The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

jueves, 27 de noviembre de 2008

Los mejores americanos de la historia de la ACB III (anexo)

Este post quiere ser una especie de anexo a los dos anteriores; por un lado para destacar a algunos de los ilustres que se han quedado fuera, ya que era un número limitado y no podía extenderme a 30 o 40 jugadores y por el otro, para terminar con una pequeña selección de imágenes de algunos de estos mitos de la historia de la ACB.

En primer lugar, citar a dos de los más míticos jugadores de la historia de nuestra liga, Clifford Luyk y Wayne Brabender, que marcaron toda una época tanto en el Real Madrid como en la selección española. Pívot y alero respectivamente, ambos se nacionalizaron españoles de inmediato y por ese motivo no han entrado en la lista, ya que jugaron muy poco tiempo en condición de extranjeros, de lo contrario tendrían un puesto de honor en la lista.

También quiero citar a 5 jugadores que podrían haber estado perfectamente en la lista, pero que al final se quedaron fuera en beneficio de otros; ¿el motivo?, pues vaya usted a saber, cuando te encuentras en la situación de que quedan 5 plazas para 10 jugadores, ¿cual es el criterio que sigues?, pues un poco de todo, gustos personales, comparación de carreras, de estadísticas, ...

- Joe Arlauckas: el gran ala-pívot que dejó una profunda huella tanto en el TAU como en el Real Madrid; gran anotador y jugador duro, formó una terrible pareja con Arvydas Sabonis en el club blanco.

- Mike Ansley: otro jugador que dejó una huella imborrable por donde pasó, en su caso por el Unicaja de Málaga. Ala-pívot muy versátil, que tanto por su juego como por su lengua fácil, recordaba muchísimo a Charles Barkley.

- Louis Bullock: escolta letal que ha marcado también una época (y la sigue marcando) en el Real Madrid y en su anterior club, el Unicaja; sin duda alguna, uno de los mejores americanos de los últimos años.

- Lou Roe: otro gran jugador que ha pasado por varios equipos ACB; ala-pívot todoterreno capaz de hacer muchas cosas y de sumar estadísticas con enorme facilidad.

- Chandler Thompson: alero, espectacular matador y gran jugador. Otro que me ha costado mucho dejar fuera, ya que sus mates son de los mejores que se han visto en la historia de la ACB, sobretodo en Ourense y en el Estudiantes.

Y junto a estos cracks se podrían añadir al elegante Wendell Alexis, al eléctrico Kenny Simpson, al certero Jeff Lamp, al animal Ken Bannister, al duro Brad Branson, al completo Michael Anderson, al rocoso Mike Davis, al intimidador Mike Phillips, al tenaz Mike Schlegel, al tirador Johnny Rogers, al talentoso John Ebeling, al bestial Clyde Mayes y a tantos y tantos otros jugadores americanos que han dejado su huella en la liga ACB. Pero aun así, quiero destacar a 6 jugadores más; 4 de ellos no están en la lista simplemente por no haber estado el tiempo mínimo en la ACB que se requería para poder entrar, pero que si no hubiera existido este requerimiento o hubiesen permanecido un poco de tiempo más en la ACB, serían de los primeros de la lista. Y los otros dos representan un caso muy particular que ahora mismo comentaremos:

- George Gervin: evidentemente media temporada no era suficiente para poder estar en la lista, pero lo que hizo George en el TDK Manresa, con 38 años, hecho polvo, recién salido de graves problemas con las drogas y aun en plena rehabilitación, fue sencillamente espectacular. No en vano estamos hablando de uno de los cuatro únicos jugadores de la historia que han logrado ser 4 veces máximo anotador de la NBA.

- Walter Berry: talento, un enorme talento, pero en una mala cabeza. Sus estadísticas en la única temporada que jugó en la ACB (en el Atlético de Madrid-Villalba) fueron increíbles, 32,9 p. y 11,7 reb., casi tanto como sus correrías nocturnas.

- Adrian Branch: otro enorme talento que solo estuvo por aquí durante media temporada, concretamente en la 1987-88 y en las filas del Caja de Ronda. Venía de ser campeón de la NBA con los Lakers en la temporada anterior y promedió 33,3 puntos por partido.

- Darell Armstrong: apodado el astronauta, Darrell fue un gran base que deleitó a la afición del Coren Ourense con sus espectaculares mates y su eléctrico juego durante la única temporada que permaneció en la ACB, antes de conseguir hacer una buena y larga carrera en la NBA.

- Eddie Phillips & Mike Harper: para personajes estos dos; talentos enormes, espectaculares, efectivos, lo tenían todo, pero si hablamos de cabezas locas estos se llevan la palma. Ambos jugaron juntos en el Cajacanarias; Phillips era un alero que promediaba cerca de 30 puntos y 10 rebotes, mientras que Harper era un pívot que promediaba alrededor de 20 puntos, 10 rebotes y 3 tapones. Tanto talento tenían dentro de la cancha como mala cabeza fuera de ella, teniendo que irse Phillips de España (perseguido por la justicia), tras un altercado en un local donde llegó a sacar una pistola; posteriormente también fue despedido Harper.

AMERICANOS EN IMAGENES:

- Essie Hollis y Nate Davis:

- Corny Thompson y John Pinone:

- George Singleton y Mike Smith:


- Tanoka Beard y Andre Turner:

- Audie Norris y Richard Scott:


- Elmer Bennett:


- Bernard Hopkins y Brian Jackson:


- David Russell:

domingo, 23 de noviembre de 2008

Los mejores americanos de la historia de la ACB II (otras posiciones):

Durante mucho tiempo, la mayor parte de los americanos que fichaban por equipos de la ACB (o liga nacional antes de 1984), eran jugadores interiores, pero con el tiempo las cosas han ido cambiando y cada vez es más difícil ver llegar a un buen pívot americano a este país. Pero que la mayoría fueran pívots, no quiere decir que lo fueran todos y la verdad es que han habido auténticos mitos de nuestra liga jugando en posiciones exteriores.
Y ahora es su turno; vamos con la segunda parte del American Hall of Fame de la ACB (señalar que debido a la gran cantidad de buenos jugadores en posiciones interiores, en esta segunda entrega dedicada al resto de posiciones, 3 de los 13 jugadores también son pívots o ala-pívots):

- Larry Micheaux: pívot fuerte y buen reboteador. Su mejor época fue la que jugó en el TAU, aunque cuando él llegó al club, este aun era el Caja de Alava. Fue componente del equipo de baloncesto de la universidad de Houston en los míticos años del Phi Slamma Jamma, apodo con el que era conocido aquel grupo de jugadores espectaculares liderados por Clyde Drexler y Akeem Olajuwon.

- Tanoka Beard: sin duda uno de los pívots más fuertes que han pasado por nuestra liga, marcó una época en Badalona al lado de Andre Turner, después jugó también en Madrid y en Valencia y es uno de los pocos pívots americanos puros que han jugado en la ACB, ya que la gran mayoría han sido ala-pívots en los USA, que aquí terminaron siendo reciclados a la posición de center debido a la falta de pívots dominantes en España.

- Bernard Hopkins: ala-pívot de gran calidad, jugador de apenas dos metros justos pero con muy buenos movimientos. Ha jugado (y sigue jugando) muchos años en la ACB y ha pasado por varios equipos, siendo su estancia en el Pamesa Valencia la más larga.

- Walter Szczerbiak: Walter, como lo llamaban siempre los periodistas españoles de la época debido a su difícil apellido, es toda una institución en el Real Madrid; es uno de los mejores aleros tiradores de la historia de nuestra liga (sino el mejor) y posee el record histórico de puntos anotados en un solo partido con 65.

- Essie Hollis: y si Walter tiene el record de puntos en un partido de liga, Essie Hollis lo tiene en un partido de copa del Rey con 61, cuando jugaba en el Askatuak. Apodado "Helicóptero", Essie era un alero de 2.00 m. que anotaba, reboteaba y daba espectáculo en cada partido; se podría decir que fue para la ACB lo que Julius Erving para la NBA y no estoy exagerando.

- Nate Davis: un caso parecido al de Hollis, tanto por ser un gran anotador como por su espectacular juego; además de ser contemporáneos. También jugó en el Askatuak, siendo su etapa ACB más prolongada la del Clesa Ferrol. Si dije que Hollis bien podría significar para nuestra liga lo que el Dr. J para la NBA, Nate podría ser perfectamente el siguiente eslabón, el Dominique Wilkins de nuestro baloncesto.

- Brian Jackson: tirador puro, Brian es uno de los americanos que han jugado más temporadas en España, la mayoría de ellas en el Magia de Huesca, formando la longeva y mítica pareja americana Jackson-Hall. Alero sobrio y jugador de equipo pese a su gran calidad individual.

- David Russell: y con él llegó el espectáculo. Gran saltador que encandiló a la Demencia estudiantil durante 5 temporadas. Alero muy completo que ganó el primer concurso de mates de la historia de la ACB, pero que vio truncada su carrera antes de tiempo debido a una grave lesión de rodilla. He oído decir que hoy en día su paradero es totalmente desconocido y que se rumorea que tal vez pueda estar en la cárcel (o algo peor), debido a serios problemas que tuvo tras su divorcio, quedando poco menos que en la ruina.

- Mike Smith: escolta-alero de 1,98 m., con una capacidad de salto impresionante y un juego muy completo. Formó junto a su compatriota Ray Smith la legendaria pareja Smith & Smith en el Mayoral Maristas de Málaga, siendo Ray el más anotador y él el que hacía un poco de todo, anotaba, reboteaba, robaba balones y lo que hiciera falta. Tras unos años jugando como extranjero, se nacionalizó y terminó jugando como español durante varios años, incluso en la selección.

- Ray Smith: la otra mitad del duo Smith & Smith. Tal vez no tan completo como Mike pero más anotador y también un gran reboteador. Alero de 2,03 m. con una de las capacidades anotadoras más grandes que se hayan visto por aquí; tal vez algo parecido a lo que fue George Gervin en la NBA (salvando las distancias), en cuanto a facilidad para meterlas de todos los colores y sin aparente esfuerzo.

- Ricky Winslow: alero explosivo y espectacular que fue el sustituto natural de David Russell en el Estudiantes. Con su tiro exterior, su potente salto y sus mates "in your face", es uno de los jugadores más parecidos a Michael Jordan (estéticamente; en cuanto a plasticidad) que he podido ver jamás. Enamoró a muchos aficionados al baloncesto (¿eh Nique?) durante su estancia en la ACB.

- Andre Turner: En mi opinión, Turner es el mejor base que ha jugado nunca en Europa, solo sus limitaciones físicas pudieron impedir una gran carrera en la NBA. Lo suyo es talento natural, además de velocidad y ha marcado a la ACB con su juego durante muchos años, destacando sus etapas en Zaragoza, Badalona y Sevilla.

- Elmer Bennett: El otro gran base americano de la historia de la ACB. Al igual que Andre, Elmer ha jugado durante muchos años en nuestra liga, siendo sus etapas más longevas e importantes, las que permaneció en Vitoria y en el Real Madrid. Gran defensor, anotador y pasador, ha dado muchas lecciones de baloncesto por las canchas españolas.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Los mejores americanos de la historia de la ACB I (pívots)

Si hace poco mas de un mes, publiqué un artículo sobre los jugadores extranjeros en la NBA, hoy toca todo lo contrario, la otra cara de la moneda, los americanos que han jugado como extranjeros en España.
En este post (y en el siguiente) trataré de hacer una selección de los mejores jugadores americanos que hayan jugado en la ACB (o en la liga nacional, antes de 1984), basándome en los más determinantes y en los que marcaron una época, dejando su huella en este país. Por este motivo excluyo casos como el de George Gervin, que no llegó a disputar ni una temporada entera en la ACB; pongo como requisito, dos temporadas al menos en nuestra liga.
He separado a los jugadores en dos posts; este primero, dedicado a los jugadores interiores (pívots y ala-pívots) y el siguiente, que dedicaré al resto de posiciones (bases, escoltas y aleros), pese a que pueda haber algún jugador que haya jugado de 4, ya que he repartido los jugadores equitativamente, 13 en cada post.
Así que vamos con los elegidos (siempre bajo mi humilde opinión); vamos con el American Hall of Fame de la ACB 1ª parte:

- Kevin Magee: pívot/ala-pívot fuerte y con mucha clase y talento. En mi opinión, es de los mejores jugadores americanos que han jugado nunca en Europa, militó dos temporadas en el CAI Zaragoza, aunque no de forma consecutiva y sus duelos con Audie Norris, cuando Kevin jugaba en el Maccabi de Tel Aviv y se enfrentaban al Barça en la Copa de Europa, es de lo mejor que he visto nunca en el baloncesto FIBA. Desgraciadamente, murió a los 44 años de edad en un accidente de tráfico.

- Wayne Robinson: (Esta va por ti, Wayne) ala-pívot con mucha clase. Robinson es uno de los americanos que han calado más profundamente en la afición española, ganó tres ligas en los tres años que estuvo en el Real Madrid y tras dos temporadas más en el Cacaolat Granollers, tuvo que retirarse forzádamente debido a unos problemas cardíacos (siempre recordaré aquella rueda de prensa de Wayne con lágrimas en los ojos); unos años después y tras comprobar que los problemas estaban superados y no eran tan graves como parecían, volvió a jugar un par de temporadas, pero ya no fue el mismo de antes.

- Claude Riley: otro caso parecido al de Wayne Robinson, ala-pívot de gran clase que jugó muchos años en la ACB, sobresaliendo su etapa en el CAI Zaragoza a mediados de los 80. Riley era famoso por sus mates de espalda, que ejecutaba siempre que tenía ocasión y fue un jugador muy serio y fiable, de los que siempre aportan puntos y rebotes al equipo, entre otras cosas.

- Reginald Johnson: hablando de jugadores serios y fiables, aquí tenemos al ejemplo perfecto de regularidad y seriedad dentro de una cancha (al menos en mi opinión). Reginald fue un ala-pívot que marcó toda una época en el Joventut de Badalona, al lado de la gran generación de los Villacampa, Maragall, Jofresa y compañía. Y todo esto tras ganar el anillo de 1983 con los Sixers de Moses y Julius.

- Granger Hall: otro clásico de la ACB, pívot fuerte, gran anotador y reboteador y famoso por su ritual al lanzar tiros libres, que era coreado por todo el pabellón. En el Magia de Huesca, formó junto a Brian Jackson, la pareja de americanos más longeva y carismática de la historia de la ACB (con permiso de Russell y Pinone).

- John Pinone: y hablando del Rey de Roma; John Pinone, toda una institución dentro de la historia del Estudiantes. John lo tenía todo para no triunfar en el baloncesto, pívot de raza blanca, corto de altura, lento, que casi no saltaba, pero ¡¡que inteligencia baloncestística tenía!!, daba auténticos clínics de posicionamiento y saber estar dentro de la cancha.

- Audie Norris: y aquí llegamos a la madre del cordero; el "Atomic Dog" marcó toda una época en el Barcelona, es muy difícil que un jugador extranjero llegue a ser tan querido para una afición (tanto como Epi, Solozabal y compañía) como lo fue Audie. Su carrera siempre estuvo condicionada por sus frágiles rodillas, pero aun así, esto no logró impedir a Audie demostrar su gran calidad, su poder reboteador y sus maravillosos movimientos de pies en el poste bajo. Norris ha sido (en mi modesta opinión) el mejor americano que haya jugado jamás en la ACB (Iceman aparte, claro).

- Corny Thompson: ala-pívot muy parecido a John Pinone en cuanto a sus limitaciones físicas y a su inteligencia sobre la cancha, solo que Corny era afro-americano. "Papi" Thompson marcó también una época en Badalona y fue el principal artífice del título de campeón de Europa que conquistó el Joventut en 1994, con un triple legendario.

- George Singleton: otro pívot/ala-pívot que ha pasado muchos años jugando en la ACB, siendo su etapa en el TDK Manresa la más destacada. George destacó (entre otras cosas) por su capacidad innata para poner tapones, lo que le llevó a conseguir uno de los 6 triples-dobles que se han contabilizado en la historia de la ACB (solo dos fueron con tapones), con 23 p., 12 reb. y 10 tap. Posiblemente sea el mejor taponador de la historia de la ACB (junto a Kenny Green).

- Clarence Kea: y si Singleton es posible que sea el mejor taponador de la historia de la ACB, Clarence Kea es muy probable que sea el mejor reboteador que haya pasado nunca por España. Solo jugó dos temporadas en la ACB (una en Murcia y otra en Ourense), pero siempre estuvo sobre los 13 rechaces de media y dio auténticas lecciones de como ganar la posición en el rebote, pese a no llegar a los 2 metros. Se podría decir que es lo más parecido a Moses Malone que haya habido nunca en la ACB.

- Kenny Green: otro pívot que jugó varios años en la ACB y que deleitó a la afición del TAU con sus estratosféricos mates y tapones. Su salto era increíble y no en vano llegó a poner más tapones que nadie jugando en la NCAA; y eso que coincidió por época con ¡¡Mutombo y Mourning!!. Tras varios problemas de rodillas, su rendimiento se resintió mucho y ya no volvió a ser el mismo.

- Darryl Middleton: si queremos buscar a un clásico de la ACB, aquí tenemos a uno de los más ilustres; muchos años en nuestra liga y muchísimos puntos y rebotes para este ala-pívot que con el tiempo terminó nacionalizándose español, pero que sus mejores años los disputó como extranjero en las filas del Valvi Girona, el Caja San Fernando y el Barcelona.

- Richard Scott: tal vez este ala-pívot de 1,98 m. no sea tan reconocido como otros extranjeros, tal vez no haya ganado ningún título importante a nivel colectivo (pese a haber sido sub-campeón de liga y de copa del Rey), pero a mi parecer, Richard es de los jugadores americanos con más clase que ha pasado nunca por la ACB. Entre él y Andre Turner, hicieron grande al Caja San Fernendo y a punto estuvieron de conseguir lo máximo para el club de Sevilla.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Pete Maravich: talento en estado puro

Hablar de Pete "Pistol" Maravich, es hablar de talento, de magia y de baloncesto con B mayúscula, pero también es hablar de mala suerte, de desgracias personales y de un destino injusto.
Se habla de Maravich como del mejor jugador universitario de la historia del baloncesto y pese a lo difícil de este tipo de consideraciones, la verdad es que sus estadísticas en la NCAA fueron increíbles y al nivel extraterrestre de las de Wilt Chamberlain en la NBA (al menos en cuanto a puntos); tiene el récord de más puntos anotados en una temporada con 1381 y el de mejor promedio anotador con 44,5; su media de puntos en el total de sus cuatro temporadas universitarias es de 44,2 y su récord en un solo partido de 69.
Tras todo esto, en 1970 aterrizó en la NBA con un aura de estrella que le pesó bastante al principio de su carrera profesional, ya que llegó a un equipo (Atlanta Hawks) lleno de veteranos contrastados y un tanto recelosos de su fama aun por demostrar y encima firmó un contrato muy grande por aquella época, que aun le hizo ganar más enemigos en el vestuario. Al principio le costó un poco demostrar su gran calidad en la mejor liga del mundo, pero a la que se centró un poco y le dieron oportunidades, desplegó todo su talento, anotando 40 puntos en más de una ocasión. Fue elegido en el quinteto ideal de rookies y solo su comienzo dubitativo le impidió ser también el Rookie del año.
Pero ahí empezaron las desgracias; a lo largo de sus primeras tres temporadas en los Hawks, tuvo que sufrir alguna que otra enfermedad grave que le afectó mucho en su rendimiento, incluyendo una parálisis parcial en la cara que le afectaba bastante a su ojo derecho y que lo obligó a jugar durante un tiempo con gafas protectoras, disminuyendo mucho su rendimiento, la destitución de su padre como entrenador de la Lousiana State University (donde había jugado él también bajo sus órdenes) y lo peor, el suicidio de su madre tras varios años de problemas depresivos y de alcoholismo. Pese a tantas desgracias terminó convirtiéndose en el jugador que todos esperaban, llegando a ser elegido en el equipo ideal de la NBA en dos ocasiones y en el segundo equipo en otras dos, además de ser el máximo anotador de la liga en la temporada 1976-77 con 31,1 puntos de media.
En 1974 fue traspasado a los New Orleans Jazz, que es donde llegó a su máximo nivel y pudo demostrar todas sus cualidades; allí (además de los logros antes mencionados), consiguió su récord de anotación en un partido, con 68 puntos y llegó a un nivel de excelencia que nunca más se ha visto a lo largo de la historia de la NBA. Tal vez han habido jugadores más determinantes, más completos, que han ganado más títulos o que han conseguido más fama y reconocimiento, pero no me tiembla el pulso al escribir que pienso que no ha existido ningún jugador con más talento que él; hay que tener en cuenta que medía sobre el 1,95 y que tenía un físico delgado y endeble, algo que no le impidió desplegar su enorme talento anotador a la vez que dar muchas asistencias, apartado este donde habría que destacar la espectacularidad de sus pases. Probablemente sea el jugador que ha dado las asistencias más espectaculares de la historia del baloncesto junto con Magic Johnson, siempre trataba de buscar algo nuevo y daba pases nunca vistos (ni imaginados) anteriormente, en una época en que no se veían tantos pases por la espalda ni mirando hacia el otro lado.
Definir el tipo de jugador que fue Pete es difícil, personalmente diría que fue muy parecido a Jason "Chocolate Blanco" Williams en estilo y espectacularidad, pero muchísimo más grande como jugador, algo así como Jason Williams pero con la facilidad anotadora de George Gervin o Alex English (pese a sus diferencias de estilo) y con una capacidad de pase parecida a la de Magic Johnson y Larry Bird, tanto en visión del juego como en creatividad.
Sus mejores momentos terminaron en 1978, tras una grave lesión de rodilla de la que nunca pudo recuperarse bien y que terminó afectándole demasiado anímicamente y haciéndole caer en los mismos problemas que había tenido su madre, el alcoholismo.
En 1980, tras una corta y casi desconocida última etapa en los Celtics, donde coincidió con un rookie llamado Larry Bird, se retiró y pasó unos años de incertidumbre muy encerrado en si mismo, intentando recomponer su vida, leyendo, experimentando y conociendo diversas ciencias, religiones y filosofías, que iban desde el budismo a la ufología (si, eso mismo que estáis pensando), pasando por el modo de vida vegetariano. Finalmente, en 1982 abrazó con fuerza la religión cristiana y cambió radicalmente su modo de vida, hasta 1988, cuando murió de un ataque al corazón mientras estaba jugando un partido de baloncesto entre amigos.
A partir de aquí viene la leyenda; tras morir, los médicos descubrieron que le faltaba una arteria del corazón, carencia que le provocó que la opuesta se hiciera más grande de lo normal para compensar, algo que resultaba increíble si se tenía en cuenta que había sido un mito del baloncesto y que había jugado al máximo nivel durante tantos años sin que le pasara nada, y curiosamente le ocurrió unos años más tarde jugando una "pachanga".
Más leyenda; cuentan que en una entrevista a mediados de los 70, le respondió a un periodista algo así: Yo lo que no quiero es jugar en la NBA unos años más y morirme de un ataque al corazón a los 40.
Y otra más; también dicen que cuando murió su padre de cáncer en 1987, él le dijo, "pronto nos veremos" y 9 meses después, moría del ataque al corazón.
Mucha leyenda y mucha magia en la trayectoria de este grande del baloncesto, grandes logros individuales, pese a que se le resistieran los colectivos y un final de película, jugando al baloncesto.
Hay una cosa de la que sí que estoy seguro y es que en los partidos que se jueguen allí arriba en el cielo, entre tantas estrellas como Chamberlain, Mikan o Drazen, el que debe llevar siempre a su defensor por el camino de al amargura, tiene que ser Pete "Pistol" Maravich.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Monográfico 06: Magic Johnson

Earvin Johnson Jr. - Lansing (Michigan) 14-8-1959 - Base - 2,03 m. - Michigan State University (NCAA) - Los Angeles Lakers (NBA) - Campeón de la NCAA con Michigan State en 1979 - Campeón de la NBA con los Lakers en 1980, 82, 85, 87 y 88 - 3 MVP's de la NBA - 3 MVP's de las finales NBA - 9 veces en el equipo ideal del año - 1 vez en el 2º equipo ideal del año - 12 veces All-Star - 3 veces líder en asistencias de la NBA - 138 triples-dobles en regular season y 30 en play-offs (record absoluto) - Campeón Olímpico en Barcelona '92










Portadas famosas de Sports Illustrated:

martes, 11 de noviembre de 2008

Magic, Dr. J, Russell y Rodman vencedores de las Encuestas Fo Fo Fo

Lo prometido es deuda y voy a dedicar este post al resultado de las primeras Encuestas Fo Fo Fo. Dejando aparte a la del jugador más completo de la historia, que estaba decidida desde hacía tiempo, todas las demás tuvieron emoción hasta el final.
La del mejor reboteador ofensivo, tenía a Dennis Rodman de líder y con una cómoda ventaja a falta de poco más de 10 días pare terminar y al final Moses Malone estuvo cerca de quitarle el triunfo, quedando solo a dos votos de diferencia.
La del mejor jugador defensivo, también tuvo a Rodman de líder durante casi todos los meses que duraron las encuestas, pero en el último momento se vio superado por Bill Russell.
Y por último la del mejor matador, que tuvo a Vince Carter de líder durante bastante tiempo, se llegó a los últimos 10 días con un emocionante empate entre Vince y Julius Erving y finalmente el Dr. J se erigió en vencedor con unos increíbles 10 votos de diferencia respecto al segundo, algo curioso cuando esta encuesta fue la más igualada durante casi todo el tiempo.

MEJOR MATADOR DE TODOS LOS TIEMPOS:
>
Julius Erving - 33
Vince Carter - 23
Michael Jordan - 19
Dominique Wilkins - 15
Shawn Kemp - 11
David Thompson - 1
>
El veredicto del público: Julius Erving. La verdad es que Julius ha sido un icono, un matador excepcional y uno de los jugadores más elegantes de todos los tiempos, si no el más elegante. Es muy significativo que haya vencido a Vince Carter y a Michael Jordan, sobretodo teniendo en cuenta que algunos de los votantes son bastante jóvenes y Julius ha sido un jugador anterior a estos dos; otra muestra del valor de este grande de la historia del baloncesto.

La opinión de Mo Sweat: De acuerdo con la decisión del público. La verdad es que si hubiera ganado finalmente Vince Carter, tampoco me hubiera parecido mal, ya que como matador ha sido único y probablemente sea el único jugador capaz de superar en algunas acciones a los mismísimos Erving o Jordan (el único al que realmente le he visto hacer cosas que nunca se habían visto antes). Pero Erving lo ha sido todo, además de ser quién elevó el mate a la categoría de arte.

JUGADOR MAS COMPLETO DE TODOS LOS TIEMPOS:
>
Magic Johnson - 47
Oscar Robertson - 23
Larry Bird - 13
Wilt Chamberlain - 8
Chris Webber - 4
Jason Kidd - 3
>
El veredicto del público: Magic Johnson. Sin duda la capacidad para el baloncesto total de Earvin Johnson Jr. no ha pasado desapercibida para los votantes. Oscar Robertson quedó en segunda posición, pero a 24 votos de distancia de Magic, lo que demuestra que la diferencia de épocas ha pesado mucho en esta encuesta.

La opinión de Mo Sweat: Otra vez de acuerdo con la decisión de la mayoría. Larry Bird era increíble y un jugador completísimo, Wilt Chamberlain hizo cosas irrepetibles y que hoy en día parecen de otro mundo, Oscar Robertson promedió un triple-doble durante toda una temporada en la NBA, pero Magic ha sido único y no existe ni probablemente exista nunca jamás otro jugador capaz de jugar en las cinco posiciones del baloncesto. Y para quién pueda tener alguna duda, le diría que si Earvin hubiese jugado en la época de Oscar Robertson, donde muchos aleros bajos capturaban 12, 13 o hasta 14 rebotes por partido, estoy seguro de que él también hubiese promediado triple-doble en alguna temporada, o tal vez en varias.

MEJOR JUGADOR DEFENSIVO DE LA HISTORIA:
>
Bill Russell - 32
Dennis Rodman - 30
Dikembe Mutombo - 13
Hakeem Olajuwon - 10
Tim Duncan - 5
Joe Dumars - 1
>
El veredicto del público: Bill Russell. La lucha entre Russell y Rodman ha sido encarnizada hasta el último momento y finalmente Bill se ha hecho con el triunfo. Rodman también hubiese sido un digno vencedor en una categoría que lo catapultó de ser un jugador de segunda fila y bastante mediocre a ser un All-Star, pero Bill Russell es un auténtico icono del baloncesto defensivo y basandose en la defensa se convirtió en el jugador con más anillos de la historia de la NBA.

La opinión de Mo Sweat: Una vez más, de acuerdo con el publico. Lo dicho antes, Rodman también hubiese sido digno del triunfo en esta encuesta, pero Russell convirtió la defensa en arte, en una época en que no se practicaba un baloncesto tan defensivo como ahora y ha sido para el tapón, lo que Julius Erving para el mate; creo que esto lo dice todo.

MEJOR REBOTEADOR OFENSIVO DE LA HISTORIA:
>
Dennis Rodman - 33
Moses Malone -31
Bill Russell - 10
Charles Barkley - 8
Wilt Chamberlain - 8
Wes Unseld - 0
>
El veredicto del público: Dennis Rodman. El gran Dennis y su lucha incansable; la misma lucha y sacrificio que consiguieron convertirlo en el mejor defensor de la NBA en los 90, pese a ser un jugador muy limitado técnicamente, consiguiron convertirlo en el mejor reboteador de la NBA cuando se lo propuso. Y es que demostró ser capaz de conseguir lo que se proponía; y por dos veces. Destacar la igualdad entre Rodman y Moses Malone (solo 2 votos de diferencia).

La opinión de Mo Sweat: Moses Malone. Por primera vez no estoy de acuerdo con la decisión del público, ya que en esta encuesta creo que ha pesado demasiado el hecho de que Rodman fuera más reciente y haya sido visto en todo su esplendor por la mayoría de los votantes, mientras que Moses (o al menos sus mejores años) no se han podido saborear en este país. A quién discrepe con mi opinión, solo recordarle que Moses es el máximo reboteador ofensivo de la historia de la NBA, además de poseer el record de rebotes ofensivos en un solo partido (21) y otros records como los de más rebotes ofensivos en una temporada o en un partido de play-offs. Otro factor decisivo para quién no lo vea aun muy claro, es que Dennis fue enorme, pero era un jugador que se desentendía del balón en los ataques de su equipo (normalmente ni tiraba a canasta si no era después de un rebote ofensivo) y se concentraba exclusivamente en ir a por los rebotes ofensivos, mientras que Moses era una estrella y tenía que anotar 25 o 30 puntos cada noche, teniendo que desgastarse mucho en intentar recibir el balón y superar al pívot contrario una y otra vez; y encima le sobraron fuerzas para ser el máximo reboteador ofensivo de la historia. Creo que con este dato ya nadie lo puede discutir.

sábado, 8 de noviembre de 2008

La vida por un sueño

MARTIN LUTHER KING Jr.: La vida por un sueño
Sin palabras, solo imágenes; el hombre y la evolución del sueño: