The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

martes, 20 de noviembre de 2012

Face to face 02: Bill Russell & Alonzo Mourning... Y el instinto taponador

El máximo taponador de la historia de la NBA es Hakeem Olajuwon (aunque habría que añadir que los tapones comenzaron a contabilizarse estadísticamente a partir de 1972, con lo cual jamás sabremos los que llegaron a colocar jugadores como Bill Russell, Wilt Chamberlain o Nate Thurmond), quién en su momento superó a Kareem Abdul-Jabbar como líder histórico de esta especialidad. Ambos eran jugadores con una agilidad y envergadura de brazos prodigiosas, cualidades ambas que potenciaban claramente su capacidad taponadora. Otros jugadores como Mark Eaton o Dikembe Mutombo, auténticos muros infranqueables en la zona defensiva pero jugadores muy limitados ofensivamente, también fueron ilustres taponadores. Y probablemente el más grande taponador que el mundo haya podido ver jamás sea Manute Bol, gigantesco pívot de 2,31, aderezados también con una impresionante envergadura de brazos, cuyo talón de aquiles fue su tremenda e incorregible endeblez física, que le condicionó hasta el punto de convertirlo en apenas un especialista de 20 minutos por partido.

Pero como en esta segunda entrega de "Face to face" hablamos de talento natural e instinto taponador puro, hay que citar como los dos mejores de todos los tiempos a William Felton Russell y Alonzo Harding Mourning Jr. (quizás, eso si, junto al antes mencionado Hakeem Olajuwon).





Tanto Bill Russell como Alonzo Mourning eran pívots de apenas 2,08 justitos, pero con unas cualidades atléticas tremendas y una agresividad y entrega sobre la cancha sin parangón. Incluso por lo que respecta a su juego ofensivo poseían ciertas similitudes, puesto que aunque ninguno de los dos fue un portento técnico jugando de espaldas al aro, ambos lo suplieron a base de movilidad, cualidades atléticas y carácter luchador. A pesar de lo que acabo de comentar de sus virtudes técnicas, llegaron a poseer ciertos recursos ofensivos entre los que destacaba, en ambos casos, un solvente gancho que usaban bastante a menudo (Mourning también poseía un tiro bastante correcto desde la media distancia).

Hablar de Russell y Mourning es, como hemos podido comprobar, hablar de lucha, entrega, sacrificio y tesón, lo cual nos demuestra cuan grande y fuerte era su corazón. Bill y Zo han sido los dos mejores taponadores puros de la historia del baloncesto... Por puro deseo de serlo; por tratar siempre, hasta el mismo límite de sus posibilidades, de frustrar todos y cada uno de los tiros de sus rivales... No cabe duda que, a no ser que midas de 2,15 para arriba, el deseo incesante es uno de los factores fundamentales para llegar a ser un gran taponador.

Hemos mencionado carácter, deseo y cualidades atléticas, pero hay otro factor que unido a los demás es el principal catalizador de todo ello; un factor que, sin duda, se daba de forma sublime tanto en Bill como en Zo: el timing de salto. Puedes saltar mucho y no ser un gran taponador (tenemos muchos ejemplos de ello a lo largo de la historia del baloncesto) o ser una torre de 2,20 m. y tampoco serlo (también hay claros ejemplos), pero si tienes un buen timing de salto ya tienes mucho ganado.

En cierto modo podríamos decir que el timing de salto está estrechamente relacionado con la lectura del juego, puesto que si saltas mucho pero te precipitas llevado más por las ganas que por la cabeza, corres el riesgo de comerte muchas fintas e incluso cometer muchas faltas personales no deseadas. Con templanza, una correcta lectura del juego y un buen conocimiento/observación de tus rivales, tu capacidad para taponar puede subir enteros... Y si a esto le añades las grandes cualidades atléticas y el corazón de Bill y Zo, pues eso, tienes a los dos mejores taponadores puros que el baloncesto ha llegado a ver jamás.

19 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Como ya comenté, el anterior "Face to face" comenzó de forma un tanto espontanea e improvisada, pero en pocos días se gestó la semilla de lo que va a ser una nueva colección de posts en Fo Fo Fo, como lo fue hace unos años el homenaje a la década de los 80 o más recientemente lo de los 30 mejores centers de la historia del baloncesto.

Ahí queda eso, ya sabéis, primero Magic y Stockton y la visión de juego, ahora Russell y Mourning y el instinto taponador... Y desde esta misma semana comenzamos a trabajar en las futuras entregas de esta nueva colección: Face to face.

Fat Lever dijo...

Mo, casi me quedo antes con Olajuwon que con Mourning, aunque a este nivel ya es cuestión de gustos. Los 208 en los tiempos de Russell eran muchos centímetros, era un pivot alto para la época, mientras que Alonzo sí que se quedaba ya algo escaso de estatura (lo que le da más mérito, si cabe). Y Olajuwon tampoco medía mucho más, se dijera lo que se dijera.
Otros dos maestros de la chapa que siempre me han gustado mucho son Marcus Camby y, aunque alguno no se lo crea, Kevin McHale, un prodigio del tapón con esos brazos larguísimos.
Un saludo. Esta serie promete mucho.

Costello dijo...

El caso de Mutombo es especial ya que su principal virtud era que el pivot contrario apenas anotaba cuando el africano estaba en pista , es un intangible que se debería contabilizar para bien o para mal . Caso contrario es Pau Gasol que le cuesta evitar la acción anotadora de sus pares . No todo es tapón , que al contrario se le haga de noche y pierda el balón viene a ser lo mismo o mejor ya que un tapón a veces lo coge el rival.
Saludos

Jorge (alerotirador) dijo...

Vista la pareja de este face to face, pensaba en Olajuwon antes de ver que lo citabas.

Para mí los dos mejores timmings (el palabro seguro que no está muy bien escrito, sorry) a la hora de taponar que haya visto nunca. Difícil verles caer en una finta.

Y en cuanto a Russell, recuerdo sus míticas declaraciones en las que lo verdaderamente importante del tapón no era evitar la canasta, sino recuperar la pelota, es decir, taponar para cogerla. Algo que hoy en día muchos podrían intentar más y dejarse de mandar la pelota a la grada que es muy espectacular pero a fin de cuentas la posesión la sigue manteniendo el rival.

Me alegro de que la sección vaya a tener continuidad. Saludos.

costalgaraldals dijo...

Me quedo con Russell. Creo que evolucionó el concepto del tapón.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Fat.

Bueno, Hakeem podría haber estado aquí y no hubiera pasado nada. En realidad en una futura entrega de esta sección algo más global, sobre "el defensor interior", va a estar él en vez de Zo... Lo que pasa es que he querido premiar ese instinto puro de taponador de Zo, que en mi opinión es el mejor de la historia junto con el de Russell, a pesar de sus limitaciones físicas.

Hakeem, a pesar de ser también un 2,08, tenía una envergadura de brazos que a nivel de intimidación lo situaba como si fuera un 2,16... O más...

Por mi parte no me cabe duda que si el instinto puro de taponador de Zo y su timing de salto los pones en el cuerpo de Mutombo en vez de 4 tapones por partido hubieras tenido 8...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costello.

En eso tienes razón, ser un buen taponador no implica necesariamente ser un buen defensor en general.

Sobre lo que comentas de Mutombo tengo ligeras discrepancias, puesto que lo veo un poco como un ejemplo de lo que comentas tu mismo... Y es que era un gran taponador, pero a nivel de defensor global su defensa hacía aguas contra pívots como Hakeem o Shaq. Y es que a nivel de movimiento lateral y todo eso no podía competir con la velocidad/movilidad de ambos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

Repito lo que le he comentado a Fat Lever, Hakeem podría haber estado aquí perfectamente, pero he preferido premiar el instinto taponador puro de Zo a pesar de sus limitaciones.

Lo de Russell no tiene parangón... Y es que hizo del tapón un arte. Lo que comentas de tratar de taponar con el objetivo de recuperar el balón es algo que se ha perdido bastante con el tiempo, puesto que las nuevas generaciones prefirieron la espectacularidad (humillación del rival) de mandar el balón a la décima fila...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costas.

Totalmente de acuerdo, Russell es para el tapón lo que el Dr. J para el mate.

Anónimo dijo...

Maverik says,

Q post tan bonito: admiro muchísimo a Russell y Alonzo.

Decirle una cosa al gran Fat Lever: cierto es q Russell era un pivot alto para la época, o como mínimo, no era bajito como sí lo era Alonzo Mourning. Pero lo brutal de Russel son dos cosas:

1) cuando se cambiaron las reglas del tapón (la pelota no puede estar bajando) nadie creía q el tapón volvería a aparecer como arma defensiva... hasta q apareció Russell

2) el terror y desgaste psicológico q conseguía Russell no lo ha conseguido nadie jamás. Ni siquiera Wilt Chamberlain con su físico superior. Russell consiguió q el arte de taponar fuera mucho más q un arma defensiva. Russell consiguió q los atacantes jugaran "cagados". Con Russell, nadie estaba a salvo, en cualquier momento podía humillarte. Eso es muy grande puesto q yo creo q nunca jamás se ha visto algo así. Y ya sé q eran otros tiempos y q los atacantes de los 50 y los 60 eran muy inferiores técnica y físicamente a los actuales, pero allí están Bellamy, Chamberlain, Thurmond y Alcindor en UCLA, por poner algunos ejemplos, portentos físicos y grandes taponadores... q jamás consiguieron, ni por asomo, ser tan buenos taponadores como Russell.

Saludos cracks

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Creo que con tu comentario sobre Russell logras definir a la perfección lo que su figura representó (y sigue representando) para el baloncesto. El baloncesto defensivo moderno comenzó con él y ya nada volvió a ser lo mismo.

Tan grande e influyente fue que no cabe duda que volverá a aparecer en alguna que otra futura entrega de esta colección de posts.

Mo Sweat dijo...

Por cierto, Fat, se me pasó lo de McHale y Camby al responderte... Totalmente de acuerdo, McHale, a pesar de no ser un gran saltador ni tener un físico muy explosivo hacía un uso impecable de sus largos brazos.

Tampoco habría que olvidar a Bill Walton, a pesar de las lesiones... Ni a Robinson & Ewing, por supuesto. Ni a Gilmore.

Y en posiciones aparte de la de center a Larry Nance o al semidesconocido Terry Tyler.

Saludos.

Anónimo dijo...

Maverik says,

Ahora q dices esto de Bill Walton... yo creo q un face to face espectacular sería Bill Russell y Bill Walton: dos ganadores natos. En su época estaban Chamberlain y Kareem, pero ni siquiera ellos podían vencer a los Bill jejeje.

Saludos

Mo Sweat dijo...

Bueno, bueno, bueno... En el caso de Bill & Wilt no digo nada, que muchísimo hemos debatido ya sobre eso y las victorias de Russell están ahí... Pero en el caso de Kareem y Walton ya no lo veo tan claro. Los Blazers eliminaron a los Lakers de Kareem en aquellos míticos playoffs del 77, para luego terminar ganando el anillo, pero es que aquellos Lakers no tenían nada aparte de Jabbar... Mucho hizo Kareem llevándolos hasta las finales de conferencia.

Luego las lesiones de Walton impidieron que pudiéramos comprobar lo que hubiera sucedido en hipotéticos duelos posteriores... Una lástima.

Saludos, crack.

Fat Lever dijo...

Estoy con Maverik, me quedo con los Bill, insuperables en su visión del baloncesto (y siempre que estuvieran sanos), y presento otra pareja imbatible: Moses y Olajuwon, cuya intensidad y clase desquiciaría a cualquiera.
Como curiosidad, de los 4 cuádruples-dobles que ha habido en la historia de la NBA, 3 fueron conseguidos con más de 10 tapones y por 3 nombres que han aparecido en estos comentarios: Nate Thurmond, Olajuwon y David Robinson (otro grande que poco a poco va olvidándose). No es fácil llegar a esa cifra, eh?

Mo Sweat dijo...

¿Fácil?... Ja, ja, ja... No tengo muy claro que exista jugador alguno en el baloncesto actual con posibilidades de llegar a lograr uno. No existen pívots como Olajuwon o Robinson y de las demás posiciones... Tal vez LeBron si algún día excelso llegara a robar 10 balones.

Saludos.

Daniel L. dijo...

Recuerdo el primer partido completo (o casi) que vi a Alonzo Mourning. Fue en pretemporada, antes de debutar en la NBA, y se enfrentaban dos combinados de jugadores. Algunos ya consagrados y otros, como Mourning, a punto de aparecer en escena.

Recuerdo lo malo que me pareció técnicamente, tan poco depurada (luego mejoraría, claro está). Eso sí, la fuerza y agresividad sí destacaban en él. En frente Pat Ewing, que no superó a Alonzo Mourning en mucho ese día...

Mo Sweat dijo...

Aunque aquí pueda parecer algo un poco superficial y fuera de contexto, de Zo Mourning siempre me llamó mucho la atención su estilo fuera de la cancha... Una elegancia total y absoluta, como Michael Jordan... Percha tiene, por supuesto, pero son muchos los que tienen percha y carecen de ese estilo.

Daniel L. dijo...

No, para nada fuera de contexto. Es una apreciación más acerca de una faceta del personaje en cuestión.