The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

sábado, 29 de diciembre de 2012

Face to face 05: Kevin McHale & Hakeem Olajuwon... Y los movimientos de espaldas al aro

Si de movimientos de pies y juego de espaldas al aro hablamos, está claro que hay dos nombres que toman fuerza de forma muy especial y que, de ningún modo, pueden ser obviados por alguien que se precie en la materia... Me refiero, por supuesto, a Kevin Edward McHale y Hakeem Abdul Olajuwon. No cabe duda que han habido otros grandes pívots y ala-pívots con gran variedad de recursos en el poste bajo, como el mismísimo Tim Duncan o el nunca suficientemente valorado Luis Scola, por poner solo dos ejemplos. Grandes aleros con un juego de pies temible, como Adrian Dantley y James Worthy. E incluso algunos bases y escoltas que han llegado a dominar de gran manera el juego de espaldas al aro, Michael Jordan y Kobe Bryant sin ir más lejos. Pero si hay que elegir dos nombres por encima de todos los demás, esos son, sin ningún género de dudas, los de estos dos portentos técnicos.

Han habido grandes jugadores que han dominado de forma muy especial un movimiento o tiro en particular. Célebres son los casos de Kareem Abdul-Jabbar y el gancho o Elvin Hayes y el tiro a la media vuelta, por citar solo dos ejemplos, pero en el caso de McHale y Olajuwon sería imposible atribuirles un movimiento en especial, pues su variedad y absoluto dominio de todos los movimientos los convertían en técnicamente sublimes y dificilísimos de defender cuando estaban en posesión del balón en el poste bajo.





El gran factor común entre ambos era la exquisitez técnica; esa variedad de recursos que los convertía en letales. La gran diferencia era la capacidad atlética, enorme también en el caso de Hakeem y normalita tirando a mediocre en el caso de McHale. Aunque eso sí, ambos con una gran envergadura de brazos y una inteligencia baloncestística bastante privilegiada.

La mayor rapidez y agilidad de Hakeem, unidas a su gran clase innata, hacían que sus movimientos fueran mucho más plásticos que los de Kevin. Ver a Hakeem fintando varias veces en décimas de segundo para terminar yéndose por donde menos se esperaba su defensor era tan excitante y plástico como contemplar las mejores asistencias de Magic Johnson o los mejores mates de Michael Jordan. Es, definitivamente, el jugador más sublime que haya jugado jamás de espaldas al aro. Kevin McHale, por su parte, con menor capacidad atlética y explosividad física, necesitaba de forma mucho más imperativa esos recursos técnicos para poder ser un jugador brillante en ataque... ¡Y Dios sabe que los logró dominar de forma exquisita! Y encima, haciendo gala de su famoso sentido del humor, les ponía nombre a cada uno de sus movimientos, tal y como acostumbraba a hacer Darryl Dawkins con los mates.

Aunque antes hemos dicho que a estos dos gigantes del baloncesto no se les podía atribuir ningún movimiento en particular, debido precisamente a su variedad, sí que es cierto que llegaron a poseer algunos movimientos que, por uno u otro motivo, se convirtieron en emblemáticos. En el caso de Kevin McHale deberíamos hablar del "Up and under", ese movimiento donde tomaba posición, fintaba para un lado, comenzaba la elevación de brazos como si fuera a tirar y, cuando el defensor saltaba o levantaba los brazos para puntear el tiro, él le pasaba literalmente por debajo del sobaco para terminar en una suave bandeja (o con un semi-gancho, dependiendo de la posición y/o distancia del aro). En el caso de Hakeem Olajuwon habría que hablar del "Dream-shake", ese sublime tiro a la media vuelta precedido de una ligera finta o golpe de cintura que siempre hacía dudar al defensor (en ocasiones las fintas o golpes de cintura eran dos o tres, para distintos lados, aunque tan sutiles que para apreciarlos bien tenías que esperar a ver la repetición). En definitiva, tanto Kevin como Hakeem fueron literalmente clínics de baloncesto vivientes, espejos donde deberían mirarse todos los pívots modernos, tan faltos de clase y movimientos en el poste bajo, para tratar de ser, en su medida posible, mejores jugadores de baloncesto.

12 comentarios:

Jacobo Rivero dijo...

Como bien dices, la "exquisitez". Esa era la diferencia que aportaban estos jugadores en la cancha. Hoy esta al alcance de muy pocos y prima más el físico que la habilidad o los fundamentos.

Un abrazo y feliz 2013.

Jorge (alerotirador) dijo...

Ay señor, señor, si la gente se pasara menos por el gimnasio, y se mirase más a menudo videos de esta parejita de bailarines de la pintura, otro gallo cantaría.

Que no es cuestión de llegar a su altura, porque igualar esa habilidad esta complicado, pero aunque sólo fuera acercarse un poquito...

Mucha morriña de gente que juegue al estilo de estes dos en el poste. Eso sí, alguno queda, como el alucinante Scola que citas.

Aprovecho como Jacobo para desearte lo mejor de lo mejor para el año que está por venir. Paz.

Anónimo dijo...

Maverik says,

First of all: felices fiestas a todos.

Dicho esto, decir q me ha gustado mucho el post, especialmente cuando comentas la plasticidad y elegancia de Hakeem. Para mi tb está en lo más alto del baloncesto, junto con las asistencias de Magic, el sky-hook de Kareem y los vuelos de Jordan.

Cosas q creo faltan añadir: Pau Gasol tiene muchos recursos jugando de espaldas. Creo q lo hubieras podido mencionar. Incluso un jugador q sé q no te gusta, Dirk Nowitzki, y otro q te gusta, Larry Bird, sí Larry Bird, es/era bueno jugando de espaldas al aro. Otra cosa es q los tontos sólo vean en Dirk y Bird un "alero alto". Jugar de espaldas no significa jugar a 2,5 metros de la canasta. Dirk y Bird saben jugar de espaldas a más de 4 metros, un caso muy raro, desde luego, ya q entre otras cosas, se necesita de una mecánica de tiro sublime, pero tb es juego de espaldas al fin y al cabo.

De los jugadores de antaño, Wilt Chamberlain tb sabía jugar de espaldas y se dice lo mismo de Elgin Baylor (pero nunca lo he podido ver). Es verdad q su físico siempre fue muy superior al de los rivales, pero jugando con los Lakers hay algunos videos donde se ve a Chamberlain jugando muy bien de espaldas al aro (aunque eso sí, a 2 metros de la canasta, un poco abusa-enanos).

¿Y q me dices de Shaq? A su modo tb sabía jugar de espaldas. Por supuesto no lo estoy comparando a Hakeem The Dream Olajuwon. ¡Q nadie se escandalice! Jamás profanaría el Templo del baloncesto con semejante comparación. Pero hay q reconocer q Shaq siempre recibía de espaldas y salía victorioso... Su combinación de fuerza, velocidad, peso y coordinación era tremenda y digna de ser considerada "juego de espaldas".

Saludos

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jacobo.

El ejemplo perfecto lo tenemos en Dwight Howard, catalogado por muchos como el mejor cinco de los últimos años; y un cero a la izquierda técnicamente si lo comparamos, no a McHale y Olajuwon, sino a la mayoría de grandes cincos de los 70, los 80, los 90... En fin.

Un abrazo y lo mejor para el 2013.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

Pues sí, el gimnasio está bien, y el propio Olajuwon era habitual en él, pero es solo una parte del tema; luego viene la fundamental, que valga la redundancia son los fundamentos...

El perfecto ejemplo de la ignorante corriente que azota a la NBA actual la tenemos en los propios Lakers, donde se prioriza a Howard sobre Pau en el poste bajo... Eso es algo que desde mi punto de vista es absurdo e incoherente, pues por más potente que sea, lo mejor de Howard está en recibir debajo del mismo aro tras penetración del base o el escolta o la oportunidad de brindarle alley-oops de vez en cuando... En cambio Pau te ofrece posibilidades ilimitadas en esa posición, incluida su capacidad de pase desde los postes.

Igualmente, Jorge, mis mejores deseos para el 2013. Paz.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

Haces que me plante un futuro post sobre las acciones más bellas de todos los tiempos sobre una cancha de baloncesto... Evidentemente The Dream ocuparía una posición de lujo en él... :¬)

Todos los que citas han sido grandes jugadores de espaldas al aro, especialmente Pau y Wilt. En el caso de Dirk creo que la cosa se limita bastante a su mítico fade-away, pero no se si se le puede considerar como un gran jugador de poste bajo en todos los sentidos.

Lo de Shaq no sería tan técnico ni exquisito, pero por supuesto que hay que citarlo como un gran dominador del poste bajo.

Felices Fiestas.

Fat Lever dijo...

Vaya pareja, kilates y kilates de baloncesto. Creo que fue el gordo Barkley quien, ya entrados los 90, se preguntaba porqué ya no existían en la liga esos jugadores interiores blancos y duros pero con talento, tipo McHale, que te complicaban la vida y hacían que cada partido fuera una tortura. No sé si habéis visto el abrazo McHale/Garnett, pura emoción Celtic, en el Houston-Boston de hace unas semanas, te pone los pelos de punta.
Y de Olajuwon no hay nada que decir, tan bueno o más que su maestro Moses.
Un saludo y Feliz Año.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Fat.

Sí, he visto ese abrazo. Tremendamente emotivo.

Barkley tenía razón, aquella época fue una especie de punto de inflexión, donde fueron desapareciendo ese tipo de pívots blancos, duros y solventes. Y los que quedaron ni eran duros ni apenas solventes.

Hakeem es el summum técnico jugando de espaldas al aro. Un fenómeno incomparable.

¡¡Feliz 2013!!

Anónimo dijo...

Maverik says,

Por cierto Mo, ¿has visto la película "Le capital" (El capital)? La recomiendo vivamente.

Saludos

costalgaraldals dijo...

Recien llegado de una estancia "exquisita" pro-post-fin de año ... me encuentro de morros con dos de mis favoritos, ya sabes Mo de mi debilidad por Hakeem, incomparable en el juego de pies, fintas y movimientos de espalda al cesto.
Creo que McHale tenía un talento innato para escabullirse de su rival, con ese cuerpo de "granjero", para nada esculpido con horas en el gimnasio, era capaz de romper más caderas que Hulk Hogan ¡¡¡¡
Tambien me gustaba un tipo llamado Chris Webber... no lo hacia mal, el muchacho.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Mav.

No la he visto, Mav y encima no se ni cual es, aunque prometo informarme al respecto... Gracias.

Saludos, Costas.

Es que Chris Webber era bueno en todo. Tienes razón en reivindicarlo en cuanto a movimientos, pues a pesar de ser más conocido por otras cosas, como sus pases de fantasía desde los postes, también era un crack en cuanto a movimientos de espaldas al aro.

Mo Sweat dijo...

Acabo de buscar un poco de información sobre "Le capital" y promete mucho, sin duda... Trataré de verla. Gracias por la recomendación.