The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 3 de noviembre de 2008

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: el día de la retirada de Kareem

A lo largo de nuestras vidas como aficionados al baloncesto todos hemos tenido momentos especialmente emotivos, algún que otro instante de pena o de alegría máxima, dependiendo del resultado de un partido, e incluso algún que otro momento tan emotivo que haya sido capaz de arrancarnos alguna lágrima.

Repasando mis momentos de este tipo, recuerdo como me enfadé en 1990, cuando por primera vez en su carrera Moses Malone no era seleccionado para el partido de las estrellas (selección que por estadísticas todavía merecía, pese a contar ya con 34 años). También recuerdo como grité de rabia (pese a que el partido lo vi en directo y eran altas horas de la madrugada), cuando entró aquel triple de Stockton en el último partido de las finales de conferencia de 1997 contra los Rockets, ya que deseaba ver a Houston en la final de la NBA, ver el tercer anillo de Olajuwon y además estaba convencido de que Houston era el equipo con más posibilidades de vencer a Chicago (siempre hubiese querido ver una final Bulls-Rockets), ya que Rodman bastante trabajo hubiese tenido con Barkley y en los Bulls no había nadie capaz de parar a Hakeem. Otro caso parecido fue en las famosas finales de conferencia Kings-Lakers de principios de esta década, primero con el triple de Horry, después con todas las polémicas del 6º partido y, por último, el 7º y definitivo en Sacramento, que con prórroga incluida, terminó con los Lakers como vencedores en uno de los resultados más injustos de la historia de la NBA.

Pero momento que me haya hecho brotar lágrimas de los ojos y emocionarme al ser consciente de que estaba ante uno de los momentos más importantes de la historia de la NBA, solo recuerdo uno, la retirada de Kareem Abdul-Jabbar.

Fue en el último partido de las finales de 1989, con unos Lakers desahuciados por las lesiones que terminaron siendo barridos por los Pistons; sin Byron Scott, sin Magic Johnson desde el segundo partido y con un Kareem Abdul-Jabbar que con 42 años ya no estaba para muchos trotes; aun así, promedió 12 puntos y 5 rebotes en los 4 partidos de la final.

El momento cumbre fue a falta de poco para terminar el partido, con todo decidido a favor de los Pistons; Pat Riley sentó a Kareem, siendo consciente de que en ese mismo momento se terminaba oficialmente la carrera de más mítico jugador de la historia de la NBA, del máximo anotador de todos los tiempos, del hombre que tiene más MVP's y del creador del sky-hook. Todo el equipo de los Pistons se giró hacia él aplaudiendo, el Forum de Inglewood se vino abajo, las cámaras no dejaban de enfocar a Kareem, que hacía esfuerzos sobrehumanos para contener la emoción y Magic y el banquillo de los Lakers trataban de darle todo el calor posible aplaudiéndolo también.

Ningún otro momento en la historia del baloncesto me ha emocionado de tal manera; aquello fue algo especial y es que Kareem es un mito, para mi representaba la NBA... de hecho, solo hay dos casos en la historia que a lo largo de su última temporada en la liga fueran homenajeados con todos los honores en todos y cada uno de los campos en que jugaron; él y Julius Erving.

Tal vez ayudara en todo esto el hecho de que Kareem tuviera esa personalidad distante, ese carácter introvertido que lo hacía poco accesible y que le envolvía en un halo de misterio, engrandeciendo aun más su figura y lo situaba casi al nivel de un semidios mitológico (al menos desde mi punto de vista), pero lo cierto es que esas últimas imágenes de Kareem en el Forum me acompañaron durante mucho tiempo y me hicieron emocionar como ninguna otra imagen del mundo del baloncesto ha hecho jamás.

11 comentarios:

Nique is better dijo...

Saludos Mo. Yo tambien recuerdo muy bien ese partido y esas finales, así como los homenajes que recibió a lo largo de toda la temporada. Era la repetición de las finales del año anterior, cuando una falta "justita justita" de Bill Laimbeer sobre Kareem permitió a éste anotar 2 tiros libres que decidieron el sexto partido para los Lakers, y decidir en el séptimo por 108-105.

Respecto a los play-off's del '89, los Lakers llegaron con un 11-0 a su favor y con una semana de descanso antes de viajar a Michigan. En esa semana se rompieron Byron Scott (decisivo ese año contra los Blazzers), y quedaron tocados Worthy y Magic, debido a la dureza de los entrenos y al cansancio acumulado. Famosa es la frase de Riley:"Cuanto mas fuerte entrenes, mas fácil será el partido".

Ya en las finales, Magic se rompió a los 10 mins. Intentó jugar a lo Willis Reed en el 2º, pero todo el mundo vió que no podia. La final estaba 2-0 para Detroit. Viaje a LA. 3-0. El último partido fué el del pundonor de los Lakers. Un quiero y no puedo durante 48 minutos. Parecia que podian ganar, pero quién controlaba el partido eran Isiah Thomas y Joe Dumars. Los Lakers sudaban cada canasta como si fuera la última, mientras los Pistons solo necesitaban apretar un poco mas para recuperar el terreno perdido. Al inicio del último cuarto los Lakers se fueron de 4/6 puntos. Tiempo muerto de Chuck Daly. El público grita y salta. Al regresar a la cancha, los Pistons acaban con el espejismo. FIN. 4-0. Worthy acabó con 36 puntos ("A buena hora", según Vicente Salaner, sin valorar que jugó lesionado y que enfrente tenia, quizás, al mejor equipo defensivo de la historia, con Isiah Thomas, Joe Dumars, Vinnie Johnson, John Salley, Dennis Rodman, John "Buda" Edwards, Rick Mahorn y Bill Laimbeer). Kareem Abdul-Jabbar, a sus 42 años, 26 p y 13 r. Que tio !

Por cierto, ¿qué es eso de la plataforma pro-Daimiel?

jr dijo...

Es que Julius y Kareem son palabras mayores. Yo lo ví en los últimos años pero todavía seguía dando lecciones.

Mo Sweat dijo...

Si, la verdad es que lo que hizo Kareem a los 38, 40, 42 años, es increíble; ya fue el MVP de las finales en el 85, contando ya con 38 años (algo casi imposible de igualar) y hasta su retirada ya con 42 tacos fue All-Star todos los años y menos el último, que lo fue gracias a la lesión de Magic (elegido a última hora a modo de homenaje), todos los demás lo fue de forma totalmente justa y merecida por aportación y estadísticas.

Mo Sweat dijo...

Por cierto Nique, lo de la plataforma Pro-Daimiel es una iniciativa de Big Ben (del blog Only the strong survive) y de Gonzalo Campos (del blog Basket si, gracias), en muestra de apoyo a Antoni Daimiel, que parece ser que ha quedado totalmente relegado de las retransmisiones NBA de Digital +, ya no presenta ni Españoles NBA, en favor de Carnicero, Loncar y todos los que hay ahora.

Primero fue Montes y ahora Daimiel, esto cada vez va a peor.
¡¡¡Queremos a Trecet de vuelta!!!

Nique is better dijo...

Gracias Mo. Yo creia que Daimiel habia dejado la primera linea (madrugadas y demás )por voluntad propia. Que lo fiche la sexta para reunir a la extraña pareja de nuevo.

Maverik dijo...

Nique, Mo, Jr, sois muy grandes...

Q recuerdos, los BAD BOYS (en mayúsculas para q Mo pueda leerlo bien jajajaja ;-)) contra los Lakers del Showtime...

Suena a viejo cascarrabias pero es la pura verdad: esos dos equipos eran infinitamente mejores q los d ahora.

Todos eran increíblemente buenos.

Y sí, por supuesto q todos recordamos la despedida de Kareem... por dios, es q a los 42 años todavía era necesario aplicarle defensas de 2 contra 1 para detenerle...

Mo Sweat dijo...

Bueno Nique, la verdad es que en parte es por voluntad propia, pero es una situación bastante parecida a la de Andrés en su día, que se cansó de no ser valorado después de tantos años y de ver como era tratada con indiferencia cualquier intentona suya de prosperar.

La verdad es que en palabras suyas, se cansó de ver como antiguos compañeros suyos que no eran nada cuando él comenzó a retransmitir NBA, con el tiempo han avanzado mucho y lo han superado en aspectos laborales, mientras que desde Digital +, nunca ha habido intención alguna de recompensarlo y hacerlo evolucionar laboralmente, lo dicho antes, un caso parecido a lo de Andrés un tiempo antes.

¡¡Tu si que eres grande Maverick!!, ja, ja, ja.
Pese a mis gustos personales te secundo, ¡¡que grandes fueron los Bad Boys!!, pero una cosa si que tienes que admitirla; y es que en el 88 se lo pusieron muy difícil a los Lakers, pero en el 89 los Lakers estaban masacrados, si hubiesen estado bien todos, el curso de las finales podría haber sido muy diferente, al menos mucho más igualadas.

Wilt dijo...

Comprobado, fue un lapsus mío, me confundí porque aquél doble-triple-doble fue además el record de asistencias para un pívot.

http://www.acb.com/redaccion.php?id=5506

De todos modos puedes echarle un vistazo en algún momento si quieres.

Mo Sweat dijo...

De todos modos eso no le quita ningún mérito.
Yo me quedo con un dato, el hecho de que muchos especialistas piensan que si se hubiesen contado los tapones en su época, seguro que tendría muchos más triples-dobles en su haber y lo mejor del caso, tal vez algún cuádruple-doble que añadir a los 4 históricos de Thurmond, Robertson, Olajuwon y Robinson.

Maverik dijo...

Mo for president jajaja evidentemente tienes toda la razón del mundo, aunq ya te he dicho q por aquel entonces un servidor era fan d los Lakers y q sólo con el tiepo me he cambiado la chaqueta jajaja

Hace 20 años lo único q me gustaba d los Bad Boys era q siempre eliminaban a Jordan jeje ¡¡¡Magic for ever!!!

PD: ayer busqué en el youtube el partido 4 d las finales d 1989... q gozada por dios...

Mo Sweat dijo...

Si, muy emotivo el partido, entre las lágrimas de Isiah, la impotencia de Magic y la emoción de Kareem.
De todas maneras yo también destacaria el 3º, donde Kareem cuajó una increíble actuación para un tipo con 42 años, anotando 26 puntos y cogiendo 13 rebotes. Casi aguantó él solo el honor de los Lakers.