The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 15 de abril de 2009

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: un autógrafo y una pregunta (o el día en que conseguí el autógrafo de Moses Malone)

Hace mucho tiempo (concretamente desde que inicié esta sección) que prometí dedicar un post a contar todas las anécdotas relacionadas con el día en que conseguí el autógrafo y pude ver en directo al que siempre ha sido mi gran ídolo baloncestístico: Moses Malone. Y como lo prometido es deuda, ahí va...

Primero hay que situarse. Fue un Sábado, concretamente el 4 de Septiembre de 1993 y el hecho era que Moses Malone iba a realizar la canasta inaugural del nuevo pabellón de Fontajau, en Girona.
Moses estaba de gira por España con los Nike Hoop Heroes, que el día antes habían participado en el partido de presentación de la temporada ACB en Zaragoza, junto a una selección de los mejores jugadores de nuestra liga. Estos Hoop Heroes eran ni más ni menos que Tim Hardaway, Alonzo Mourning, Clarence Weatherspoon, Doug Christie y Harold Miner; toda una pléyade de jóvenes jugadores con gran futuro en la NBA (finalmente unos triunfaron y otros no). Todas estas jóvenes figuras habían jugado junto a las estrellas de la ACB en dicho partido, pero Moses no; Malone contaba ya con 38 años y estaba al borde de la retirada. Más bien viajó con la expedición por temas de marketing de la firma deportiva y para hacer la canasta inaugural del nuevo pabellón del Valvi Girona.

Evidentemente no hace falta ni decir que ese Sábado fui a Girona; era una oportunidad única para poder ver de cerca a mi gran ídolo deportivo de siempre y de paso conseguir su autógrafo. Fui con dos amigos mios y bien temprano ya estábamos en las puertas del aeropuerto de Girona para ver como llegaba a la capital gerundense aquella expedición de jugadores NBA (los demás también viajaron a Girona, pese a no participar en ningún evento en la ciudad catalana); recordemos que a principios de los 90 los jugadores de la NBA aun estaban muy mitificados y verlos de cerca era algo realmente especial (¡¡como han cambiado los tiempos!!)... y si se trataba de Moses, mucho más, por supuesto... Y aquí es donde empieza todo el carrusel de anécdotas, muchas de las cuales no se hubieran convertido en realidad de no ser por mis amigos y sus ganas de echarle morro al asunto...

Fue llegar al aeropuerto y notar unos movimientos por parte de la prensa que allí se encontraba y de los representantes de la entidad gerundense que delataban que el avión privado en que viajaban los jugadores estaba a punto de aterrizar. Ni cortos ni perezosos nos unimos al grupo y pasamos por un control de la guardia civil sin que nadie nos dijera nada y como quién no quiere la cosa estábamos en plena pista de aterrizaje formando parte del comité de bienvenida. Recuerdo que tardaron mucho en salir del avión y que el primero en salir fue el más pequeño, Tim Hardaway. Cuando apareció Moses Malone, mis amigos pensaron que perdería la compostura y que daría la nota tratando de conseguir su autógrafo o algo así y nada más lejos de la realidad, me quedé tranquilo, observando, consciente de que Moses era un tipo introvertido al que no le gustaba que lo avasallaran (como yo) y precisamente por eso pensé que no era el momento... Lo mejor de todo fue que la gente que nos rodeaba (periodistas, representantes del Valvi...), al vernos allí junto al comité de bienvenida y con tanta naturalidad, no pensaron ni tan siquiera que pudiéramos ser unos simples fans que nos habíamos colado (tal vez ayudó el hecho de que los tres rondáramos el 1,90 m. y eso nos hiciera parecer más fácilmente gente del mundo del basket) y gracias a eso comenzamos a preguntar y a sacar información disimuladamente, llegándonos a enterar de absolutamente todo el itinerario y todos los horarios que iban a seguir Moses y los demás jugadores.

Evidentemente del aeropuerto fueron al hotel y evidentemente allí estábamos nosotros, colándonos otra vez y llegando hasta la mismísima puerta de la habitación de Moses (que estaba entreabierta), pero de allí no pasamos. Apareció una especie de guardaespaldas que de manera amable nos dijo que no podíamos entrar y entonces es cuando apareció la labia de uno de mis amigos (el que más morro tenía), metiéndole un rollo al guardaespaldas sobre que nosotros éramos del ejercito español y que habíamos viajado desde Madrid solo para poder conseguir el autógrafo de Moses, que era nuestro ídolo de toda la vida y la verdad es que todavía no se si se lo creyó o no, pero nos pidió los pósters que llevábamos para que nos los firmara Moses y se metió en la habitación; poco después salió con todos los pósters firmados por Moses Malone.

Y llegó el momento de la verdad, la canasta inaugural del pabellón de Fontajau, la canasta nº 0 de su historia, que fue un mate a dos manos de Moses tras los pases de rigor de los políticos de turno, para posteriormente pasar a realizar la rueda de prensa en una sala del propio pabellón. Y para allá fuimos; no creía de ninguna de las maneras que eso lo consiguiéramos, pero con total naturalidad lo conseguimos; entramos en la sala de prensa, nos sentamos (en las últimas filas), nos dieron una carpeta a cada uno con el escudo del Valvi Girona que contenía unas hojas con el palmarés de Moses y las estadísticas de toda su carrera, después se dirigieron hacia nosotros unos señores (y yo pensé... ya está, nos echan) que nos dieron otra carpeta, esta vez con el escudo de Nike, que contenía un breve resúmen de la carrera de Malone, propaganda de la marca y una camiseta de los Nike Hoop Heroes ¡¡toma ya!!... Pero lo mejor todavía estaba por llegar.

Estábamos literalmente "flipando" con todo lo que pasaba y la suerte que habíamos tenido; mientras tanto la rueda de prensa ya había comenzado y Moses iba respondiendo preguntas. En eso que uno de mis amigos me dijo: ¿y por qué no le haces una pregunta?... y yo le respondí: ¡¡si hombre!!, bastante suerte hemos tenido como para ahora dar la nota y sin ser periodistas pretender hacerle una pregunta... Pero la rueda de prensa avanzó y yo pensaba: "¡¡vaya mierda de preguntas que le hacen estos periodistas!! Pero si solo le preguntan por Shawn Bradley (al que en esa misma temporada le iba a hacer de mentor en los Sixers)" y cuando estaba a punto de concluir la rueda de prensa, levanté la mano y dije: "¿Con que etapa de tu carrera te quedarías de tener que elegir solo una, con la de los Rockets, donde fuiste 2 veces MVP de la NBA o con la de los Sixers, donde conseguiste el anillo de campeón?"... El traductor se la formuló en inglés y posteriormente contestó así: "Sin duda la de los Sixers, donde fui campeón. Además, también conseguí un MVP allí."

Mis amigos "flipaban por un tubo", ya que de sentir vergüenza y no querer ni plantearme lo de la pregunta, pasé a formularle la pregunta más interesante de todas la que le realizaron a lo largo de la rueda de prensa, o al menos la que hacía más referencia a su gran trayectoria profesional y no al pardillo de Shawn Bradley...... supongo que me picaron todos aquellos periodistas "aficionados" tan poco conocedores de la carrera de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

Lo mejor ya había pasado, pero aun faltaba el partido inaugural del pabellón de Fontajau, que enfrentaba al Valvi Girona con el PAOK de Salonica. En aquella temporada militaban en las filas del PAOK dos supercracks como Walter Berry y Zoran Savic, lo que daba más interés al partido; pero claro, mis ojos solo estaban puestos en Moses y en el rumor que circulaba sobre si los Sixers iban a permitirle jugar unos cuantos minutos del partido con el Valvi. Finalmente no fue así y Moses se quedó tranquilamente sentado viendo el partido.

Tras el partido, Moses y todos los demás Hoop Heroes fueron a cenar a un restaurante de Girona y pese a mis reticencias, terminamos llegando hasta allí. Mis amigos (que ya estaban lanzados) querían entrar y tratar de sentarnos cerca de la mesa donde estaban, pero yo no quise, les dije que no, que ya estaba bien, que había sido un gran día, pero que a mi no me gustaba parecer un plasta y consciente de la manera de ser de Moses y de su carácter introvertido, no me gustaba la idea de dar tanto el "coñazo" y de parecer precisamente el tipo de personaje que a él le incomoda (repito que me es fácil identificarme con su carácter porque yo también soy así), así que cogimos carretera y manta (como se suele decir) y volvimos para Manresa, con una sonrisa en la cara por todas las experiencias vividas y con el autógrafo de Moses en nuestro haber...

En ningún momento le dije nada a Moses, incluso cuando nos firmó los autógrafos fue a través del guardaespaldas (o quién quiera que fuera), pero estoy seguro de que en algún momento llegó a pensar: "¿Pero quién diablos debe ser ese tipo de 1,90 m. con una gorra de los Sixers que me encuentro en todos y cada uno de los sitios donde voy? Nunca dice nada, pero está en todas partes." Tal vez llegara a pensar que yo era alguien de seguridad (es probable), por la proximidad, ya que llegué a estar muchas veces a su mismo lado, desde la llegada al aeropuero hasta los actos en Fontajau, pero jamás le incomodé ni le hice pensar que fuera el típico fan. De todas formas ¿Uno de seguridad con la gorra de los Sixers?; bueno, todo puede ser, sobretodo con la concepión que tienen de España muchos americanos... Ja, ja, ja, ja, ja, ja.

Y así es como fue la historia, en rasgos generales. He disfrutado mucho compartiéndola con todos vosotros, ya que me lo he pasado como un enano recordando todas las anécdotas y todo lo vivido aquél mítico día 4 de Septiembre de 1993. Ni que decir que aun conservo las carpetas con todos los datos y estadísticas de Moses que nos dieron en la rueda de prensa; la camiseta no, ya hace muchos años que se convirtió en trapos. Y por supuesto que el poster con el autógrafo de Moses Malone, cuelga de la pared de una habitación de mi casa debidamente enmarcado y flanqueado por los de Magic Johnson y George Gervin.

35 comentarios:

BigBen dijo...

De libro¡¡¡
No se ni que decirte, solo me he imaginado a Webber contestando una pregunta que yo le haya hecho...

Pirrimarzon dijo...

Creo que Amenábar ya está haciendo el casting para una película titulada "El Autógrafo"

Gracias por compartir esa historia con nosotros!

Mo Sweat dijo...

Ja, ja, ja, ja, ja, ja... de nada, Pirrimarzon. Tendré que llamar a Amenábar por el tema de los royalties... ja, ja, ja, ja.

Pues nada, Big Ben, te deseo que en vez de una simple pregunta, algún día lo puedas entrevistar en persona...

BigBen dijo...

Ese dia te llamare Mo, aunque no tenga tu telefono, jajaja.

Mo Sweat dijo...

Claro que sí, me llamas y luego nos vamos por ahí de fiesta con Chris, que creo que los tres coincidimos bastante en gustos musicales, ja, ja, ja, ja, ja.....

dennis_mora91 dijo...

Gran anecdota jeje he disfrutado leyendola :D suerte la tuya, yo a Pau ni de lejos lo he podido ver todavia, tampoco he hecho mucho para hacerlo, porque me gusta pero tampoco entiendo mucho ese afán por estar pegado a alguien que uno admira, lo hago y punto :D no sé, soy raro para esas cosas.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Dennis.

Hombre, yo tampoco soy de esa gente que si ve a su ídolo de toda la vida se le tira encima, empieza a decirle mil y una tonterías y cosas de este estilo... ya ves que en mi caso ni le llegué a decir nada. Simplemente era una oportunidad única de poder verlo en persona y de estar presente en un acto como el que iba a hacer en Fontajau; y ya de paso conseguí que me firmara una imagen suya que siempre ha estado colgada con todos los honores en mi casa.

Y eso que tampoco he sido nunca de ir pidiendo autógrafos por ahí; pero este caso evidentemente era especial.

dennis_mora91 dijo...

Si entender lo entiendo, yo tambien intentaria el autografo pero es que para ciertas personas es cosa de vida o muerte, y eso es lo que no entiendo

davisette dijo...

Doy fé de todo lo que ha escrito Miquel (que así se llama el crack); a mi me ha contado esa anécdota un par de veces, lo que pasa es que contándolo en persona la cosa tiene mucha grácia, por los gestos que hace al contarla y la "intensidad" de como lo vive.

Mo Sweat dijo...

¿David?, porque supongo que eres tu ¿no?...
Saludos, jugón.

davisette dijo...

Saludos para ti también crack. Cuenta también como cuidas tus camisetas de Moses y como te cuidas de no mancharlas con la bolas llenas de barro o mojadas...je je.

Álvaro Martínez dijo...

Pero que maravilla de historia, debió ser un día genial... que maravilla. Emociona sólo de leerlo.

Bias dijo...

Fantástico, me ha encantado la historia Mo, y como la narras. Vaya crack!

Por cierto, vaya paquete Bradley jajaja

dennis_mora91 dijo...

Yo de Bradley lo que recuerdo es el tapon que se ganó de Earl Watson cuando éste estaba en los Grizzlies :D

jr dijo...

Ya me gustaría estar al lado de mi idolatrado KJ. Que suerte!!

Nique is better dijo...

Sí, sí, todo esto está muy bién, pero...¿ no has olvidado una parte del relato?. Una en donde uno de los implicados muestra "sus credenciales" (no es lo que pensais) para acceder....Y HASTA AHÍ PUEDO ESCRIBIR !!! Jajajajajajaja

Sois unos cracks (los 3), y la verdad es que cuando nos contaste todo la primera vez fué para partirse.

Nique is better dijo...

Pregunta: ¿Davisette es "El petit Barkley" ?

Mo Sweat dijo...

Davisette. Seguro que no tanto como si tu llevaras una de Larry Legend, ja, ja, ja, ja, ja.

Saludos, Álvaro. La verdad es que fue un día especial, totalmente genial...

Saludos, Bias. La verdad es que Bradley no aprovechó mucho el año que tuvo a Moses de mentor, no...

Dennis. La verdad es que tenía horchata en las venas; gran protagonista de jugadas como esta que comentas o algunos míticos In your face en la frente.

Saludos, Jr.; bueno, ahora solo tienes que meterte en el ayuntamiento de Sactown y seguro que lo encuentras por allí. Tendremos que preguntarle a Big Ben si tiene contactos...

Mo Sweat dijo...

Pues si, Nique, Davisette es Little Barkley in person; otro ilustre de la mítica Salle, como nosotros...

Little Barkley, The Human Highlight Film... esto es como un All-Star de los 80 !!!... ¿Y como era aquel apodo que me pusiste a mediados de los 90 o así?... Le seguían llamando efectividad...... ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, pero ya no mucho, ja, ja, ja, ja, ja...

davisette dijo...

Jo, "little Barkley". Que gran honor compararme con ese pedazo de crack.

Saludos Nique is better, cuanto tiempo sin saber de tí. Espero que todo te vaya muy bien.

costalgaraldals dijo...

Estoy babeando ¡¡¡ vaya suerte has tenido Mo, cuando leía esta historia me hacia la película en la cabeza, INCREIBLE ¡¡¡ eres muy afortunado, me imagino tus sentimientos en esos momentos como míos ... pero yo, no me hubiera podido contener la emoción al verlo, seguro que no. ... gran sangre fria, Mo.
Afurtunado, si señor ¡¡¡

Nique is better dijo...

¡No te escaquees y cuenta toda la verdad , granuja!

Davisette, menuda alegria saber de tí. Ya sabes: la mujer, los crios, trabajar lejos de casa...¡Que vida mas perra! jajajajaja

Mo, ese mote te iba como anillo al dedo

Mo Sweat dijo...

Gracias, Nique y muchas gracias a todos... Costas, la verdad es que si, ahora lo miro con la perspectiva del tiempo pasado y se me esboza una leve sonrisa de satisfacción...

davisette dijo...

Nique, haber cuando montas otro All Star en la salle para recordar viejos tiempos.

Yo de momento todo bien; como tu has dicho: trabajo, mujer, niños y esas cosas.

Nique is better dijo...

¿Que tal el 1 de Mayo?

davisette dijo...

Pues el 1 de mayo podría ser un muy buen día. Ya seguiremos hablando, pero en un principio puedes contar conmigo.

Jaime Sirvent dijo...

Joder, Mo , ¡qué envidia!, tengo los pelos de punta todavía, menuda historia.

Sinceramente, no me sorprende en absoluto que tu pregunta fuera la más interesante de las que le formularon, la prensa generalista de este país e incluso la deportiva, por regla general no tiene ni idea de baloncesto NBA.

A mí me pasa igual que a ti, Mo. Me cuesta acercarme a mis ídolos, soy bastante tímido, y en parte quizás me impida hacerlo el temor a que me decepcionen si los conozco en persona. Saludos.

Nique is better dijo...

Interesante observación Jaime. Es verdad que tendemos a ver solo lo bueno de nuestros ídolos, ensalzamos lo positivo y no damos quizás toda la importancia que debiéramos a las cosas no tan buenas.
Recuerdo una escena de "Historias del Bronx" en la que Callogero está llorando y Chaz Palminteri le pregunta el porqué. Dice que llora porque los yankees han perdido las finales de beisbol y que se apena por Micky Mantel, la estrella del equipo y su ídolo; el gangster responde que no se apene porque a él no le ha afectado lo mas mínimo y seguro que en esos momentos se está tomando unas cervezas con sus amigos como si nada.

Mo Sweat dijo...

Gran escena, Nique y de una gran película como es Una historia del Bronx; sin duda una de mis favoritas del gran Robert De Niro y tratándose de De Niro eso es decir mucho...

Saludos, Jaime.
Eso que comentas es una verdad como un templo y por desgracia muchas veces ocurre; como ejemplo podríamos poner a Pau Gasol y a su "idolatrado" Garnett cuando llegó a la NBA y precisamente (que curiosa es la vida) es con el jugador con el que ha tenido más piques y rifirrafes...

Por cierto, Nique y Davisette, eso del día 1 suena bien...

Juanejo dijo...

que buena!!! crack!!! que grande, gracias por compartir ese gran highlight de tu vida con nosotros, muchas gracias, de verdad, que grande, colandose como si fuese a una boda, que crack!!! jaja. ese poster firmado, lo tendria yo con un marco guapo, no uno de esos guarros del ikea, colgado en el salon, qeu todo el que entrase en casa lo viese. eso en ebay ahora no tiene precio. crack!!! que tiempos del valvi girona...que vuelva el basket a girona!!! no mas ladrillazos!!

Mo Sweat dijo...

Gracias a ti, Juanejo.

La verdad es que el marco no es nada del otro mundo, es simplemente correctillo, pero con gracia, con una parte roja que pega con el uniforme de Moses, mientras que los otros dos que lo acompañan (Magic y Iceman) también tienen el mismo estilo de marco, pero con otros colores, a juego con el color también de las fotos; ya ves, todo conjuntado, ja, ja, ja, ja, ja...

sixers29 dijo...

gracias por compartir la historia y vaya morro le echásteis,jeje, pero os ha salido genial, a las mil maravillas.

Gran pregunta y mejor respuesta, este Moses es un crack, habla poco pero es muy observador, así que sí, seguramente se haya preguntado ¿quién diablos es ese chaval?,jeje.

Muy bueno, gracias por compartir ese gran momento o historia personal.

Mo Sweat dijo...

De nada, Sixers y gracias a ti.

Pues si que tienes razón, se le notaba que es una persona tímida y de pocas palabras pero observador.
Y estarás contento con su respuesta a mi pregunta, ¿eh?...

Saludos.

Peter Mihm dijo...

No se me ocurre mejor momento que éste para volver a leer este pedazo post, escrito con el corazón.

Un fuerte abrazo, Mo Sweat.

Mo Sweat dijo...

Muchas gracias, Peter.

Abrazos.