The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

domingo, 16 de noviembre de 2008

Pete Maravich: talento en estado puro

Hablar de Pete "Pistol" Maravich, es hablar de talento, de magia y de baloncesto con B mayúscula, pero también es hablar de mala suerte, de desgracias personales y de un destino injusto.
Se habla de Maravich como del mejor jugador universitario de la historia del baloncesto y pese a lo difícil de este tipo de consideraciones, la verdad es que sus estadísticas en la NCAA fueron increíbles y al nivel extraterrestre de las de Wilt Chamberlain en la NBA (al menos en cuanto a puntos); tiene el récord de más puntos anotados en una temporada con 1381 y el de mejor promedio anotador con 44,5; su media de puntos en el total de sus cuatro temporadas universitarias es de 44,2 y su récord en un solo partido de 69.
Tras todo esto, en 1970 aterrizó en la NBA con un aura de estrella que le pesó bastante al principio de su carrera profesional, ya que llegó a un equipo (Atlanta Hawks) lleno de veteranos contrastados y un tanto recelosos de su fama aun por demostrar y encima firmó un contrato muy grande por aquella época, que aun le hizo ganar más enemigos en el vestuario. Al principio le costó un poco demostrar su gran calidad en la mejor liga del mundo, pero a la que se centró un poco y le dieron oportunidades, desplegó todo su talento, anotando 40 puntos en más de una ocasión. Fue elegido en el quinteto ideal de rookies y solo su comienzo dubitativo le impidió ser también el Rookie del año.
Pero ahí empezaron las desgracias; a lo largo de sus primeras tres temporadas en los Hawks, tuvo que sufrir alguna que otra enfermedad grave que le afectó mucho en su rendimiento, incluyendo una parálisis parcial en la cara que le afectaba bastante a su ojo derecho y que lo obligó a jugar durante un tiempo con gafas protectoras, disminuyendo mucho su rendimiento, la destitución de su padre como entrenador de la Lousiana State University (donde había jugado él también bajo sus órdenes) y lo peor, el suicidio de su madre tras varios años de problemas depresivos y de alcoholismo. Pese a tantas desgracias terminó convirtiéndose en el jugador que todos esperaban, llegando a ser elegido en el equipo ideal de la NBA en dos ocasiones y en el segundo equipo en otras dos, además de ser el máximo anotador de la liga en la temporada 1976-77 con 31,1 puntos de media.
En 1974 fue traspasado a los New Orleans Jazz, que es donde llegó a su máximo nivel y pudo demostrar todas sus cualidades; allí (además de los logros antes mencionados), consiguió su récord de anotación en un partido, con 68 puntos y llegó a un nivel de excelencia que nunca más se ha visto a lo largo de la historia de la NBA. Tal vez han habido jugadores más determinantes, más completos, que han ganado más títulos o que han conseguido más fama y reconocimiento, pero no me tiembla el pulso al escribir que pienso que no ha existido ningún jugador con más talento que él; hay que tener en cuenta que medía sobre el 1,95 y que tenía un físico delgado y endeble, algo que no le impidió desplegar su enorme talento anotador a la vez que dar muchas asistencias, apartado este donde habría que destacar la espectacularidad de sus pases. Probablemente sea el jugador que ha dado las asistencias más espectaculares de la historia del baloncesto junto con Magic Johnson, siempre trataba de buscar algo nuevo y daba pases nunca vistos (ni imaginados) anteriormente, en una época en que no se veían tantos pases por la espalda ni mirando hacia el otro lado.
Definir el tipo de jugador que fue Pete es difícil, personalmente diría que fue muy parecido a Jason "Chocolate Blanco" Williams en estilo y espectacularidad, pero muchísimo más grande como jugador, algo así como Jason Williams pero con la facilidad anotadora de George Gervin o Alex English (pese a sus diferencias de estilo) y con una capacidad de pase parecida a la de Magic Johnson y Larry Bird, tanto en visión del juego como en creatividad.
Sus mejores momentos terminaron en 1978, tras una grave lesión de rodilla de la que nunca pudo recuperarse bien y que terminó afectándole demasiado anímicamente y haciéndole caer en los mismos problemas que había tenido su madre, el alcoholismo.
En 1980, tras una corta y casi desconocida última etapa en los Celtics, donde coincidió con un rookie llamado Larry Bird, se retiró y pasó unos años de incertidumbre muy encerrado en si mismo, intentando recomponer su vida, leyendo, experimentando y conociendo diversas ciencias, religiones y filosofías, que iban desde el budismo a la ufología (si, eso mismo que estáis pensando), pasando por el modo de vida vegetariano. Finalmente, en 1982 abrazó con fuerza la religión cristiana y cambió radicalmente su modo de vida, hasta 1988, cuando murió de un ataque al corazón mientras estaba jugando un partido de baloncesto entre amigos.
A partir de aquí viene la leyenda; tras morir, los médicos descubrieron que le faltaba una arteria del corazón, carencia que le provocó que la opuesta se hiciera más grande de lo normal para compensar, algo que resultaba increíble si se tenía en cuenta que había sido un mito del baloncesto y que había jugado al máximo nivel durante tantos años sin que le pasara nada, y curiosamente le ocurrió unos años más tarde jugando una "pachanga".
Más leyenda; cuentan que en una entrevista a mediados de los 70, le respondió a un periodista algo así: Yo lo que no quiero es jugar en la NBA unos años más y morirme de un ataque al corazón a los 40.
Y otra más; también dicen que cuando murió su padre de cáncer en 1987, él le dijo, "pronto nos veremos" y 9 meses después, moría del ataque al corazón.
Mucha leyenda y mucha magia en la trayectoria de este grande del baloncesto, grandes logros individuales, pese a que se le resistieran los colectivos y un final de película, jugando al baloncesto.
Hay una cosa de la que sí que estoy seguro y es que en los partidos que se jueguen allí arriba en el cielo, entre tantas estrellas como Chamberlain, Mikan o Drazen, el que debe llevar siempre a su defensor por el camino de al amargura, tiene que ser Pete "Pistol" Maravich.

20 comentarios:

jr dijo...

Otro enorme jugador. Recuerdo que ví en una ocasión una película sobre su vida. Su muerte fue una gran pérdida.

Mo Sweat dijo...

Saludos Jr.
Yo también vi la película que mencionas, aunque hace mucho tiempo y no recuerdo demasiados detalles. Lo que si recuerdo es que no mostraba su época adulta ni de jugador profesional, se centraba en sus años de high school; ahora mismo no lo juraría, pero creo que no salía ni su etapa en LSU.

Maverik dijo...

Espectacular como siempre Mo (y tb espectacular como siepre, si se me permite, el gran Jr: quienes comentan son tan grandes como este blog).

Pistol es un jugador como Pippen en cuanto a variabilidad d opiniones. A unos les encanta, otros le repudian (y aquí se acaban las coincidencias con Pippen jajaja).

Yo soy d la opinión de Mister Gomina: "Pistol Pete es el jugador más sobrevalorado d la historia".

Vayamos por partes: talento el tio tenía. Espectacular lo era. Pero una cosa no quita a la otra. Pete no era determinante. Pete no era u ganador. Pete no era u jugador d baloncesto. Pee era un libertario, un free raider, un showman, un fenómeno cirquense.

Ya para acabar, el mejor jugador universitario de la historia de la NCAA es, de calle, Lew Alcindor: 3 veces ganador, 3 veces mejor jugador, tan determinante q hasta tuvieron q inventar reglas para pararle...

"Sabrás q eres el mejor el día q se inventen reglas para intentar detenerte". Eso le dio un tal Wilt Chamberlain a un tal Michael Jordan. Amen.

PD: los dos méritos de Pete son 1) lo bonito q es ver cualquier actuación suya, magia, talento y estética en estado puro, y 2) Magic e Isiah han reconocido en arias ocasiones q su ídolo fue Pete Pistol, lo q nos lleva a pensar q quizás la importancia de Pete fue q "abrió la puerta" a la siguiente generación. Pero eso sí, Magic e Isiah no solo eran espectaculares; tb eran ganadores y determinantes.

Maverik dijo...

Yo siempre barriendo pa casa jajaja (Magic e Isiah).

Por cierto: no me negareis q los porcentajes de Pete son más bien bajos, no pq fueran u mal tirador, sino simplemente pq no sabía seleccionar sus tiros. El chaval lanzaba desde cualquier posición y sin ningua lógica. Aunq eso sí, q tiro más bonito q tenía el jodido...

Mo Sweat dijo...

Bueno, se nota que Pistol no es santo de tu devoción, ja, ja, ja.
De hecho, ¿no fuiste tu quién llegaste a decir que era una nenaza en algún blog?, creo que el de Wilt. Aun hay gente detrás tuyo, como Juanejo o Peter Mihm intentando llevarte a la hoguera, ja, ja, ja.

En una cosa si que estoy de acuerdo contigo, en lo de Lew.
Sin duda alguna Lew Alcindor ha sido el mejor jugador universitario de la historia. Lo que digo en el post es que hay quién lo considera el mejor, no que lo sea o que yo lo considere, ya que lo que hizo Lew en la NCAA, ni lo ha hecho nadie más, ni creo que lo logre nadie jamás.

dennis_mora91 dijo...

Espectacular su historia la cual desconocia, gracias por todo este esfuerzo :)

A ver si me acerco a alguna tienda y encuentro el DVD que cuente su carrera, debe de haberlo, no?

Por cierto, por curiosidad, como se llama la peli?

Mo Sweat dijo...

Saludos Dennis.
Creo recordar que aquí la tradujeron como "Pistol, el mago de la NBA", pero desconozco su título original, que seguro que no tiene nada que ver con la traducción.

Bias dijo...

Bueno, "Mister Gomina" no es el más indicado para hablar de sobrevalorados, que él ya lo está bastante.(Tras leer esa frase si no lo decía reventaba)

Y hombre, para ser determinante y ganador también tienes que tener equipo, y el que tenía Pistol en los Hawks o sobretodo en los Jazz me parece que no eran ni la sombra de los que tenían Isiah o Magic(ya que salieron estos nombres)

Si comparamos sus números con el de otros jugadores pués siendo buenos descubriremos que hay muchos que han logrado cosas parecidas, pero el hacía cosas que no hacía nadie, inventaba, y esto también debería pesar a la hora de medir la grandeza de un jugador.

No sé cúal es la palabra, pero sobrevalorado no creo que sea la que mejor se ajusta a Pete Pistol

Maverik dijo...

jajaja gran opinión Bias!!!!

Realmente hay q dar las gracias a Pistol por su magia pero tb creo, humildemente, q Mister Gomina tiene razón. Pete estaba más cerca d un harlem globetrotters q d un jugador NBA. Es verdad q Magic, Larry, Isiah y tantos otros tenian grandes equipos, pero no menos cierto es q cuando ellos se lesionaban el "super equipo" no ganaba.

En fin, q respeto muchísimo tu opinión pero no estoy de acuerdo con lo q dices.

Mo Sweat dijo...

Me quedo con la frase de Bias de que sobrevalorado no es la palabra que mejor se le ajusta.

Maverick puede tener razón en algunos planteamientos, pero tampoco creo que se pueda considerar a Pete como a un espectáculo circense y alejarlo de lo que es un jugador competitivo, ya que entonces podríamos caer en la opinión del estilo de algunos "puristas" (y recalco las comillas) de los que acostumbran a odiar a un base que da un pase por la espalda si lo puede dar normal, que odian que un jugador arriesgue en un mate si puede dejar una bandeja, o que suelen repudiar el estilo de baloncesto de la NBA porqué se basa en el espectáculo y se aleja del espíritu táctico y académico que tanto aman.

Personalmente pienso que lo que ha hecho grande al baloncesto ha sido el talento y el espectáculo (y que conste que con esto no quiero menospreciar a jugadores de poco talento y mucho sacrificio), los vuelos y la increíble elegancia de Julius Erving, los pases imposibles y mirando hacia el otro lado de Magic Johnson, o los duelos en el aire y sin motor de Michael Jordan y Dominique Wilkins a finales de los 80, por poner solo tres ejemplos; y precisamente ahí es donde Pistol encajaría.

En esto siempre habrá opiniones para todos los gustos (y en parte, menos mal que es así), pero lo que sí que es cierto es que si Pete hubiese tenido un poco más de suerte en la vida (al igual que C-Webb o Bernard King), tal vez ahora mismo estaríamos hablando unánimamente de uno de los más grandes de todos los tiempos.

Maverik dijo...

Vuelvo a discrepar, Mo. En concreto discrepo de tu último párrafo.

Evidentemente no niego la magia de Pistol (negarlo sería ser idiota) pero sí q me atrevo a decir q la suerte poco influyó en la vida de Pistol.

Un purista una vez le dijo pq hacia esos pases y jugadas tan raras cuando Oscar Robertson tenía mejores números y no necesitaba de tales acciones. La respuesta de Pistol fue: "pq si jugara como Oscar Robertson no podría tener el contrato q tengo".

Pistol fue educado ya desd muy jovencito para ser la estrella chupona, sin sentido de equipo, ni d la competividad. Solo espectáculo y protagonismo. Esas eran las dos máximas de Pete. Luego, nunca hubiera podido liderar un equipo pq nunca fue un lider.

Y por eso discrepo con tu último párrafo, Mo. Webber sí q era un líder. Webber sí q pueda quejarse amargamente de su mala suerte. Y como él gente como Bernard King, Charles Barkley, Elgin Baylor... pero no Pistol.

De ahí q Riley dijera q Pistol era el jugador más sobrevalorado d la historia. Pq Pistol era muy bueno a nivel individual, a nivel de espectáculo, pero para nada era bueno a nivel de equipo y de competividad. Pistol merece ser recordado por su calidad individual, por su magia, por lo q quieras... pero siempre a nivel individual, a nivel de espectáculo. Nunca a nivel de "baloncesto como juego en equipo", nunca al nivel de Magic, Larry...

Sir Charles dijo...

Un poco tarde pero yo vote Magic,Mutombo,Drj y Moses,no creo que Rodman deba de estar poque solo se dedicaba a eso.Un saludo

BigBen dijo...

que grande eres Mo cuando te pones con este tipo de articulos. maravich un claro ejemplo de superdotado para el baloncesto que muere en una cancha de baloncesto. mas mito aun si cabe.

Juanejo dijo...

solo voy a dar un dato: shaq le incluye en su 5 ideal historico. un adelantado a su tiempo, imaginacion al poder, en su epoca nadie tenia esa mecanica tan perfecta de tiro, ese pase de cuchara, made in pete. una maravilla para la vista.

Mo Sweat dijo...

Saludos a todos.

Maverick, es tu opinión y ya no pienso discrepar más, ja, ja, ja.
Lo único que quería precisar, es que en lo de la mala suerte, no me refería a simplemente no haber podido ganar el anillo, como Barkley o Karl Maone, sino que me refería a mala suerte en general (varias enfermedades raras, lesiones inoportunas, problemas familiares graves, etc.) que pudieron condicionar bastante su carrera (al menos en ciertos momentos), por eso lo comparaba a C-Webb y a Bernard King.

Saludos y encantado de leerte por aquí Sir Charles, coincido casi plenamente contigo (cambiando a Mutombo por Russell) y también estoy de acuerdo contigo en lo de Rodman.

Gracias Big Ben, realmente este es un caso de los que justifican plenamente la palabra mito, con final de película incluido.

Saludos Juanejo, desconocía ese dato del equipo ideal de Shaq, lo que demuestra el valor que tiene Pete dentro del mundillo; para que un jugador afro-americano meta a un blanco en su quinteto ideal, tiene que ser realmente muy grande, algo al alcance de muy pocos, Larry, West, Pistol, Stockton y unos pocos más.

Bias dijo...

Shaquille también dijo un día que sin Mikan nunca hubiera existido Shaq (o algo parecido).

Mo Sweat dijo...

Pues una muestra más de lo bien amueblada que tiene la cabeza Shaq, pese a que su carácter bravucón a veces parezca demostrar lo contrario.
La verdad es que un jugador sin demasiados recursos técnicos y sin tiro, como él, sin tener una mente muy centrada y mucho saber estar, no hubiera triunfado de la manera que él lo ha hecho, porqué al fin y al cabo, ¿cuantos físicos prodigiosos han habido que se han quedado en nada?.

Wilt dijo...

PAra mí Pete fue el predecesor de Larry Bird, mucho más talentoso pero de lo que se le achacaba a Bird es lo que realmente le faltó a Pete. Debil fisicamente pero puro talento, una máquina de anotar y u profesional com la copa de un pino muy trabajado desde pequeñito por su padre, cuya figura fue paralela a la suya hasta sus muertes. Ninguna de las cosas que dices al final son leyenda sino realidad. Estoy seguro de que allá ariba Pete juega ennun euqipo y Wilt n el otro, son demasiado buenos para jugar juntos,los demás no ganarían nunca.

Gran post, mo.

Mo Sweat dijo...

Gracias Wilt.

Cuanta razón tienes en tu última frase, seguro que cuando Red hace los equipos siempre impide que vayan juntos.

Carlos dijo...

Excelente articulo! Hasta me emociono el leerlo! Tienes muy buena tinta amigo para escribir esa clase de articulos. Desde ya leere tu blog!