The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 29 de febrero de 2016

Reflexiones desde Springfield: Stephen Curry, el baloncesto 2.0 y las comparaciones históricas

Demasiado tiempo he tardado en escribir alguna entrada hablando del fenómeno Stephen Curry. Algunas ideas llevan paseando por mi cabeza desde hace meses, esperando el momento oportuno para plasmarlas en un post, sin que hasta hoy haya encontrado el momento preciso, o el tiempo suficiente, para ponerme con ello... pues bien, hoy es el día, el momento perfecto para desempolvar esta sección.

El encuentro Oklahoma City Thunder-Golden State Warriors de este Sábado pasado, que pude disfrutar entero ayer por la tarde, ha sido el detonante... si es que hacían falta más detonantes. ¿Cuantas veces hemos tocado el tema de las comparaciones históricas entre jugadores en este blog? Imposible de determinar, pues es una de las principales razones de ser de Fo Fo Fo, que ya lleva más de siete años y medio en la red. ¿Cuantas veces hemos elucubrado y desvariado con dichas comparaciones, intentando llegar a un consenso imposible, o no, que la diferencia en el tiempo dificulta en exceso? ¿Cuantas veces hemos discutido, de forma educada, eso sí, y aportando siempre datos y opiniones interesantes, sobre si ha sido mejor ésta o aquella otra gran leyenda de la historia de la NBA?... pues bien, sin quererlo ni beberlo, el fenómeno Curry ha puesto en la palestra estos debates incluso entre las propias leyendas de la historia de la NBA, pues más de una se ha descolgado dando su opinión sobre Curry y sus Warriors diciendo cosas como que en su época no serían tan buenos, que en los 90 no ganarían jamás en anillo o que Curry en aquellos tiempos tampoco sería capaz de hacer lo que hace ahora, día sí y día también... ¿Envidia? ¿Cansancio de escuchar hablar tanto sobre las maravillas de Steph? ¿Pensamientos realmente sinceros de que en aquella época no hubiese sido tan fácil? Un tema que da para mucho y en el que me gustaría profundizar aquí, en Reflexiones desde Springfield.

Empecemos por mis propias sensaciones sobre el "asesino con cara de niño". Cuando la pasada temporada Curry fue elegido MVP de la NBA por delante de LeBron James, yo comenté en varias ocasiones que eso era algo que ya habíamos vivido muchas veces a lo largo de la historia de la NBA, pues no siempre el mejor jugador de baloncesto del mundo era quién se llevaba el trofeo de MVP de la temporada. Curry hizo una gran temporada en un gran equipo, maravilló a todo el mundo, y se llevó el MVP de forma más o menos justa, pero yo tenía claro que el mejor jugador de la NBA era LeBron James, independientemente de que me gustara más o menos, lo cual pareció confirmarse en los playoffs, cuando LeBron realizó una proeza histórica llevando a sus Cavaliers hasta la final de la NBA pese a las bajas, tirando él solo del carro y llegando incluso a competir en dicha final contra unos excelsos Warriors, donde Curry cedió protagonismo decisivo a Andre Iguodala... ¿El veredicto? Warriors el mejor equipo, Curry el MVP de la temporada y LeBron el auténtico mejor jugador de baloncesto del mundo.


Al poco de comenzar esta temporada 2015-16, Steph ya maravilló a propios y extraños con actuaciones sensacionales, elevando incluso más el nivel de la temporada pasada y encima llevando a su equipo a conseguir unos récords de victorias y derrotas históricos, teniendo, a día de hoy, todavía al alcance el de más victorias en una temporada, en poder de los históricos Chicago Bulls de la 1995-96 (72-10). Poco a poco fueron corriendo ríos de tinta sobre si Steph era ya uno de los más grandes, no de ahora, sino de la historia de la NBA, pues nunca había existido un jugador como él. El hecho de que los Warriors hayan ido marchado con ese récord, sin apenas perder partidos durante la temporada (ahora mismo van con un récord jamás igualado de 53-5) no ha hecho sino aumentar esos comentarios y sensaciones y acrecentar la leyenda de Baby-Faced Assassin.

Uno de los momentos más polémicos se vivió cuando, hace poco, la ESPN realizó aquellas listas históricas con los mejores jugadores de todos los tiempos por puestos que, inevitablemente, desataron debates y polémicas por las posiciones de varios jugadores. Yo fui el primero que estuve en desacuerdo con algunas de esas posiciones, como la no inclusión de Chris Webber en el Top 10 de power-forwards en favor de jugadores como Pau Gasol o Dennis Rodman, el primer puesto de LeBron en el Top 10 de aleros, por encima de Larry Bird, el 4º puesto de Kevin Durant en la misma lista, por delante de jugadores como Elgin Baylor o John Havlicek o la no inclusión de Gary Payton, uno de los bases más completos en ambos lados de la cancha de todos los tiempos, en el Top 10 de bases... pero el dato que más polémica levantó a nivel internacional fue el 4º puesto alcanzado por Stephen Curry en la lista de bases, por encima de jugadores como Isiah Thomas (especialmente), Steve Nash o Chris Paul... tal es la pasión que está levantando Curry en los últimos tiempos, hasta el punto de ser situado por encima del gran Isiah Thomas, ya retirado, cuando todavía no ha disputado ni siete temporadas completas en la NBA y apenas cuenta con 27 años de edad.

Pues bien, tras tantos ríos de tinta, pasiones levantadas, chavales que solo quieren jugar como él, etc... nos fuimos acercando a la hora de la verdad, esa que empieza justo después del parón del All-Star, cuando se deben ir perfilando las posiciones para los playoffs, elevando algo más el nivel y entrando, poco a poco, en la fase decisiva de la temporada. Justo después del All-Star los Warriors perdieron su quinto encuentro de la temporada en un día aciago antes los Blazers, pero después no han vuelto a sufrir más derrotas, pese a haber jugado todos los partidos fuera de casa, algunos de ellos en el Este... y Curry, bueno, lo de Curry merece atención especial.


En las últimas cinco victorias consecutivas de los Warriors, tras la mencionada derrota en Portland, Curry ha ido de menos a más de una forma absolutamente impresionante. 23 puntos (con 3 triples), 9 asistencias y 3 robos en Los Angeles. 36 puntos (con 5 triples), 8 asistencias, 6 rebotes y 3 robos en Atlanta. 42 puntos (con 6 triples), 7 rebotes y 7 asistencias en Miami. 51 puntos (con 10 de 15 en triples), 8 asistencias y 7 rebotes en Orlando. Y por último (la actuación que ha terminado desatando este post) 46 puntos (12 de 16 en triples) y 6 asistencias en Oklahoma... además, pues eso no es todo, en el partido en Miami igualó la marca de Kyle Korver de 127 partidos consecutivos anotando al menos un triple, en el siguiente partido, en Orlando, superó esa marca con creces, y ayer, en Oklahoma, fueron tres récords a la vez, pues superó el suyo propio de más triples en una temporada (286) cuando todavía faltan 24 partidos para llegar al final de la regular season, se convirtió en el primer jugador de la historia en lograr meter 10 triples en dos partidos consecutivos y, encima, igualó el récord absoluto de triples en un solo encuentro (12) que ahora comparte con Kobe Bryant y Donyell Marshall... ¿Cuanto tardará en poseerlo en solitario? ¡Ah!, por cierto, y también dio la victoria a su equipo con un triple desde medio campo en el último segundo del partido.

Ahora ya no quedan dudas, si es que todavía las había; Wardell Stephen Curry II es el mejor jugador de baloncesto del mundo... ni LeBron James, ni Kevin Durant, ni nadie, a día de hoy, es capaz de hacer lo que hace Curry, ni influir de forma tan decisiva en los éxitos de su equipo. Estamos viviendo historia pura del baloncesto. A todos aquellos que os lamentáis por no haber podido ver jugar en su época a los más grandes de siempre, Kareem Abdul-Jabbar, Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird... sed conscientes de que estáis ante el momento de forma más dulce de un jugador que cuando se retire, también tendrá su nombre escrito en letras de oro al lado de esas otras leyendas... por sus éxitos, por sus récords, por su excelencia y tal vez, aunque eso solo lo sabremos en el futuro, por haber cambiado la historia del baloncesto, pues hasta la llegada, o mejor dicho eclosión, de Steph, el triple tenía otro sentido, era otra cosa; Para Curry un triple es como un tiro libre y el equivalente para Stephen de lo que para cualquier otro jugador sería un tiro triple normal, es lanzar desde 10 metros o incluso más... eso jamás se ha visto en toda la historia de este deporte, es Baloncesto 2.0.

En la próxima entrada, pues este tema da para mucho, entraremos de lleno en las comparaciones históricas que aquí solo hemos apuntado... estad atentos al próximo capítulo de Reflexiones desde Springfield.

8 comentarios:

Jorge (alerotirador) dijo...

Con tu permiso Mo, me adelanto en lo que a comparaciones se refiere, y comento que el famoso ranking de la ESPN es lógico que levantara ampollas, y es que con tan poca trayectoria de carrera y aún siendo notable, creo que no debería de ser incluido ya en puestos por encima de otros como el mencionado Isiah Thomas... todavía.

Ahora bien, va camino no sólo de superar al genial base de los Pistons sino es que lo hace con otros muchos (no citaré nombres por no herir sensibilidades) si ninguna desgracia en forma de lesiones lo impide.

Es alucinante ver tal facilidad para el tiro, difícil parecía que alguien superase a alguien como Ray Allen, y alcanza números que para otros serían una proeza como si nada, y sin acompañarle un físico excelso en un baloncesto cada vez más físico de lo que lo fue en otro tiempo.

Como nunca se sabe que nos puede deparar el futuro, sigamos disfrutando de la espectacularidad de Curry porque como bien dices estamos ante un jugador, ya histórico por algunas de sus hazañas, que bien puede llegar a ser legendario.

Saludos.

Maverik dijo...

Jorge (alerotirador) = jugon y crack total.

Me ha encantado el post y el comentario de Jorge.

Dicho esto, si me permites Mo, yo quisiera añadir una cosa que ya he dicho en otro blog:

Curry esta cambiando el baloncesto. Desde George Mikan, el baloncesto era cosa de tipos altos. Julius Erving y Michael Jordan bajaron un poco la importancia de la altura pero el fisico continuaba siendo muy necesario para triunfar en el baloncesto. Solamente hay q ver a los grandes triunfadores del siglo XXI para ver q el fisico (combinacion de altura, peso, fuerza, agilidad y salto) es clave: Shaq, Duncan, Kobe, LeBron, Dirk, Durant, Westbrook, etc. Algunos son inusualmente altos para su puesto, otros son fuerza, otros son agilidad, velocidad y salto, etc, pero todos se ayudan del fisico. Todos menos Curry. Curry esta cambiando el baloncesto Es la mayor revolucion desde q Julius Erving instauro el baloncesto "above the rim". Michael Jordan y LeBron no han necesitado un gran pivot para ganar. Aun asi, nadie negara q Jordan y LeBron tienen fisicos extraordinarios. No son muy altos pero son fisicamente superdotados. En cambio, viene Curry y sin fisico y sin gran pivot gana. Entonces viene Curry y sin gran fisico y solamente con una tecnica y un talento extraordinarios es capaz de bombardear el aro sin q nada ni nadie pueda detenerlo. Entonces viene Curry y deja a los grandes tiradores como simples amateurs. Curry Curry Curry una leyenda... a no ser q se nos lesione. Si Curry aguanta a un nivel estratosferico un apr de años mas, ya nadie podra dudar de q la autentica leyenda, el autentico elegido, es el. Y esto lo dice un Lebroniano acerrimo (me encantan estas palabras que utilizaba el crack de Juanejo). Pero es q LeBron no es mas q un sucedaneo de Jordan. Curry, en cambio, es algo nuevo. Algo unico. Algo maravilloso.

Toca disfrutar, muchachos.

Creo que, ahora mismo, Curry es incomparable. De verdad q no veo como lo haras para compararle con alguien. Y tb creo q si continua a ese nivel un par de años mas, Isiah Thomas, mi base favorito de siempre (Magic era mucho mas que un base), pasara a ser un segundon ;-)

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

Totalmente de acuerdo contigo, jamás debería situarse a alguien con apenas seis o siete temporadas como profesional por delante de genios de la talla de Isiah Thomas o Elgin Baylor... a los únicos que se podría juzgar y comparar con todas las de la ley son a los que, a pesar de que todavía estén en activo, ya están de vuelta de todo y lejos de sus mejores épocas, como Kobe, Garnett o Duncan, pero situar a Durant por delante de Baylor o Curry por delante de Thomas a estas alturas me parece erróneo... hay que dejar que terminen de forjar su propia leyenda y después ya habrá tiempo para situarlos en el lugar histórico que les corresponda.

Realmente es tremendo ver como Curry parece que deja a los demás grandes tiradores históricos como Ray Allen, Reggie Miller o el propio Larry Bird como si fueran aficionados... y es que nadie, jamás, ha hecho lo que él, ni por asomo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Me hace gracia que algunas de las cosas que dices en tu comentario también se aplicaron, en parte, a Allen Iverson durante sus grandes épocas... lo del físico, un tipo pequeño todo talento, que todos los grandes anotadores de ese nivel que habían existido antes que él o bien eran más altos o más poderosos físicamente o ambas cosas a la vez... aunque evidentemente hay otros puntos donde el paralelismo se rompe.

Totalmente de acuerdo en lo de que Magic Johnson era mucho más que un base. Magic es el all-around player definitivo y creo que, a día de hoy, todavía se ha confirmado más. Si hace algunos años llegamos a decir que había que ver hasta donde llegaría LeBron, ese chaval mezcla entre Magic, Jordan y Karl Malone que bien podría llegar a convertirse en el jugador más completo de siempre, a día de hoy me atrevería a decir que ya hemos visto el techo de James; puede que se mantenga a ese nivel algunos años más, pero creo que el techo ya lo hemos visto... y en mi humilde opinión, a pesar de que LeBron me parece un jugador completísimo y único, Magic sigue siendo el all-around player por excelencia.

Elguru delbasket dijo...

Hola Mo y habituales,

Lo primero me ha gustado mucho el artículo como habitualmente tus entradas de calidad, así llamo yo a las que van más allá de rankings y records que son más de posicionamiento.
Yo no me escondo sobre este tema y lo digo abiertamiente aunque quizás no sea lo más popular... No me gusta el baloncesto que representa Curry y no me gusta el valor que se le da a un gran jugador que se le está dando un valor histórico que no tiene con el fin de crear un nuevo mito para vender camisetas y los digitales conseguir visitas.
Esta historia es muy vieja... Lebron está ya desgastado y KD el sustituto natural no es un jugador muy mediático. Curry es un grandísimo tirador y es dificil de defender pero quien diga que no se le puede defender o que es imparable que se vaya a su casa porque ya habrá perdido el partido. Todo el mundo es defendible, todo el mundo es parable...TODO EL MUNDO y Curry lo es. Otra cosa es que los Warriors tengan muchos más recursos y a quien deberían darle el MVP es al entrenador de tiro del equipo porque como he dicho en otros foros, lo de tirar no es genético ni se hereda, ni es talento... es trabajo y técnica.
Como he dicho no me gusta el juego de Curry y no me identifico con su juego... por meter triples Steve Kerr sería el mejor jugador de la historia.
En fin que quien opine que alguien es imparable que no vea por las partidos porque ya sabrá quien va a ganar... Curry no es nadie sin los Warriors y los Warriors serían menos sin Curry pero poner a Curry a la altura de los más grandes creo que es una falta de respeto hacia esos jugadores.
Imagino el video de las 10 mejores jugadas de Curry de su carrera...10 triples cayendose dese el medio campo... Saludos

Maverik dijo...

Apreciado Gruru:

Aunq entiendo y comparto parte de tu razonamiento discrepo en varios puntos. Personalmente me gustan los equipos tradicionales, los equipos que mezclan el tiro exterior con el poder interior, el base que reparte juego y el pivot que intimida, etc. Del mismo modo que no me gustaba Jordan pq era individualista y sin embargo me rendi a su talento y a sus victorias, no me gusta q Curry sea un base poco convencional y que abuse del tiro exterior, pero me rindo a su talento y su efectividad y victorias. Asi q puedo compartir contigo el "no me gusta el baloncesto de larga distancia de Curry" pero para nada comparto tu "no me gusta el valor que s ele da". Una cosa es q yo prefiera otro tipo de jugador o estilo y la otra es q no me arrodille ante el talento y efectividad de Stephen Curry. Curry es algo nuevo. Algo maravilloso como en su dia lo fueron Magic, Bird y Jordan. Algunos no lo saben pero ya en 1982 muchos consideraban a Bird y Magic como leyendas, cosa q ofendia a no pocos. Lo mismo con Jordan: ya en 1988 ya se veia q Jordan era una leyenda. Por supuesto un jugador se puede lesionar gravemente y todo se puede ir al garete. Pero ahora mismo Curry ya es leyenda. Pr su estilo, por su efectividad, por sus victorias, por sus resultados, por todo. Nadie puede defender a Curry. Nadie jamas habia logrado tener casi un 50% en tiros de mas de 9 metros. LeBron y Durant son mucho mas convencionales y menos efectivos (los numeros estan alli). Ahora decimos que los Warriors son un gran equipo, y lo son, pero no exageremos. Sin Curry los Warriors no serian ni siquiera candidatos al anillo. Curry es como Bird, Magic o Jordan, esta alli, solamente su presencia hace temblar a los rivales, demsoraliza a los rivales, enchufa, entra, reparte,... es una maravilla de jugador.

Mi consejo es: disfruta de Curry y los Warriors. No hagas como yo con Jordan, q casi no lo disfrute pq me negaba a aceptar su estilo de juego. El baloncesto es como la guerra: evoluciona. Es muy bonito admirar la lucha de caballeros pero la polvora es tna legitima como la lanza. Y si la polvora es mas efectiva, pues sintiendolo mucho pero la lanza desaparece y la guerra cambia. Curry esta cambiando el baloncesto. Mas rango de tiro, mas velocidad de tiro. Y idem los Warriors. Menos poder interior, mas versatilidad, mas velocidad, mas tiro exterior. Q a mi me guste la lanza no significa q no reconozca la efectividad de la polvora.

Dicho esto: soy de los q pienso q los Warriors NO son el mejor equipo de la historia. Pienso q los equipos con mas poder interior le harian mucho daño. Creo q los Warriors son el mejor equipo actualmente. q actualmente, donde el poder interior brilla por su ausencia, los Warriors son los mejores. Pero una cosa no quita a la otra. Curry y los Warriors son maravillosos y estan haciendo historia en mayuscula.

Espero q se entienda esta pequeña paradoja baloncestisitica. De hecho creo q Mo la comparte.

Saludos cracks

Mo Sweat dijo...

Saludos y gracias, Guru.

Todos sabemos que la NBA encumbra hasta límites increíbles a ciertos jugadores con el objetivo de convertirlos en iconos, en máquinas de vender camisetas y merchandising, pero no creo que el caso de Curry sea el más representativo de eso... personalmente diría que Curry está logrando cosas increíbles, tanto a nivel individual como colectivo, y para mi es normal que se esté convirtiendo en un icono de esa magnitud. Por el contrario hay jugadores como, sin ir más lejos, los dos Rockets James Harden y Dwight Howard, que sí me han parecido siempre un poco bluff; jugadores que han sido promocionados hasta la saciedad, se les ha convertido en iconos absolutos de la liga y que a mi me parece, cada uno por distintos motivos, que ni son tanto ni han demostrado merecer ser la cara más visible e icónica de la NBA... pero es que lo de Curry es muy distinto, con él no hay nada que objetar, dejando aparte que te guste o no te guste.

En cuanto a lo de las mejores jugadas de su carrera, yo añadiría que no todas las leyendas poseen un repertorio de acciones espectaculares al nivel de Jordan, Magic o el Dr. J... si miraras las diez mejores de la carrera de John Stockton, por ejemplo, ¿que verías?... pues probablemente algún gran pase al Cartero y varios tiros en los últimos segundos, como el famoso contra los Rockets que decidió unas finales de conferencia.

Yo tampoco soy fan del smallball ni me gustan los equipos que basan la mayor parte de su juego en el tiro exterior, pero hay que admitir que estos Warriors juegan como los ángeles y que, tiempo al tiempo, podrían incluso cambiar la historia del baloncesto, como lo hizo, en cierto modo, Jordan o como lo hicieron, en su momento, los Celtics de Bill Russell.

Mo Sweat dijo...

Totalmente, Mav, totalmente, la comparto totalmente.

Creo que ya hemos comentado todo esto en alguna otra ocasión, vaya a saber usted cuando y en que post, y es que a mi también me ocurrió lo mismo con Jordan, más o menos...

...En todas las finales que disputaron los Bulls en los 90 yo iba con el otro equipo, primero Lakers (lógico, pues yo era un gran fan de Magic), después con los Blazers (me caían mejor, aunque no fueran mi equipo), después con los Suns (aquel equipo con Sir Charles, K.J., Dumas, Majerle... me gustaba), en el 96 con los Sonics (este sí que era uno de mis equipos favoritos) y en el 97 con los Jazz, aunque tampoco fueran ni de lejos mi equipo... supongo que era un poco navegar a contracorriente (todo el mundo era de Jordan y los Bulls) y también ser fiel a mis gustos, pues yo era más de equipos con un center dominante, como los Rockets de Olajuwon o los Knicks de Ewing...

...Hasta el último año de Jordan. Algo pasó, y no puedo explicar lo que fue exactamente, que justo antes de las finales del 98 me di cuenta de que tenía que dejar los prejuicios y tonterías aparte y que me caían mejor aquellos Bulls de la wind city que los Jazz de la ciudad de los mormones, así que en aquella última final de la era Jordan fui con los Bulls, disfruté de las últimas grandes exhibiciones de His Airness, y en cierto modo me quité una espina.

Yo también estoy de acuerdo en que estos Warriors, independientemente de que logren o no el mejor récord de todos los tiempos, no son el mejor equipo de la historia, pues estoy convencido de que equipos con juegos interiores demoledores como los Lakers del mejor Kareem, los Sixers de Moses Malone o los propios Lakers de Kobe y Shaq les podrían haber hecho muchísimo daño (hoy no existe ningún pívot de esas características).

Saludos.