The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 14 de febrero de 2016

Un concurso de mates para el recuerdo

De momento este All-Star Weekend de Toronto 2016 nos ha dejado el mejor concurso de mates de los últimos años y probablemente uno de los mejores de siempre... los señores Zach LaVine y Aaron Gordon han mantenido un espectacular duelo que ha llegado incluso a forzar mates extra para desempatar una igualadísima final.

Ojalá el partido de las estrellas de esta noche lograra unas sensaciones parecidas, aunque no tengo muchas esperanzas.

Zach LaVine & Aaron Gordon... Aaron Gordon & Zach LaVine, un concurso de mates para la historia... y no es un tópico.








6 comentarios:

Maverik dijo...

Magnifico apunte mi querido Mo.

Menuda final de mates. Posiblemente la mejor final de la historia. Con el paso del tiempo uno se vuelve mas exigente y por consiguiente cuesta mas sorprenderse y valorar positivamente un concurso de mates. Parecia que lo habiamos visto todo y... voila... Menuda serie de super mates. Es que son absolutamente alucinantes.

Algunos dicen que deberia haber ganado Gordon. Bueno, yo no se q decir. LaVine tb hizo mates alucinantes. Pero quizas si deberian haber empatado. Gordon es sin duda el mejor finalista de todos los tiempos.

Dicho esto, todavia creo q el mejor matador es Vince Carter o como minimo el mas bello ejecutando. LaVine es brutal pero esteticamente creo q no tiene la increible combinacion de potencia y elegancia de Vince Carter. Por supuesto, para gustos los colores. Pero yo tenia q decirlo.

Saludos

Jorge (alerotirador) dijo...

A mi me parece que era más complicado lo que hizo Gordon por la coordinación que suponía con la mascota, y ¡demonios! porque esa imagen en la que está "sentado" en el aire pasándose la pelota por debajo de sus piernas es alucinante.

Aunque igual de alucinante fue lo que hizo LaVine volando desde el tiro libre.

Y me uno a Maverik, que sin que los mencionados desmerezcan, me quedo con la estética de Vince Carter.

Saludos.

Nique_is_better dijo...

ME-MO-RA-BLE

Mi primera impresión también fué que el ganador debería haber sido Gordon (me vinieron a la cabeza reminiscencias de aquel Febrero del 88...); originalidad, variedad, fuerza, potencia y... "no se vayan todavia, ¡aún hay mas!" parecía decir después de cada mate. Flipé con todos los de la final, a cual mas bello y espectacular. ¿Y el último?,combinando martillo y tomahawk en el aire ¡¡¡qué difícil!!!.

Y sobre LaVine...IDEM, o casi casi. Quizás no tuviera la potencia y el repertorio pareciese un poco mas homogeneo, pero al igual que el primero, siempre fué capaz de ir añadiendo ese "y un poco mas", como diciendo "antes has visto eso, pero también le puedo añadir esto y lo otro". Creo que lo que decantó la balanza fué la imagen de sencillez y facilidad que transmitía en cada acción, como queriendo decir "¿Quieres ver como se hace un mate?; mira, te lo enseño: así". ¡Parecía TAN fácil!

Un concurso que honra a ambos finalistas

Mo Sweat dijo...

Gracias, Mav.

Totalmente de acuerdo, como combinación de potencia, feeling y plasticidad, me quedo con Vince Carter, pero la verdad es que LaVine no le va a la zaga...

Yo también creo que debería haber ganado Gordon... si el jurado hubiese votado todos los mates correctamente, pues los segundos mates de la final no fueron votados de forma totalmente justa... ahí es donde Gordon podría haber ganado, pero alargaron la cosa y en los mates extra venció LaVine, que también se lo mereció.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

La verdad es que ambos realizaron un auténtico recital... un concurso de esos que se convierte en clásico al instante. A estas alturas del juego, volvimos a vivir en directo uno de esos momentos que, sin duda, pasarán a la historia y se recordaran durante mucho tiempo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Totalmente de acuerdo, para mi no hubo un auténtico vencedor, los ganadores fueron ambos y así, creo yo, será recordado siempre...

Las reminiscencias de aquel Febrero del 88 son evidentes, pues no fueron pocos también los que opinaron que no se había votado de forma totalmente justa el último (o penúltimo, ya no me acuerdo) mate de Wilkins... dos finales del Slam Dunk Championship absolutamente históricas y comparables entre sí, tanto por el nivel de los contendientes como por la igualdad extrema.