The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 22 de febrero de 2012

Celebrating Black History Month 2012: Thrilla in Manila

1 de Octubre de 1975, Manila (Filipinas). En el Coliseo Araneta de Ciudad Quezón, Joseph William Frazier estaba sentado en su esquina del cuadrilátero, literalmente destrozado, en todos los sentidos. Era el descanso entre el 14º y el 15º asaltos, cuando Eddie Futch (su preparador), tratando prácticamente de salvarle la vida, le dijo: ¡Joe, voy a tirar la toalla!


A lo que Smokin' Joe respondió: ¡¡No, lo quiero, jefe!!... Refiriéndose al 15º asalto. El ambiente era tremendamente asfixiante, la temperatura superaba los 40 grados y Eddie le lanzaba una penetrante mirada a Joe; una mirada repleta de admiración y orgullo, pero también de miedo e incredulidad, pues Joe, a pesar de su tesón, parecía al borde de la muerte...


Al otro lado del cuadrilátero, el gran Muhammad Ali, visiblemente más entero que Joe Frazier, a pesar del tremendo castigo sufrido a lo largo de los 14 asaltos, pero también al límite de sus fuerzas y casi de la cordura.


La pelea estaba resultando apoteósica. Ambos mitos del boxeo habían llegado a Manila con un empate técnico, pues sus dos enfrentamientos precedentes se habían resuelto con una victoria para cada uno. Además, su rivalidad no hacía más que aumentar día a día, especialmente debido al carácter de Ali, siempre provocador, charlatán y acostumbrado a mofarse siempre que podía de todos sus rivales... Y muy especialmente de Joe.


Eddie, a pesar de las súplicas de Joe para que no detuviera el combate, y tras comprobar que Frazier, además, estaba completamente ciego, se decidió... Y le dijo: Joe, nadie olvidará jamás lo que hiciste hoy aquí.


Mientras, Ali, completamente hundido, tanto física como psicológicamente, le decía a Angelo Dundee, su entrenador: Quitadme los guantes, no puedo seguir... Sin duda aquel combate les había provocado a ambos un desgaste y un castigo tremendos, superiores a cualquier capacidad humana.


Antes incluso de que Angelo pudiera reaccionar, la toalla lanzada por Eddie sobrevolaba el ring, planeando melancólicamente hasta posarse suavemente en el suelo del cuadrilátero, rompiendo el alma del mayor guerrero que se encontraba en aquella arena y decidiendo el curso de la historia del boxeo y del más legendario de todos los combates.


Ali estaba incrédulo, de repente seguía siendo el campeón, el más grande, pero no le quedaban fuerzas ni tan solo para celebrarlo, más bien las justas para dar gracias por seguir vivo... Lo que le pasó por la cabeza en aquellos momentos a Joe Frazier, dudo mucho que se pueda explicar con simples palabras.

Tan dura fue la batalla, que son muchos los que afirman que la enfermedad degenerativa que lleva años acosando a Muhammad Ali está directamente relacionada con aquel combate.

Joe Frazier jamás se recuperó de aquella derrota, no volvió a ser el mismo, acabó retirándose por la puerta de atrás y cuentan que pasó muchos años obsesionado y contándole a todo el mundo la misma historia; que él no había perdido el combate de Manila...

Son muchos los casos en que el destino y la historia del deporte no han sido justos con algunos ilustres protagonistas; desde los Sacramento Kings de Chris Webber hasta la selección de Fútbol de Brasil de la era Sócrates y Zico, pasando por muchos más, pero en mi opinión el caso más sangrante es el de Joe Frazier...

...¿Sería Muhammad Ali considerado de forma tan unánime como el más grande si hubiera perdido ese combate?... Joe Frazier tendría dos victorias por una de Ali en sus enfrentamientos personales, lo cual cambiaría muchas cosas...


Este post está dedicado a la memoria de Smokin' Joe Frazier; se lo debía desde el pasado 7 de Noviembre. Joe dijo en una ocasión: Quiero ser recordado como un boxeador que jamás retrocedió... Y así serás recordado, Joe, como el más grande; para mi fuiste el verdadero campeón en Manila, sin ninguna duda. Descansa en paz.

17 comentarios:

Jorge (alerotirador) dijo...

Bonita historia e ilustrada de lujo como siempre.

Enhorabuena Mo, y gracias.

tomas dijo...

Gran entrada mo,el entrenador de Ali(Angelo Dundee) murio el pasado 1 de febrero,leyendo un poco sobre el combate,le venia a decir algo asi,en la esquina al empieze de round 15:Ali me Oyes,solo te voy a pedir un favor,cuando suene la campana ponte de pie.

Anónimo dijo...

Maverik says:

"Apostoflant" q diria cierto periodista catalán. Te has superado Mo, de verdad.

"In Manila I will fight against a gorilla" jajaja q grande era Ali.

Curiosamente, yo soy de Ali a muerte. Y digo "curiosamente" pq no es mi estilo ser un fanático "del ganador oficial". Mientras q la mayoría de amantes del mundo romano son cesarianos (y actualmente más debido a la serie novelada "Masters of Rome") y anti-silanos, yo soy pro Sila y anti cesariano. Mientras la mayoría de gente cuando les hablas de Asiria conocen el nombre de Asurbanipal yo me cago en Asurbanipal y exijo q se recuerde a Teglatfalasar III. Mientras la mayoría de gente conoce el nombre de Pericles, yo me cago en Pericles y prefiero a genios como Lisandro.

Yo suelo ir con los "malos" y "los perdedores". En cambio, en el boxeo, soy populista a muerte, voy con el demagogo. Soy de Ali.

Pero precisamente por mi condición de bicho raro en otras disciplinas puedo entenderte perfectamente, Mo. Frazier es Casio el tiranicida, Sila, Filipo II padre de Alejandro, Lisandro, Teglatfalasar III, y tantos otros injustamente tratados por la historia.

¡Larga vida a los heroes! Larga vida al Gorilla jejeje ;-)

Saludos cracks

Mo Sweat dijo...

Gracias a ti por tus palabras, Jorge.

Saludos.

Saludos, Tomás.

Sin duda Ali le debe una buena parte de esa victoria a Dundee.

En la otra esquina, por el contrario, se vivía un caso totalmente opuesto. Joe era el que quería ponerse de pie y Eddie quiso salvarle la vida...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Menuda lección de historia clásica nos estás dando... Admito que ahí voy un poco perdido.

Pues yo, a pesar de admirar a un genio como Ali, cada día que pasa me cae peor... Mi carácter, mi forma de ser, mi filosofía personal, tienen mucho que ver con los de Frazier y muy poco, por no decir nada, con los de Ali.

Por decirlo de alguna forma, yo soy más cercano al carácter de Julius Erving que al de Michael Jordan, al de Moses Malone que al de Shaquille O'Neal... Nunca me han caído demasiado bien la gente que hablan demasiado ni los que van de prepotentes (por más buenos que sean) y siempre he admirado de una forma especial a los smooth criminals, esos jugadores que te matan suavemente y con una sonrisa en la cara; casi como si la cosa no fuera con ellos, sin ninguna soberbia... Tal vez soy raro...

Charlie dijo...

Que buena historia!!!Para que después digan que los blogs no valen para nada.

Por cierto, se me olvidó preguntarte: ¿de donde puñetas sacas las fotos?

Saluidos!!!

Manuel dijo...

Yo ví el combate en TV , fue de madrugada y de mayor audiencia que un partido de fútbol de la época. Cassius Clay fue justo vencedor, era muy superior mentalmente a cualquier deportista de cualquier época, era imposible que le ganara Frazier y ¿ El que hubiera sido si ? Reconoce que es algo muy subjetivo y resulta irreal , el mejor solo puede ser uno, Frazier fue de los mejores pero recuerda el poder mental de Cassius cuando gano a Foreman en El Congo. Clay estuvo en la cárcel , era un héroe y no se le puede comparar con nadie sin caer en un fanatismo o un error muy grande, después de salir seguía ganando con claridad, Frazier tampoco podría haber ganado a Foreman , pero bueno que no estamos aquí para darnos la razón unos a otros.
Sí comentó la prensa que Joe impacto 8 golpes que eran de K .O para cualquier otro que no hubiera sido el deportista y campeón más grande que vio la humanidad
Muy buen post Mo
Saludos

Anónimo dijo...

Que grande era Don King con sus pelos que luego imito Phil Spector
Muy grande Smokin, Frazier era el más valiente, Tyson el más loco, Ali el mejor
KIng dijo que el campeón olimpico Stevenson estaba a la altura de Joe y Ali, gran pegada Stevenson
Ali llamaba a joe "el gorila", " la momia al Foreman y oso feo Liston. Entre los blancos destacaban Bonavena, Cooper y Midelberghe y en España Urtain y Luego Evangelista. Saludos a los amantes del boxeo
Hernando

Mo Sweat dijo...

Saludos, Charlie.

Muchas gracias por tus palabras. Las fotos las saco de donde las saca casi todo el mundo, de la red.

Saludos, Manuel.

Bueno, no podía ser imposible que Frazier le ganara, porque ya le ganó en otra ocasión... Y en esta le fue de poco.

En ocasiones el corazón puede mover montañas... Kareem Abdul-Jabbar era más alto, más ágil, tenía las manos mucho más grandes, los brazos más largos, saltaba más e incluso era más elegante jugando que Moses Malone, y aun así Moses le ganó la partida en muchas ocasiones... Podría ser un caso equiparable al de Ali y Frazier.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Hernando.

Y tan loco que estaba Tyson, pero durante sus primeros años fue literalmente demoledor...

Celebro que menciones a Evangelista... Hará un par de años estuve comiendo en un restaurante que regentaba, aunque yo no lo sabía y me lo iba mirando y pensaba: este tipo me suena de algo...

...Luego vi varias fotos sobre boxeo colgadas por las paredes, con un boxeador blanco que luchaba contra el mismísimo Muhammad Ali... Al final pensé: a que es este tipo... Al poco caí en quién era... XD... Era el mismísimo Alfredo Evangelista.

Fat Lever dijo...

He podido ver en Marca TV los dos combates, el 1º de la derrota de Ali y este de Manila, y reconozco que me llevé una gratísima sorpresa con Frazier: vaya pegada, vaya tesón, siempre llevando la iniciativa, sin dar un paso atrás... me pareció un duelo muy igualado, Joe debía estar realmente mal para que tiraran la toalla. Muchos creen que con Tyson se reinventó el boxeo, pero viendo a Frazier descubrimos una versión mejorada de Mike. Gran regalo Mo. Un saludo.

tomas dijo...

Viendo boxeo se aprende mucho,personalmente solo vi un top 100,pero me gusta la critica, son muy detallistas,saben cuando alguien lo da todo,cuando alarga el combate,cuando se deja pegar para animar el combate,son estudiados y analizados.Si traspasamos eso a la nba,Los comediantes suena veridico.

Manuel dijo...

Frazier ganó a Ali después de que Ali estuviese 4 años sin boxear por su activismo contra la guerra de Vietnan, después de 4 años ¿ Algún deportista ha vuelto a la élite ? No creo.
Si Ali no hubiera tenido el injusto castigo lo mismo se habría retirado invicto, el mejor combate de la historia fue el Foreman vs Ali en Congo, Ali fue el top y Frazier calculo será el top 6, eso sí después de Lewis los campeones son de garrafón, como los hermanos Klitschco,
Cierto que en 1968-69 Frazier pidió le quitaran el castigo a Ali, miedo no le tenia, eso está claro
Saludos

Mo Sweat dijo...

Saludos, Fat.

Gracias, celebro que te haya gustado.

Estoy de acuerdo contigo, Mike fue muy grande, pero jamás debemos olvidar a un hombre como Joe Frazier, un auténtico ejemplo de valentía y tesón, en el boxeo y en la vida en general...

Saludos, Tomás.

Difícil la comparación entre el boxeo y la NBA; demasiadas diferencias...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Manuel.

No creo que Smokin' Joe le tuviera miedo a nada ni a nadie; precisamente por ello fue tan grande, puesto que por lo que a cualidades innatas se refiere era inferior a Ali o Foreman.

morgana22 dijo...

Excepcional y muy trabajada la entrada Mo.
Es difícil no tomar partido entre ali y frazier pues simbolizan dos formas absolutamente diferentes no de afrontar una carrera deportiva sino la vida misma.
Soy un gran aficionado al boxeo y puedo decir que nunca, hubo un boxeador que pusiera en mayores apuros a Ali que Frazier. Un boxeador tosco, bajito para los pesos pesados pero con un movimiento de cabeza constante que dificultaba enormemente los movimientos de ali y un estilo de ir hacia adelante siempre que denotaba un no tener miedo a nada.
De hecho fue el primer púgil que envió a la lona al gran Ali en el 71, en la pelea del Madison.
Admiro mucho a "Smoking Joe" pero Ali es lo que es por muchas cosas aparte del boxeo. Un hombre que hizo muchísmo por los derechos civiles de una minoría masacrada durante décadas aun hoy no sé como ningún blanco extremista no lo mató.
Imagino que lo sabréis pero cuando Mike Tyson le ganó el título del mundo a Berbick en el 86, Tyson dijo que entró en el ring con una única obsesión, vengarse del hombre que cinco años antes había maltratado en su última pelea al gran Ali, "no tenía derecho a hacerle lo que le hizo".
Un saludo

Mo Sweat dijo...

Saludos, Morgana22 y gracias por tus palabras.

Grande la anécdota que nos cuentas de Tyson y Berbick... Ahora que la mencionas me suena de haberlo leído o escuchado en alguna ocasión, pero lo cierto es que no lo recordaba.

Todo lo que comentas de la lucha por los derechos civiles es lo que me hace simpatizar más con Muhammad Ali, pero como ya dije en otro comentario, a nivel de carácter personal yo simpatizo más con Joe Frazier, básicamente por las bravuconadas, provocaciones y chulerías de Ali... En contraposición al silencio absoulto de Frazier, dispuesto a hablar solo con los puños; si es que hasta en eso eran la antítesis uno del otro.