The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 14 de mayo de 2018

Una noche cualquiera en la vida de Dominique Wilkins y Charles Barkley (9 de Febrero de 1988)

Temporada 1987-88, 9 de Febrero, los Atlanta Hawks (31-15) recibían a unos Philadelphia 76ers (20-24) liderados por un Charles Barkley que ya se había quedado solo al frente del equipo, tras la marcha de sus dos principales puntales durante la década de los 80: Julius Erving y Moses Malone. Dominique Wilkins y Charles Barkley mantuvieron un duelo anotador absolutamente delirante, que terminó favorable al de los Hawks por apenas dos puntos de diferencia, justo como el marcador del encuentro, 112-110 para Atlanta. Además de Wilkins y Sir Charles, también destacaron los 12 puntos, 10 asistencias, 4 rebotes y 2 tapones de Doc Rivers y los 13 puntos y 6 rebotes de Kevin Willis por parte de los Hawks y los 10 puntos y 13 rebotes de Mike Gminski y los 13 puntos, 5 asistencias y 4 rebotes de Andrew Toney por parte de los Sixers.


Charles Barkley, "The Round Mound of Rebound", terminó el partido con 47 puntos (en una serie de 13 de 26 en tiros de campo), 15 rebotes, 3 robos de balón y 2 asistencias.

Dominique Wilkins, "The Human Highlight Film", coronó su actuación con 49 puntos (en una serie de 16 de 33 en tiros de campo), 12 rebotes, 4 asistencias y 2 robos de balón.

viernes, 11 de mayo de 2018

Una noche cualquiera en la vida de Alex English y Lafayette Lever (5 de Marzo de 1987)

Temporada 1986-87, 5 de Marzo, los Denver Nuggets (25-36) recibían a los San Antonio Spurs (21-38) en un duelo típico de la División Midwest de aquella época en la NBA. Los Nuggets consiguieron asegurar la victoria (121-104) gracias al gran partido realizado por sus dos mejores jugadores, Alex English y Fat Lever. Aparte de ellos dos, también destacaron los 12 puntos, 12 rebotes y 3 tapones de Wayne Cooper y los 17 puntos, 7 rebotes y 4 tapones de Mark Alarie por parte de los Nuggets y los 15 puntos, 5 asistencias y 4 rebotes de Alvin Robertson, los 15 puntos y 5 rebotes de Walter Berry, los 13 puntos, 11 rebotes y 2 tapones de Dave Greenwood y los 11 puntos, 11 rebotes y 2 tapones de un veteranísimo Artis Gilmore por parte de los Spurs.


El dúo dinámico de los Nuggets dejó una buena muestra de sus virtudes, anotadoras en el caso de English y de all-around player en el caso de Lever, terminando Alex English con 43 puntos (en una excelente serie de 18 de 22 en tiros de campo), 8 asistencias y 2 rebotes. Y Lafayette Lever con 20 puntos (en una serie de 8 de 15 en tiros de campo), 15 asistencias, 10 rebotes y 3 robos de balón.

sábado, 5 de mayo de 2018

Monográfico 30: Drazen Petrovic

Drazen Petrovic - Sibenik (Yugoslavia) 22-10-1964 - Fallecido el 7-6-1993 - Escolta - 1,96 m. - Sibenka Sibenik & Cibona Zagreb (Liga de Yugoslavia) - Real Madrid (ACB) - Portland Trail Blazers & New Jersey Nets (NBA) - Campeón de la liga yugoslava con la Cibona en 1985 - Campeón de la Euroliga con la Cibona en 1985 y 86 - 4 veces ganador del Euroscar Player of the Year - 1 MVP del MundoBasket - 1 MVP del EuroBasket - 1 vez en el 3º equipo ideal del año de la NBA - Plata Olímpica en Seúl '88 y Barcelona '92 - Bronce Olímpico en Los Angeles '84 - Oro en el MundoBasket de Argentina '90 - Bronce en el MundoBasket de España '86 - Oro en el EuroBasket de Yugoslavia '89 - Bronce en el EuroBasket de Grecia '87.













Una portada famosa:

miércoles, 2 de mayo de 2018

Una noche cualquiera en la vida de Manute Bol (26 de Febrero de 1987)

Temporada 1986-87, 26 de Febrero, los Washington Bullets (30-25) recibían a los Indiana Pacers (27-29) en su Capital Centre. El sophomore Manute Bol tuvo que dar un paso al frente ante la ausencia por problemas físicos de la máxima estrella de los Bullets, el pívot Moses Malone, ¡Y vaya si lo dio! Dominando la zona y ayudando notablemente a la victoria de su equipo (100-94). Además de Manute, también destacaron Terry Catledge (20 puntos y 9 rebotes) y Jay Vincent (20 puntos) por parte de los Bullets y Chuck Person (21 puntos y 11 rebotes), Vern Fleming (18 puntos y 9 rebotes) y Wayman Tisdale (16 puntos, 10 rebotes y 2 tapones) por parte de los Pacers.


El gigantesco Manute Bol anotó 10 puntos (en una serie de 5 de 9 en tiros de campo), capturó 19 rebotes y puso 15 descomunales tapones, convirtiéndose en un auténtico muro defensivo y un tormento para los Pacers.

sábado, 28 de abril de 2018

Face to Face Especial

En Noviembre de 2012 arrancó una nueva sección del blog llamada "Face to Face", donde en cada capítulo presentábamos a dos jugadores que, desde mi humilde punto de vista, eran los dos máximos exponentes de un campo concreto del baloncesto. En ocasiones fue especialmente ameno, porque ambos jugadores no solo eran los dos mejores en ese campo sino que a la vez eran muy distintos entre sí, dominaban dicho arte de dos formas o puntos de vista muy distintos, como en la primera entrega, donde veíamos a dos reyes de la visión de juego tan grandes como distintos entre sí: Magic Johnson y John Stockton.

Posteriormente vimos a Bill Russel y Alonzo Mourning como reyes del instinto taponador, a Moses Malone y Dennis Rodman como reyes del rebote ofensivo, a Bill Russell y Wes Unseld como reyes del rebote defensivo, entre otros. Para ver todas las entregas basta con que le deis a este enlace. Fueron un total de trece entregas... y después, nada más. Aunque en realidad tenía pensadas hasta 44 entregas, ni más ni menos, solo que hubo un punto de inflexión en la historia del blog que, entre otras cosas, me llevó a dejar esta sección olvidada. Ahora, a un mes y poquito del 10º aniversario del blog y del consiguiente y anunciado cese de su actividad por esas fechas, me he animado a sacar del ostracismo todos aquellos jugadores que había seleccionado para las entregas (que nunca llegaron a existir) 14 a 44. ¡Y a publicarlo todo en un único macropost especial!

No va a ser algo tan elaborado como las anteriores entregas, entre otras cosas porque el post alcanzaría unas dimensiones prácticamente imposibles. Será más bien un resumen de cada campo con sus dos jugadores representativos elegidos. Pero no perdamos más tiempo, vamos ya con ello:


FACE TO FACE ESPECIAL


Face to face 14: Michael Jordan & Drazen Petrovic... Y el instinto asesino competitivo.

Dudo mucho que sea posible encontrar instintos asesinos y caracteres competitivos más grandes que los de Michael Jordan y Drazen Petrovic, por mil y una razones que no creo que necesiten de mucha explicación, aunque Kobe Bryant, tan parecido siempre a Jordan, incluso en esto, tampoco desmerecería... en absoluto.




Face to face 15: Bill Russell & Magic Johnson... Y el liderazgo.

Liderazgo hasta límites insospechados. No ha habido temporada en las carreras de estos dos mitos en que sus equipos no hayan jugado las finales o hayan estado entre los máximos favoritos al título. Magic Johnson, campeón de la NCAA con una universidad muy humilde, campeón de la NBA y MVP de las finales en su año rookie, 8 finales de la NBA de las 10 posibles en la década de los 80, su retirada fue después de haber disputado otras finales más, las enésimas... y Bill Russell, pues eso, 8 anillos consecutivos, 11 en total, más que dedos en las manos ¿Hace falta decir nada más?




Face to face 16: Julius Erving & Tim Duncan... Y la estrella humilde.

Desde mi humilde (valga la redundancia) opinión, es casi imposible encontrar dos superestrellas más humildes a lo largo de la historia de la NBA, que hayan ejercido de líderes de una forma tan clara, pero sin aspavientos, sin egos, sin muestras de soberbia de ningún tipo, sin ser individualistas ni ególatras en ningún momento... aunque Kareem Abdul-Jabbar, Moses Malone o John Stockton tampoco desentonarían de haber sido escogidos.




Face to face 17: George Gervin & Tracy McGrady... Y el anotador puro.

Evidentemente el tercero en discordia sería Kevin Durant, pero el hecho de que todavía le quede mucha carrera por delante me inclinó a decidirme por estos dos genios de "hacerlo fácil", porque si había algo que distinguía a estos dos genios del baloncesto era la capacidad de hacer fácil lo difícil, de poder anotar de cualquier forma y en cualquier momento sin apenas despeinarse. Michael Jordan y Kobe Bryant también podrían haber sido elegidos, pero eran más killers, más acaparadores de juego, mientras que yo he preferido destacar la incomparable e innata facilidad para anotar de estas dos leyendas sin que ni tan solo pareciese que estaban acaparando juego.




Face to face 18: Larry Bird & Oscar Schmidt... Y el tirador puro.

Tiro, en toda la extensión de la palabra tiro... no tiro de tres, sino tiro desde cualquier posición y con la presión que ustedes quieran añadirle. ¿Podéis nombrarme dos candidatos mejores que Larry Legend y Mano Santa? Bueno, Jerry West y Rick Barry no les andarían a la zaga...




Face to face 19: Dale Ellis & Ray Allen... Y el tiro de tres.

Ahora sí, tiro de tres, y como acostumbro a proceder, no tuve en cuenta a Stephen Curry ni a Klay Thompson por ser demasiado jóvenes y no haber disputado todavía ni la mitad de sus respectivas carreras... y los elegidos han sido el absoluto killer desde la línea de 3 puntos de los Sonics, Dale Ellis, y el legendario Ray Allen, tirador elegante donde los haya.




Face to face 20: Julius Erving & Vince Carter... Y el mate.

Sí, pueden nombrarme a Michael Jordan, a Dominique Wilkins, a Zach LaVine... pero para mi no hay nadie que esté por encima de estos dos monstruos del mate. El Dr. J por ser quién elevó el mate a la categoría de arte y por ser el matador con más clase y elegancia de todos los tiempos y Don Vicente por ser simplemente el mejor matador de la historia de la NBA... porque no lo olvidéis, el mejor matador no es el que solo hace mates buenos en un concurso, sino el que los hace en los partidos saltando por encima de quién se le ponga por delante.




Face to face 21: Dominique Wilkins & Shaquille O'Neal... Y la agresividad atacando el aro.

Ahora sí, dejando la finura y la elegancia aparte, nadie ha hecho más arte de la pura violencia atacando el aro que estos dos señores... y Shawn Kemp. Pero solo podía elegir dos y me he decantado por la pantera negra del mate, por la pura seducción desde la agresividad machacando la canasta de Dominique Wilkins y por la apisonadora humana que fue Shaquille O'Neal, capaz de machacar delante de quién fuera e incluso de cargarse tableros enteros con un mate.




Face to face 22: Clyde Drexler & Shawn Kemp... Y el finalizador de alley-oops.

Jamás he visto máquinas mejor engrasadas para producir alley-oops, en cualquier momento del partido, que los binomios formados por Terry Porter y Clyde Drexler en Portland y Gary Payton y Shawn Kemp en Seattle. Tanto Drexler (más fino y elegante) como Kemp (más agresivo y demoledor) eran capaces de agarrar como nadie el balón en el aire, se lo pusieran donde se lo pusieran, y terminar la jugada con un espectacular mate en alley-oop.




Face to face 23: Alvin Robertson & John Stockton... Y el robo de balón.

En su época, Alvin Robertson fue casi el paradigma de defensor exterior y ladrón de balones en la NBA, un recuperador de balones excepcional... lástima que después de retirado hiciera cosas incluso mucho peores que robar en la vida real. Y John Stockton, ahí donde lo veis, es el ladrón de balones por excelencia, un auténtico bad boy con la pinta de un monaguillo, un tipo que mentalmente iba siempre uno o dos pasos por delante del resto, lo cual, junto con sus manos rápidas, lo llevó a ser el jugador con más balones robados de toda la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo.




Face to face 24: Moses Malone & Karl Malone... Y el arte de provocar tiros libres.

Jugadores como Wilt Chamberlain o Shaquille O'Neal también provocaron incontables tiros libres, pero ahí había trampa, ya que muchas de esas faltas eran cometidas por sus rivales para evitar canastas fáciles sabiendo que tenían malos porcentajes desde la línea de tiros libres, pero en el caso de los dos Malone (pura casualidad la coincidencia de apellido), que eran mucho mejores lanzadores de libres, era simplemente porque se trataba de auténticos maestros de la pintura, con un instinto privilegiado y una capacidad innata para imponer su cuerpo y ganar la posición en los aledaños del aro que llegaba a desesperar literalmente a sus defensores.




Face to face 25: Wilt Chamberlain & Shaquille O'Neal... Y el poderío físico en la pintura.

Pero eso sí, por puro poderío físico, instintos aparte, no ha habido dos colosos más imparables en la historia del baloncesto que Wilt Chamberlain y Shaquille O'Neal, dos hombres jugando contra niños, dos cíborgs del futuro llevados a otra época para dominar a los meros mortales y sus insignificantes físicos. Tan superiores eran que hasta se cansaban de competir y no siempre se esforzaban como los demás en los entrenamientos.




Face to face 26: Bill Walton & Arvydas Sabonis... Y el point center.

Ha habido otros pívots buenos pasadores, Brad Daugherty, Hakeem Olajuwon, Vlade Divac, los hermanos Gasol, los propios Kareem Abdul-Jabbar y Wilt Chamberlain, pero creo sinceramente que la más pura esencia del instinto pasador, de la visión de juego privilegiada desde las alturas, tiene a sus dos mayores paradigmas en las figuras de dos leyendas (curiosamente ambas de los Blazers y con carreras marcadas por las lesiones) como Bill Walton y Arvydas Sabonis, dos siete pies... o más, capaces de hacer del pase un arte.




Face to face 27: Charles Barkley & Chris Webber... Y el point power-forward.

También podríamos citar a Kevin Garnett, no olvidemos que siempre fue un gran pasador, Boris Diaw, Draymond Green (aunque doy preferencia a jugadores con la carrera terminada o al menos con muchas temporadas ya a sus espaldas) o al propio Pau Gasol durante sus años como ala-pívot, pero he preferido elegir a un todoterreno absoluto como Charles Barkley, capaz de cruzar botando toda la cancha para terminar la jugada dando un pase espectacular por la espalda, y a Chris Webber, la visión de juego más creativa y mágica que yo haya visto jamás en un jugador interior.




Face to face 28: Elgin Baylor & Bernard King... Y el tres anotador clásico.

Los tiempos cambian, hoy en día hay aleros con más matices, algunos que ni tan solo son grandes tiradores, otros que son muy completos pero no son grandes anotadores, pero antaño, el perfil habitual de 3 puro, de alero, era la del anotador por excelencia del equipo, el tirador, el que acostumbraba a jugarse muchos tiros decisivos... y entre muchos grandes ejemplos, desde Alex English hasta Paul Pierce, pasando por Adrian Dantley o Carmelo Anthony, me he decantado por Elgin Baylor y Bernard King, dos jugadores que cuando estuvieron sanos y en plenitud física, fueron dos de los anotadores más implacables que haya visto jamás la historia del baloncesto.




Face to face 29: Rick Barry & Scottie Pippen... Y el point forward.

Situando a Larry Bird y a LeBron James en una esfera de all-around players cósmicos, como Magic, por encima del bien y del mal, me he decantado por elegir a Rick Barry y a Scottie Pippen como paradigmas del 3 puro con gran visión de juego y capacidad pasadora. Barry quizás algo más creativo y Pippen más atlético y funcional, pero grandes pasadores los dos. John Havlicek también podría decir algo al respecto.




Face to face 30: Nate Archibald & Isiah Thomas... Y el base jugón.

Ya llevamos tiempo viendo una NBA dominada, a menudo, por "bajitos", con bases tremendamente anotadores, con una capacidad de dribling excepcional y auténticos malabaristas con el balón, pero no siempre fue así. En el pasado, el paradigma de base acostumbraba a ser el de un jugador más sobrio, no tan anotador, y que por encima de todo se encargaba de poner el balón en el mejor sitio posible y de distribuir a sus compañeros... con ilustres excepciones que sentaron las bases de todo lo que hemos visto en los últimos tiempos. Primero, en los 70, con Nate Archibald, y después, ya en los 80, con Isiah Thomas, dos genios incomparables y los auténticos padres del base moderno.




Face to face 31: Dennis Johnson & Allen Iverson... Y el combo guard.

Actualmente estamos acostumbrados a ver bases más anotadores que pasadores, a escoltas que también ejercen de base... pero no siempre fue así, antes el prototipo ideal de base era Maurice Cheeks o John Stockton y el de escolta Michael Jordan o George Gervin, dos perfiles de jugador muy distintos. Aunque, como con todo en la vida, siempre ha habido excepciones, y una de ellas fue Dennis Johnson, un auténtico combo guard, excelente defensor de perímetro, que llegó a ser all-star tanto jugando de base como jugando de escolta. Y, por supuesto, Allen Iverson, un auténtico killer en el cuerpo de un base, uno de los mejores anotadores que ha visto el baloncesto, pero que también podía ejercer de base sin ningún problema. World B. Free y Calvin Murphy también podrían haber sido buenas opciones.




Face to face 32: Bill Russell & Hakeem Olajuwon... Y el defensor interior.

Todos podemos citar grandes pívots reconocidos por su gran capacidad de intimidación. Dikembe Mutombo, por ejemplo, es uno de los primeros nombres que siempre nos viene a la mente. Bill Walton también sería otro nombre a tener muy en cuenta, pero desde mi punto de vista no ha habido defensores interiores más grandes que Bill Russell, quién hizo del tapón un arte y de la defensa una filosofía, y Hakeem Olajuwon, el máximo taponador de la historia de la NBA y un defensor excepcional, capaz también de robar balones y de hacerlo prácticamente todo sobre una cancha de baloncesto.




Face to face 33: Joe Dumars & Gary Payton... Y el defensor exterior.

Ha habido otros, por supuesto, pero Michael Jordan dijo una vez que nadie le había defendido nunca tan bien como Joe Dumars, el "asesino silencioso" de Detroit, lo cual puede considerarse como el mejor aval posible para una candidatura de estas características, mientras que Gary Payton, "el guante", siempre fue reconocido por sus grandes cualidades defensivas... además de ser un auténtico rey del trash talking. Walt Frazier, Alvin Robertson, Michael Cooper, Bruce Bowen, Tony Allen o incluso el propio Michael Jordan también serían buenas elecciones. Kawhi Leonard también, por supuesto, pero igual que he dicho en otros apartados, es demasiado joven todavía.




Face to face 34: Bobby Jones & Dennis Rodman... Y el defensor polivalente.

Este apartado es más curioso, pues no se trata del mejor defensor interior o exterior, sino de aquel defensor capaz, según las circunstancias, de defender a prácticamente cualquier rival, juegue en la posición que juegue... es decir, del all-around player de los defensores. Y no se me ocurren mejores nombres que los de Bobby Jones y Dennis Rodman, dos jugadores siempre sacrificados por el lucimiento de los demás y con unas cualidades defensivas excepcionales. Aquí también habría que hablar, cómo no, de Draymond Green, pero su hasta ahora corta trayectoria le imposibilita para ser elegido en lugar de estas dos leyendas. Scottie Pippen y LeBron James tampoco desmerecerían.




Face to face 35: Elvin Hayes & Hakeem Olajuwon... Y el tiro a la media vuelta.

No ha habido dos tiros a la media vuelta más demoledores e icónicos que los de Elvin Hayes, que sentó cátedra en los 70, y Hakeem Olajuwon, cuyo dream shake es uno de los movimientos más bellos y letales de la historia del baloncesto.




Face to face 36: Michael Jordan & Dirk Nowitzki... Y el fade away.

Este tiro, también a la media vuelta, pero saltando hacia atrás, en ocasiones incluso dando un paso hacia atrás para ganar el espacio suficiente con respecto al defensor, ha tenido grandes maestros como Wilt Chamberlain, Larry Bird o Kobe Bryant, pero me ha parecido oportuno citar a Michael Jordan y Dirk Nowitzki como los dos jugadores que han sacado un mayor beneficio de este movimiento a lo largo de sus productivas carreras.




Face to face 37: Andrew Toney & Kevin Garnett... Y el tiro en máxima extensión por encima del defensor.

Jamás he visto jugadores con un mayor dominio de este tipo de tiro que Andrew Toney y Kevin Garnett, dos jugadores a la vez muy distintos entre sí, pero con este denominador común, además de ser poseedores ambos de un carácter muy competitivo. Garnett siempre aprovechó a la perfección una gran combinación de altura, agilidad y envergadura de brazos, para lanzar desde la corta y media distancia por encima de sus defensores, que poco podían hacer para frenar sus tiros, mientras que Toney, mucho más bajito, era un caso realmente único, capaz de armar el brazo y lanzar por encima de rivales mucho más altos que él con una facilidad casi ridícula. Patrick Ewing también podría haber sido una buena elección.




Face to face 38: Sam Jones & Tim Duncan... Y el tiro a tabla.

Podría hacerse perfectamente un vídeo recopilando acciones de tiro contra tabla de estos dos ilustres jugadores, para usarlo como clínic de tiro y mostrarlo a chavales en edad de formación. Sam Jones, un escolta, y Tim Duncan, un ala-pívot, dominaron la tabla como nadie en la historia de la NBA.




Face to face 39: Kareem Abdul-Jabbar & Bob Lanier... Y el gancho.

¿Alguien duda de que Kareem Abdul-Jabbar deba estar aquí? Evidentemente no; el autor del tiro más imparable de la historia del baloncesto no podía faltar en "su" apartado, pero la gracia realmente radicaba en saber quién le acompañaría... y ese honor ha recaído finalmente en Bob Lanier, uno de los zurdos de oro de la historia de la NBA, cuyo gancho de izquierda le hizo sumar cientos y cientos de puntos a lo largo de su carrera profesional.




Face to face 40: Kevin McHale & Pau Gasol... Y el semi-gancho.

Otro tipo de gancho, el llamado jump hook en los USA, ejecutado saltando a dos pies y no a una pierna tras marcar los pasos como el gancho clásico. Kevin McHale, maestro absoluto del juego de pies en el poste bajo, lo dominó a la perfección, igual que Pau Gasol, quién también dominó exquisitamente este movimiento durante su época de mayor posteo y juego de espaldas al aro. Hakeem Olajuwon (por supuesto) o Shaquille O'Neal también fueron jugadores que usaron muchísimo este tipo de lanzamiento.




Face to face 41: Wilt Chamberlain & George Gervin... Y el finger roll.

Por supuesto que Julius Erving también podría estar aquí, pero he preferido decantarme por quién prácticamente lo creó y por el jugador que mejor personifica la esencia de este movimiento, es decir, Wilt Chamberlain y George Gervin. Chamberlain, entre mate y mate, usaba muy a menudo el finger roll, realizando una ligera finta de salto para después elevarse por encima del defensor y dejar el balón encima del aro tras un suave toque de dedos. Gervin hizo literalmente un arte del finger roll, llegando a ejecutar entradas con rectificados imposibles e incluso a dos o tres metros de distancia del aro, que gracias a su toque de dedos mágico terminaban sorteando siempre al defensor de turno.




Face to face 42: Kareem Abdul-Jabbar & Alex English... Y la poesía en movimiento.

Este apartado es, sin duda, el más esotérico, pues no se trata de la ejecución de un movimiento o del dominio de una disciplina del juego, sino de sensaciones, de percepciones intangibles, de, como reza el título, poesía en movimiento... y pocos jugadores me han transmitido esa sensación como Kareem Abdul-Jabbar ejecutando majestuosamente su skyhook o Alex English con su elegante finura, haciendo parecer extremadamente fácil lo difícil. Julius Erving, George Gervin, Clyde Drexler, Michael Jordan, Hakeem Olajuwon, Chris Webber, Kobe Bryant o Kyrie Irving, cada uno a su manera y en su posición, también podrían ser magníficas elecciones.




Face to face 43: Connie Hawkins & Pete Maravich... Y la fantasía del baloncesto.

La magia, la fantasía, otro aspecto del juego realmente esotérico, ese componente intangible que solo unos cuantos privilegiados poseen; ese extra innato, imposible de aprender o enseñar, que se tiene o no se tiene. Magic Johnson y Chris Webber podrían ser excelentes candidatos, pero he preferido elegir a sus predecesores, a quienes ya hicieron lo mismo (salvando las distancias) que ellos anteriormente: Connie "The Hawk" Hawkins y Pete "Pistol" Maravich. Poco se puede explicar con palabras sobre este tema, lo mejor es buscar vídeos suyos y sentarse a disfrutar, sin más.




Face to face 44: Gus Johnson & Lafayette Lever... Y el crack infravalorado.

Este último punto dudo en calificarlo de esotérico o intangible como los dos anteriores, puesto que no se trata de clase, elegancia o magia, sino simplemente de talento infravalorado, de grandes jugadores que por distintos motivos nunca han tenido el caché que merecerían ni se ha acostumbrado a ser suficientemente justo con ellos. Moses Malone es el más infravalorado, con diferencia, de entre los 10 o 15 mejores jugadores de todos los tiempos. De entre los 50, 60 o 70 mejores jugadores de siempre, Artis Gilmore, Chris Webber o Bernard King también han sido constantemente infravalorados. Y en términos más generales, sin ceñirnos obligatoriamente a esos selectos clubs de los 10, los 20 o los 50 mejores de siempre, creo que no ha habido dos jugadores tan buenos y a la vez infravalorados como Gus Johnson, de quién se decía que ya hacía el mate saltando desde la línea de tiros libres antes que Julius Erving, y Lafayette Lever, uno de los all-around players más exquisitos y a la vez sorprendentes de la historia del baloncesto. David Thompson y Andrew Toney también serían buenas elecciones.