Y aquí, tras diez años y dos meses de actividad ininterrumpida, termina la andadura de Fo Fo Fo... (Moses take us to the promised land). Solo agradecer de todo corazón vuestro interés en mi humilde trabajo, vuestra compañía y añadir que me siento feliz por la experiencia y por todas las amistades fraguadas gracias a esta actividad bloguera. Sed felices, disfrutad del baloncesto y, si todavía no os habéis cansado de mi, emplazaros, después del verano, a otro sitio que espero que también sea de vuestro interés, Fo Fo Fo 2.0:


http://fofofo2.blogspot.com/


Será distinto, sin las secciones habituales de este blog, con artículos más elaborados pero mucho más espaciados en el tiempo; todo más pausado, pero, en definitiva, con el mismo espíritu, con la misma alma.


Y recordad siempre que la vida puede ser maravillosa.


sábado, 9 de diciembre de 2017

Una noche cualquiera en la vida de Alex English (8 de Noviembre de 1984)

Temporada 1984-85, 8 de Noviembre, los Denver Nuggets (5-2) recibían a unos Portland Trail-Blazers (4-3) capitaneados por Kiki Vandeweghe, quién hasta la temporada anterior había sido la máxima estrella de los Nuggets junto a Alex English. Precisamente fue English quién se erigió en el mejor jugador de un encuentro repleto de ilustres cañoneros, brindándole la victoria a su equipo (128-125). También brillaron su compañero Calvin Natt (20 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y 3 robos de balón) y los visitantes Mychal Thompson (32 puntos, 15 rebotes y 6 asistencias), Kiki Vandeweghe (30 puntos y 5 rebotes) y Darnell Valentine (17 puntos y 11 asistencias).


Alex English ofreció una actuación realmente estelar, anotando 45 puntos (en una serie de 20 de 37 en tiros de campo), capturando 10 rebotes, repartiendo 6 asistencias y robando 3 balones.

No hay comentarios: