The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 10 de marzo de 2010

Big M´s corner: playoffs time is Moses time

Hoy, en esta sección que se encarga de homenajear, recordar, dar a conocer y en ocasiones incluso de redescubrir detalles, logros, facetas y momentos de la carrera de Moses Malone, toca un tema que no se exactamente por que motivo ha quedado un poco olvidado con el tiempo, pero que en plenos años 80 era un auténtico lema dentro de la NBA; me estoy refiriendo a la siguiente frase: playoffs time is Moses time.

Hay algunos jugadores que son históricamente aclamados por todos como clutch players (precisamente nuestro colega el General Espartero ha estado realizando una encuesta sobre ello estos días); jugadores únicos, irrepetibles todos ellos, a los cuales todo el mundo mira cuando hay que jugarse un tiro decisivo. Jugadores todos ellos capaces de meter los tiros decisivos cuando el balón más quema en las manos de los demás jugadores.
Es bastante evidente que la gran mayoría de estos jugadores son exteriores; bases, escoltas o aleros, ya que por lógica del juego, un tiro decisivo en los segundos finales de un partido (muchas veces un triple) suele salir de las manos de un tirador puro o en su defecto, de un jugador capaz de driblar a gran velocidad para crearse su propio tiro en décimas de segundo.

Pero aparte de los clutch players, existen otro tipo de jugadores decisivos, especialmente importantes en los partidos y momentos clave; me refiero a esos jugadores que independientemente de ser o no excelsos tiradores y de ser o no los referentes para tirarse el último tiro en sus respectivos equipos (hay jugadores que por posición en la cancha y por características físicas y técnicas no son los más apropiados para tirarse un triple en el último segundo), acostumbran a realizar auténticos partidazos y a cuajar enormes actuaciones cuando llega la hora de la verdad.

Para mi este selecto grupo tiene una clara posición de honor entre los más grandes de todos los tiempos, ya que ¿que jugador es mejor que el que no acostumbra a fallar nunca en los momentos decisivos?... ¿que jugador es mejor que el que cuando llegan los playoffs sube sus estadísticas en lugar de bajarlas?... a este grupo de jugadores hace tiempo que les quería dedicar un post y ahora prometo que será pronto; pero hoy hablaremos de uno en concreto, de Moses Malone.

Este exquisito perfil de jugador que se crece en los partidos importantes, que sube sus estadísticas cuando llegan los playoffs, tiene algunos iconos ya míticos como, sin ir más lejos, el gran Michael Jordan o Reggie "The Killer" Miller; ambos también con un lugar de honor entre los anteriormente citados clutch players. Pero Moses Malone, a pesar de no ser un clutch player, ya que siempre jugó al lado de buenos tiradores y de jugadores capaces de decidir en finales de partido (Rudy Tomjanovich, Calvin Murphy, Andrew Toney, Julius Erving...), fue un jugador de los que siempre cuajaba actuaciones sólidas a la hora de la verdad, de los que acostumbraba a subir sus estadísticas en los partidos importantes... tanto que a principios de los 80 acostumbraba a circular por la NBA un lema que rezaba con mucho respeto: cuando llega el tiempo de playoffs, llega el momento de Moses Malone... sí, se decía que cuando llegaba la hora de la verdad, Moses siempre daba un paso al frente, siempre aumentaba aun más su rendimiento.

Y no sólo en play-offs; también se le temía especialmente en los últimos cuartos, cuando en realidad se deciden los partidos. Hace mucho tiempo (Moses aun estaba en activo), leí una frase de un entrenador de la NBA (recuerdo perfectamente la frase, pero me es imposible recordar que entrenador era), que decía mas o menos lo siguiente: lo de Moses es impresionante, contra él jamás te puedes confiar, jamás, ya que al final de tercer cuarto puede llevar 6 puntos y 4 rebotes y terminar el partido con 30 y 15. Si esto no es una buena prueba de que se crecía en los momentos importantes...

ALGUNOS DATOS INTERESANTES QUE DEMUESTRAN QUE ESTE LEMA ERA TOTALMENTE CIERTO:

> En su año de ¡¡¡ rookie !!! en la NBA; y tras promediar 13,2 puntos y 13,1 rebotes en temporada regular, promedió 18,8 puntos y 16,9 rebotes en playoffs (los Rockets llegaron a las finales de conferencia). Además, en esos playoffs consiguió el récord histórico de rebotes ofensivos en un partido de postemporada con 15.

> En su tercera temporada en la liga ya fue MVP del año tras promediar 24,8 puntos y 17,6 rebotes, la marca reboteadora más alta de su carrera. Pues bien, en play-offs aun la superó, promediando 24,5 puntos y ¡¡¡ 20,5 rebotes !!!. Aunque en este caso hay que añadir que sólo jugó dos partidos de playoffs.

> En su cuarta temporada NBA (1979-80), los Rockets, que llevaban dos años sin hacer nada en playoffs (en el 78 ni se clasificaron y en el 79 cayeron en primera ronda), luchaban a muerte con los Spurs de George Gervin para pasar de primera ronda; y en el tercer y decisivo partido (el formato de playoffs aun era diferente al actual), Moses destrozó literalmente a los Spurs con 37 puntos y 20 rebotes. Posteriormente caerían frente a los Celtics.

> En los playoffs de 1981 (el mítico año en el cual contra todo pronóstico los Rockets se plantaron en la final de la NBA tras cuajar un mediocre 40-42 en temporada regular), Houston comenzó su paseo triunfal por el Oeste al vencer a los vigentes campeones, los Lakers, en primera ronda, golpeándoles primero al ganar el primer partido de las series en el mismísimo Forum de Inglewood. En ese partido (y frente a Kareem Abdul-Jabbar) Moses Malone anotó 38 puntos y capturó 20 rebotes.

> En 1983 (el año del Fo Fo Fo), cuando fue campeón de la NBA con los Sixers, además de MVP del año, promedió 24,5 puntos y 15,3 rebotes en temporada regular... y 26 puntos y 15,8 rebotes en playoffs.

14 comentarios:

J-Bo dijo...

Tremendos números los de Moses...

Saludos

ERNESTO dijo...

Que hace Moses ahora? a que se dedica? vive? sabes algo?

Almanzor dijo...

Tremendo los números de Moses siempre, pero es que en Playoffs encima eran mejores!! Un jugador fiable siempre. Hacía que a su equipo no le hiciera falta un tiro en el último segundo. Eso es ser un líder...

Saludos Mo!!

Mo Sweat dijo...

Saludos, J-Bo.

Pues sí, tremendísimos...

Saludos, Ernesto.

Bueno, no sigo muy de cerca su vida privada, pero se que reside en Houston, que en las últimas temporadas estuvo ligado al cuerpo técnico de los Sixers en calidad de entrenador de los hombres altos del equipo (algo parecido a lo de Kareem en los Lakers), pero de forma un tanto distante, sin pertenecer a todos los efectos a la disciplina de los Sixers. Pero esta temporada ya no ha seguido realizándolo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Almanzor.

Gran frase esta tuya, con actuaciones como estas ¿quién necesita un tiro en el último segundo?... XD

Nique is better dijo...

Saludos Mo

Cuando se habla de playoff's siempre me viene en primer lugar el mismo nombre: Reggie Miller; realmente no he estudiado su evolución respecto a sus numeros en la fase regular, pero era de esos jugadores que su aura crecía y se hacía omnipresente a lo largo de todo el partido. Igual al final del partido sus estadísticas no fuesen muy diferentes de las habituales, pero la sensación que dejaba era que su espiritu y determinación habia planeado por encima de la pista todo el rato.

Jorge (alerotirador) dijo...

Los más grandes son aquellos que en los momentos de la verdad se crecen y dan ese punto de más en los playoffs.

Espero impaciente ese post con este tipo de jugadores en el que espero que no falte "Big Games".

Saludos.

Pirrimarzon dijo...

Moses siempre interpretó el concepto de equipo en la necesidad de recursos. Un tipo que, en los momentos delicados, sabía tirar del carro con decisión. Otros grandes jugadores no supieron hacer esto nunca. O se tiraban todas las mandarinas posibles, o se arrugaban como pasas. Mo hacía lo contrario, y eso es elogiable.

Saludos

General Espartero dijo...

Qué tarde llego...

En primer lugar gracias por el link. He leído (no sé si a ti, si es así pido disculpas por el plagio, estoy bastante espeso estos últimos días) que dijo de él mismo: cuando tiro pueden pasar dos cosas, que la meta o que coja el rebote.

Con respecto a lo que comentas, recuerdo la etapa de los Bullets en donde coincidió con Bernard King. Su trabajo era inmenso, tanto que eclipsaba a un King en período de adaptación de su juego. Era el referente en los momentos decisivos.

Un saludo!

jr dijo...

Es que muchas veces nos olvidamos que un buen balón a la zona es más seguro que acabe dentro si tienes buenos jugadorses en la pintura.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Nique.

¡¡Tiempo de Miller, tiempo de un killer!!... como decía Andrés Montes. Totalmente cierto lo que dices.

Saludos, Jorge.

Por supuesto que no va a faltar Big Game James... ese tiene un puesto de honor en el grupo... XD

Saludos, Pirri.

Bonita definición la tuya, totalmente de acuerdo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, General y de nada.

Eso no recuerdo haberlo escrito yo en este blog, pero sí que me suena haber escuchado la frase en cuestión.

Esos Bullets me gustaban (lástima que no llegaran a hacer nada) y es cierto que pese a King o a Jeff Malone, el principal referente era Moses... en esa época aun era un All-Star fijo y uno de los grandes de la liga.

Saludos, J.R.

Esto que dices es muy cierto... en el 80% de estas situaciones se busca un tiro exterior y en el 15% una penetración... pocas veces se busca meter un balón dentro.

Maverik dijo...

Magnífico post.

Me encanta cuando te pones romántico y recuerdas a Moses, the scoring-rebounding machine... todos los homenajes son pocos cuando se trata de Moses.

Aunq tengo q decir q Moses jugó con el probablemente mejor cluth de todos los tiempos: Andrew Toney. Ese tio sí q se crecía en los momentos decisivos.

Otro tema q podrias tratar de Moses es como humilló en repetidas ocasiones a Kareem. Cierto es q Kareem era veterano pero no nos engañemos: con 35 tacos, Kareem era capaz de medirse con todos... excepto Moses. Por algo será, digo yo...

Mo Sweat dijo...

Gracias, Mav !!!

Y a mi, ja, ja, ja, ja, ja... nunca me canso de recordarlo... XD

Lo de Toney era realmente impresionante, lástima que durara tan pocos años a buen nivel... y pensar que apenas 10 o 15 años más tarde esa lesión mejoró mucho en cuanto a tratamiento y recuperación... creo que Pippen tuvo algo parecido en el 96 o 97 y se recuperó muy bien.

Lo de sus duelos con Kareem puede quedar para otro capítulo de Big M's corner...

Saludos.