The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 4 de julio de 2012

Orlando Woolridge (16-12-1959 - 31-5-2012)

¡¡Por fin!!... Ya he terminado con la titánica labor de búsqueda y edición de imágenes que, como os comenté en un par de ocasiones, me autoimpuse a raíz de los futuros (ya casi presentes) cambios radicales en la interfaz de Blogger. Han sido unos meses muy duros, en los que no he podido prestarle al blog toda la atención que me hubiera gustado... Pero ya está; espero que todo vuelva a fluir con normalidad.

En breve tendréis el largamente prometido "post colofón" de la serie de los 30 mejores pívots de la historia, pero ahora, antes de nada, le/os/me debo un homenaje que tenía pendiente... Un homenaje a otro de los nuestros... Sí, otro de los nuestros que se nos ha ido... Y digo "otro de los nuestros" por que el pasado año, durante la muerte de Armen Gilliam, fuimos varios los que tomamos esta frase casi como un lema: Se fue uno de los nuestros. Y es que hay una serie de jugadores, independientemente de mitos como Magic, Larry, Michael, etc., que nos marcaron a muchos; fueron actores más o menos secundarios, aunque importantes, en aquel maravilloso circo que fue la NBA de los 80 y principios de los 90 (la mejor de la historia) y que por lo tanto, marcaron profundamente nuestro amor y afición por este deporte. Y Orlando Vernada Woolridge fue, sin ninguna duda, uno de ellos.

Woolridge fue parte importante del sentido del espectáculo que transmitía aquella NBA de la época; sus mates eran devastadores, no en vano fue invitado a participar en el primer concurso de mates de la historia de la NBA (1984), y su físico uno de los más poderosos que se han visto a lo largo de la historia del baloncesto (en cualquier época). Por cierto, su físico siempre me recordó al de otro ilustre de la época, aunque en este caso solo de la ACB; Arthur Housey (ex del Joventut, Breogán y TDK Manresa).

En parte se podría decir que Orlando fue un alero adelantado a su época, puesto que a pesar de su poderoso físico y sus 2,06 de altura, ni era un gran reboteador ni jugaba de ala-pívot, si no de alero exterior. No fue un gran tirador, pero su fuerza y su explosiva capacidad de salto lo hacían imparable en las cercanías del aro (con Magic se entendió a la perfección durante los dos años que jugó en Los Angeles). Sus mejores temporadas estadísticas se vivieron en Chicago (22,9 puntos y 5,6 rebotes en 1985), donde llegó a compartir cancha con Michael Jordan; y muy especialmente en 1991 (25,1 puntos y 6,8 rebotes), cuando se unió a aquel despropósito ofensivo que fueron los Denver Nuggets posteriores a English y Lever y anteriores a la llegada de Mutombo.

Orlando siempre demostró calidad sobre la cancha, pero también es cierto que siempre dio la sensación de que nunca terminó por alcanzar la cima de sus posibilidades, y es que cuando más brillaba en los Bulls fue traspasado por incompatibilidad con Jordan... Y luego llegaron los problemas con la drogas, que lo condicionaron hasta el final de su carrera... Y tal vez de su vida.

ORLANDO WOOLRIDGE
REST IN PEACE
(1959-2012)











22 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Una lástima ese choque de egos entre Air y Woo, su traspaso marcó su carrera, llena de posibilidades acabó siendo moneda de canvio en varios traspasos.
Excelente capacidad física, pero falto de talento.
DEP
Te recomiendo un post en el blog "puerta atrás" llamado "otro trozo arracando de carpeta ..."
Saludos y al turrón ¡¡¡

drazgon dijo...

Sí señor un clásico de 'nuestra' época.
Como siempre la selección de imágenes muy buena Mo.
Y para recordarlo aún más, el vídeo de baloncestistas de costalgaraldals:
http://baloncestistas.blogspot.com.es/2008/09/woolridge-orlando.html

Mo Sweat dijo...

Saludos, Costas.

Su capacidad física suplía ciertas carencias técnicas, pero la verdad es que Woolridge tampoco era manco... De lo contrario no hubiera logrado tales estadísticas en la NBA de aquella época.

Bonito artículo el que comentas; en Puertatrás siempre se encuentran grandes cosas...

Mo Sweat dijo...

Saludos y gracias, Drazgon.

Con los vídeos de Costas no se puede fallar; todo un lujo...

Nique_is_better dijo...

Cabecita loca Woolridge. Jugador rocoso, con mucho físico pero, creo, que llegó donde pudo y ya está.

Respecto a su vida post-NBA, según tengo entendido lo último que se supo de él es que lo detuvieron por robar cobre.

DEP

drazgon dijo...

Por cierto no me había dado cuenta... gracias por el link a las drazmisetas!! ;-)

ERNESTO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ERNESTO dijo...

Es raro.Es como si se esfumase una parte de nuestro pasado con estas muertes.Dios! Que vidas mas efimeras!

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

O una tubería de aluminio, creo recordar... Da igual, lo que está claro es que fue otro de los que no supieron administrarse ni centrarse en la vida y terminaron mal. Una lástima.

Saludos, Drazgon.

De nada. :¬)

Mo Sweat dijo...

Saludos, Ernesto.

Si te detienes a pensar en estas cosas lo cierto es que cada vez todo parece más efímero... Carpe diem.

Jorge (alerotirador) dijo...

Me gusta la expresión esa de "uno de los nuestros". Sin duda, me incluyo.

Buenos recuerdos de Orlando en mis Lakers. Vaya mala bestia.

Recuerdo que al final de su carrera estuvo por Europa y todavíá ganó un título con la Benetton.

Demasiadas cabezas poco amuebladas por desgracia... pero en todo caso una pena su muerte.

Saludos.

Anónimo dijo...

A partir de hoy si Usted me lo permite tiene un lector mas.Soy de los Sixers desde que tengo uso de razon y prometo leerme todos y cada uno de sus articulos.Que calidad por Dios.Siga Usted asi y que Dios le bendiga...GRACIAS.Andrew Toney.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

Yo también recuerdo especialmente esas dos temporadas en L.A.; la última de Kareem y la primera de Divac si no recuerdo mal.

Fue uno de los americanos ex-NBA que dejaron buen sabor en la Lega.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Andrew Toney (¡¡Boston Strangler!!)

Que Dios le bendiga a usted también. Gracias. Un placer tenerle por aquí.

Juan José Nieto dijo...

Vaya elenco de anotadores tuvieron los Nuggets en aquella época: English, Kiki, Orlando,... La verdad es que es triste cómo van dejándonos jugadores de aquella época dorada a edades prematuras. Una pena.

Anónimo dijo...

Corria la temporada 93/94 y el gran Orlando compartio vestuario con Moses Malone luego llego via traspaso Jeff Malone recuerdo contentisimo enterarme de la noticia por medio de la extinta revista Superbasket que el gran Orlando era un Sixer o mejor dicho ¡¡¡UNO DE LOS NUESTROS!!! Algo de lo que siempre estare orgulloso..Que En Paz Descanse...Saludos y Gracias.Andrew Toney.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Andrew y gracias a ti.

Una temporada un tanto extraña, en la que ficharon (de nuevo) a Moses Malone básicamente para hacer de tutor de Shawn Bradley, que era una gran promesa. Moses, que contaba ya con 38 años (39 al finalizar la temporada), había quedado deshauciado por una hernia discal (de la que tuvo que operarse) un año y pico antes cuando estaba en los Bucks. Una lástima, puesto que antes de la hernia y contando ya con 36 tacos todavía había cuajado una temporada muy digna en Milwaukee.

Otra lástima fue el bluff en que se convirtió Bradley. Nunca respondió a las expectativas...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Juan José.

La verdad es que los Nuggets contaron con auténticos cañoneros desde finales de los 70 hasta principios de los 90. Skywalker Thompson, Kiki, Natt, English... Y acrecentados por aquella filosofía del run'n'gun llevada al extremo.

Anónimo dijo...

Maverik says,

Cada loco con su tema.. Yo a Orlando le recuerdo ante todo como a un pistons, es decir, jugador de detroit.

Saludos cracks

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Bueno, en los Pistons estuvo entre 1991 y 1993, justo después del reinado de los Bad Boys; es lógico que recuerdes esa etapa... Además fue justo después de sus dos años en Lakers y de su año mega-anotador en Denver.

PAblo dijo...

Uno que pudo ser y no fue. Sin embargo, siempre guardaré buen recuerdo de OW uno de los primeros jugadores que en las transmisiones de Trecet empezó a llamarme la atención. Da lo mismo que demos vueltas al tema, con la cabeza bien amueblada hubiese sido otro jugador (mucho mejor) y, a pesar de ello, fue un jugador espectacular que aunaba físico y técnica.

Para mí, ya pasados los años, OW fue lo más parecido a la Blaxplotation aplicada al baloncesto, con sus virtudes y sus defectos. DEP.

Impacientes Saludos.

Mo Sweat dijo...

Impacientes saludos, Pablo.

Interesante la comparación entre Orlando y la Blaxploitation. Está claro que sin todos aquellos problemas extradeportivos su evolución podría haber sido mayor... De todos modos estoy de acuerdo contigo en que fue uno de los jugadores que más nos llamó la atención a muchos en aquellas primeras épocas de NBA televisada en España.