Andorra, que lo ocurrido en los últimos minutos de la final no me parece, ni de lejos, tan exagerado como lo ocurrido en el partido de cuartos; puede que los árbitros se equivoquen en alguna acción, pero cualquier árbitro (y jugador, y entrenador...) se equivoca y analizándolo con calma no hay porque ver ninguna mano negra... pero lo del partido de cuartos ya es otra cosa.

Por más veces que lo vea (y lo acabo de ver de nuevo antes de escribir estas líneas), no puedo evitar ver algo realmente deleznable, algo que comienza justo a falta de 5 minutos y 40 segundos para el final del tiempo reglamentario, con la falta "posterior" sobre Doncic que da los dos puntos más posesión al Real Madrid, cuando eso es canasta más tiro libre adicional de toda la vida, y que no termina hasta el último segundo del último cuarto, incluyendo el famoso campo atrás de Llull y los pasos pitados a Shermadini.


Al final, la prensa deportiva de nuestro país es la que es, y unos, como ocurre siempre en estos casos, tienden a minimizar la cosa y a decir que fue un gran partido a pesar del pequeño fallo arbitral y bla, bla, bla, bla... mientras que otros se ceban en criticar lo del campo atrás de Llull sin ver más allá de su propia nariz, salvo en algunos casos que también comentan los pasos de Shermadini, pero todavía estoy esperando ver un sitio que analice todo aquello que se pitó mal en esos cinco últimos minutos y pico del último cuarto más allá del dichoso campo atrás que, al fin y al cabo, es algo que bien se les podría haber escapado a los árbitros debido a la rapidez de Sergio y a lo mal delimitada que estaba la línea debido a la propaganda del centro del campo. Desde mi humilde opinión, lo que convierte en terrible lo que ocurrió en esos últimos minutos del partido no es el campo atrás, sino todo lo demás que apenas comenta ningún medio de comunicación. ¿Nadie más vio falta de Llull sobre Albicy en la última jugada que podría haber evitado la prórroga? La podéis ver desde cuatro ángulos distintos a partir del minuto 2:05:42 del siguiente vídeo (junto a todo lo demás comentado si os place).

La verdad, me da absolutamente igual que el Real Madrid gane la Copa del Rey, que la gane el Andorra o que la gane el Valencia... esto no va de los típicos piques entre Madrid y Barça, ni de ningún sentimiento antimadridista como algunos tal vez puedan pensar (en este país es lo típico), ni de las habituales manías futboleras de criticar siempre a los árbitros; simplemente me encanta el baloncesto, valoro mucho cuando un equipo pequeño logra llegar lejos en alguna competición y me da mucho asco cuando los árbitros entierran de forma fraudulenta sus méritos e ilusiones en un cúmulo de despropósitos de tal magnitud. Desconozco si fue un buen maletín brindado por alguien o si fue la propia competición que en ningún momento quería una final de Copa entre el Andorra y el Tenerife (por decir algo), que apenas iban a ver el Tato, el Teto y un puñado más, pero me parece algo terrible que, por lo que a mi respecta, me quita todavía más las, ya de por sí, pocas ganas que tengo últimamente de ver partidos ACB.

2 comentarios:

Jorge (alerotirador) dijo...

¿Cuántas faltas antideportivas recibió Llull a lo largo de la Copa y no le fueron pitadas?

¿Se quejó Albicy de falta alguna en la jugada que mencionas? ¿No crees que hubiese protestado si hubiese considerado que la había recibido?

Y en el caso del famoso campo atrás, ¿cómo es que Peñarroya protesta unos pasos, que no sé donde los ve, y no hace referencia al campo atrás? Ni el mismo que estaba ahí se dio cuenta. Tal vez habría que ser más comprensivo con los errores arbitrales, sobre los que se puede entender cualquier enfado, pero querer ver teorías cuasi conspiratorias me parece exagerado. Por esa regla, ¿cómo es que TDK Manresa ganó una copa y una liga en su momento?

Los árbitros se equivocan para uno y otro lado en cada partido sean quienes sean los contendientes. Y ningún partido se decide por decisiones arbitrales, otra cosa es que se puedan producir en momentos decisivos si un partido está igualado. Los tiros libres no los fallan los árbitros, por poner un ejemplo clásico que suelo poner. Y no lo digo yo que soy un aficionado. Puesto a recopilar, también puedes poner las declaraciones de la rueda de prensa posterior a la final, de Pedro Mtnez: https://www.youtube.com/watch?v=se_puNFcNwc

Y para quien lea esto, mi equipo favorito son los Lakers, y tengo afinidad por Estudiantes y Joventut, que ya me habría gustado verles en la copa.

Ah, y por cierto, he visto la copa una semana después. No puedo permitirme pagar por ver baloncesto, y estoy convencido que así le pasa a muchos aficionados. ¿Crees que la conspiración tiene que ver con audiencias? También tengo la impresión que la copa de pago la vieron cuatro gatos.

Saludos Mo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

Yo precisamente no soy de criticar a los árbitros. ¿Cuando me has visto (o leído) hacerlo en todos estos años? Dime una sola ocasión. Soy de los que siempre defiende a los colegiados, porque si un jugador puede fallar tiros y un entrenador errar en sus decisiones, un árbitro también tiene derecho a equivocarse, pero esto no me pareció un error arbitral, sino un cúmulo de decisiones demasiado sospechosas en los momentos precisos... la excepción que confirma la regla.

Por otro lado no creo que se pueda comparar lo que hizo el TDK en 1996 o 1998 a esto que ha ocurrido en 2017... son épocas distintas y casos distintos, además con protagonistas completamente distintos.