The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

miércoles, 30 de mayo de 2012

Anuncios de televisión con algunos de los mejores pívots de todos los tiempos

Puesto que me ha faltado tiempo para terminar debidamente una entrada a modo de epílogo para la colección de los 30 mejores centers de la historia; y a tenor de que este próximo fin de semana Fo Fo Fo cumple 4 añitos en la red, dejaremos dicho "post colofón" para después del aniversario (semana que viene) y mientras, a la espera del inevitable post de cumpleaños, os brindo esta curiosa entrada con vídeos de anuncios protagonizados por algunos de los más ilustres pívots que han pasado por The 30 Greatest Centers... Curiosos son, sin duda; espero que los disfrutéis:









martes, 22 de mayo de 2012

The 30 greatest centers - the collection y30: Bob McAdoo, un center transgresor

El adjetivo: transgresor (tres sinónimos: contraventor, rebelde, indócil)


> Nombre completo: Robert Allen McAdoo Jr.

> La principal de entre todas sus virtudes: su lanzamiento exterior; pero no únicamente por acierto y mecánica, como en los casos de, por ejemplo, Patrick Ewing, Bill Laimbeer o Jack Sikma, sino también por su impresionante capacidad para creárselos, cual alero de piernas rápidas.

> Aunque también: fue un pívot tremendamente móvil (de ahí su gran capacidad, antes mencionada, para crearse sus propios tiros), aunque en realidad podría decirse que fue un ala-pívot al que las circunstancias lo llevaron a jugar de center (justo lo contrario que Tim Duncan). Pero sus mejores años los jugó como center y es en esa posición en la que ha escrito páginas importantes de la historia del baloncesto, como cuando en 1974 fue el máximo anotador de la NBA (30,6) y a la vez líder en % de tiros de campo (54,7%), algo impresionante a tenor de lo que hemos comentado sobre su lanzamiento exterior. Si en otros casos ilustres de esta colección de posts (Cowens, Reed, Cosic) destacamos también esa virtud de gran movilidad unida a un buen lanzamiento exterior para desquiciar a sus sufridos defensores, generalmente pívots más altos y pesados, en el caso de McAdoo es donde esas virtudes llegan al punto más alto de sublimación. También fue un gran reboteador y un más que correcto taponador a pesar de no ser muy alto (2,06) ni muy poderoso.

> Su mejor temporada estadística: 1974-75 - Buffalo Braves (34,5 puntos, 14,1 rebotes, 2,2 asistencias y 2,1 tapones)

> Un vídeo: "CLICK"

lunes, 14 de mayo de 2012

The 30 greatest centers - the collection 29: Arvydas Sabonis, un center incomparable

El adjetivo: incomparable (tres sinónimos: inigualable, único, perfecto)


> Nombre completo: Arvydas Romas Sabonis

> La principal de entre todas sus virtudes: su capacidad de pase y su privilegiada visión de juego, que lo convirtieron en, probablemente, el mejor center pasador de toda la historia del baloncesto. Era maravilloso contemplar como, una y otra vez, era capaz de hacerle llegar el balón al compañero mejor situado desde el poste bajo.

> Aunque también: fue un jugador destacado en todas las facetas del juego. Antes de las lesiones era muy poderoso físicamente; alto, fuerte y ágil por igual, además de ser ya un portento técnico. Después de dichas lesiones, muy mermado físicamente, tiró de clase y talento hasta el punto de llegar a lo sublime en lo que respecta a esas virtudes técnicas, convirtiéndose en un gran lanzador exterior (incluso desde la línea de tres puntos), un enorme pasador y un jugador técnicamente ejemplar en el poste bajo. También fue un gran reboteador y taponador.

> Su mejor temporada estadística: 1988-89 - Zalgiris Kaunas "Liga soviética" (26,1 puntos y 14,2 rebotes)

> Un vídeo: "CLICK"

lunes, 7 de mayo de 2012

The 30 greatest centers - the collection 28: Robert Parish, un center serio

El adjetivo: serio (tres sinónimos: imperturbable, cumplidor, sobrio)


> Nombre completo: Robert Lee Parish

> La principal de entre todas sus virtudes: su "tiro del arco iris", lanzamiento muy arqueado que acostumbraba a realizar desde unos 4 metros y que debido a su envergadura de brazos y destreza practicándolo era literalmente imposible de parar.

> Aunque también: por encima de prácticamente cualquier otra virtud, en Robert Parish hay que destacar su seriedad y saber estar en la cancha. El Jefe fue el tipo de jugador que cualquier entrenador desearía tener siempre en su equipo; altruista, duro, capaz de adaptarse a lo que el equipo necesitara. Si tenía que anotar podía meter más de 20 puntos con facilidad, pero si no eran tan necesarios sus puntos le daba igual meter 10 o 12 y dedicarse a rebotear y taponar. Buen dominador del poste bajo, Robert es el clásico ejemplo de jugador que no fue el mejor en nada, pero fue bueno en todo. También hay que destacar especialmente sus siempre elevados porcentajes en tiros de campo.

> Su mejor temporada estadística: 1981-82 - Boston Celtics (19,9 puntos, 10,8 rebotes, 2,4 tapones y 1,8 asistencias)

> Un vídeo: "CLICK"