The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 8 de julio de 2015

Una noche cualquiera en la vida de George Gervin y Mike Mitchell (6 de Marzo de 1982)

Temporada 1981-82, 6 de Marzo, los San Antonio Spurs (38-21) recibían a los Milwaukee Bucks (42-17) en su HemisFair Arena. George Gervin y Mike Mitchell anotaron la friolera de 95 puntos entre ambos, resultando absolutamente imparables de cara al aro rival y sin bajar ninguno de ellos del 60% en tiros de campo. En uno de los encuentros de mayor anotación coral de toda la historia de la NBA, la victoria finalmente fue para los Spurs (171-166) tras tres prórrogas. Aparte del duo estelar Gervin/Mitchell, también destacaron Dave Corzine (19 puntos, 9 rebotes y 3 tapones), Johnny Moore (16 puntos y 16 asistencias) y Mike Bratz (14 puntos y 12 asistencias) por parte de los Spurs y Brian Winters (42 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes), Bob Lanier (29 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes), Junior Bridgeman (31 puntos y 3 asistencias), Quinn Buckner (18 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias) y Sidney Moncrief (18 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias) por parte de los Bucks.



Mike Mitchell terminó su particular clínic de tiro con 45 puntos (en una serie de 17 de 28 en tiros de campo), 11 rebotes, 2 tapones y 2 robos de balón, mientras que George Gervin, el legendario "Iceman", terminó su exhibición con 50 puntos (en una serie de 21 de 31 en tiros de campo), 8 rebotes y 5 asistencias.

4 comentarios:

Daniel L. dijo...

¡Hombre, Mike Mitchell! Estupendo anotador...¡qué olvidado está! Reconocer que su carrera fue irregular. Que no acabó de ser lo que apuntaba pero que tuvo temporadas espléndidas. Me alegro de que te hayas decidido a recordarle.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Daniel.

Esta tremenda actuación a cuatro manos con George Gervin me lo ha puesto a huevo... Una ocasión perfecta para reivindicar un poco a Mike Mitchell.

Daniel L. dijo...

¡Aquellos partidos de altas anotaciones de principios de los 80! ¡Qué gozada!

Mo Sweat dijo...

Irrepetibles, sin duda...