The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 4 de mayo de 2009

Big M's corner: el mayor error de la historia de los Blazers

¿Cuantas veces hemos oído mencionar la mala suerte de los Blazers con las lesiones a lo largo de su historia?... Y también es típico el hecho de mencionar los grandes errores que han cometido a lo largo de la historia de la NBA, destacando especialmente el caso del famoso draft de 1984, donde tras haber elegido los Houston Rockets a Akeem Olajuwon en la primera posición del draft y tener los Blazers la oportunidad de elegir a Michael Jordan en segunda posición, se decidieron por Sam Bowie, provocando la sorpresa e incluso la ira en muchos de los aficionados de Portland. Sobre lo que pasó después con Michael Jordan no hace falta decir mucho, pero en cuanto a la flamante elección de los Blazers, el center Sam Bowie, se rompió al poco tiempo de haber debutado como profesional y solo permaneció cuatro temporadas en Oregon, a lo largo de las cuales las lesiones le hicieron la vida imposible.

Pues bien, está claro que fue un gran error, ya que Michael Jordan son palabras mayores, pero también es cierto que en aquel momento nadie podía saber hasta donde llegaría Michael, ni tampoco era posible predecir la mala suerte que iba a sufrir el pobre Sam (que al fin y al cabo era un buen pívot) con las lesiones, en cambio existe otro gran error de los Blazers que con el tiempo ha pasado totalmente desapercibido y que se podría considerar incluso peor... así que vamos a ello:

Era verano de 1976 y un joven Moses Malone, junto a muchas otras grandes ex-estrellas de la ABA, iba a ser elegido por algún equipo de la NBA en el draft especial que se organizó al desaparecer la que era la liga rival de la NBA. Moses era muy joven (22 años) y aun no había alcanzado todo su potencial, pero ya apuntaba muchas maneras e incluso había sido All-Star en la ABA, aunque su caché aun estaba bastante por debajo del de otras estrellas de la recientemente desaparecida ABA como Julius Erving, Artis Gilmore o George Gervin. Finalmente fue elegido por los Portland Trail-Blazers, pero parece ser que desde el primer momento, el general manager Harry Glickman tenía la idea de usarlo como moneda de cambio, ya que en aquella época los Blazers contaban con el gran Bill Walton en la posición de pívot, que en aquellos momentos era el mejor center de la liga tras Kareem Abdul-Jabbar; lástima de su fragilidad física, que cortó una carrera impresionante.

Apenas acababa de llegar Moses a Portland, Glickman trató de traspasarlo a los Celtics a cambio de Jo Jo White, jugador all-star y uno de los mejores bases de la liga por aquel entonces, pero en Boston se negaron. Moses comenzó la pretemporada de forma un tanto dubitativa, pero fue claramente de menos a más (24 puntos y 12 rebotes en el último amistoso de pretemporada), agradando cada vez más al técnico Jack Ramsay.

Terminaba la pretemporada y faltaban muy pocos días para el comienzo de la regular season 1976-77, cuando Harry Glickman anunció que acababa de traspasar al joven Moses a Buffalo a cambio de una primera ronda de draft; así se deshacía el que podría haber sido el mejor trio interior de la historia del baloncesto, Bill Walton, Moses Malone y Maurice Lucas.

Hay informaciones contradictorias al respecto del interés del técnico Jack Ramsay en Moses Malone, pero está claro que Harry Glickman tenía muy claro que no lo quería y desde el principio citó el salario de Moses como uno de los principales problemas; aun así trató de traspasarlo por Jo Jo White, que aun cobraba más.

Todo esto quedó borrado de la memoria de muchos seguidores de los Blazers porque ese mismo año fueron campeones de la NBA, pero también es cierto que poco tiempo después de haber ganado el anillo, la fragilidad física de Bill Walton terminó por acabar prácticamente con su carrera, o al menos con su gran época. Mientras, Moses fue recibido en Buffalo a cambio de una primera ronda de draft y vuelto a traspasar, esta vez a Houston y a cambio de dos primeras rondas. En los Rockets comenzaría su era de grandeza...

Mo Lucas llegó a comentar una vez que consideraba un gran error lo que hicieron los Blazers con Moses, dando a entender que con Moses, Bill y él mismo, los Blazers podrían haber ganado más anillos y que seguro que con Moses en el equipo, se le podría haber dado mucho más descanso a Walton y tal vez su carrera podría haberse visto muy beneficiada. Durante estas declaraciones, Lucas dijo: sé lo que digo, en la ABA llegué a jugar tanto con Moses como contra Moses.

En el primer entrenamiento tras el absurdo traspaso, Jack Ramsay llegó al vestuario de los Blazers un tanto serio y les dijo a sus jugadores: Acabamos de traspasar a Moses a Buffalo.
Walton le preguntó: ¿Y a cambio de qué?...
Ramsay le respondió: De una primera ronda de draft.
Y Bill contestó: Entonces no lo habéis traspasado, lo habéis regalado.

21 comentarios:

jr dijo...

Muy buen post, mo. Como siempre.

costalgaraldals dijo...

Walton ya se lo olia ... Otro más de tus Post de LUJO ¡¡¡

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jr. y Costas, lujo es teneros por aquí por este blog. Gracias.

Pirrimarzon dijo...

Una víctima de la inmediatez de los resultados. O mejor dicho, la víctima fueron los propios Blazers, que se perdieron a uno de los jugadores más dominantes de la historia.

Gracias por el post.

Saludos

BigBen dijo...

Grande Mo¡¡¡
No tenia ni idea de que Mo Malone hubiera pertenecido alguna vez a Portland...que bien lo ha visto Walton y que estupidez la de los Blazers. Al menos no les salio mal del todo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Pirrimarzon y gracias a tí.

Supongo que el hecho de contar con el gran Bill Walton en sus filas los tenía muy confiados, pero personalmente pienso que siempre es una estupidez dejar escapar a un jugador de estas características. ¿que hubiera pasado con los Magic de haberse quedado con C-Webb?, eso nunca lo sabremos, pero a lo mejor tendrían el anillo... o no.

Saludos, Big Ben.

La verdad es que no llegó a jugar ni un solo partido oficial con los Blazers, pero técnicamente sí que perteneció al equipo de Portland.
La verdad es que tanto Walton como Lucas (los que verdaderamente sabían de esto) lo tenían claro...

dennis_mora91 dijo...

Gran post una vez más :)

Saludos griposos jeje pero no porcinos eh? :D

Mo Sweat dijo...

Saludos, Dennis.

Que te mejores, de todas maneras me alegro de que no sean porcinos...

Nique is better dijo...

Desconocia esta historia.

Es cierto que a la hora de tomar decisiones puedes acertar o errar, pero hay sitios/franquicias en que los errores (o los no aciertos), dejan de ser una casualidad o un hecho puntual, para pasar a ser habituales; con Sam Bowie podias haber acertado o no. Puede compararse al caso Ralph Sampson, si bién éste si demostró todo lo que hubiera sido capaz de acompañarle la salud. Pero otra cosa es regalar a un jugador joven, con experiencia (la ABA desapareció por problemas económicos, no de nivel), con talento, agresivo, serio....

¿Por que los equipos desestructurados, sin rumbo, sin presente ni futuro siempre son los mismos?. Coged a los Nets de los '80-'90 como ejemplo

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

Pues será por los dirigentes que tienen; pueden haber general managers autoritarios y mandones pero inteligentes y conocedores del baloncesto, como también pueden haberlos poco conocedores del mundo del basket pero que saben recibir consejos y escuchar a los que saben pero lo malo es cuando se trata de uno que es autoritario y a la vez poco conocedor del baloncesto y probablemente Glickman era de estos últimos.

Raúl Jiménez dijo...

Algunas veces (algunas, no siempre) los jugadores saben mucho mejor que sus "jefes" lo que necesita el equipo. Hay que saber medir muy bien este factor, ya que todos sabemos del egoismo de algunos de ellos. Pero repito, a veces los jugadores tienen una visión muy cercana de lo que aportan sus compañeros y ven cosas que los entrenadores o (sobre todo) los directivos, no son capaces de vislumbrar.

Me uno a los aplausos. Gran post.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Raúl y gracias.

Cuanta razón tienes y es que además en el caso de Bill Walton se le ha considerado siempre como uno de los jugadores más inteligentes de la historia de la NBA; lástima de las lesiones.

Wayne Robinson dijo...

Yo no creo en la palabra "error" Me parece un término engañoso pues siempre cobra significado a posteriori, cuando los hechos ya han sucedido. Sam Bowie eran un muy buen jugador al que si la salud hubiera respetado podría haber llegado a ser grande. Walton fue grande a pesar de las lesiones y de haber tenido más suerte lo hubiera sido mucho más, pero lo que pasó a los Blazers para mi no fue un error. Fue simplemente mala suerte. Saludos Mo y grandísimo artículo como siempre.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Wayne y gracias.

Bueno, es cierto que lo de Sam Bowie y Michael Jordan no se puede considerar estrictamente como un error, porque nadie sabía ni lo que le iba a pasar a Sam, ni hasta donde iba a llegar Michael.

Lo de las lesiones de Bill Walton tampoco, ya que era imposible predecir que Bill se iba a romper de aquella manera.

Pero el hecho de regalar literalmente a un jugador con el potencial del joven Moses sí; es como si los Magic hubieran mandado a un joven Dwight Howard (pongamos en su segunda temporada) a Detroit a cambio de una futura elección de primera ronda de draft.

Para mí eso sí que es un error, ya que no se trata de predecir lesiones ni nada por el estilo, sino que se trata de desprenderte de un jugador de 22 años, aun un tanto verde, pero con un potencial enorme y que (ojo) venía de ser All-Star en la ABA; y eso pese a ser tan joven y estar aun lejos de su potencial máximo.

Jaime Sirvent dijo...

Me has dejado totalmente alucinado, no tenía ni idea. Éste sí es el peor traspaso de la historia(bueno, o por lo menos seguro que está en el top 5)y no el traspaso de Pau a los Lakers, al menos los Grizzlies sacaron a Marc, un jugador que les puede hacer crecer muchísimo en el futuro a poco que le manden balones.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jaime.

Es que es un caso que no se conoce demasiado; el anillo que ganaron los Blazers al final de la temporada lo disimuló mucho y le quitó importancia, pero...

Wilt dijo...

Está claro que si tengo que fiarme de un equipo en lo que a centers respecta me quedo con Houston, por contra jamás apostaría nada por Portland en materia de pívots, último caso: Greg Oden.

Recordemos tb el caso de Jermaine O'neal.

Sam Bowie, LaRue Martin, y el propio Walton, que es el mejor jugador que ha tenido la franquicia en su historia, pero ya sabemos cómo terminó su carrera en los Blazers (he subido su último partido a mi canal de youtube).

Es cierto que Jabbar era superior a Walton, pero tan cierto como que Walton me parece que era un jugador más de equipo. Jabbar se encontró en sus salsas durante los 80' jugando con otros tantos cracks como él en las misma plantilla, nació para eso.

Almanzor dijo...

Siempre agrada leer artículos bien escritos y sobre historia de la liga. Sois unos cracks compañeros blogeros

http://aplaceinsouth.blogspot.com

Mo Sweat dijo...

Saludos, Wilt.

Estoy de acuerdo contigo en cuanto a lo de Houston, llevan como dos décadas y media teniendo siempre cubierta la posición de pívot con uno de los mejores centers de la liga, desde 1976 cuando ficharon a Moses hasta la actualidad con Yao.

Saludos y gracias Almanzor.

Tu blog también se ve muy interesante.

Nique is better dijo...

Aprovecho este post para anunciar la muerte de Chuck Daly, debido a un cancer de pancreas.

D.E.P.

Mo Sweat dijo...

Si, Nique, que en paz descanse. Sin duda uno de los mejores entrenadores de la historia de la NBA.