The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

sábado, 31 de diciembre de 2016

Homenaje fotográfico a Kevin Garnett

En Abril despedimos a Kobe Bryant, con mucha pompa y un auténtico espectáculo a su alrededor. A finales del verano nos tocaba hacer lo mismo con Tim Duncan, solo que Timmy D se fue sin apenas hacer ruido, con su genuino y siempre humilde estilo, y poco después también hizo oficial su retirada Kevin Garnett, otro gigante de esa generación. A Kobe le rendimos merecido homenaje en el blog, como no podía ser de otro modo, a Duncan también, por supuesto, pero en su momento KG se quedó sin ningún post especial... recuerdo que alguno de vosotros me llegasteis a preguntar si no iba a dedicarle alguna entrada. Pues bien, no es que no se la dedicara, o no se la fuera a dedicar, sino que he querido reservarle un post muy especial, el último del año.

Kobe fue todo glamour y su despedida estuvo en consonancia, con todo un espectáculo montado alrededor de su último partido oficial. Duncan se fue como tenía que irse, sin hacer ruido, pero no cabe duda que todo el mundo se volcó en él y los homenajes a su figura se sucedieron, uno tras otro... pero ¿y Garnett? evidentemente que algunos medios hablaron de él y repasaron un poco su carrera, pero ni por asomo la cosa fue tan grande como con Kobe y Tim, cuando KG ha sido un jugador prácticamente tan grande como ellos.

Si Kobe fue un jugador extremadamente competitivo, con una cierta legión de haters al principio (como LeBron), pero que al final terminó siendo admirado por todo el mundo debido a su clase, y Tim una estrella silenciosa, que lideró equipos y ganó campeonatos desde el buen hacer y la humildad, sin buscar nunca los focos, Kevin ha sido varias cosas a la vez, talentoso y con mucha clase, pero también hipercompetitivo y ciertamente odioso para algunos; un tipo que podía ser el más talentoso y elegante de la cancha, pero a la vez también el más cabrón... un tipo auténtico, de película; un tipo al que en Fo Fo Fo hemos querido dedicarle la última entrada del año: un homenaje fotográfico en cinco bloques que representan cinco facetas muy importantes de su carrera.

El primer bloque, THE KID, representa su faceta de pionero, de chico que cambió las reglas y provocó que tras él, otros muchos jugadores se saltaran la NCAA y llegaran a la NBA directamente desde el instituto. Sin Garnett, tal vez no hubieran hecho lo mismo, poco después, Kobe, McGrady, LeBron y tantos otros.

El segundo bloque, ETIQUETA NEGRA, es un homenaje a un jugador que fue todo clase y talento y que, no hay que olvidarlo nunca, en sus mejores años en los Wolves, fue uno de los jugadores más completos que hayan jugado jamás a este deporte, en cualquier época.

El tercer bloque, THE REAL MUTHAFUCKA, representa ese aspecto de Garnett odiado por muchos, que le llevó a tener muchos piques en las canchas y a convertirse en uno de los mayores reyes del trash talking de todos los tiempos.

El cuarto bloque, CHAMPION, es un homenaje a la época en la que Kevin logró su mayor éxito personal, el anillo de campeón de la NBA con los Boston Celtics. En aquel equipo brillaba con mucha fuerza Paul Pierce, quién ya llevaba muchos años siendo el líder de los Celtics, y también un fuera de serie como Ray Allen, pura clase, pero no hay ninguna duda de que el alma de aquel equipo que disputó dos finales de la NBA, ganando una de ellas, y que dio auténticas lecciones de baloncesto día sí y día también, fue Kevin Garnett.

Y por último, el quinto bloque, LAST DAYS, está dedicado a su adiós a la liga, a su vuelta a los Wolves para poder terminar su carrera en casa y a su reencuentro con Flip Saunders, quién fue el entrenador más importante de su carrera, para poco después perderlo definitivamente por culpa de una grave enfermedad.

A continuación el mencionado homenaje... Kobe y Tim ya fueron suficientemente y reiteradamente homenajeados. Yo, prefiero dedicarle este último post del año al Big Ticket, uno de los míos... uno de los nuestros. Gracias por todo, KG, y feliz entrada de año a todos.

   THE KID













   ETIQUETA NEGRA














   THE REAL MUTHAFUCKA

















   CHAMPION




















   LAST DAYS












8 comentarios:

Maverik dijo...

Magnífico post fotográfico amenizado con cuatro palabrejas. Beatiful.

Personalmente, Garnett me produce sentimientos contradictorios. Como Kobe e Iverson. Los adoro y los odio. Admito su talento descomunal pero desprecio sus defectos (q no son pocos ni pequeños). Supongo q con las estrellas de los 80 no fui tan duro porque sencillamente yo era in pre adolescente u no tenía caacidad d crítica y analisis comparativo como sí hacían aquellos q habían visto las estrellas de los 60. Aunq a Mo le pueda sonar a chino, en los 80 no eran pocos los q decían q magic, larry y jordan eran claramente inferiores a west, baylor y robertson. Yo me reíade ellos... Hasta q me hice viejo y vi q yo hacía lo mismo 20 años despues.

No quisiera acabar mi comentario sin mencionar algo q elgran Mo no ha dicho. Garnett se arrastró en sus últimos años. A mi me parece bien q su retirada fuera "pobre".

Feliz año 2017

Mo Sweat dijo...

Gracias, Mav.

Creo que a todos nos ha producido esos sentimientos contradictorios en algún u otro momento, debido a su carácter, pero me atrevería a decir que en mi caso pesa muchísimo más lo positivo, pues ha sido ese tipo de jugador que me gusta de verdad.

Pues contrariamente yo no creo que se mereciera una retirada pobre, sino que simplemente él, sin ser tan reconocido como Duncan en esos aspectos, tampoco ha buscado en ningún momento los focos ni ha querido bombos y platillos. Su retirada, en cierto modo, me ha recordado un poco a la de Moses Malone, quién también se fue por la puerta de atrás, sin hacer ruido alguno, después de haberse "arrastrado" por un par de equipos antes de dejarlo definitivamente... incluyendo la vuelta a Phila para hacer de mentor de Shawn Bradley, como Garnett a Minnesota para hacer de mentor de Anthony Towns y demás jovenzuelos.

Hay jugadores que en el fondo necesitan poder retirarse por todo lo alto, con un buen homenaje y todo un espectáculo formado a su alrededor, como Kobe... o como Jordan, cuando regresó para, en primer lugar demostrarse a sí mismo que todavía podía jugar y, en segundo lugar, para recibir todos esos homenajes que no pudo obtener al retirarse de forma precipitada en 1998 con los Bulls... Garnett no es de esos, él se conformará con el cariño que le brindará la gente de Minnie el día que le retiren la camiseta, como a Tim en San Antonio o a Moses en Houston. Y supongo que en Boston también se la retirarán; los Celtics siempre se han caracterizado por ser generosos en ese aspecto y tener retiradas las camisetas de muchos jugadores que contribuyeron a hacerlos grandes... deben hacerlo.

Feliz 2017!

Maverik dijo...

Pocas cosas me producen más placer q leer comentarios y posts de Mo. Nadie mejor transmitiendo amor por el baloncesto y sus estrellas.

De Garnett yo tb me quedo con sus cosas buenas, q no son pocas, por cierto. A modo resumen diria lo siguiente:

- era un jugador muy alto y muy hábil en todas las facetas del juego. Driblaba, lanzaba, machacaba, asistia, defendia, era bello esteticamente hablando, uf, lo hacia todo y todo muy bien. Para mi, el interior mas versatil de todos los tiempos. Si Olajuwon, Gasol, Webber y Kareem eran aleros en cuerpos de pivots, Garnett era un base talentoso en el cuerpo de un pivot.

- un jugador delgaducho en una liga de jugadores gordos y cachas. Ah, q placer ver a un delgaducho comerse con patatas a jugadores hipermusculados...

- es el jugador q más temporadas ha promediado +20 puntos, +10 rebotes y +5 asistencias. Personalmente recuerdo sus mejores años en Minnesota. Además de ser un jugón, a nivel estadístico era alucinante.

- los Celtics de Garnett son, con muchisima diferencia, mi equipo favorito de los últimos 25 años. De verdad q me encantaron esos Celtics. Y además tuve la suerte de poderlos ver en directo. Impagable. Quizás los Warriors de Curry son más espectaculares y vistosos, quizás los Bulls de Jordan tenían al mejor de todos los tiempos, quizás los Lakers de Kobe y Shaq eran imparables, bla bla bla, pero ninguno tenía esa mezcla de esfuerzo, sacrificio, juego de equipo, generosidad y humildad a partes iguales. Cuando me preguntan por un equipo de baloncesto, yo siempre les digo q los Celtics de Garnett. Para mi son el paradigma de equipo de baloncesto. Y Garnett era sin duda el alma de ese equipo y todo lo q representó.


Por cierto, a ver si Mo se anima a escribir un post de Westbrook y Harden. Q pasa con estos dos? Tan facil es hacer triples dobles? Son tan buenos como sus numeros indican?

Saludos y feliz año!

Saludos

Mo Sweat dijo...

Igualmente, Mav.

Totalmente de acuerdo, Garnett fue para la posición de ala-pívot lo que Iverson y Miller para la de escolta... jamás necesitó hipermuscularse ni ganar mucho peso; su talento, clase y entrega fueron más que suficientes.

Las estadísticas de Kevin en Minnie fueron tremendas, luego en Boston las bajó, compartiendo protagonismo, dedicándose más que nunca a defender, a liderar y demás intangibles, aunque siguió teniendo más que buenos números.

Pues no estaría mal teorizar un poco sobre el tema triples-dobles en la presente temporada... y ya de paso en el tema pívots triplistas, que aparecen ya hasta debajo de las piedras... algo está cambiando, sin duda.

Saludos.

Oboman dijo...

Un grande, sin duda, un auténtico corazón de campeón y muchas otras cosas, algunas buenas y otras no tanto. A mí no me caía bien y coincido con el gran Maverik en que le sobraron más de una y más de dos temporadas al final de su carrera.

Como jugador lo habéis descrito perfectamente (desde luego yo no lo haría mejor), así que relataré mi "experiencia Garnett" desde otro punto de vista que no es otro que el de un aficionado Laker acérrimo que tuvo que sufrir el tremendo palo de perder una final de la NBA contra el archirrival histórico pocos meses después del enorme subidón que supuso la incorporación de mi admirado Pau Gasol al plantel angelino para dos años después devolver el golpe y ganar el campeonato en una nueva serie contra los orgullosos verdes. Sobra decir lo que significaron estas dos finales para alguien que se crió (en términos de afición a la NBA) en medio de aquella rivalidad mítica de los años ochenta. Pues bien, tengo muy claro que sin Kevin Garnett en los Celtics las sensaciones no hubieran sido ni de lejos las mismas tanto en la victoria como en la derrota debido a ese plus de visceralidad extrema que le rodeaba. Porque al final el deporte va de eso, no? Pasión, emociones... Resumiendo, y para no ponerme demasiado pesado, las sensaciones viendo a Gasol vestido de púrpura y oro superar en la final de 2010 a KG vestido de verde para mí fueron insuperables, por ser Pau, por ser los Lakers contra los Celtics y porque Garnett era ese tipo al que deseabas derrotar mas que a nadie.

Mo, el bloque de "the real muthafucka" me ha parecido sencillamente brutal y no quiero dejar de comentar un par de imágenes, primero la jugada con Calde (que supongo conocéis de sobra) donde el villanovense aguanta estoicamente la verborrea de The Big Ticket para después hacerle la vaciladita, dar una asistencia y, una vez terminado el trabajo, demostrarle que el también es capaz de pegar voces. Más tarde el ex de los Raptors contaría que después del partido se saludaron y se echaron unas risas. Pero sobre todo me parece especialmente impresionante la foto del pique con Kobe en el partido del día de navidad. Es una foto tremenda porque es de esas imágenes que captan una situación espontánea pero que a pesar de eso, o tal vez precisamente por eso, retratan la personalidad de los protagonistas casi al milímetro, a saber: KG y Pierce ejerciendo de malotes oficiales, Kobe que parece decir "vosotros dos y cuantos más??", Luke Walton conciliador (véase políticamente correcto), Ray Allen haciéndose el distraído y más preocupado de no ensuciarse el smoking en menesteres que no son lo suyo y... el árbitro escapando prudentemente del plano por el lado izquierdo de la escena.

Se nota mucho que soy un fan total de la sección de landscapes??

Mo Sweat dijo...

Gracias por tu comentario kilométrico y repleto de pasión, Oboman.

Sin duda, aquel par de finales de la NBA devolvieron toda la grandeza al duelo Celtics-Lakers, aunque fuera por un periodo de tiempo breve. Y el duelo Garnett-Pau fue interesantísimo. En la primera final (2008) Pau no lo hizo mal del todo, pero el duelo fue claramente para KG, mientras que en la segunda (2010) Kevin ya no pudo, en ningún momento, con el mejor Pau de la historia.

Saludos y feliz año.

Maverik dijo...

Q comentario tan sensacional por parte de Oboman. "Gallina de piel" q diria el mitico 14 del Ajax de Amsterdam. Eso es pasion y amor por el balocnesto y lo demas tonterias.

Claro q si.

Esa salsa q traspasa lo puramente deportivo para ser algo mas.

Entiendo y comprendo perfectamente a Oboman aunq en mi caso, por motivos un poco imposibles de definir, en el siglo XXI abandone los Lakers y me hice de los Celtics. En realidad yo era de los Lakers por el gran Magic y pq todavia era un crio fascinado por LA, Hollywood, el glamour ochentero y todo eso. Pero a medida q iba creciendo y madurando empece a ver a los Lakers como un equipo/ciudad/filosofia un poco superficial. El dueto Shaq-Kobe al principio me fascinaba pero pronto lo encontre aburrido y hasta odioso. Dos superestrellas jovenes en un mismo equipo? Bah. Disfrute como un enano en 2003 y 2004. Y entonces en 2007 los Celtics forman un EQUIPO con tres veteranos dispuestos a sacrificarlo todo a cambio de gloria eterna. Buuuf. Eso son los Celtics y eso son los valores q me gustan. Esfuerzo, humildad, equipo... Y la ciudad y su gente tb me encantan, seguramente pq es mas europea y mas pequeña y por consiguiente mas parecida a mi ciudad y mi vida.

Si para Oboman el 2010 fue gloria para mi fue un varapalo importante. Ya es mala suerte q cuando los Celtics por fin arman un equipazo, los malditos Lakers tienen otro. En fin. Dentro del dolor q supone perder y mas contra los malditos Lakers, debo decir q se perdio con honor y q se perdio ante un equipazo y ante dos grandes del balocnesto (Kobe y Pau).

Pero esto solo fue una batalla Oboman ;-) La guerra continua :-)


Saludos cracks

Mo Sweat dijo...

¿Cuando se volverá a repetir el duelo Lakers-Celtics por todo lo alto?... ahora mismo cuesta imaginarlo, pero nunca se sabe.