The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 1 de agosto de 2011

(Colección fotográfica) Grandes del baloncesto femenino II

> RUTHIE BOLTON-HOLIFIELD: Medalla de oro en Atlanta '96 y Sydney '00, Ruthie Bolton fue una escolta con un físico poderosísimo, capaz de cuajar una gran carrera en la WNBA a pesar de ser ya veterana cuando se creó la mejor liga de baloncesto femenino del mundo.





> AMAYA VALDEMORO: Considerada ya por muchos como la mejor jugadora española de baloncesto de todos los tiempos, Amaya ha sido, entre otras muchas cosas, tres veces campeona de la WNBA.





> ANN MEYERS: Una de las más grandes jugadoras de baloncesto que hayan pisado jamás la faz de la tierra, Ann es, entre otras muchas cosas, la única mujer que ha llegado a firmar un contrato con un equipo de la NBA (ver 3ª foto).




6 comentarios:

Almanzor dijo...

Bolton-Holifield es de las que tengo más recuerdo (aparte de Amaya, claro), porque coincidió con la época en que seguía bastante la WNBA.

Lo de firmar por un equipo NBA al final fue sólo anecdótico, ¿no? No soy muy partidario de mezclar sexos en el deporte. Pero no estaría mal ver algún partido con jugadores y jugadoras mezclados en los dos equipos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Almanzor.

Ruthie también es una de las jugadoras de las que tengo más recuerdos. Además siempre me impresionó su poderoso físico.

Sobre lo de Ann y los Pacers, aquí te dejo este link que he encontrado y donde lo explica muy bien... no sé, tanto como anecdótico.

http://www.solobasket.com/contenidos/ann/meyers/sueno/pudo/cambiar/historia/nba/c-26116.html

@jose13bis dijo...

Muy fan de los tipos que comentan el partido para UCLA RADIO en la foto de Ann Mayers...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jose13bis.

Muy perspicaz en los detalles... Sin duda son puros hijos de los 70. XD

Jesús Duce dijo...

Apenas conozco a las americanas, pero a Amaya la he seguido muy de cerca esta última década, e incluso he tenido el placer de conversar con ella. Más allá de las estadísticas, que ya son impresionantes, Amaya es una jugadora de verdadera casta, que nunca da un partido por perdido. La he visto llorar de dolor y levantarse después para dejarse la piel en cada lance. Como persona, es una maravilla. Absolutamente cordial y sencilla, sin ningún pájaro en la cabeza.
Ha sido la mejor jugadora de varios torneos y la que más energía ha puesto en su juego.

Como ya hice una vez en persona, sólo puedo darle las gracias por lo que me ha hecho disfrutar.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jesús.

Sin duda Amaya es ya un icono del baloncesto, una de las mejores y un verdadero ejemplo dentro y fuera de la cancha.