The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

jueves, 25 de noviembre de 2010

Homenaje fotográfico a Willis Reed

Willis Reed es uno de los grandes pívots de la historia de la NBA. Justito de altura para enfrentarse a Bill Russell y muy especialmente a Wilt Chamberlain, pero sobrado de coraje y con un enorme talento para jugar a baloncesto; Willis llegó a jugar de ala-pívot mientras el gran Walt Bellamy estuvo en los Knicks, para después pasar a ocupar la posición de center a todos los efectos. Fue MVP del año en la temporada 1969-70, justo la del primer anillo de la historia de los New York Knicks (con promedios de 21,7 puntos y 13,9 rebotes) y como dato espectacular, señalar que en esa temporada fue también el MVP del All-Star game y el MVP de las finales, con lo que pertenece a un selecto grupo de jugadores que han conseguido tal hazaña; tan sólo Michael Jordan, Shaquille O'Neal y él mismo.


El otro día tuve la oportunidad de leer éste magnífico artículo sobre Willis Reed que nos brindó Gonzalo Vázquez en su blog El Punto G. Hacía mucho tiempo que no me emocionaba de la forma en que me emocioné al leerlo; por eso os pongo el link, porque es de obligada lectura para los amantes de la historia más épica del baloncesto. Si juntas una historia tan épica como la de las finales de 1970 con el conocimiento histórico y la prosa de Gonzalo, sólo puede suceder que se te ponga la piel de gallina como me ocurrió a mi mismo al leerlo.

Hacía tiempo que tenía pendiente realizar algún post dedicado a Willis Reed; aprovechando la ocasión, procedemos a realizarle un pequeño homenaje fotográfico. La épica historia de las finales de 1970 ya la tenéis en el post de Gonzalo, aquí tenéis mi homenaje fotográfico y aparte, no está de más recordar éste post de Jacobo Rivero sobre los Knicks de 1970 con vídeo incluido:

HOMENAJE FOTOGRAFICO A WILLIS REED











13 comentarios:

Jacobo Rivero dijo...

Las quiero todas para el salón de mi casa;-), aunque me gusta mucho la de aquellos cracks celebrando la victoria en el vestuario, y la mítica de Willis cojeando con cara de dolor. El artículo de Gonzalo Vázquez era brillante, y recordaba uno de los grandes momentos del baloncesto, aquél séptimo partido contra los Lakers con un Reed totalmente cojo. Un momento único para el basket en un contexto histórico muy especial. Gracias por citarme en el post.
Un saludo recordando los buenos tiempos de los Knicks.

sraly dijo...

Últimamente sólo me rodeó de forofos de los Knicks. ¿Es contagioso, doctor?

Magnífica selección, aunque decir esto en este blog es un buen hábito adquirido.

El artículo está muy bien escrito y, personalmente, Gonzalo Vázquez es uno de mis escritores favoritos sobre básket. Casi tanto como Mo Sweat.

Abrazos!!!

costalgaraldals dijo...

Ya sabeis de mi "antipatia" sobre los KNICKS ... pero me descubro, tiro el sombrero y me arrodillo ante jugadorazos como Willis.
Parte de la historia del baloncesto, escribida con esfuerzo y coraje.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jacobo.

¡Como no iba a citarte en este post!... sería casi de juzgado de guardia.

Cuan añorados son esos tiempos por los seguidores de los Knicks.

Saludos, Sraly.

Bueno, yo no soy forofo de los Knicks, aunque me encata este capítulo tan épico de la historia del baloncesto.

Sin duda Gonzalo es uno de los mejores escritores sobre baloncesto, si no el mejor, que tenemos en este país.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costas.

Sin duda Willis Reed es parte de la historia del baloncesto... y una parte muy épica.

Nique is better dijo...

Eso demuestra lo difícil que llega a ser ganar el anillo, y honra mas si cabe a aquellos que lo han conseguido.

Por otro lado, mirado friamente, casi me atrevería a decir que NY es el Atlético de Madrid de la NBA: mucho cartel, buenas plantillas, con cierto tufo a gafados, hinchada entragada, triunfos (escasos) épicos...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Sin duda, ganar el anillo no es precisamente pan comido, incluso para los mejores equipos de la historia.

Hablando de épica, ahora mismo recuerdo aquel partido de las finales del 97 con Jordan casi cayéndose, sostenido por Pippen tras haber jugado el partido con fiebre.

Maverik dijo...

Saludos cracks,

Q bonita historia la de Reed. Coraje, disciplina, talento, orgullo, carácter, sacrificio, juego de equipo... estos son los valores q nos gustan y q por desgracia están en peligro de extinción (en mi humilde opinión por culpa de Allen Iverson, el primer cancer de la liga, idolatrado por muchos, yo mismo al principio; desgraciadamente, bajo la imagen de rebelde y jugador "pequeño pero talentoso" se escondia una mente irresponsable, infantil y sobretodo maligna para el baloncesto).

Y sobre Vazquez, pues decir q he tenido el honor de charlar con él vía mail. Es un crack de cracks. Su prosa quizás demasiado decorada y a veces pesada de leer. Pero su amor por el baloncesto y su manera de analizar el juego es u regalo para la humanidad.

BigBen dijo...

Creo que toda mi generación y que por edad es imposible haberle visto en directo, tiene la imagen de Redd, cojo perdido, enchufando desde el esquina en aquel mítico partido de los Knicks.

Vaya cuerpecito se gastaba el amigo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Como te pasas con The Answer... XD

Ya en serio, creo que más que Allen, el tema va por como evolucionó la NBA y hacia donde se ha ido dirigiendo; un buen ejemplo de ello lo tenemos esta temporada en los maravillos Heat de South Beach.

Allen no fue el primero de su especie, World B Free ya había sido algo parecido en sus mejores años, solo que en su época no era tan bien visto ni tan valorado... en aquellas épocas se idolatraba más a un Magic o a un Larry Bird; en cambio, ahora el estilo Allen Iverson es lo más de lo más.

World B Free era él mismo y Allen Iverson siempre ha sido él mismo, en lo bueno y en lo malo; la diferencia ha estado en lo que los ha envuelto.

Saludos, Big Ben.

Sin duda esas imágenes de Reed cojeando en el Madison son historia pura... uno de los capítulos más legendarios de toda la historia del baloncesto.

Almanzor dijo...

Es ver a Reed y recordar aquella imagen. Era una bestia parda, pero con muchísima clase. Un líder además, con lo que se valora eso.

Mítico verle en todas o casi todas las fotos con la protección en la rodilla.

Nunca he sido muy fan de los Knicks, he de decirlo, pero historias como las que cuenta Gonzalo Vázquez son las que le hace una de las grandes franqucias de la NBA.

Saludos!

Maverik dijo...

Bueno Mo, mi crítica despiadada sobre AI es más o menos lo mismo q tu haces con LeBron jejeje ;-)))))))

Realmente es como tu dices, fue una evolución no un personaje concreto sino todo un entorno y ambiente.

Sin embargo, estarás comigo q AI fue el primero y más importante pilar del cambio de mentalidad, imagen y estilo q impregna hoy la NBA.

Mientras el gran W B Free no creó escuela, AI sí la ha creado... de ahí mi "odio" hacia él.

Suerte q siepre podemos mirar el pasado y ver héroes como Willis...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Almanzor.

Lo cierto es que los Knicks son considerados una de las grandes franquicias de la historia de la NBA (tras Lakers y Celtics) prácticamente por esta generación que ganó los dos títulos de principios de los 70. La era Ewing por supuesto también tiene su importancia, pero no lograron el anillo.

Mav... siempre nos quedará París ¿no?... hasta suena bonito. Reed, Alcindor, Dr. J, Iceman, Moses, Larry, Earvin, Zeke, Air... muchos Parises XD