The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

jueves, 22 de abril de 2010

Por encima del resto de los mortales (4 de una especie)

Este post está dedicado a analizar la figura de cuatro grandes leyendas de la historia del baloncesto que han dominado sus respectivas épocas a base de talento, elegancia y un físico privilegiado. Cuatro grandes leyendas que se han ido sucediendo en el tiempo casi de manera cíclica, dominando épocas diferentes, pero seguidas, como si uno cogiera el testigo del otro; desde finales de los 50 hasta la actualidad y sin apenas intervalos de tiempo entre uno y otro reinado... me estoy refiriendo a Elgin Baylor, Julius Erving, Michael Jordan y LeBron James.

Cada uno de ellos ha representado lo mismo en su propia época, cada uno de ellos se ha convertido en modelo a imitar por los demás y cada uno de ellos ha tenido como ídolo propio al anterior cronológicamente. Baylor irrumpió en la NBA en 1958 y su carrera duró hasta finales de 1971, cuando su físico dijo basta. Erving debutó en la ABA justo cuando Baylor se retiraba y su carrera (repartida entre la ABA y la NBA) terminó en 1987. Dos años antes, en la temporada 1984-85 debutaba como profesional Michael Jordan, que pese a retirarse en 1998, volvió a las canchas en el 2001 para dar una cuantas lecciones de baloncesto a los más jóvenes con 40 años y se retiraría definitivamente al final de la temporada 2002-03. En la 2003-04 debutaba LeBron James... y hasta ahora.

Es casi algo cíclico, como tejido artesanalmente por las manos del destino. Los cuatro cambiaron el baloncesto a su manera y lo hicieron evolucionar, los cuatro fueron obsequiados con unas cualidades físicas que los situaban por encima del resto de los mortales en sus respectivas épocas, los cuatro han sido (y son) ídolos de masas... y no sólo por su juego, si no por muchas cosas más, por intangibles que los sitúan como iconos del baloncesto, del espectáculo e incluso de su propia raza. Cada uno de ellos ha contribuido a su manera a la evolución de nuestro deporte.

Primero nos centraremos en los puntos que tienen en común, que no son pocos. Después ya veremos las diferencias que lógicamente ha habido entre ellos.
Los cuatro han sido (o son) jugadores adelantados a su tiempo (de ahí que hayan hecho evolucionar tanto este deporte), con unas condiciones atléticas por encima del resto de jugadores de su época, pero aderezadas con un gran talento y una mentalidad fuerte y centrada (cuantos grandes físicos hemos visto que se han quedado en nada por no tener la cabeza bien amueblada). Su profesionalidad y talento innato está fuera de toda duda, los cuatro han sido grandes voladores, jugadores que han ido inventando o reinventando el mate y las entradas a canasta y que han contribuido también de forma muy especial al legado más bello y espectacular que nos ha dado el baloncesto, esos vuelos sin motor que han creado escuela y que desafiando la ley de la gravedad, han convertido al baloncesto en el deporte más espectacular que existe y que ha existido jamás; pero no sólo eso, nunca han descuidado lo demás amparándose en su sobrado físico, los cuatro han sido jugadores completos, capaces de tirar bien, pasar bien, defender bien, rebotear bien... o dicho de otra manera, jugadores definitivos, los cuatro han sido en su época el jugador definitivo, aquel al que se querían parecer todos los jóvenes y al que idolatraban incluso muchos de sus rivales. Y los cuatro han jugado siempre de aleros o escoltas, o de ambas cosas.

Pero evidentemente no todo son similitudes y coincidencias en su juego, también hay diferencias entre ellos, que son las que los definen individualmente y los diferencian mejor entre sí, dándonos una mejor imagen de lo que fueron o son como jugadores y como personas.

Elgin Baylor pertenece a una época muy convulsa y fue uno de los afro-americanos pioneros en la NBA, una de las primeras grandes estrellas negras del baloncesto, que junto a Bill Russell, Wilt Chamberlain y Oscar Robertson cambiaron para siempre nuestro deporte y lo hicieron evolucionar a pasos agigantados. Llevó a los Lakers a 8 finales de la NBA (aunque desafortunadamente las perdió todas) y formó junto a Jerry West la mejor pareja anotadora de toda la historia del baloncesto. La carrera de Elgin transcurrió paralelamente a muchos grandes acontecimientos de la historia de los USA y de su raza; la lucha por los derechos civiles, Martin Luther King, Malcolm X, el movimiento de los Panteras Negras. Fue uno de los primeros iconos deportivos afro-americanos en una época en que la gente de su raza aun tenía que entrar por la puerta de atrás en algunos locales o sólo podían sentarse en determinados asientos en ciertos lugares públicos de algunos estados.

Julius Erving pertenece a una época ligeramente posterior, pero ya muy diferente a la de Baylor en muchos aspectos; el Dr. J de los 70 es blaxploitation pura y dura (con afro incluido), es la sublimación de lo que antes ya comenzaron pioneros como Connie Hawkins o el propio Baylor, la ascensión definitiva del mate a la categoría de arte. Julius fue la imagen de la ABA hasta su desaparición en 1976 y no tuvo rival en esa liga, pero su paso a la NBA (y muy especialmente su experiencia en la final de 1977) lo cambió un poco como jugador y a pesar de ser perfectamente capaz de conseguir registros en anotación como los de Baylor, se convirtió en un jugador mucho más de equipo (en muchos aspectos) y también fue dominante durante otra fase de su carrera, pero de otro modo, sin tirar tantas veces a canasta ni acaparar tanto juego; fue una estrella humilde.

Michael Jordan ya fue hijo de la época dorada del baloncesto norteamericano, irrumpió en la NBA a mediados de los 80, en pleno auge y crecimiento de la liga (gracias en parte a dos muchachos llamados Larry y Earvin) y su espectacular estela y hambre de gloria aun aumentaron mucho más la popularidad de esta; la NBA (y en consecuencia el baloncesto) ya no iba a ser la misma nunca más. Michael, a su enorme talento y capacidad física sin igual, les añadió una determinación y un instinto asesino sin parangón a lo largo de la historia de este deporte. Para ser feliz, Air debía ser el mejor jugador noche sí y noche también, debía ganar noche sí y noche también, debía ser al máximo anotador temporada sí y temporada también y debía demostrar (y demostrarse) noche tras noche que era simplemente el mejor, jugara contra quién jugara. Para bien o para mal, Michael es el padre de la filosofía que reina en el baloncesto americano actual, de los Dwyane Wade, LeBron James, Carmelo Anthony... e incluso de Kobe Bryant y Allen Iverson; tal vez se ha tergiversado su carácter, se ha profanado su legado, al fin y al cabo él era un ganador antes que nada (muchos anillos le contemplan), pero al fin y al cabo, ese me, myself & I que tienen por bandera muchas de las estrellas actuales de la liga comenzó con él.

Y llegamos al más actual, a LeBron James, el Elegido, sucesor de Jordan como Jordan lo fue de Erving y como Erving lo fue de Baylor. LeBron representa un paso más en la evolución física; si Elgin comenzó a realizar rectificados en el aire y a machacar el aro cuando nadie más lo hacía, si Julius consiguió hacer poesía con un balón en las manos y aunó atleticismo y capacidad de salto con una elegancia nunca más vista en una cancha de baloncesto, si Michael aun consiguió llevar todo eso a otro nivel más y ha llegado a ser definido incluso como un Dios por muchos, LeBron ha conseguido convertirse en el siguiente eslabón natural de la cadena evolutiva, ha conseguido aunar esa capacidad sobrehumana que ya tenían los otros tres (mezcla de portento físico y talento natural) con un cuerpo y una fuerza propios de un power-forward; algo así como una extraña mezcla entre Michael Jordan y Charles Barkley. Además, LeBron también posee una enorme ambición que lo va a llevar probablemente a ser el mejor durante años... sólo un pero (que enlaza con lo dicho antes), LeBron pertenece a esta nueva era, a esta nueva generación de jóvenes estrellas influidas por el legado de Jordan y enmarcadas en el contexto actual de la NBA, que cada vez es más negocio que baloncesto, con lo que tiene todo el talento para ser, no el mejor de hoy, si no uno de los mejores de todos los tiempos, pero hay ciertos detalles que a día de hoy me crean ciertas dudas. El tiempo lo aclarará...

jueves, 15 de abril de 2010

Desde la HRMSJ: dust in the wind

Esta ha sido una semana dura, muy dura; tras una guerra que llevaba meses librándose y que finalmente ha llegado a su fin. Y digo dura por muchos motivos; porque mis ojos han tenido que presenciar injusticias, porque mi corazón ha tenido que sufrir debido a la inestabilidad, los nervios y las dudas que impregnaban el ambiente laboral día tras día, porque he tenido que oír a gente vanagloriarse de que tras unas largas negociaciones se han conseguido muchas cosas, cuando todo es una gran farsa y la empresa es la única que ha conseguido justo lo que quería.

Ayer sentí el típico alivio de cuando te quitan un gran peso de encima, pero al contrario que muchos otros no llegué a sentir felicidad en ningún momento, más bien al contrario, llegué a mi casa realmente hecho polvo y hundido... porque he tenido que ver a buena gente ser tratada injustamente y a mala gente sonreír desde sus acomodadas situaciones..... porque he visto a gente sufrir, porque he visto a gente llorar, porque he visto a amigos caer.


martes, 13 de abril de 2010

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: los 50 mejores jugadores de todos los tiempos (la lista de Mo Sweat)

Bueno, como lo prometido es deuda, aquí está mi lista de los 50 mejores como réplica a la de Slam. No voy a hurgar más en el tema; en los comentarios del post anterior ya dejé claro cuales son los puntos en los que estoy más en desacuerdo con la lista de Slam, así que sin más preámbulos, aquí están los que para mí son los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA.

LOS 50 MEJORES JUGADORES DE LA HISTORIA DE LA NBA SEGUN MO SWEAT

1) Kareem Abdul-Jabbar

2) Magic Johnson

3) Michael Jordan

4) Wilt Chamberlain

5) Bill Russell

6) Larry Bird

7) Oscar Robertson

8) Elgin Baylor

9) Julius Erving

10) Moses Malone

11) Hakeem Olajuwon

12) Tim Duncan

13) Shaquille O'Neal

14) Kobe Bryant

15) Jerry West

16) Charles Barkley

17) Karl Malone

18) Isiah Thomas

19) Rick Barry

20) John Havlicek

21) Bob Pettit

22) Elvin Hayes

23) Bernard King

24) George Gervin

25) John Stockton

26) Patrick Ewing

27) Bob Cousy

28) Nate Archibald

29) David Robinson

30) Kevin Garnett

31) Kevin McHale

32) Clyde Drexler

33) Bill Walton

34) Scottie Pippen

35) George Mikan

36) Walt Frazier

37) Bob McAdoo

38) Willis Reed

39) Spencer Haywood

40) Dominique Wilkins

41) Nate Thurmond

42) Pete Maravich

43) Chris Webber

44) Jason Kidd

45) Connie Hawkins

46) Allen Iverson

47) Dave Cowens

48) James Worthy

49) Artis Gilmore

50) Gary Payton

Antes de terminar, sólo añadir que los tres primeros de la lista están numerados del 1 al 3 básicamente para hacerlo en igualdad de condiciones que la lista de Slam, pero para mí realmente sería algo así como "los tres jugadores igualados en el primer puesto, cada uno en su estilo y posición, pero los tres empatados como el/los mejor/mejores jugador/jugadores de todos los tiempos". Aclarado queda. ¿Alguien más se ha animado con la lista?.

sábado, 10 de abril de 2010

Anécdotas y divagaciones baloncestísticas de un lunático: los 50 mejores jugadores de todos los tiempos (según la revista Slam)

A raíz de un comentario del último post, me he animado a publicar la mencionada lista de los 50 mejores jugadores de todos los tiempos (por orden) publicada por la prestigiosa revista Slam el año pasado. Personalmente me sorprendí bastante al ver algunas posiciones de la lista (en algunos casos incluso me indigné) y finalmente me he decidido a publicarla aquí para que la podáis ver todos y de paso poder debatir un poco sobre la validez o no de la lista y del sentido común (o falta de él) en algunas posiciones.

Aquí la tenéis, avalada por la prestigiosa revista Slam:

LOS 50 MEJORES JUGADORES DE LA HISTORIA DE LA NBA SEGUN SLAM

1) Michael Jordan

2) Wilt Chamberlain

3) Bill Russell

4) Shaquille O'Neal

5) Oscar Robertson

6) Magic Johnson

7) Kareem Abdul-Jabbar

8) Tim Duncan

9) Larry Bird

10) Jerry West

11) Elgin Baylor

12) Kobe Bryant

13) Hakeem Olajuwon

14) Bob Pettit

15) Julius Erving

16) Moses Malone

17) John Havlicek

18) Karl Malone

19) Isiah Thomas

20) Charles Barkley

21) Rick Barry

22) John Stockton

23) Elvin Hayes

24) Bob Cousy

25) David Robinson

26) Kevin McHale

27) Scottie Pippen

28) Jason Kidd

29) George Mikan

30) Kevin Garnett

31) Willis Reed

32) Wes Unseld

33) Nate Thurmond

34) Dolph Schayes

35) Walt Frazier

36) Patrick Ewing

37) Jerry Lucas

38) Gary Payton

39) Allen Iverson

40) Billy Cunningham

41) Clyde Drexler

42) LeBron James

43) Dominique Wilkins

44) Dave Cowens

45) George Gervin

46) Bob McAdoo

47) Earl Monroe

48) Dennis Rodman

49) Walt Bellamy

50) Steve Nash

Entre mañana y pasado prometo publicar mi propia lista de los 50 mejores de todos los tiempos; a ver si alguien más se anima a publicar la suya, para poderla comparar con esta.

viernes, 9 de abril de 2010

Monográfico 11: Bill Russell

William Felton Russell - Monroe (Louisiana) 12-2-1934 - Pívot - 2,08 m. - University of San Francisco (NCAA) - Boston Celtics (NBA) - Campeón de la NCAA con San Francisco en 1955 y 1956 - Campeón de la NBA con los Celtics en 1957, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 68 y 69 (record absoluto de anillos) - 5 MVP's de la NBA - 3 veces en el equipo ideal del año - 8 veces en el 2º equipo ideal del año - 1 vez en el equipo ideal defensivo del año (de haber comenzado a concederse este honor antes de 1969, seguramente sería el jugador con más nominaciones de todos los tiempos) - 4 veces máximo reboteador de la NBA - 12 veces All-Star - Campeón Olímpico en Melbourne '56











Portadas famosas de Sports Illustrated:

martes, 6 de abril de 2010

Desde la HRMSJ: Mo Sweat's essentials - Anita Baker

Es cierto que me estoy tomando esta sección con mucha calma; dos capítulos de Mo Sweat's essentials en cerca de año y medio no es precisamente para tirar cohetes. Van apareciendo otros posts musicales dentro de la sección Desde la HRMSJ y estos essentials se van intercalando entre ellos... aun así admito que casi un año entero desde la publicación del último es demasiado tiempo.

Pues bien, si los dos anteriores fueron dedicados a Stevie Wonder y a Keith Sweat, hoy es el turno de la primera dama de la sección, la gran Anita Baker. Si a Stevie lo presenté (¿hace falta presentación para Stevie?) como a un auténtico genio; cantante, músico, compositor, productor y activista social y a Keith como a uno de los máximos iconos del Soul moderno, a Anita Baker la presento como la voz... sí, la voz, probablemente la mejor voz que mis oídos han llegado a escuchar. Te pueden gustar más o menos sus canciones, su feeling te puede llegar más o menos al alma, pero de lo que no hay ninguna duda es de que la voz de Anita es superior a la del resto de los mortales.
Anita nació en Toledo (Ohio) el 26 de Enero de 1958 y desde bien jovencita ya fue haciendo sus pinitos cantando en coros de Gospel y en un grupo de Soul de Detroit; aunque su verdadero éxito se puede decir que empezó en 1983 con la publicación de su primer disco, The songstress, trabajo sin una gran repercusión y con una Anita que aun no había logrado el control total de su maravillosa voz como en trabajos posteriores, pero que ya demostraba al público sus impresionantes aptitudes vocales. A partir de ahí todo fue en ascenso...
La voz de Anita es uno de los sonidos más hermosos y poderosos a la vez, que el oído humano puede escuchar, igual que la voz de la mejor Whitney Houston. Pero entre ambas cantantes hubo una gran diferencia; mientras que Whitney cantaba un R&B bastante comercial, en muchas ocasiones más Pop que R&B, Anita cantaba una música mucho más intimista, un Soul menos comercial y en muchas ocasiones incluso con tintes de Jazz, pese a que también tuvo algunos temas más comerciales. Esta fue la gran diferencia entre dos de las voces más maravillosas de toda la historia de la música y que surgieron más o menos por la misma época; de ahí la mayor fama y reconocimiento popular de Whitney Houston, pero no precisamente porque la voz de Anita sea inferior... en absoluto.


La discografía de Anita Baker no es excesivamente extensa, entre 1983 y 1994 publicó cinco álbumes, para posteriormente (y tras publicar el maravilloso Rhythm of love... para mí su mejor disco) pasarse 10 años sin publicar nada nuevo. En el 2004 publicó otro disco (My everything) y hasta ahora no ha sacado nada más (aparte de un disco de christmas, un recopilatorio y uno en directo).
Si os tengo que recomendar tres discos de Anita, como hice en los anteriores posts, no tengo ninguna duda de que tienen que ser los tres siguientes.

- Rapture (1986)
- Compositions (1990)
- Rhythm of love (1994)



- Unas buenas muestras de su talento (links):

> Sweet love (en directo)
> Body and soul (vídeo)
> Talk to me (vídeo)
> Caught up in the rapture (en directo)
> I apologize (en directo)
> You bring me joy (en directo)
> Giving you the best that I've got (vídeo)