The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

martes, 21 de septiembre de 2010

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: indignante

En el mundo del baloncesto existen muchos engranajes indispensables para que todo pueda funcionar correctamente, especialmente en el baloncesto de formación. Aparte de los jugadores (parte indispensable), entrenadores (que también), árbitros, preparadores físicos, delegados de campo, etc..., existen otras personas y/o instituciones que son también parte importante del engranaje a pesar de que no pensemos habitualmente en ellos; me refiero a, por ejemplo, los coordinadores o las compañías de seguros médicos que tan indispensables pueden llegar a ser cuando un jugador se hace daño jugando a baloncesto en un club federado. Pues bien, hoy voy a contar un caso donde algunos de esos engranajes han fallado estrepitosamente...

El personaje sobre el que gira todo este tema es mi hijo, sobre el cual ya escribí en este anterior post; y con el que a principios de esta temporada, nos hemos encontrado en una situación completamente lamentable, en la cual tienen que ver dos partes fundamentales del mencionado engranaje, los coordinadores del club y la compañía de seguros.

Antes de nada y para ponernos un poquito en situación, sería recomendable leer (o releer) ese anterior post, ya que así puedo retomar la historia donde la dejé en aquel momento y de este modo todo se podrá entender mucho mejor, ya que los acontecimientos que han dado origen a todo lo demás que viene después, parten más o menos de ese punto... si ya lo habéis leído, sigo con los acontecimientos:

La temporada fue avanzando, mi hijo fue progresando cada vez más jugando de espaldas al aro, hasta llegar a ser titular en la mayoría de los partidos de final de la temporada. La situación del equipo era bastante lamentable, con la "estrellita" del equipo que jugaba de "base" y que se tiraba todos los balones que quería, mientras que la mayoría del resto del "equipo" se las veían y se las deseaban para conseguir un balón en condiciones en ataque. La temporada terminó como el rosario de la aurora, con mucha desgana a nivel general, con partidos que jamás se debieron de perder pero que se perdieron de forma lamentable y con varios chavales quemados con el entrenador... un entrenador que en ocasiones abroncaba de forma tajante a algunos jugadores por haber cometido un fallo tonto, mientras que a la "estrellita" le permitía tirarse tres mandarinas consecutivas que no tocaban ni aro para posteriormente perder tres balones seguidos por irse sólo al contraataque intentando pasársela por la espalda entre cuatro defensores... Entre todo este caos, a mi hijo aun le quedó más o menos un buen sabor de boca al final de la temporada, ya que al menos, él había progresado mucho jugando de pívot y había realizado una temporada claramente de menos a mas, pasando de tener muy poca confianza por parte del entrenador a principios, a ser uno de los tres o cuatro jugadores más regulares del equipo y que contaban con más confianza por parte del entrenador a finales del curso.

Pero lo peor vino cuando tres meses antes de finalizar la temporada, a mi hijo se le salió el hombro en un partido (había tenido un conato de la misma lesión un par de meses antes, en un entrenamiento, pero se le volvió a poner en su sitio al instante y él no le dio demasiada importancia)... después de unos largos minutos de dolor, le fue volviendo a su sitio progresivamente y tras ir a la consulta del médico de la mutua del club, nos dijo que tenía tocada la articulación y que nos recomendaba que se operara... aunque después de estar hablando con él y de tener en cuenta la edad del chaval, llegamos a la conclusión de que no era recomendable la operación por el momento, ya que según delataban las radiografías, no había completado del todo la fase de crecimiento... lo ideal era esperar y ver como evolucionaba, con lo que tras casi dos semanas de reposo volvió a entrenar y a jugar. Posteriormente a este episodio, llegó a sufrir otros tres conatos entrenando, aunque no tan fuertes y dolorosos como el de aquel día.

El médico nos tramitó unos papeles para que pudiera realizar unas terapias de rehabilitación en un centro de Manresa, que según él, le podrían ir muy bien; y que tras esas sesiones se podría evaluar definitivamente si la cosa había mejorado o si teníamos que plantearnos seriamente la operación... cuando llevé esos papeles al centro médico donde debía de realizar la terapia, me dijeron que este tipo de cosas solían ir muy rápido, que sólo necesitaban la firma de aceptación de la compañía de seguros del club y que contáramos con que seguramente que en 4 o 5 días nos llamarían para empezar... de eso hace ya unos 7 meses y aun no ha podido empezar la terapia.

Tras dos meses de larga espera y resignación, nos llegó, al fin, una carta de la compañía de seguros (concretamente Mapfre), comunicándonos que lo denegaban, argumentando (¿...?) que esa lesión era algo que el chaval arrastraba desde antes de que el club contratara la póliza con ellos. Evidentemente me puse en contacto con el club para preguntarles si es que sin yo saberlo, apenas hacía un par de meses que habían cambiado de compañía de seguros y me respondieron que no, que llevaban con Mapfre cerca de dos años...

Tras el verano, ha llegado la culminación a todo este tema; una culminación bonita y muy agradable desde el punto de vista humano, ya que a finales de Agosto y al no recibir noticia alguna de cuando comenzaban los entrenamientos, llamé al entrenador que él tenía el año pasado (ya que no tenía el teléfono de nadie más) para preguntarle y me dijo que no sabía nada, que él, este año entrenaría a algún equipo de mini y que seguro que pronto nos dirían algo... pasó una semana más y seguimos sin noticias, hasta que un amigo de mi hijo que este año ha fichado por el club y que precisamente es junior de primer año, le dijo que esa misma tarde del día en que hablaron comenzaba los entrenamientos... me puse a tratar de conseguir algún teléfono y finalmente obtuve el del nuevo coordinador, que muy amablemente me dijo que simplemente mi hijo no tenía equipo, que el junior de segundo año (esos que el año anterior, siendo el junior B, eran una auténtica banda) se había disuelto, que los cuatro que el año anterior eran juniors de segundo año, evidentemente este año ya eran Sub-21, que del resto, un par se habían ido a otro club apenas terminar la temporada anterior y unos cuantos, por diversos motivos, lo dejaban... con lo que apenas quedaba él sólo... también me dijo que tenía que habernos llamado esa misma semana, pero que estaba muy liado y que no había tenido tiempo.

En definitiva, que finalmente no había junior de segundo año y que mi hijo estaba fuera del club a muy poquito de comenzar las temporadas y sin haber tenido ni el detalle de avisarnos... además, otra cosa... no había junior de segundo año, pero sí que había junior de primero, compuesto por todos los cadetes que este año han subido a juniors, más cuatro incorporaciones externas también de primer año... con lo que yo le pregunté: ¿entonces como es que mi hijo no está en ese equipo, ya que el año pasado, en su equipo también habían 4 juniors de segundo año?... la repuesta, bajando un poco el tono de voz, fue que a nivel interno se había decidido que este año, ese equipo estuviese formado exclusivamente por juniors de primer año y que con las incorporaciones externas ya eran doce fichas.

Dos engranajes fundamentales de lo anteriormente citado que han fallado, que han actuado mal, que no han cumplido bien con su trabajo y que han dejado para esta temporada a un chaval de 17 años sin equipo. Es cierto que hemos probado a última hora el fichaje por otro club, pero era demasiado tarde y finalmente no ha podido ser; y a estas alturas ya no vale la pena seguir insistiendo con el tema, ya que encima, este año, su horario de estudios le va a dar muchos problemas de cara a poder asistir a los entrenamientos de cualquier club, con lo que no puedes ir a según que sitios a la desesperada y encima poniendo por delante que posiblemente el chaval lo tenga muy difícil para poder asistir a los entrenamientos... temporada en blanco.

Hay que tomárselo con filosofía, es el único modo; tratar de buscar siempre el lado positivo a cualquier cosa negativa... estará esta temporada en blanco, podrá aprovechar para centrarse más en otras cosas, intentaremos sacar algo en claro de lo del tema del hombro y a la vez, me estoy planteando de fichar los dos juntos por algún equipo de una liga de aficionados que hay por aquí que está bien y en la cual él podría foguearse jugando con (y contra) seniors y con veteranos, muchos de los cuales han jugado durante bastantes años a nivel federado... y de paso, sería bonito jugar juntos él y yo en una competición organizada, aunque fuera sólo por un año...

De todos modos, dejando aparte lo de sacar el lado positivo a las cosas, hay que dejar claro que dos entidades y engranajes importantes del sistema como son el club de baloncesto CB Santpedor y la compañía de seguros Mapfre han actuado mal y han hecho mucho daño a un chaval en edad de formación baloncestística. Un chaval que la temporada pasada jugó algunos partidos cogiendo los rebotes prácticamente con un sólo brazo (cuando hacía poco que se le había salido el hombro), recordándome en algunos momentos a aquel mítico Audie Norris que jugó con un sólo brazo aquella mítica Final Four europea que finalmente su equipo perdió contra Toni Kukoc y cia.; y sobre el cual su entrenador me dijo textualmente: él es el único que tiene plaza fija el año que viene, teniendo en cuenta que la mayoría de los aprovechables ya van a ser Sub-21, sólo va a quedar él y como mucho uno o dos más, los demás ¡limpieza!... Esas palabras me las dijo su entranador a finales de la temporada pasada y mira ahora... ¿habrán tenido en cuenta la lesión en el hombro?... es posible, pero tal vez nunca lo sabré... todos te dan indirectas y se quitan la mierda de encima...

Por otra parte, Mapfre (que por cierto ya me la jugó otra vez cuando tenía el seguro del coche con ellos), está actuando lamentablemente, mintiendo y alegando que esa lesión seguramente le viene de tiempo atrás, de cuando el club aun no estaba con ellos, cuando se puede demostrar perfectamente que tuvo ese primer conato entrenando sobre Diciembre del 2009 y se le salió definitivamente un par de meses después y el club lleva con Mapfre más de dos años... estos son los engranajes que pudren el sistema.

PD: por cierto, uno de los días que fui al centro médico para reclamar y ver como estaba el tema, me dijeron que tenían una bandeja ahí aparte con unos 7 u 8 casos parecidos, que estaban paralizados igual y que ¡¡todos eran de Mapfre!!... así cualquier compañía se hace grande y poderosa.

18 comentarios:

General Espartero dijo...

La ley te asiste en el asunto de Mapfre. Algunas compañías hacen cosas así sabiendo que no son legales porque esperan que los clientes no reclamen. Una vía rápida para estos casos (por lo menos para un seguro de hogar o de coche) es la delegación de consumo. Allí se puede presentar una denuncia que obligará a Mapfre a un montón de papeleo y una más que segura inspección que ellos querrán evitar.

Con respecto a lo de tu hijo me parece lamentable. No creo que pueda haber muchos más calificativos para esa historia. Como bien dices este año es muy importante académicamente para él y que no gaste ni un minuto en lamentarse; el año que viene cuando esté en la universidad volverá a jugar y no habrá dedicado un precioso tiempo de estudio que seguro necesitará para optar a la carrera que vaya a elegir.

Un saludo!

Charlie9908 dijo...

Estoy con el General, no lo dejes, pon una reclamación en tu Ayuntamiento o en la Generalitat, aunque sólo sirva para tocarles las narices.

Y lo de tu hijo...bueno pues me parece vergonzoso jugar así con la ilusión de un chaval, seguro que han tomado nota de la lesión y se lo han quitado de encima, así de claro.

Aprovecha la ocasión para jugar con él, pero ten cuidado ¡que los veteranos estamos RESAVIADOS! Sobretodo no dejeis lo del hombro.

Un saludo!!!

Charlie9908 dijo...

Lo de Resaviado lo digo por lo de AVI,jeje

ERNESTO dijo...

Por desgracia hay oposiciones a cartero,a policia o a medico,pero cualquiera puede ser politico o entrenador de baloncesto,por ejemplo.Hay miles sin titulacion ni categoria alguna pululando por las canchas de España.Que triste!

costalgaraldals dijo...

Una gran iniciativa, lo de poder fichar los dos en algún equipo.
La lesión del hombro, no la dejeis, mirar todo lo que sea necesario.
No entiendo de cosas legales, pero como bien dice el General, todo tiene un pinta de "Ya se cansarán", si el club tenia una Mutua, tienen que hacerse cargo.
Mandarte apoyo a tí y a tu hijo, y adelante con todo.

Jorge (alerotirador) dijo...

Me da muy mal rollo lo que cuentas Mo, y no entiendo como tu hijo al final se queda sin equipo porque lo hace bastante bien, doy fe de ello.

Aquí en la federación madrileña, todos los equipos están amparados por un seguro, y nunca hemos tenido problemas. Lesión en partido o entrenamientos, pues al centro médico que tenemos asignado, y luego para seguir tratamientos y recuperaciones, recoger el parte necesario, hacer los trámites, y pa´lante sin ningún problema.

Lamento que por allí no sea igual. Pero como dice General y Charlie, trata de reclamar para no tener que pagar un pavo y no acudir a la sanidad pública porque entonces todo se demorarán mucho.

No sé como será la lesión de tu hijo, pero entrené hace tiempo a un chaval que se le salió el hombro. Estuvo casi un año de rehabilitación, regresó, y volvió a salirsele. No tuvo más remedio que operarse, y quuedo de maravilla.

En cuanto a descartes, en el club en el que tengo el honor de trabajar, al final de la temporada siempre indicamos con quienes contamos (sin marcha atrás al menos por nuestra parte), y quienes lo van a tener más difícil para que vayan buscando opciones. Cuando al inicio de temporada nos juntamos con un montón de chavales, tenemos tres opciones: sacamos dos equipos, colocamos a los "sobrantes" llamando a clubes que conocemos de aquí cerca para que puedan seguir jugando, siguen en el equipo entrenando y si alguno lo deja o se lesiona ocupan su ficha.

Mucha suerte con todo Mo, y dale muchos ánimos a tu chaval de mi parte, tengo una plaza libre en el junior, pero me temo que Getafe os pilla un poco lejos.

Nique is better dijo...

Es muy triste como se juega con la ilusión y las ganas de hacer algo de los chavales jóvenes, pero para mí lo peor es la actitud que tienen los (directivos, coordinadores, irresponsables...)clubs. Los tratan y los usan como Kleenex, "total, ¿para qué?, si ninguno llegará a nada". Eso parece que sea lo que piensan. Mucho compadreo, devolver favores, incluso en contra del criterio de los técnicos... y cuando ya no te quieren te mandan una carta (con suerte) tipo "...no contamos contigo.Devuelve el chandal".

El caso de tu hijo es un buén ejemplo: se lo han quitado de encima para no tener problemas con la mutua.

Nique is better dijo...

Apoyando el primer párrafo de Jorge (alerotirador), debo decir que tu hijo tiene, ante todo, buena actitud, ganas de aprender y mejorar, y no le pesa reconocer sus puntos flacos.

Respecto a esta temporada, lo que hablamos el último día: fortalecer la musculatura (de manos de un profesional), no dejarse llevar e ir a por todas de cara a la selectividad y al próximo equipo.

J-Bo dijo...

Lamentable lo de Mapfre, con respecto a lo de tu hijo no soy fisio, pero he jugado a baloncesto federado y soy licenciado en educación física.

Yo tengo una rodilla con el cartílago tocado. Ahora con 36 años hace tiempo que no juego, pero la rodilla me acompañará el resto de mi vida.

Busca un buen fisio, porque como en todas las profesiones uno se puede encontrar de todo, si no queda otro remedio pagando, y que mire el hombro a tu hijo. Puede que 8 o 10 sesiones sean suficientes para aprender una rutina de ejercicios para fortalecer ese hombro, y si podéis evitar la operación con 10 minutos de ejercicios al día será una buena noticia.

Almanzor dijo...

Lo primero de todo, que se centre en los estudios. Si tiene Selectividad, que aproveche este mal de no jugar federado y que se ponga las pilas en los estudios. Lo digo por experiencia,que a veces una afición como es el deporte (en mi caso atletismo), te quita más tiempo de la cuenta y con 26 te acuerdas de no haber estudiado más para entrar en la carrera que querías.

Respecto a la Mutua, como dice General tienes que reclamar a la OCU o lo que sea allí, y al final Mapfre caerá por su propio peso.

Por otro lado, aunque al final hayan actuado mal, al menos el club tiene contratada un seguro médico. Cuando yo estaba en atletismo si te lesionabas te lo pagabas tú. Y encima el club se enfadaba si no te recuperabas a tiempo para alguna competición.

Y con lo del equipo, pues aprovechad y disfrutad jugando juntos. Lo ideal hubiera sido jugar federado, pero ese club tiene una pinta de haber un enchufismo más que curioso. El año que viene que pruebe en otro club.

¿¿Por cierto, tu hijo juega de pívot?? Viéndolo jugar diría que es más exterior que interior, pero bueno...

saludos!!

Mo Sweat dijo...

Saludos a todos y muchas gracias por todos vuestros comentarios y consejos.

General.@ Sin duda todo se basa en marear a los clientes, que se cansen y que no reclamen.

Charlie.@ Lo cierto es que la actitud del club ha sido lamentable.

Ernesto.@ pues sí que es triste, sí, especialmente cuando afecta a chavales en edad de formación y con mucha ilusión.

Costas.@ Sería bonito, sí, aunque ahora ha aparecido otra posible alternativa que tengo que mirar bien; en todo caso, la semana que viene tiene que estar todo decidido.

Mo Sweat dijo...

Jorge.@ Creo que Getafe nos queda un pelín lejos, sí, aunque agradezco el detalle. Sobre lo que comentas del chaval que estuvo todo un año de rehabilitación y que al volver a jugar se le volvió a salir el hombro, me han contado algún caso parecido, pero también me han contado casos opuestos... creo que cada caso es diferente. Lo único claro es que hasta que no haya completado la fase de crecimiento, no es totalmente recomendable operar.

Nique.@ Sobre lo de la actitud, ganas de aprender y todo eso... sólo puedo decirte que si el resto del equipo del año pasado hubiera tenido su misma actitud, les hubiera ido muy diferente la cosa.

J-Bo.@ Por supuesto que hay que probar eso, lo que pasa es que por ahora aun estamos pendientes de la reclamación, pero me parece que voy a esperar muy poco tiempo mas... habrá que tomar otras medidas...

Almanzor.@ El año pasado el entrenador lo hizo jugar de pívot, pero él siempre había jugado en posiciones exteriores hasta entonces... otra de las cosas raras que le sucedieron en ese equipo del año pasado...

Jacobo Rivero dijo...

Estoy con Almanzor, y por supuesto con las opiniones anteriores, denunciarlo a la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) es una buena opción. A mí me sirvió con otra gran empresa de este país: Telefónica...

En cuanto a los entrenos y compartir equipo, quizá puedas buscar algún club donde pueda ir ocasionalmente a entrenarse. Yo en mi equipo de este año tengo dos ex-jugadores que vienen cuando tengo lesionados o para reforzar los entrenos. Es bueno que antes de pasar a senior siga cerca del proceso de formación.

Si estuviera por Madrid le añadía a mi equipo :-) Un saludo y abrazo para ambos.

Mo Sweat dijo...

Saludos y gracias por los consejos, Jacobo.

Podría ir a entrenar con un equipo, ya se lo dijeron, a pesar de que tienen las doce fichas cubiertas, pero encima tiene el problema de los horarios... en fin, habrá que ver.

Jaime Sirvent dijo...

Siento muchísimo todo lo que ha pasado con tu hijo, espero que lo del hombro se solucione, un abrazo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jaime.

Muchas gracias. Un abrazo.

Dani dijo...

Los seguros de los clubs suelen ser una basura, al menos en Galicia, yo sufrí dos lesiones graves de tobillo, una como junior de primer año y otra ya como senior que finalmente hizo que dejará de jugar y en ninguna de las dos los seguros me facilitaron las cosas. Al final en ambos casos fueron mis padres los que por su cuenta decidieron que no valía la pena seguir esperando pero ya han pasado bastantes años y yo sigo indignado.
El año pasado a mi hermano le partieron un diente de un codazo y el seguro del equipo le hacia esperar dos semanas por que no tenían vez en el dentista, al final lo mismo, mi padre llevo a mi hermano (cadete) a un dentista privado y este le dijo que hizo bien en no esperar ya que si lo hubiera hecho mi hermano posiblemente habría perdido el diente entero.

Ánimo!

Mo Sweat dijo...

Saludos, Dani y gracias.

Lo cierto es que a veces el tema de las compañías de seguros da asco... cuando te quieren vender una póliza todo es de color de rosas, pero en según qué circunstancias cambian radicalmente... así vamos.