The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

jueves, 11 de septiembre de 2014

El sueño de la razón produce monstruos

¡Método FEB!, ¡Somos la Ñ!, ¡ÑBA!... ¡Soy español, a qué quieres que te gane!... Frases y palabras vitoreadas una y mil veces durante estos últimos años... Señal inequívoca de que a muchos se les han subido los éxitos a la cabeza... Empezando por la propia FEB.

El sueño de la razón produce monstruos, y en este caso, la falta de sentido común ha provocado este rotundo fracaso de la selección española de baloncesto, pues llegó un punto en el cual daba la sensación de que nos lo estábamos creyendo demasiado... ¡Ojo! Yo soy el primero que opinaba (y sigo opinando) que la selección española era el mejor equipo de baloncesto de este mundial, pero los éxitos no se fraguan solo a partir de optimismo y soberbia, sino a partir de trabajo, trabajo, más trabajo y una buena optimización de tus recursos... Y está claro que hemos fallado rotundamente en esos aspectos... No en lo del trabajo duro, pues yo no soy quién para opinar de algo que no he podido ver con mis propios ojos, pero sí en lo de la correcta optimización de los recursos, pues es evidente que Juan Antonio Orenga se ha equivocado en varios aspectos relacionados con ese punto.

Ayer por la noche estuve leyendo varios tweets (tampoco demasiado, 10 o 15 minutos a lo sumo), entre los cuales alguno que decía que a partir de hoy todo el mundo se cebaría con Orenga y que pasaría a ser el villano culpable de todos los males, quedando exentos los jugadores... Bien, para mi no es el villano, en absoluto; Orenga es lo que es, un entrenador limitado que ha hecho lo que ha podido en el cargo que le han dado... Los jugadores también fallaron, claro que sí, pues los horribles porcentajes de tiro (especialmente en triples), entre otras cosas, así lo demuestran... Para mi el verdadero villano es quién ha otorgado el cargo de seleccionador nacional a Orenga y encima lo ha ratificado después de que demostrara sobradamente que no estaba a la altura de las circunstancias.

Dicho todo esto, y sin entrar en detalles técnicos sobre el partido entre España y Francia (eso lo tenéis en incontables blogs y webs), solo apuntar varias cosas que nunca me han gustado de como Orenga ha gestionado esta selección: 1. Lo de Calderón (el mejor base de la historia de nuestro baloncesto) no tiene nombre; solo ha jugado de base puro un puñadito de minutos que se pueden contar con los dedos de las manos y ha sido usado como escolta la mayor parte del tiempo. 2. Dejando aparte lo del primer punto y a tenor de que Ricky Rubio ha estado jugando bien, con lo cual damos por válida la titularidad del chaval del Masnou, añadir que en el partido de ayer, visto como estaban yendo las cosas, el único base capaz de desatascar y serenar al equipo en muchos momentos del partido era José Manuel Calderón (Ricky y Sergio se salen en los partidos donde pueden correr o bien el equipo juega cómodo) y volvió a jugar de escolta, pudiendo aportar al equipo pocas de sus virtudes. 3. Serge Ibaka ha estado infrautilizado... No tanto por sus minutos de juego (que también), sino especialmente por lo poco que ha contado en ataque y los poquitos balones en condiciones que le han llegado a lo largo del campeonato. 4. Si un mundial es un torneo muy condensado, donde juegas una cantidad ingente de partidos en apenas dos semanas y da la casualidad de que tienes una ventaja con la que solo han contado dos equipos en todo el torneo, España y los USA (poder ganar todos los partidos holgadamente, por rentas de entre 20 y 40 puntos habitualmente)... ¿Por qué coño quemas a los principales jugadores del equipo en partidos que vas ganando de 30? ¿Para qué quieres a Felipe, Claver o Abrines si no los haces jugar ni ganando de 20, mentecato?... Y así de fundidos llegaron algunos al partido de cuartos.

Por cierto, ¿Os habéis dado cuenta de un dato descomunalmente revelador?: Si juntamos todos los partidos de España dirigidos por Orenga (EuroBasket del pasado verano y este mundial), todas las victorias del equipo han sido por 20 o 30 puntos de margen, sino más (lo cual demuestra la cantidad de talento albergada en el equipo), mientras que los poquitos partidos con finales igualados ¡¡se han saldado todos con derrota!!... Dato que pone de manifiesto las carencias tácticas del señor en cuestión.

Pero no os extrañe que lo ratifiquen de nuevo de cara al verano que viene... Pepu se fue injustamente por la puerta de atrás (tras conseguir el mayor éxito de la historia de nuestro baloncesto), como se ha tenido que ir de Canarias el gran Pedro Martínez (qué suerte para el Manresa), pero Orenga es un hombre de Sáez, independientemente de los resultados, lo cual viene a demostrar que todos los escándalos y aberraciones cometidas por nuestra clase política son solo un fiel reflejo de cómo se hacen las cosas en nuestro país; en política, en deporte y en muchos otros aspectos de la sociedad...