The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

viernes, 27 de enero de 2012

Reivindicando al gran Lafayette Lever: the real all around player

Si en el anterior post tratamos de hacer un poco de justicia, y arrojar un poco de luz, sobre la figura de Andrew Toney, hoy le toca el turno al que, en mi modesta opinión, es el jugador más infravalorado de todos los tiempos; ni más ni menos que Lafayette "Fat" Lever... Si a Toney lo definíamos como "real killer", a Lever lo podríamos definir perfectamente como "real all around player", no en vano ha sido uno de los jugadores más completos, al menos estadísticamente hablando, de toda la historia de la NBA.


Fat Lever llegó a la NBA en 1982, sin hacer mucho ruido y cuajando dos temporadas bastante discretas en los Trail Blazers, para posteriormente fichar por los Denver Nuggets, el equipo donde pudo llegar a explotar todo su potencial. Sus dos primeras temporadas en el equipo de la capital de Colorado no fueron muy espectaculares, pero al menos pudo ir desarrollando su juego de forma progresiva, a pesar de quedar un poco relegado a la sombra de estrellas más veteranas, y con más galones, como Alex English o Calvin Natt.

Su verdadera explosión llegó en la temporada 1986-87, donde llegó a promediar 18,9 puntos (buena anotación teniendo en cuenta que jugaba al lado del máximo anotador de la década de los 80, Alex English y que Fat era eminentemente un jugador de equipo, de pasar antes que tirar), 8,9 rebotes (realmente espectacular teniendo en cuenta que medía 1,90 m. y jugaba de escolta), 8,0 asistencias (sensacional, puesto que él no era el base del equipo, sino el escolta) y 2,5 robos de balón (especialidad donde siempre se encontraba entre los mejores de la liga).

Sus siguientes tres temporadas continuaron en la misma linea, siendo la mejor de todas ellas, probablemente, la 1988-89, donde sus estadísticas fueron de 19,8 puntos, 9,3 rebotes, 7,9 asistencias y 2,7 robos de balón. Sus 9,3 rebotes de aquel año le situaron ligeramente por encima de Pat Ewing y Brad Daugherty, dos de los mejores pívots de la liga en aquellos momentos... Realmente espectacular.

La desgracia llegó en la temporada 1990-91, cuando en pleno declive de los Denver Nuggets, estos decidieron renovarse a fondo y deshacerse de sus dos principales referentes de los últimos tiempos, English y Lever. Lafayette llegó a Dallas para apenas poder disputar 4 partidos en esa temporada, debido a una grave lesión de rodilla... a partir de ahí el calvario: 31 partidos en la 1991-92 y ninguno en la siguiente. Fat ya no pudo recuperarse jamás de aquello y tras una mediocre temporada 1993-94, desahuciado por las lesiones, optó por la retirada.

Como dato importante y revelador de su juego total, decir que es uno de los tres únicos jugadores de la historia de la NBA (junto a Wilt Chamberlain y Jason Kidd) capaces de llegar a superar los 15 puntos, 15 rebotes y 15 asistencias en un partido de playoffs.


A continuación unos vídeos sobre Lafayette Lever:




domingo, 22 de enero de 2012

Martin Luther King Memorial Day 2012

Hasta el día de hoy, todos los posts dedicados a la figura de Martin Luther King que han ido apareciendo en este blog, han sido de tipo "homenaje", como este fotográfico de corte histórico, esta recopilación de frases suyas, este otro fotográfico basado en portadas, carteles y obras de arte varias inspiradas en el Dr. King o este post con extractos de su libro La fuerza de amar. Pues bien, esta vez voy a publicar un post distinto; nada de fotográficos ni de recopilaciones de frases. Esta vez voy a escribir sobre sensaciones, voy a dar mi propia opinión sobre lo que representa la figura de Martin Luther King.

Personalmente, y a pesar de lo mal que les pueda sentar esto a algunas mentalidades, acostumbro a definir a Luther King como el Jesucristo del Siglo XX. Sí, en cierto modo y a grandes rasgos, casi todo lo que se acostumbra a aplicar a la figura de Jesucristo se podría aplicar también a la de Martin Luther King. Como dicen las sagradas escrituras, Jesucristo vino al mundo para dar su vida por los demás hombres, por sus hermanos; se dedicó a predicar la palabra de Dios y la igualdad entre todos los seres humanos y terminó sacrificando su propia vida para salvar las de sus hermanos... Mmmmmmmm... ¿no es esto lo que hizo Martin Luther King Jr. también?

El tiempo y la falta de información en muchos de nosotros, en ocasiones, distorsionan e incluso obvian datos importantes sobre algunos personajes históricos. En el caso del Dr. King, por ejemplo, se tiende a decir que fue un líder de los derechos civiles que luchó por la igualdad de los afroamericanos en aquellos Estados Unidos de América, tan profundamente racistas, de la época. Generalizando, se le tiene por un tipo que luchó por su raza y que incluso sacrificó su vida por sus ideales de igualdad... Todo esto es cierto, sí, pero la cosa no acaba ahí...

...Martin Luther King no fue un personaje dedicado única y exclusivamente a luchar por la libertad y los derechos de su propia raza, como por ejemplo Malcolm X; nada más lejos de la realidad. Luther King fue un visionario, en muchos sentidos; luchó principalmente por lo que más tenía que luchar, los derechos civiles de los afroamericanos, pero con el tiempo terminó entregándose también a otras causas; fue muy crítico con la intervención de los USA en la guerra de Vietnam, abogó por una reforma total y absoluta de la vida política y económica de los Estados Unidos, sus discursos en pro de la igualdad se extendieron a otras razas y culturas más allá de la afroamericana, y en sus últimos días levantó todo un movimiento en pro de la lucha contra la pobreza en los USA, sin excluir a los pobres de raza blanca o de cualquier otra raza, ideología o religión.

Este movimiento, que contó con muchos adeptos y ponía en duda las propias bases del sistema político y económico americano, también levantó cierta controversia entre algunos de sus propios allegados, puesto que lo consideraban un proyecto demasiado ambicioso y ajeno a sus intereses principales. A pesar de todo, llegó a liderar una campaña a través de todo el país que tenía como objetivo culminar en una marcha sobre Washington llevada a cabo por un auténtico ejército de pobres de todas las razas... Pero en mitad de este proyecto llegó el fatídico día; el 4 de Abril de 1968, Martin Luther King fallecía en el Motel Lorraine de Memphis (Tennessee) a causa de un disparo de bala.

Es necesario señalar que la marcha sobre Washington trazada por Luther King llegó a realizarse, pero carente de la figura de su líder y en mitad del convulso ambiente propiciado por su asesinato, terminó siendo un relativo fracaso. Lo que quiero destacar con todo esto, es que el legado de Martin Luther King es realmente enorme, magnífico, ilimitado, eternamente vigente en un mundo plagado de injusticias, un faro guía para todo aquel que todavía crea con total sinceridad en la justicia y la igualdad.

Lo que jamás me perdonaré, es no haber podido compartir ni un solo día de vida en este mundo con Martin Luther King, puesto que fue asesinado tres años y tres meses antes de mi nacimiento. No obstante, su legado es inmortal e imperecedero y por más que la Iglesia Católica se empeñe en santificar al Escrivá de Balaguer antes que a Luther King, los fuertes y puros de corazón (como acostumbraba a decir el Dr. King) sabrán perfectamente quién es el auténtico santo... Martin Luther King Jr., el Jesucristo del Siglo XX.


domingo, 15 de enero de 2012

Reivindicando al gran Andrew Toney: the real killer

Tanto éste post como el siguiente (que bien podrían formar una miniserie, por su clara relación), van a estar centrados en la figura de dos grandes escoltas de la NBA de los 80; dos enormes jugadores que jamás han contado con el reconocimiento que realmente merecían por su enorme talento. Lesiones y otras cosas se han mezclado para restarles importancia histórica, a pesar de que, como veremos a continuación (y en el siguiente post), fueron auténticos cracks de esto.

Este post va a estar centrado en Andrew Toney, uno de los mejores "shooting guards" puros de la historia del baloncesto y uno de los mayores killers que la NBA ha visto a lo largo de toda su historia.


El principal problema de Toney fueron las lesiones, que en realidad apenas le dejaron, más o menos, en paz durante sus primeras cinco temporadas (de la 1980-81 hasta la 1984-85); a partir de ahí, la desolación... solo 6 partidos en la siguiente (1985-86) y 52 y 29 en las posteriores, pero sin poder volver a su nivel habitual y terminando en retirada forzada demasiado prematuramente, apenas cumplidos los 30 años.

El problema que básicamente terminó cercenando la carrera de Toney, fue una especie de fascitis plantar, lesión que hoy en día se puede tratar bastante mejor, pero que en su momento la medicina deportiva todavía no había conseguido tratar adecuadamente. Scottie Pippen, por ejemplo, sufrió una lesión parecida durante el segundo reinado de los Bulls de Michael Jordan (concretamente en la temporada 1997-98), llegando a perderse bastantes partidos, pero consiguió recuperarse bien.

Las estadísticas anotadoras del gran Andrew Toney (que siempre jugó en los Philadelphia 76ers) no fueron siderales como las de Michael Jordan o George Gervin, pero es que compartiendo equipo con dos mitos vivientes tales como Julius Erving y Moses Malone, muchísimo mérito tenía estar rondando los 20 puntos de media. En realidad sus estadísticas fueron bastante parecidas a las de otro gran escolta de los 80, Joe Dumars (prácticamente en todos los aspectos). Solo que "The Smooth Criminal", debido al éxito y al factor mediático de los Bad Boys de Detroit y a pertenecer a una época (finales de los 80/principios de los 90) donde la NBA ya contaba con una mayor repercusión mundial, sí que ha terminando teniendo un mayor (y mejor) reconocimiento en general.

Las estadísticas de Andrew Toney no fueron espectaculares, pero el verdadero valor de este killer no radicaba en que metiera 30 puntos por noche, sino en que cuando llegaba la hora de la verdad era capaz de subir sus prestaciones y provocar auténtico pánico en sus rivales, que centrados especialmente en defender a Moses Malone y Julius Erving, terminaban sufriendo en sus carnes el factor clutch de este "real killer".

Moses Malone dijo una vez sobre Andrew Toney, que era, junto a Calvin Murphy, el mejor tirador puro que había visto jamás sobre una cancha de baloncesto.


A continuación unos vídeos sobre Andrew Toney:



> Mix de Andrew Toney (a cargo de nuestro apreciado compañero Costalgaraldals).


jueves, 5 de enero de 2012

The 30 greatest centers - the collection 21: Vlade Divac, un center hábil

El adjetivo: hábil (tres sinónimos: habilidoso, astuto, sagaz)


> Nombre completo: Vlade Divac

> La principal de entre todas sus virtudes: los intangibles... Sí, ya se que suena algo raro, pero en Vlade Divac los intangibles toman un valor especial. Han habido pívots mejores reboteadores que él, más anotadores, más intimidadores, pero muy pocos que hayan aportado a sus equipos tantas cosas ajenas a las estadísticas como Divac. Maestro provocando faltas en ataque, enorme jugador de equipo, talentoso, listo como pocos sobre la cancha... El tipo de jugador que cualquier entrenador desearía tener en su equipo.

> Aunque también: no hay que olvidar su gran movilidad y polivalencia sobre la cancha; unas virtudes muy parecidas a las de Kresimir Cosic, solo que con cinco cm. más de altura. También habría que añadir que ha sido uno de los pívots con mejor visión de juego y capacidad de pase de toda la historia del baloncesto.

> Su mejor temporada estadística: 1994-95 - Los Angeles Lakers (16,0 puntos, 10,4 rebotes, 4,1 asistencias y 2,2 tapones)

> Un vídeo: "CLICK"