The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 6 de abril de 2015

Una noche cualquiera en la vida de Andrew Toney (7 de Marzo de 1982)

Temporada 1981-82, 7 de Marzo, los Philadelphia 76ers (43-17) recibían a Los Angeles Lakers (41-20). Andrew Toney demostró que no solo era capaz de embutirse el traje de "estrangulador" cuando se enfrentaba a los Celtics, logrando destrozar también a los Lakers con su célebre instinto asesino (119-113). Aparte de Toney, por los Sixers también destacaron Julius Erving (20 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias) y Maurice Cheeks (12 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes) y por los Lakers, Kareem Abdul-Jabbar (26 puntos, 10 rebotes y 5 tapones), Norm Nixon (26 puntos y 7 asistencias) y Magic Johnson (16 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias).


Andrew Toney, "The Boston (en éste caso Los Angeles) Strangler", cuajó una actuación ofensiva espectacular, terminando el encuentro con 46 puntos (en una gran serie de 21 de 29 en tiros de campo) y 5 asistencias.

2 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

Si las lesiones lastraron la carrera de alguien y distorsionaron la historia, esa carrera fue sin duda la de Andrew Toney. Sin ellas, todo el mundo hablaría de él como lo que es, y no únicamente unos pocos puristas como nosotros.

Instinto asesino, aura depredadora y unos cojones como dos catedrales de Burgos para jugarse lo que hiciera falta, un crack.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Pues sí, sí y sí, tienes toda la razón del mundo... Y quién sabe si con Andrew sano y en la cúspide de su carrera, los Sixers de la era Malone hubieran ganado algún otro título... Probablemente fue lo que les faltó para terminar de desbancar en años como el 85 o el 86 a equipazos como los Celtics de Larry y los Lakers de Magic...

...Pero eso ya nunca lo sabremos.

Saludos.