The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 23 de abril de 2017

Reflexiones desde Springfield: Spurs vs Grizzlies, dudas, preguntas, reflexiones...

Esta entrada no pretende ser otra cosa que un cúmulo de dudas, preguntas al aire y sensaciones personales, sobre la eliminatoria San Antonio Spurs-Memphis Grizzlies, que quiero compartir con todos vosotros... la serie Spurs-Grizzlies es la que estoy siguiendo más de cerca con diferencia; es más, me atrevo a decir que, gane quién gane de los dos, ese será mi equipo favorito desde ese momento hasta el final de los playoffs. Junto con Philadelphia, ambos son los equipos con los que más me he identificado y a los que más he seguido a lo largo de esta temporada 2016-17. Los Sixers ya están de vacaciones, Memphis siempre nos ha ido dando esa eterna imagen de equipo serio, duro y meritorio, pero que como máximo va a llegar a las semis de conferencia, y los Spurs, pues eso, los auténticos aspirantes al anillo junto con Warriors y Cavs... aunque esta serie me está empezando a crear ciertas dudas al respecto. Vamos con ellas.


Una sensación: Los Grizzlies están jugando al 110% de sus posibilidades reales, mientras que los Spurs parecen algo encallados y no me da ninguna sensación de que estén optimizando al máximo todo el arsenal de que disponen. Para mi, ahora mismo, Memphis merece más la victoria, por entrega y mérito colectivo.

Una certeza: Es increíble como un equipo que durante tantos años ha sido el paradigma de juego en equipo, ahora mismo dependa de forma tan exagerada de un solo jugador... y no me gusta.


Una reflexión: Kawhi Leonard se ha convertido en un jugador sensacional, y además me encanta, pero San Antonio ya ha demostrado a menudo que no es como, por ejemplo, Cleveland, que sin LeBron posiblemente ni se hubieran clasificado para los playoffs. San Antonio tiene una plantilla y una ética de juego con la cual, aún sin Kawhi, serían un equipo de playoffs y jugarían un gran baloncesto, con lo cual no veo necesaria esa dependencia tan exagerada.

Una duda: Durante toda la temporada he estado pensando que Gregg Popovich, sabiendo del potencial de su equipo, había orquestado una estrategia muy inteligente haciendo que jugadores veteranos como Tony Parker y Pau Gasol jugaran poco más de 20 minutos por noche, para tenerlos frescos a la hora de la verdad y pasar a hacerlos jugar muchos más minutos en playoffs... pero esto no está siendo del todo así. Ayer mismo Pau jugó apenas 21 minutos... y eso que hubo prórroga.


Una certeza: Que me perdone Gregg Popovich y su inconmensurable caché, pero yo soy de los que piensan que a la hora de la verdad se tiene que jugar con los mejores... con mucho corazón y con los mejores; y Pau es, sin duda, uno de los tres mejores jugadores de los Spurs a día de hoy. Memphis, en cambio, sí juega con los mejores... con muuuuuucho corazón y con los mejores; incluso han devuelto la titularidad a Zach Randolph, quién todavía es, a día de hoy, uno de sus tres o cuatro mejores jugadores... para mi eso es actuar con lógica.

Una duda: Dejando aparte a los ilustres veteranos de los Spurs, un jugador como Jonathon Simmons ha demostrado un enorme nivel (en ambos lados de la cancha) durante toda la temporada... pero ahora que su juventud, calidad en ataque y nivel defensivo le vendrían muy bien al equipo, apenas juega. ¿Por qué?


Una sensación: Creo sinceramente que el Sr. David Fizdale se convertirá en uno de los mejores entrenadores de la NBA en un futuro bastante cercano... si no lo es ya.

Una reflexión: Si hay varias cosas en los Spurs que invitan a la duda y a la reflexión, en los Grizzlies todo está donde debe estar y estos partidos de playoffs no han hecho otra cosa que confirmarlo todo. Mike Conley ya es por derecho propio uno de los mejores bases de la liga, aparte de uno de sus jugadores más serios, Marc Gasol está en el momento más dulce de su carrera, Zach Randolph, a pesar de no estar ya en la cúspide de su carrera, sigue siendo uno de los jugadores interiores con más talento y calidad de la liga, y el equipo en general es un bloque irrompible, una hermandad inquebrantable, que siempre va a dar el máximo de sus posibilidades (Chandler Parsons aparte, pero ese no cuenta...), juegue con todos sus all-stars o deba jugar con tres ex-D-League en el quinteto inicial... así son de grandes.


Una certeza: La evolución de Kawhi en los últimos años ha sido increíble, brutal, y a día de hoy ya se ha convertido por derecho propio en uno de los mejores jugadores de toda la liga (de hecho es oficialmente uno de los cuatro máximos candidatos al trofeo de MVP), pero si mejorara su visión de juego y capacidad de pase, podríamos hablar de un candidato a ser uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

Una sensación: ¡Qué grande eres, Vicente! ¡Yo de mayor quiero ser como tú!

4 comentarios:

Nique_is_better dijo...

Estoy contigo con Vince Carter: ¡menudo jugador!. Debo reconocer que yo siempre he sido mas de T-MAC, mas versátil, completo... ¡¿Por qué eres tan bueno, McGrady?!. Pero el paso de los años nos ha hecho ver al, creo yo, al verdadero Carter, un jugador con mayúsculas, con una ética de trabajo impecable, y que seguramente ha sido la misma desde sus inicios, solo que su increible superioridad fisica y plasticidad nos cegaban, tapando la verdadera esencia de este pura clase. Mis respetos.

Saludos

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Lo que nos pasó a muchos con Vince Carter es que fue "otro más" en aquella época repleta de "nuevos Jordans"... si hay una época en la que hubo nuevos futuros Jordans por un tubo, fue esa, con el propio Vicente, McGrady y el mismísimo Kobe a la cabeza, incluso otros jugadores de corte distinto, como Iverson, también parecía que tomaban el "estilo Jordan" como modelo: tengo que cargarme el equipo a las espaldas, anotar 30 puntos por partido y que todo el juego ofensivo del equipo gire en torno a mi. Y como las comparaciones siempre son odiosas, pues eso, que a algunos nos dejó un poco fríos más allá de su incomparable nivel como matador.

Lo que es evidente es que el tiempo suele poner las cosas en su sitio, y Vince está demostrando que es un fuera de serie y un tipo, como tu bien dices, con una ética de trabajo impecable. Cada vez que le veo anotar un triple de los suyos o surcar el cielo con clase inigualable (aunque ya no sea tan alto) se me pone la piel de gallina, mientras me digo: ¡Hey! hay que disfrutar estas exquisiteces al máximo, nunca sabes cuando va a ser la última vez.

Maverik dijo...

Q grandes verdades sobre Don Vicente y los Hijos de Jordan!

Creo q Vince Carter nunca me enamoró más allá de sus mates. Ojo, siempre le consideré un gran jugador, como en su día Dominique Wilkins. Cracks sin duda pero por algun motivo, nunca les consideré "dioses del baloncesto". Quizás Vince y Nique tuvieron la suerte y la desgracia de destacar estéticamente en algo tan espectacular y vistoso como son los mates. Suerte pq rápidamente destacaron y siempre fueron admirados. Desgracia pq difícilmente la gente veíamos más allá de sus mates y su juego ofensivo en general. El público les exigía el show ofensivo y poco más...

T-Mac es sin duda un caso muy especial. Era un jugador único: rápido, alto, técnico, fino, explosivo, tirador, pasador, con una cara y unos ojos muy curiosos (como si estuviera medio dormido jeje), y sobretodo tan espectacular como original. Mientras otros cracks como Kobe imitaban descaradamente a Jordan, T-Mac era aire fresco.

Dicho esto, en mi humilde opinión, ambos primos no supieron evolucionar. No se si T-Mac tiene la excusa de las lesiones. Pero creo q ambos tenian potencial para ser "Jordans" y sin embargo solamente era Jordans parcialmente. Lo eran en partidos de RS, no en playoffs. Y lo eran a nivel ofensivo y de chupar. Nunca a nivel defensivo y capacidad de liderazgo.

Entonces, q? Pues no sé q decir. On one hand, han sido dos mega cracks q me emocionaron como pocos lo han hecho. On the other hand, siempre he pensado q no supieron dar ese paso adelante, q no supieron liderar, q no supieron ganarse el Olimpo del Baloncesto.

Pero q me quiten lo bailao jeje esos mates del año 2000 y Andres Montes diciendo "pq eres tan bueno McGrady?" es placer máximo.

No todos pueden ser Magic, Larry, Jordan, Isiah, Duncan, Olajuwon o James ;-)

Saludos cracks

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Totalmente de acuerdo contigo, para entrar en el Olimpo de la NBA hay que tener ese plus, esa capacidad de liderazgo y ese factor desequilibrante que te hace crecer todavía más en playoffs... y eso solo lo han tenido unos cuantos elegidos. Mira a Harden, a Carmelo, a los propios Carter y McGrady... o se tiene o no se tiene, y en ellos no se da el caso.

Ese caso, por ejemplo, sí parece que se está dando en un jugador como Kawhi Leonard, cuyo crecimiento todavía no ha cesado y que cada día asombra más... veremos cual es su techo.