The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: New York 2015

Además de por compartir con todos vosotros la experiencia, ésta entrada también tiene como motivo principal demostrar que se puede visitar Nueva York sin necesidad de ceñirse obligatoriamente a lo que sugieren las mil y una guías y sitios tipo "donde ir" o "qué hacer en Nueva York" que uno se encuentra por la red. Lo cierto es que NYC ha cambiado mucho en los últimos tiempos, especialmente a partir del fatídico 11 de Septiembre del 2001, y la seguridad en sus calles no tiene ni punto de comparación con la que había en las décadas de los 80 o 90, cuando los taxistas te decían que al Bronx ni entraban, que cogieras el metro si te atrevías, y que en Harlem como mucho llegaban hasta la calle ciento y poco y que más para allá ni soñarlo. Ahora es habitual ver turistas sueltos por Harlem los Domingos por la mañana, buscando alguna iglesia donde poder escuchar Gospel en directo.

De todos modos el Bronx sigue siendo un poco tabú. A pesar de que hoy en día ya puedes encontrar algunas guías que te recomienden iglesias y algunos sitios puntuales de Harlem, el Bronx sigue sin ser recomendado para su visita; todavía se teme, aunque sea mucho menos y la única opción que sí encuentran algunos turistas es la del típico bus turístico de contrastes, donde te llevan en volandas para que compares las evidentes diferencias existentes entre el glamouroso Manhattan y el temido Bronx, aparte de que así puedes decirles a tus colegas: ¡Uauhh! ¡Yo visité el Bronx!... Pues bien, el Bronx fue la zona de NYC que yo más veces pisé durante mi estancia en la capital del mundo, pues simple y directamente estuvimos instalados allí.

Sin más, paso a ofreceros un reportaje fotográfico sobre mi viaje a New York City. Un reportaje que evidentemente no va a obviar lo más típico, turístico y famoso de la ciudad, pero que va a dejar para el final lo que a mi me parece más importante, la Nueva York fuera del Downtown y sus famosos edificios y lo que, en teoría, debería ser lo más interesante para todos vosotros debido a la temática del blog: todo aquello relacionado con el baloncesto.

Uno de nuestros primeros contactos con el Downtown no pudo ser más curioso, a la vez que inesperado: Columbus Circle. Apenas salir de la boca del metro y pisar el suelo de Manhattan, nos encontramos con el monumento a Colón, rodeado de grandes rascacielos.




Rockefeller Center.






Catedral de Saint Patrick (no se refiere a Ewing).




Dirigiéndonos al World Trade Center, con el One World Trade Center (el edificio más alto de los USA, del hemisferio occidental y el cuarto más alto del mundo) emergiendo al fondo.


World Trade Center Memorial.


One World Trade Center.


Alrededores del World Trade Center.


Varias vistas del Downtown tomadas desde el Ferry de Staten Island.




Estatua de la Libertad desde el Ferry de Staten Island.


El puente de Brooklyn visto desde el Ferry de Staten Island.


Varias imágenes del Empire State, que fue el edificio más alto del mundo durante más de cuatro décadas. Volvió a convertirse en el edificio más alto de New York desde la destrucción de las torres gemelas del World Trade Center en Septiembre del 2001 y hasta el fin de la construcción del One World Trade Center hace poco más de dos años.




Vista del Empire State desde los alrededores del Flatiron.


Impresionantes perspectivas del edificio Flatiron.




El edificio Chrysler emergiendo al fondo, visto desde la Quinta Avenida.


Varias vistas del Chrysler Building, mi favorito sin ningún género de dudas y un auténtico templo mundial art decó.




El vestíbulo totalmente art decó del Chrysler Building no le va a la zaga a su aspecto exterior.




El One World Trade Center asomando por encima de los edificios de Tribeca.


De paseo por Tribeca y el Soho.




De paseo por Greenwich Village.





Times Square.


La imagen de un deseo hecho realidad: sentarse, entre la multitud, en las escaleras rojas de Times Square.


Times Square de noche.



Vista nocturna de Manhattan (Trump Place) desde el río Hudson.


Vista nocturna desde el Hudson, con el puente George Washington al fondo.


El Zoo de Central Park.




New York Public Library, la biblioteca pública más grande del mundo.


Y uno de los pocos ejemplares de la Biblia de Gutenberg (el primer libro impreso de la historia) que existen en el mundo.


En el Museo de Historia Natural... ¡Pasión por los dinosaurios!









Grand Central Terminal... ¿Cuantas películas se habrán filmado aquí dentro?


Bonita boca de metro en la calle 72.


Junto al señor George Washington (en Wall Street).


Un pequeño inciso para destacar las dos ocasiones en las que salimos fuera de New York City... La primera incluso del estado de New York.

Pasando por el Delaware Memorial Bridge, de camino a New Castle, para pasar un auténtico "american barbecue day".


En la EbenEzer Church of God de Yonkers (New York), disfrutando de la hospitalidad de Joel Polo Jr.


Joel Polo Jr. en acción.


Y el punto donde yo quería llegar, pues Nueva York no son solo rascacielos, yuppies y multitudes apelotonadas en la Quinta Avenida.

Brooklyn.



Da Bronx.





Escapada improvisada y nocturna a Washington Heights, la Quisqueya de Nueva York, para comer chimichurri dominicano y fritura.



Y ahora sí... Harlem is home.

Tomando un pequeño tentempié en un parque de Harlem.


Harlem.




Gospel en la calle.


Junto a la estatua de Adam Clayton Powell Jr.


Frente al Apollo Theatre.


Sentado en el suelo, al lado de las placas homenaje a Stevie Wonder y Billie Holiday en la acera del teatro Apollo.


Y ahora sí, antes de terminar vamos con todo lo relacionado con el baloncesto.

Sin salir de Harlem, con ustedes, el legendario Rucker Park.




Desde Greenwich Village (Lower Manhattan), con ustedes, las West Fourth Street Courts, más conocido como "The Cage".




En la NBA Store de la Quinta Avenida, junto a la camiseta, firmada, que Michael Jordan lució en el All-Star Game de 1989.


En el Madison Square Garden.



Vista del Empire State desde el Madison.


Comiéndome un Philadelphia steak frente al Madison, en conmemoración del 26 de Octubre de 1985, día en que Patrick Ewing debutó en la NBA con la etiqueta de futuro dominador de la mejor liga de baloncesto del mundo... Frente a los Sixers de Moses Malone. Ewing comenzó muy bien el primer cuarto, con varias canastas y un mate por encima de Moses Malone que volvió completamente loco el Madison... A partir de ahí terminó su cuento de hadas particular y Moses lo puso todo en su sitio. Final del partido: Knicks 89 - Sixers 99. Patrick Ewing (18 puntos, 6 rebotes y 3 tapones). Moses Malone (35 puntos, 13 rebotes y 3 tapones)... Tuve que hacerlo.


Y por último, un momento para la espiritualidad. Visitar los míticos Rucker y The Cage estuvo muy bien, pero nada comparable a pasar una mañana lluviosa y melancólica jugando a baloncesto, con mi hijo pequeño, en el corazón de Harlem... Y en un playground que lleva el nombre de mi personaje más admirado y respetado de la historia de la humanidad, Martin Luther King.






13 comentarios:

Maverik dijo...

Jugooooon, jugon, jugon, ratatatatatatatatatatata

Que fotos tan bonitas. El unico pero es que nunca te vemos sonriendo, siempre estas serio jajaja Daimiel la vida puede ser maravillosa ;-)

Solamente quisiera decir dos cosas:

1 - el Bronx hace tiempo q dejo de ser un sitio "chungo". De hecho la ultima vez q estuve en NYC, hace 5 años, me aloje en un hotel muy pijo en Times Square y los del propio hotel me recomendaron el Bronx.

2 - Harleem is home... of Columbia University, entre otras cosas. Asi q menos prejuicios y mas cultura my friends!!! :-))))


Saludos

Anónimo dijo...

Menudo viaje, pese a la seriedad que apunta Maverik, estoy seguro de que disfrutaste como un niño chico ... Vamos, apuesto a que tu hijo pensaría "que plasta el viejo, ¿nunca habrá visto un rascacielos o una pista de basket?", jajajaja ;-) .

Gracias por compartir con nosotros este reportaje, quizá algún día pueda ir a NY...y tantos otros lugares. Ojalá.

Enhorabuena por hacer realidad un sueño.

p.d.

muy arriesgado ponerse a jugar en un playground, como para que llegara un jugón local a decirte "qué haces en mi pista?" jejeje


Marcos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

La verdad es que no eres el único que me lo ha dicho; acostumbro a salir serio en casi todas las fotos... Aunque no dices nada de la sonrisa cínica de la foto del Philadelphia steak.

Tienes toda la razón del mundo, los prejuicios son malos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Marcos.

Gracias a ti. La verdad es que fuimos a jugar al MLK Playground y en un día medio lluvioso justo para no encontrarnos las pistas ocupadas y poder jugar tranquilamente con mi hijo. Si hubiesen venido jugones, como tu dices, a jugar en serio, yo no me hubiera puesto a jugar con ellos, pues llevo ya casi tres años sin jugar partidos por temas de espalda y rodillas y lo único que hubiera conseguido es hacerme daño... Aunque no descarto (por soñar que no quede) volver allí algún día, con 25 o 30 kilos menos, y jugar alguna de esas "pachangas" para sacarme la espina... :¬)

Espero sinceramente que algún día puedas ir tu también; vale la pena.

Maverik dijo...

Mo,

Me ha encantado la foto del steak!!! Pobre Ewing y grandisimo Mo...

Me imagino q para ti, como servidor, el Madison es un estadio mitico pero "sin pasarse". El antiguo Boston Garden, el Spectrum, el Silverdome, esos si eran miticos para nosotros ;-) o me equivoco Mo?

Y tb me ha encantado el comentario "Saint Patrick" pero no Ewing jajaja

Saludos

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Bueno, el Madison tiene mucha historia, la verdad... Especialmente todo lo ocurrido a principios de los 70, con los Knicks de Reed, Frazier y cia. También tuvo su feeling en los 80 con Bernard King y el principio de la era Ewing y luego en los 90 llegaron a disputar dos finales de la NBA, aunque sin suerte en ninguna de ellas.

De todos modos es evidente que para nosotros no significa lo mismo que el Great Western Forum, el Boston Garden o el Spectrum de Philadelphia... ¡Aunque curiosamente los ha sobrevivido a los tres!

Anónimo dijo...

Un dia agridulce.Por un lado,me reencuentro con tu blog.Por el otro,el motivo es que te he recordado al leer la muerte de Moses Malone.Un abrazo para ti y mi recuerdo y homenaje para el...
Ernesto Fernandez

Mo Sweat dijo...

Gracias por tus palabras, Ernesto.

Espero poder reencontrarnos de nuevo, aunque sea virtualmente, en una ocasión más alegre.

Un fuerte abrazo, de todo corazón.

Daniel L. dijo...

Magnífico reportaje Mo. Espléndido.

Gracias de nuevo por transmitirnos tan bien esta pasión

Mo Sweat dijo...

Gracias, Daniel.

Saludos y un abrazo.

Juan Toro Alejandre dijo...

Eres un crack Miquel. Las fotos guapísimas y muy interesantes los comentarios. Es un sueño para muchos de nosotros poder pisar esas pistas, me alegro que tu lo hayas podido conseguir junto al lado de los que más quieres, te lo mereces!

Ya quedaremos para hechar más pachangas

Un abrazo y a seguir disfrutando

Juan Toro Alejandre dijo...

Guapísimo el reportaje : ) . Me alegro que hayas podido disfrutar al lado de los que más quieres de éste viaje.

Contigo cada día aprendo más cosas sobre la historia y el presente del baloncesto.

Ya hecharemos más pachangas, que hay ganas...

Un abrazo grande crack y mandar ánimos a Lamar Odom que esta pasando por un mal momento. Que se recupere pronto, Fuerza Lamar !

Mo Sweat dijo...

Muchas gracias, Juan.

Hay que seguir aprendiendo; yo también aprendo cosas nuevas cada día... El día que dejemos de aprender o de intentar aprender cosas nuevas será el principio del fin.

Mis mejores deseos para Lamar, por supuesto.

Un abrazo.