The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 22 de enero de 2012

Martin Luther King Memorial Day 2012

Hasta el día de hoy, todos los posts dedicados a la figura de Martin Luther King que han ido apareciendo en este blog, han sido de tipo "homenaje", como este fotográfico de corte histórico, esta recopilación de frases suyas, este otro fotográfico basado en portadas, carteles y obras de arte varias inspiradas en el Dr. King o este post con extractos de su libro La fuerza de amar. Pues bien, esta vez voy a publicar un post distinto; nada de fotográficos ni de recopilaciones de frases. Esta vez voy a escribir sobre sensaciones, voy a dar mi propia opinión sobre lo que representa la figura de Martin Luther King.

Personalmente, y a pesar de lo mal que les pueda sentar esto a algunas mentalidades, acostumbro a definir a Luther King como el Jesucristo del Siglo XX. Sí, en cierto modo y a grandes rasgos, casi todo lo que se acostumbra a aplicar a la figura de Jesucristo se podría aplicar también a la de Martin Luther King. Como dicen las sagradas escrituras, Jesucristo vino al mundo para dar su vida por los demás hombres, por sus hermanos; se dedicó a predicar la palabra de Dios y la igualdad entre todos los seres humanos y terminó sacrificando su propia vida para salvar las de sus hermanos... Mmmmmmmm... ¿no es esto lo que hizo Martin Luther King Jr. también?

El tiempo y la falta de información en muchos de nosotros, en ocasiones, distorsionan e incluso obvian datos importantes sobre algunos personajes históricos. En el caso del Dr. King, por ejemplo, se tiende a decir que fue un líder de los derechos civiles que luchó por la igualdad de los afroamericanos en aquellos Estados Unidos de América, tan profundamente racistas, de la época. Generalizando, se le tiene por un tipo que luchó por su raza y que incluso sacrificó su vida por sus ideales de igualdad... Todo esto es cierto, sí, pero la cosa no acaba ahí...

...Martin Luther King no fue un personaje dedicado única y exclusivamente a luchar por la libertad y los derechos de su propia raza, como por ejemplo Malcolm X; nada más lejos de la realidad. Luther King fue un visionario, en muchos sentidos; luchó principalmente por lo que más tenía que luchar, los derechos civiles de los afroamericanos, pero con el tiempo terminó entregándose también a otras causas; fue muy crítico con la intervención de los USA en la guerra de Vietnam, abogó por una reforma total y absoluta de la vida política y económica de los Estados Unidos, sus discursos en pro de la igualdad se extendieron a otras razas y culturas más allá de la afroamericana, y en sus últimos días levantó todo un movimiento en pro de la lucha contra la pobreza en los USA, sin excluir a los pobres de raza blanca o de cualquier otra raza, ideología o religión.

Este movimiento, que contó con muchos adeptos y ponía en duda las propias bases del sistema político y económico americano, también levantó cierta controversia entre algunos de sus propios allegados, puesto que lo consideraban un proyecto demasiado ambicioso y ajeno a sus intereses principales. A pesar de todo, llegó a liderar una campaña a través de todo el país que tenía como objetivo culminar en una marcha sobre Washington llevada a cabo por un auténtico ejército de pobres de todas las razas... Pero en mitad de este proyecto llegó el fatídico día; el 4 de Abril de 1968, Martin Luther King fallecía en el Motel Lorraine de Memphis (Tennessee) a causa de un disparo de bala.

Es necesario señalar que la marcha sobre Washington trazada por Luther King llegó a realizarse, pero carente de la figura de su líder y en mitad del convulso ambiente propiciado por su asesinato, terminó siendo un relativo fracaso. Lo que quiero destacar con todo esto, es que el legado de Martin Luther King es realmente enorme, magnífico, ilimitado, eternamente vigente en un mundo plagado de injusticias, un faro guía para todo aquel que todavía crea con total sinceridad en la justicia y la igualdad.

Lo que jamás me perdonaré, es no haber podido compartir ni un solo día de vida en este mundo con Martin Luther King, puesto que fue asesinado tres años y tres meses antes de mi nacimiento. No obstante, su legado es inmortal e imperecedero y por más que la Iglesia Católica se empeñe en santificar al Escrivá de Balaguer antes que a Luther King, los fuertes y puros de corazón (como acostumbraba a decir el Dr. King) sabrán perfectamente quién es el auténtico santo... Martin Luther King Jr., el Jesucristo del Siglo XX.


10 comentarios:

Manuel dijo...

Cuando murió King ( lo mismo que los Kennedy ) era muy difícil identificar a los verdaderos asesinos y la gente se conformaba con que cargaran el mochuelo a un " loco " , los 3 murieron asesinados por un lobby, que coincidió con la presidencia de Johnson y el protagonismo en la esfera política de G. Wallace, Hoover y Nixon
Recuerdo que su muerte tuvo una gran repercusión, aunque no tanto como la del presidente Kennedy, si similar a la de Robert Kennedy.
De hecho la presidencia de Obama es una consecuencia de la lucha de M.L.King , lucha que denunció también el racismo en Africa del Sur y Rhodesia, Saludos

Mo Sweat dijo...

Saludos, Manuel.

En aquellos momentos era muy fácil (y en cierto modo lógico) cargarle la culpa a un zumbado racista de clase media/baja, pero el tiempo ha ido poniendo muchas de esas cosas en duda...

Lo cierto es que se ha llegado a decir incluso que el responsable podría haber sido alguien de sus propios círculos, disconforme con los caminos que el Dr. King había tomado en los últimos tiempos, saliéndose de la estricta lucha por los derechos de los negros.

Personalmente no tengo muchas dudas de que las altas esferas ultraconservadoras que dominaron los USA en aquellos tiempos tuvieron bastante que ver...

Está claro que la presidencia de Barack Obama es el más claro de todos los logros conseguidos gracias al legado de Luther King.

Anónimo dijo...

Con tu permiso,pondré tu comentario como "opción 3" en el blog.un saludo.ernesto.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Ernesto.

Gracias.

sraly dijo...

Como apuntas creo que es una figura que llega distorsionada a España y espero que en Estados Unidos su importancia abarque toda su dimensión. Es un personaje al que no he estudiado en fondo, por lo que no me atrevo a opinar, pero su leyenda perdura lo que creo que se puede decir de pocos o ninguno de los hombres que hoy lideran la manada. En su década, una generación de prosperidad en medio de un mundo polarizado, muchoa grandes hombres emergieron para encontrar la libertad de todos, unas libertades que aún están por conquistar en su esencia y no solo en su presencia, estetica en muchos casos y inexistente en otros. Era un tiempo en el que el hombre se preocupaba por el hombre porque lo veía como una obligación y un derecho, no como un acto de solidaridad.

Saludos desde Puertatrás

Mo Sweat dijo...

Saludos, Sraly.

Me ha encantado la última frase:

"""Era un tiempo en el que el hombre se preocupaba por el hombre porque lo veía como una obligación y un derecho, no como un acto de solidaridad"""

Y es que hay mucha verdad encerrada en esas palabras. Los tiempos han cambiado mucho, tal vez demasiado... En algunas cosas para bien, pero en otras no.

Tito Cabaleiro dijo...

todos somos del mismo color

Mo Sweat dijo...

Amén, Tito.

Saludos.

María Teresa dijo...

Excelente! artículo, soy gran admiradora del Dr. Martin Luther King jr, también lamento no haber podido conocer a este gran hombre; el mes pasado estuve en Atlanta, Ga y mi gran interés era conocer el MLK storic site, conocer la casa en dónde vivió, la iglesia, el memorial y en el aeropuerto de Atlanta un lugar muy especial dedicado a él que está en el ala E fue para mi una experiencia llena de riqueza y de emociones. Grande Mr. King lástima que no esté con nosotros.

Mo Sweat dijo...

Muchas gracias, María Teresa.

Me das mucha envidia (sana, por supuesto), pues a mi me encantaría visitar todos esos sitios relacionados con la vida e historia del Dr. King. No tengo ninguna duda de que, de estar allí presente, me invadiría una emoción total y absoluta... Tal vez algún día.

Saludos.