The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

viernes, 31 de agosto de 2012

De espaldas al aro: Pow & Lady Shaq en Londres 2012

Volvemos a la actividad poco a poco... Pero antes de meternos de lleno en otros berenjenales, me gustaría, por un lado inaugurar la nueva sección "De espaldas al aro" (prometida desde hace mucho tiempo, concretamente desde que anuncié el inicio de la serie de los 30 mejores centers de la historia), y por otro destacar la tremenda importancia de los/las pívots en estos recién terminados JJ.OO. de Londres (lo cual, en cierto modo, entronca con el último post que publiqué antes del parón vacacional).

Todavía no sé exactamente que contenidos va a tener la nueva sección, pero está claro que van a girar en torno a los pívots (y ala-pívots) y muy especialmente al juego en el poste bajo y de espaldas al aro; ese maravilloso arte tan en decadencia últimamente. Sin duda será una sección destinada a reivindicar, por encima de todo, el talento y la clase en el poste bajo y en las posiciones interiores.

Y hoy, en esta primera entrega, vamos a reseñar la tremenda influencia que han ejercido dos pívots en estos JJ.OO., donde tanto Pau Gasol en la selección española masculina como Elizabeth Cambage en la selección australiana femenina han demostrado con creces que aunque cada vez haya menos pívots realmente dominantes, los pocos especímenes que quedan siguen dominando el juego y ejerciendo una gran influencia sobre las canchas de baloncesto.

Ambos lo demostraron a la perfección ante los poderosos Estados Unidos de América (más poderosos si cabe por lo que respecta a las féminas, donde los USA no pierden un partido olímpico desde 1992). Tanto en mujeres como en hombres la medalla de oro terminó colgada del cuello de la selección USA, pero ni Pau ni Liz se lo pusieron nada fácil.

No vamos a narrar aquí lo que ocurrió en la final masculina de baloncesto, puesto que eso, a estas alturas, lo habréis leído ya en incontables sitios, pero sí quiero hacer hincapié en el tercer cuarto de Pau. Viéndose los USA incapaces de despegarse en el marcador hicieran lo que hicieran y estando ya el partido en pleno tercer cuarto, Mike Kryzewski optó por sacar quintetos más convencionales de los que ha acostumbrado en las fases más trascendentales de los partidos; así, Pau Gasol se vió defendido en individual durante buena parte de dicho cuarto por jugadores de su misma posición, concretamente Tyson Chandler y Kevin Love... Entonces la lógica se mostró en todo su esplendor y Pau demostró que en el uno contra uno ninguno de los dos lo podía parar... Y le demostró a los USA y al mundo entero que él y solamente él es, en estos momentos, el pívot más dominante en el poste bajo del baloncesto mundial... Aquí no había Kobes ni Mike Browns ni sistemas que lo mantuvieran fuera de su hábitat natural como ocurrió en la pasada temporada NBA... Y los rivales eran igual de buenos, con lo cual no hay mucho más que añadir.

> Como muestra un botón: Uno de esos grandes movimientos en el poste bajo que Pau realizó, durante el tercer cuarto, ante la defensa de Kevin Love.

En la semi-final olímpica femenina, USA y Australia disputaron un gran partido de baloncesto (que en realidad fue la final anticipada) y las aussies llegaron (también) a hacer sudar de verdad a las norteamericanas y provocaron que su afición soñara, aunque solo fuera por unos instantes, con que podrían llegar a infligirles a la todopoderosa selección USA su primera derrota desde Barcelona '92. Aunque todo hay que decirlo, ese sueño (a diferencia del de España en los hombres) comenzó a menguar después del descanso, cuando las norteamericanas salieron a muerte y consiguieron, poco a poco, irse despegando en el marcador. Una de las claves de esa fulgurante salida de los USA fue, sin ninguna duda, la asfixiante defensa a la que sometieron a Liz Cambage en el segundo tiempo, impidiendo prácticamente que le llegara ningún balón en condiciones (Liz no anotó ningún punto en toda la segunda parte). Y es que esa consigna del equipo americano no fue fortuita, puesto que en la primera mitad del partido, Cambage les había anotado nada más y nada menos que 19 puntos y había sido el principal puntal del maravilloso juego desplegado por las aussies.

> Como muestra un botón: Unos pocos días antes de su exhibición ofensiva en el primer tiempo de la semi-final olímpica, Liz se convirtió en la primera jugadora de la historia en realizar un mate en un partido de baloncesto olímpico femenino.

Tanto Pau Gasol (32 años y en un momento de juego muy dulce) como Elizabeth Cambage (21 añitos y todo el futuro por delante), han demostrado en estos JJ.OO. la vigencia del pívot dominante de una forma apabullante, llegando incluso a volver locas las defensas de las todopoderosas selecciones de la USA Basketball.